"La infectología que aprendí, viví... y sentí" - Arte y Cultura - IntraMed
  
Las memoria de un "maestro", el profesor Olindo Martino | 22 MAY 17

"La infectología que aprendí, viví... y sentí"

Un libro imprescindible que recupera la vida del "maestro" de la medicina Olindo Martino. Su recorrido humano y científico por la infectología mundial
4
3
Fuente: IntraMed 

Hay gente que piensa que hay una medicina que va desapareciendo con la muerte de los grandes maestros. Nosotros no lo creemos y estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para que eso no suceda. El legado de las figuras imprescindible de la profesión permanece vivo en sus discípulos. No muere, se multiplica. Sus principios se fortalecen y sus enseñanzas se hacen inmortales. El profesor Olindo Martino ha sido un hombre excepcional. Su figura se agiganta con su ausencia física. En este libro está encerrado el tesoro más preciado de la medicina: su pasión, sus fundamentos humanos, su misión social y la responsabilidad ineludible que todo médico tiene con el dolor ajeno. El padecimiento de nuestros semejantes en sus dimensiones físicas, sociales y espirituales ha sido el objeto de la vida entera del "maestro" Olindo Martino. No deje de leer sus memorias, va a aprender emocionándose. La experiencia de su lectura quedará para siempre en su memoria como la del enorme Olindo quedará en la de toda una generación. ¡Gracias maestro!

D.F.

P.D: IntraMed agradece al Dr. Tomás Orduna por la tarea de difundir la obra del profesor Martino y por encarnar en su propia persona el espíritu de los grandes maestros en la actualidad.


Prólogo

Existen autobiografías en donde el autor se decide a escribirlas siendo un personaje público con distintas actividades en la sociedad y el libro no es un relato de su propia vida, sino una justificación de sus actos o una defensa de acusaciones generadas en su paso por el poder. Pueden tener el interés de conocer entretelones de circunstancias privadas o públicas que generaron curiosidad a su tiempo, pero el objetivo no es un relato testimonial y no siempre su contenido es sincero. En otras oportunidades el autobiografiado se refiere en forma cronológica a diferentes avatares de su vida con ideas generales sobre el ambiente en el que le tocó actuar o describiendo hechos de poco interés o escasa trascendencia.

Las autobiografías verdaderas y valiosas son aquellas que transmiten la tensión existencial de una vida, los sentimientos y las emociones que se generaron en el transcurrir del tiempo, las que reflejan no solamente los actos y las experiencias del autor sino su repercusión en sí mismo y en el ambiente que lo rodea, o cómo ese ambiente y las circunstancias de la existencia influyeron en la orientación de su vida.

Lo valioso de estas narraciones es el de constituir verdaderos testimonios vitales de un individuo y de los momentos en los que le tocó estar en el mundo permitiendo conocer una personalidad única e irrepetible como lo es la de cada ser humano.

La autobiografía de Olindo Martino pertenece a esta última categoría de obras; es el retrato vivo de un hombre que se ha caracterizado no sólo por sus conocimientos sino por la actitud desafiante ante la vida. Es que nos encontramos frente a un ser humano de excepción quien, a través del estudio y la experiencia, ha llegado a dominar las disciplinas vinculadas con la infectología, la parasitología y la medicina tropical.

Para ello ejercitó su profesión en lugares inhóspitos, sin mínimas condiciones de salubridad y carentes de apoyo logístico, en el continente africano, zonas de difícil acceso en el Brasil, Paraguay, Bolivia y Perú, por mencionar alguno de los sitios donde le tocó mostrar su espíritu fraterno y su voluntad solidaria.

En las páginas de este libro único se pueden encontrar los testimonios vividos de la tarea realizada así como el recuerdo para los que fueron sus maestros. Su espíritu docente queda evidenciado en la organización y dirección de una Residencia en Enfermedades Tropicales en el Noroeste de nuestro país durante 15 años.

El Dr. Olindo Martino posee, además, un espíritu humanista: tiene talento para el dibujo y la pintura y un estilo literario que trasmite con claridad los frutos de su imaginación. El libro es un gran fresco en donde se pueden apreciar los grandes capítulos de su vida; cada capítulo nos abre las puertas de la solidaridad, la aventura y la dedicación a paliar las infelicidades de los que nada tienen.

Son treinta y tres capítulos en donde además de la descripción de su tarea múltiple hay lugar para “Reflexiones en torno al dolor existencial” o “Pablo Picasso y su concepción estética de la miseria y la enfermedad”, y una oda al médico rural.

Está siempre presente la realidad de la pobreza, de la miseria y de las enfermedades que generan. Su actividad médica en Ruanda así como en la epidemia de cólera en el Perú, constituyen relatos dramáticos de un realismo vivo y testimonial.

El libro en sí es un testimonio de una vida, una vocación y una entrega a la tarea de la asistencia a la humanidad sufriente. Se dice que al terminar un libro, si es bueno, el lector siente que tiene en el autor un nuevo amigo. No quedan dudas de que a partir de la lectura de esta obra el Dr. Olindo Martino tendrá un amigo nuevo en cada uno de sus lectores.

Dr. Manuel Luis Martí
Presidente de la Academia Nacional de Medicina


Descargar en libro completo en la versión en PDF

Click aquí para descargar el TOMO 1

Click aquí para descargar el TOMO 2

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Pablo Ignacio Ripoll   Hace 7 días
Admiradísimo Dr. Martino...
Fue mi profesor titular de Parasitología (1988), y luego de Infectología (1990). Me dio inolvidables clases teóricas en el Malbrán y el Muñiz, y fantásticas prácticas en su sala de Patología Tropical.
Me tomó el final (oral) de aquella última... Hoy imagino mi palidez al entrar caminando a su despacho en esa ocasión, y esbozo una sonrisa que de seguro no pude lucir en esa ocasión. Me interrogó de un modo curioso, infrecuente para el estilo habitual, y exhaustivo. Fue un examen en el que no debí rememorar, sino pensar. Me puso un 7 (que para mí fue un 20) y me propuso ir a hablar con él de mi futuro en la medicina cuando me recibiera uno o dos años después. No lo hice, ya que tenía mis decisiones tomadas al respecto, y hoy lo lamento porque el se merecía ese mínimo reconocimiento de mi parte.
Gracias, querido Profesor.
Dra. Mirta Castelli   Hace 1 mes
Seguramente es un libro maravilloso! Muchas gracias por compartirlo y difundirlo.
Solo alguien que vive o vivió la profesión con tanta pasión trasciende y perdura entre nosotros.
Dra. Mirta Castelli
Dr. Alberto Lorenzo Imposti   Hace 1 mes
Fuí alumno suyo en los albores de mi juventud como estudiante, y guardo del maestro toda la calidez, humildad y sabiduría para transmitir ese inmenso caudal de conocimiento que lo ha distinguido entre sus pares. Salud querido maestro, jamás podré olvidar esas mañanas que siempre parecían cortas recorriendo los distintos pabellones del amado Hospital tratando de atesorar tanto conocimiento
Desde hoy comienzo a disfrutar de sus memorias
Dr. Juan Bosch   Hace 1 mes
Podrían informarme donde se consigue la edición impresa de este libro?
Muchas gracias,
Dr. Juan Bosch
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017