No se encontraron efectos adversos a largo plazo. | 29 DIC 17

Las resonancias magnéticas son seguras con los marcapasos más antiguos

Desde 2000, los dispositivos se han modificado para hacerlos seguros durante una RMN
2
1

Se creía que los potentes campos magnéticos creados durante una IRM provocaban estragos con algunos marcapasos, pero un nuevo estudio afirma que esos escáneres son seguros para las personas con los dispositivos cardiacos.

Los investigadores evaluaron la seguridad de las IRM en más de 1,500 personas que tenían unos marcapasos o desfibriladores implantables más antiguos, llamados dispositivos antiguos, que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. no considera como seguros para la IRM. El resultado: no se encontraron efectos adversos a largo plazo.

"Muchos pacientes tienen marcapasos o desfibriladores implantados que no se diseñaron para usarse con las IRM", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Henry Halperin, profesor de medicina y codirector del Instituto de Imágenes de Excelencia Johns Hopkins, en Baltimore.

Una mayoría de las personas que tienen esos dispositivos necesitarán una IRM en algún momento, anotó. Los resultados del estudio muestran que "es realmente seguro realizar IRM a esos pacientes", añadió.

Cuando las IRM se introdujeron por primera vez, sí existían problemas con escanear a los pacientes con dispositivitos implantados, según Halperin.

"Hubo algunos problemas reales, como que los dispositivos dejaran de trabajar, y se reportaron de 13 a 15 fallecimientos", dijo. Basándose en esos informes, la FDA dijo que las personas con esos dispositivos no deben recibir IRM.

Desde 2000, los dispositivos se han modificado para hacerlos seguros durante una IRM. Pero muchas personas todavía tienen dispositivos antiguos que la FDA no considera seguros para las IRM.

Las IRM también son seguras para las personas que tienen cables que conectan a los dispositivos al corazón que se dejaron en su sitio tras la implantación de nuevos cables, añadió Halperin.

Según el Dr. Byron Lee, profesor de medicina y director de los laboratorios y las clínicas de electrofisiología en la Universidad de California en San Francisco, "esta es una investigación importante que afecta de inmediato a la atención de los pacientes". Lee no participó en el nuevo estudio, pero estaba familiarizado con los hallazgos.

"Al contrario de la postura oficial de los fabricantes de dispositivos y muchos médicos, casi todos los pacientes con marcapaso y desfibriladores, incluso lo que tienen dispositivos de generaciones anteriores, pueden hacerse IRM", enfatizó Lee.

Pero para realizar el escáner de forma segura, se necesita un equipo especial y personal adicional, explicó.

"Actualmente, muchos centros no pueden o eligen no ofrecer este servicio", dijo Lee. "Por tanto, a veces los pacientes deben ser sus propios defensores y presionar para que los remitan a centros con la capacidad".

En el estudio, Halperin y sus colaboradores evaluaron la seguridad de las IRM en poco más de 1,500 personas que necesitaban una IRM para diagnosticar varias afecciones. Pero tenían un marcapasos o un desfibrilador implantable que no se consideraban seguros para las IRM.

Antes de los escáneres, los investigadores cambiaron la configuración de los marcapasos o el modo de desfibrilación de los desfibriladores implantados para que no reaccionaran al campo electromagnético creado por la IRM.

El equipo de Halperin no encontró problemas significativos a largo plazo cuando los dispositivos se reconfiguraron tras el escáner.

En un paciente, la batería del marcapasos casi había caducado y no se pudo reconfigurar. Se implantó un nuevo marcapasos a ese paciente, anotaron los autores del estudio.

Aunque algunos pacientes experimentaron cambios en la función de los marcapasos, esos cambios no amenazaban la vida ni eran significativos, y no ameritaron que el dispositivo se reconfigurara, señalaron los investigadores.

El Dr. Saman Nazarian, primer autor del estudio, dijo que "dados los resultados de nuestro estudio y otros, es difícil comprender la postura de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de restringir el acceso a las IRM de los pacientes con sistemas implantados de marcapasos y desfibriladores".

Limitar el acceso de las personas con marcapasos y desfibriladores antiguos a los datos que potencialmente salvan vidas y que se pueden obtener con una IRM es algo obsoleto, dijo Nazarian, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

"Si usted es una de las millones de personas que tienen un sistema de marcapasos o desfibrilador implantado y le han dicho que necesita una IRM, comuníquese con un centro con la experiencia para poder realizar la prueba de imágenes", planteó.

El estudio aparece publicado en la edición del 28 de diciembre de la revista New England Journal of Medicine.


FUENTES: Henry Halperin, M.D., professor, medicine, and co-director, Johns Hopkins Imaging Institute of Excellence, Baltimore; Saman Nazarian, M.D., Ph.D., associate professor, medicine, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine, Philadelphia; Byron Lee, M.D., professor, medicine, director, electrophysiology laboratories and clinics, University of California, San Francisco; Dec. 28, 2017, New England Journal of Medicine

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

 
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2018