El beber y sus circunstancias - Puntos de vista - IntraMed
   
Escepticemia por Gonzalo Casino | 13 JUN 17

El beber y sus circunstancias

Sobre las dificultades y prejuicios para analizar el problema del alcohol y la salud
11
8
Autor: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / Fundación Esteve 

Hay pocos asuntos sobre el estilo de vida y la salud tan difíciles de considerar objetivamente como el consumo de alcohol. La dificultad no está en reconocer los riesgos del abuso agudo y, sobre todo, del consumo crónico, pues está probada su relación con diversos tipos de cáncer, daños en el hígado, la demencia alcohólica y una lista de 200 trastornos. Es sabido que el alcohol causa cada año 3,3 millones de muertes (el 5,9% de la mortalidad global) y que es una de las primeras causas de morbilidad y lesiones, según datos de la OMS. La dificultad está, entre otras cosas, en traducir el conocimiento en cambios de hábitos, en aclarar los efectos del consumo ligero y moderado (entre otras cosas, por la imposibilidad ética de realizar ensayos clínicos) y en definir el umbral del consumo de bajo riesgo, aunque probablemente esto sea una quimera. Uno de los escollos principales, pero no el único, es que existe un indisimulado anhelo social de que este límite esté lo más alejado posible de la abstinencia. Este anhelo tiene que ver con la milenaria relación que tiene el alcohol con muchas sociedades, su asociación con la comida y las celebraciones, los intereses económicos y los prejuicios de los investigadores.

Aunque el problema del alcohol tiene una dimensión global, Europa occidental es la región del mundo donde más alcohol se bebe proporcionalmente, mientras en el sur de Asia o el norte de África apenas se bebe (el mapa mundial del consumo de alcohol de Worldmapper ilustra gráficamente estas diferencias). Y es también la zona donde más bebidas alcohólicas se producen y más se investiga el problema del alcohol y la salud. Aunque la bibliografía tiene ya dimensiones oceánicas, todavía quedan muchas cuestiones por aclarar. Mientras la relación del consumo de alcohol con el cáncer y las enfermedades hepáticas está bien documentada, persiste, por ejemplo, un cierto debate sobre el supuesto efecto cardioprotector del consumo ligero o moderado de vino, si bien cada vez con evidencias en contra más sólidas. Los potenciales efectos negativos del alcohol sobre el cerebro y las funciones cognitivas son todavía más inciertos y difíciles de estudiar. Un reciente estudio publicado en BMJ señala que incluso el consumo moderado se asocia con cambios estructurales en el cerebro, pero esta investigación observacional, a pesar de su rigor y amplitud, no permite concluir que cause un deterioro cognitivo.

No hay razones de salud para que las personas que no beben empiecen a hacerlo.

La ciencia puede considerarse como un poderoso instrumento que poco a poco va aportando una imagen más nítida sobre una cuestión. En el caso del alcohol y la salud, está claro que las mujeres embarazada y las personas con ciertas patologías deben abstenerse de consumirlo. También parece claro que no hay razones de salud para que las personas que no beben empiecen a hacerlo. Asimismo, se va imponiendo la idea de que una persona sana que bebe de forma ligera o moderada asume un riesgo que, aunque probablemente sea bajo, debe ser estimado con mayor precisión. Finalmente, parece definirse cada vez con mayor claridad que no hay ningún nivel de consumo de alcohol que sea beneficioso y esté exento de riesgos. Sin embargo, hay una pregunta impertinente que no se acaba de afrontar: ¿por qué algunas personas beben más de lo que es saludable para ellas? Beber demasiado, sea lo que sea demasiado, es un síntoma de algo que necesita ser estudiado mejor. Para enfocar el problema del alcohol hay que considerar las circunstancias sociales, culturales y económicas que influyen en su consumo, pero también las psicológicas de cada individuo. E incluso las médicas y científicas, pues no olvidemos que la actitud de los médicos hacia el alcohol ha oscilado entre la aprobación del consumo controlado y la condena, y que en 1977 The Lancet sugería que el alcoholismo era más una etiqueta que una enfermedad.


Columna patrocinada por IntraMed y la Fundación Dr. Antonio Esteve (España)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Luis Antonio Díaz Ariza   Hace 2 meses
"El riesgo de síndrome coronario agudo aumenta con la edad y es mayor en los hombres y en personas con antecedentes familiares. No obstante, otros factores de riesgo modificables—tabaquismo, diabetes, hipertensión, dislipidemia, obesidad, factores psicosociales, sedentarismo y alimentación insuficiente en frutas y verduras, junto con escaso o ningún consumo de alcohol- —dieron cuenta de más del 90% del riesgo atribuible en población general en el estudio de casos y controles INTERHEART en 52 países."
http://www.intramed.net/conten...
Viene de la misma fuente BMJ
Sra. Livia Mercedes Cedeño Mera   Hace 2 meses
cual era el aparente beneficio del vino como cardioprotector si existen muchos efectos en el consumo del alcohol , y sea cual sea la sustancia termina siendo perjudicial para la salud
Dr. Jose Neira Cobos   Hace 2 meses
SEGURAMENTE QUIEN COMENTÓ QUE LA PALABRA ALCOHOLISMO ES MÁS UNA ETIQUETA QUE UNA ENFERMEDAD, SE ECHABA SUS COPITAS CON CIERTA FRECUENCIA.
EL ALCOHOL NO ES UN ALIMENTO, ES UN ELEMENTO QUE AFECTA LA SALUD Y JAMÁS RECOMENDARÍA SU INGESTA A MIS PACIENTES AUNQUE YO FESTEJO MI CUMPLEAÑOS,LA NOCHE BUENA Y OTRAS FESTIVIDADES FAMILIARES CON UN TEQUILITA

PPNEIRAC.
Dr. Juan Carlos Reboiras Vallejo   Hace 2 meses
Este trabajo plantea preguntas que nos hacemos los médicos a nivel profesional y también cotidiano, pero nos deja sin darnos respuestas fundamentadas. Solamente las insinúa. Sería útil e interesante que se publicaran estadísticas que revelaran la correlación existente entre el consumo moderado (en gramos de alcohol) y las eventuales patologías generadas por dicho consumo. Trabajo interesante y notivador.
Dr. Juan Carlos Reboiras Vallejo
Dr. Felix Pal   Hace 2 meses
El alcohlismo es un problema de salud privada y pública, pero el beber moderadamente, sobre todo con las comidas, es un placer del que pocos se privan. Además forma parte indisoluble, un ritual, de muchísimas culturas.
La directriz que indique una abstinencia "total", debería estar muy solidamente fundada y, aun en ese caso, sus dictámenes sufrirían no pocos rechazos.
Dr. JOAQUIN SUCH ACIN   Hace 2 meses
Hay dipsómanos (no alcoholi dependientes) a los que aparentemente no les pasa "nada". El concepto de riesgo es el limitante en el uso y abuso del alcohol sin caracteristicas (bien definidas de Alcoholismo y/o alcohol dependencia), lo que depende de la información que permite decisiones personales sobre el consumo o sus limites.La higiene y el libre albedrío debería ser asignatura obligatoria en secundaria. El uso y abuso de pesticidas ambientales es el neurotóxico social mas grave
Dr. Ñuber Piñeiro   Hace 2 meses
Beber y alcoholismo, son siempre sinónimos ? El alcohol, tan o más antiguo que la biblia,es siempre malo ? Los curas y su sangre de Cristo misal, hacen mal y así lo preddican con el ejemplo? Muchas preguntas,claro,pero nadie duda que el alcohiolismo es una enfermedad a tratar siempre. Interrogo sobre los grises,el blanco y negro siempre son claros.
Dr. Jorge Rivera Lima   Hace 2 meses
Una descripción resumida del alcoholismo : ES UN INFIERNO !!
Dr. Juan Carlos Chaufan   Hace 2 meses
He leido : " No hay razones de salud,para que las personas que no beben empiecen a hacerlo". Pareciera no incorporarse a lo dicho,la "salud Psiquica". Y entre tantas causas de esta indole,aunque pareciera pasar inadvertida,esta la SOLEDAD. Hoy el mundo esta a la busqueda ,con sus Sociedades diversas,de encontrar una IDENTIDAD,un MODELO,por eso la "masificacion",las "redes Sociales","soy el otro" y "el otro ,es el otro".Triste "cadena",para no "estar" en SOLEDAD. Principio basico del BEBER,EMPEZAR A BEBER,punta de ovillo de cualquier droga,o adiccion futura y tampoco nos olvidemos de los aumentos de SUICIDIOS. Los alcoholes se" multiplican",las Sociedades se "dividen" y asi desaparecen.
Dra. Norma Beatriz Zalazar   Hace 2 meses
Tratamiento farmacológico y no farmacológico
Dr. Bolivar Quito Riera   Hace 2 meses
Dr, Bolívar Quito Riera. Cuenca Ecuador,
Los efectos dañinos para la salud han sido demostrados en forma categórica; los efectos económicos cunado su uso es crónico, son devastadores; las implicaciones para la familia son graves. El consumo ocasional y limitado, podría ser aceptado socialmente dependiendo de la edad y de las condiciones de salud de la persona que bebe; puesto que una persona que presenta una contraindicación formal para su uso debe abstenerse de tomar en cualquier cantidad y momento.
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017