El sentido del olfato es una "ventana al cerebro" | 11 SEP 17

Trastornos del olfato podrían anticipar el Parkinson

Un estudio sugiere que con frecuencia el sentido del olfato va empeorando años antes del inicio de los síntomas
2
3

Perder el sentido del olfato podría ser una señal temprana de un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores afirman que la gente con un sentido del olfato flojo podrían tener un riesgo hasta cinco veces más elevado de desarrollar Parkinson.

"A diferencia de los problemas con la vista o la audición, con frecuencia un mal sentido del olfato no se reconoce", apuntó el investigador líder, el Dr. Honglei Chen, profesor de epidemiología y bioestadística en el Colegio de Medicina Humana de la Universidad Estatal de Michigan, en East Lansing.

"Las evidencias sugieren que el deterioro olfativo podría desarrollarse años antes del diagnóstico del Parkinson y de la demencia, las llamadas enfermedades neurodegerativas para las cuales aun no hemos encontrado una cura", comentó Chen.

Los investigadores encontraron una firme asociación entre los resultados en pruebas del olfato y el desarrollo de Parkinson hasta seis años después. La asociación persistió más allá de los seis años, pero no fue igual de potente, añadió.

Pero Chen enfatizó que el Parkinson es bastante poco común, así que no todo el que presente un sentido del olfato flojo desarrollará la enfermedad.

La investigación sobre el sentido del olfato podría algún día ayudar a identificar a las personas con un riesgo elevado de esta devastadora enfermedad, y ayudar a los científicos a comprender cómo el Parkinson se desarrolla antes de que un diagnóstico sea posible, sugirió Chen.

James Beck, director científico de la Parkinson Foundation, dijo que el sentido del olfato es como una ventana al cerebro.

"Las pruebas del olfato son indicadoras de algún tipo de enfermedad cerebral. Por ejemplo, la gente con Alzheimer experimenta una pérdida del olfato", dijo Beck. Pero añadió que tener un mal sentido del olfato no significa que se esté condenado a desarrollar Parkinson o Alzheimer.

"La pérdida del sentido del olfato en sí no predice que alguien vaya a desarrollar Parkinson; es una señal de advertencia de que quizá haya problemas en el futuro", explicó Beck.

Evaluar el sentido del olfato de los pacientes cuando no existe un tratamiento temprano para el Parkinson no es algo que los médicos deban hacer, señaló Beck.

Durante un promedio de 10 años, Chen y sus colaboradores siguieron a casi 2,500 hombres y mujeres (1,500 adultos mayores blancos y casi 1,000 negros). A una edad promedio de 75 años, los participantes del estudio se sometieron a una prueba en que tenían que rascar una tira para detectar un aroma con el fin de determinar su sentido del olfato.

La prueba incluía 12 olores comunes, como canela, limón, gasolina, jabón y cebolla. Se pidió a los participantes que eligieran la respuesta correcta entre cuatro opciones.

Según la prueba, el sentido del olfato de los participantes se calificó como flojo, intermedio o bueno.

Durante el seguimiento, 42 personas desarrollaron la enfermedad de Parkinson. De ellos, 30 eran blancos y 12 negros, según el informe.

De las 764 personas con un mal sentido del olfato, 26 desarrollaron Parkinson, frente a 7 de las 835 que tenían un buen sentido del olfato, y 9 de las 863 que tenían un sentido del olfato intermedio, reportó el equipo de Chen.

Los hallazgos se sostuvieron después de que los investigadores tomaran en cuenta otros factores que podrían afectar al riesgo de Parkinson, como fumar, beber café y los antecedentes de lesiones en la cabeza.

"Aunque los tamaños de las muestras de los grupos específicos en este estudio son pequeños, sobre todo respecto a los negros y a las mujeres, la asociación parece ser más potente en los blancos que en los negros, y en los hombres que en las mujeres", según Chen.

El Dr. David Hiltzik, director de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York, dijo que "la única área del cerebro que tiene contacto directo con el mundo externo es a través de la nariz".

Muchos factores pueden provocar una pérdida del olfato, de forma que a los pacientes no les debe preocupar que perder su sentido del olfato los ponga en camino al Parkinson, planteó.

Algunas de esas causas incluyen deficiencias de vitaminas y minerales, traumatismos en la cabeza, tumores, una enfermedad inflamatoria y las infecciones virales, dijo Hiltzik.

Otro especialista, el Dr. Sami Saba, neurólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que los pacientes no deben preocuparse sobre la enfermedad de Parkinson si pierden su sentido del olfato.

"Los pacientes no deben preocuparse demasiado", dijo. "Como muchas cosas en la medicina, esto muestra que algo que es bastante común podría aumentar el riesgo de algo, pero el Parkinson es bastante poco común", anotó.

"Muchas personas tienen un sentido del olfato disminuido, y esas personas podrían tener un riesgo más alto de Parkinson, pero solo una de miles desarrollará la enfermedad", aseguró Saba.

El informe aparece en la edición den línea del 6 de septiembre de la revista Neurology.


FUENTES: Honglei Chen, M.D., Ph.D., professor, epidemiology and biostatistics, Michigan State University College of Human Medicine, East Lansing; James Beck, Ph.D., chief scientific officer, Parkinson's Foundation; Sami Saba, M.D., neurologist, Lenox Hill Hospital, New York City; David Hiltzik, M.D., director, otolaryngology, head and neck surgery, Staten Island University Hospital, New York City; Sept. 6, 2017, Neurology

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. lazaro reyes reyes   Hace 8 días
muy un grupo la unam ya ha desarrollado , este estudio , con muy buena expectativa , con la reeducacion olfatoria
Dr. Luis Alfonso Pinto Cruz   Hace 12 días
exelente articulo
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017