Trastornos del sueño y riesgo de Alzheimer - Noticias médicas - IntraMed
   
Aumento de los niveles de proteína Tau y beta amiloide | 13 JUL 17

Trastornos del sueño y riesgo de Alzheimer

Unas pocas malas noches quizá no hagan daño, pero los problemas crónicos para dormir podrían ser motivo de preocupación
Autor: Robert Preidt MedlinePlus

Los investigadores podrían haber determinado el motivo de que dormir mal se ha vinculado con un riesgo más alto de enfermedad de Alzheimer.

El nuevo estudio encontró que apenas una noche de sueño interrumpido condujo a un aumento en una proteína llamada beta amiloidea, mientras que una semana de problemas para dormir condujo a un aumento de los niveles de una proteína llamada tau. Ambas proteínas están conectadas con la enfermedad de Alzheimer.

"Mostramos que dormir mal se asocia con unos niveles más altos de las dos proteínas vinculadas con el Alzheimer", apuntó el autor principal, el Dr. David Holtzman, profesor y director del departamento de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Creemos que quizá el mal sueño crónico durante la mediana edad podría aumentar el riesgo de Alzheimer más adelante en la vida", explicó Holtzman en un comunicado de prensa de la universidad.

Más de cinco millones de estadounidenses tienen Alzheimer, señalaron los autores del estudio. Y estudios anteriores han mostrado un vínculo entre dormir mal y la enfermedad que destruye la memoria.

Por ejemplo, las personas que sufren de apnea del sueño (una afección que provoca pausas repetidas en la respiración durante la noche) desarrollan un deterioro leve en las habilidades de pensamiento y memoria (que se conoce como deterioro cognitivo leve) un promedio de 10 años antes que las personas sin el trastorno del sueño. El deterioro cognitivo leve puede ser una señal temprana de enfermedad de Alzheimer, anotaron los investigadores.

Para intentar determinar por qué los problemas de sueño podrían aumentar el riesgo de Alzheimer, los investigadores reclutaron a 17 voluntarios sanos de 35 a 65 años de edad. Los participantes del estudio no tenían problemas con el sueño ni deterioro mental conocidos.

Todos los voluntarios del estudio usaron monitores de actividad durante dos semanas antes de ir a un laboratorio de sueño durante una noche. Los monitores midieron la calidad de su sueño, según el informe.

La mitad de los participantes se seleccionaron al azar para interrumpirles el sueño la primera noche. Más o menos un mes más tarde, los participantes del estudio volvieron, y esta vez se interrumpió el sueño de la segunda mitad del grupo.

El día posterior a cada experimento, los voluntarios del estudio se hicieron punciones lumbares para poder medir los niveles de beta amiloidea y tau.

Los investigadores encontraron un aumento del 10 por ciento en la beta amiloidea tras una sola noche en la que durmieron mal. Pero no hubo un aumento en la tau tras una mala noche. Pero los que reportaron que habían dormido mal en la semana antes del experimento sí tuvieron un aumento en los niveles de tau.

La Dra. Yo-El Ju es la autora coprincipal del estudio, y es profesora asistente de neurología en la Universidad de Washington, en St. Louis.

Dijo que "no nos sorprendió hallar que los niveles de tau no cambiaron tras solo una noche de sueño interrumpido, mientras que los niveles de amiloidea sí, porque los niveles de amiloidea normalmente cambian con mayor rapidez que los niveles de tau. Pero pudimos ver que cuando los participantes tuvieron varias malas noches de seguido en casa, sus niveles de tau habían aumentado".

Entonces, ¿significa esto que dormir mal una noche podría aumentar su riesgo de enfermedad de Alzheimer?

Probablemente no, dijo Ju. Es probable que los niveles de beta amiloidea y de tau vuelvan a la normalidad poco después de una noche o varias noches en que se duerma mal.

"La principal preocupación es la gente que tiene problemas crónicos de sueño. Creo que eso podría conducir a unos niveles crónicamente elevados de amiloidea, y estudios con animales han mostrado que eso conduce a un mayor riesgo de placas de amiloidea y Alzheimer", dijo Ju.

Los investigadores no saben si dormir más o mejor podría reducir el riesgo de Alzheimer, pero ninguna de las dos cosas haría daño, sugirió Ju.

"Muchísimos estadounidenses tienen una privación crónica de sueño, lo que afecta de forma negativa a su salud de muchas formas", señaló en el comunicado de prensa.

"Ahora mismo no podemos decir si mejorar el sueño reduce el riesgo de desarrollar Alzheimer. Todo lo que en realidad podemos decir es que dormir mal aumenta los niveles de algunas proteínas asociadas con la enfermedad de Alzheimer. Pero dormir bien de noche es algo que se debe intentar de cualquier forma", enfatizó Ju.

El estudio aparece en la edición del 10 de julio de la revista Brain.

FUENTE: Washington University

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017