Datos de 10 ensayos clínicos | 17 JUL 17

Tratamiento de la apnea del sueño no modificó el riesgo cardiovascular

En un estudio, el dispositivo fue útil con la apnea del sueño, pero no redujo la mortalidad por causas cardiovasculares
1

Usar un dispositivo de respiración para tratar la apnea del sueño podría ayudarle a dormir bien por la noche, pero quizá eso no reduzca su riesgo de fallecer de accidente cerebrovascular (ACV) o de una afección cardiaca, sugiere un nuevo análisis.

Al observar los datos de 10 ensayos clínicos, los investigadores encontraron que el riesgo de mortalidad por problemas cardiovasculares de los pacientes con apnea se mantuvo igual tanto si usaban un dispositivo de PPCVR (presión positiva continua en las vías respiratorias) o no.

Hasta ahora, la práctica médica aceptada ha dado por hecho que ya que la apnea del sueño puede llevar a la hipertensión, la inflamación y a que la sangre sea más espesa, el tratamiento debería reducir el riesgo de una persona de sufrir problemas cardiacos mortales, explicaron los investigadores en las notas de respaldo.

"Hay una gran cantidad de personas que están recetando la PPCVR y muchos pacientes usan la PPCVR con la impresión de que está mejorando sus resultados", dijo el Dr. Alfred Bove, profesor emérito en la Facultad de Medicina Lewis Katz de la Universidad de Temple, en Filadelfia. "La cuestión aquí es si mejora la mortalidad, y la respuesta es que no lo hace".

Las personas con apnea del sueño sufren pausas en la respiración o respiran superficialmente al dormir, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Estas pausas pueden producirse hasta 30 veces por hora, lo que altera el descanso nocturno.

Cuando se duerme, los músculos de la garganta que mantienen rígida y abierta la vía respiratoria tienden a relajarse. En algunas personas, los músculos se relajan tanto que la vía respiratoria se cierra, lo que provoca la apnea del sueño.

Los dispositivos de PPCVR evitan esto al bombear aire a presión en la garganta y los pulmones, mantener la tráquea abierta durante el sueño y prevenir el colapso episódico de las vías respiratorias.

En el análisis de casi 7,300 personas con apnea del sueño, los investigadores no encontraron ninguna conexión entre el uso de la PPCVR y un riesgo más bajo de ataques cardiacos, ACV o paro cardiaco repentino.

"La PPCVR prescrita para estos fines no parece proporcionar una mejora significativa en la mortalidad por la variedad de enfermedades cardiovasculares que conocemos", dijo Bove, ex presidente del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Eso no significa que los pacientes de apnea del sueño deberían dejar de usar los dispositivos de PPCVR, comentó Bove, ya que a partir de la falta de sueño crónica pueden aparecer la fatiga y otros problemas de salud.

Aun así, "va a ser más difícil convencer a las personas que usen una PPCVR si leen este estudio o alguien les habla de él", explicó. "Al mismo tiempo, hay muchas personas que duermen mejor cuando no se despiertan en la noche sin poder respirar por la apnea del sueño".

El Dr. Deepak Bhatt, director ejecutivo de los Programas de Intervención Cardiovascular del Centro Cardiaco y Vascular del Hospital Brigham and Women's de Boston, se mostró de acuerdo en que merece la pena tratar la apnea del sueño con la PPCVR.

"Si tratar la apnea del sueño reduce los eventos cardiovasculares, eso es la guinda del pastel", dijo Bhatt. Pero "si alguien tiene apnea del sueño, debería tratarla por esa afección en sí".

Bove y Bhatt añadieron que la muestra de pacientes de este análisis fue demasiado pequeña como para descartar de forma concluyente cualquier beneficio cardiaco de la PPCVR.

"No podemos afirmar que hay un beneficio ahora mismo en cuanto a la reducción de los eventos cardiovasculares por el tratamiento de la apnea del sueño, pero esto sirve como ímpetu para que los futuros estudios sean grandes y bien diseñados" comentó Bhatt. "No creo de ningún modo que esto lo descarte, y sería desafortunado que los lectores acabaran creyendo que tratar la apnea del sueño no es importante".

El análisis aparece en la edición del 11 de julio de la revista Journal of the American Medical Association.


FUENTES: Alfred Bove, M.D., Ph.D., professor emeritus, Temple University's Lewis Katz School of Medicine, Philadelphia; Deepak Bhatt, M.D., MPH, executive director, Interventional Cardiovascular Programs, Brigham and Women's Hospital Heart & Vascular Center, Boston; July 11, 2017, Journal of the American Medical Association

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017