La longevidad en EE. UU. depende del lugar en que se viva - Noticias médicas - IntraMed
   
Puede diferir en hasta dos décadas | 11 MAY 17

La longevidad en EE. UU. depende del lugar en que se viva

Un estudio encontró que la esperanza de vida difería en hasta 20 años según los distintos condados

La cantidad de tiempo que vivirá depende en gran parte de en qué parte de Estados Unidos viva, revela un estudio reciente con datos de salud del gobierno federal.

En general, la esperanza de vida aumentó para los hombres y mujeres estadounidenses en algo más de 5 años entre 1980 y 2014, informan los investigadores.

Pero la esperanza de vida puede diferir en hasta dos décadas entre varios condados de EE. UU., dijo el investigador principal, Ali Mokdad, profesor de salud global en el Instituto de Medidas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, en Seattle.

"Hay personas en este país que viven más tiempo que la esperanza de vida del país que tiene la mejor del mundo, y hay personas aquí en algunos condados que tienen una esperanza de vida parecida a la de algunos países en desarrollo de Oriente Medio o Sudamérica o Cuba, por ejemplo", dijo Mokdad.

Los factores económicos y del estilo de vida parecen explicar gran parte de las diferencias, añadió Mokdad.

Un grupo de condados de la parte central de Colorado (que incluyen las ciudades ricas de Aspen y Breckenridge) tienen la esperanza de vida más alta del país, encontraron los investigadores.

El condado de Summit, en Colorado, encabezaba la lista con una esperanza de vida de 86.8 años, seguido por el condado de Pitkin (86.5 años) y el condado de Eagle (85.9 años).

Eso es mejor que en el Principado de Andorra, un país muy pequeño en la frontera entre Francia y España que tiene la esperanza de vida más alta del mundo, con 84.8 años, indicaron los investigadores. Islandia es el segundo país con la esperanza de vida más alta, con 83.3 años.

Por otra parte, varios condados de Dakota del Norte y del Sur que contienen reservas de amerindios tenían la esperanza de vida más baja de Estados Unidos, encontraron los investigadores. Y los condados del sur, junto con la mitad más al sur de Mississippi, en la parte oriental de Kentucky, y en el suroeste de Virginia Occidental también tenían una esperanza de vida muy baja.

El condado de Oglala Lakota, en Dakota del Sur, que incluye la reserva india de Pine Ridge, tenía la esperanza de vida más baja del país en 2014 con 66.8 años -- comparable con países como Sudán (67.2 años), India (66.9 años) e Irak (67.7 años), indicaron los investigadores.

En general, la esperanza de vida en Estados Unidos aumentó 5.3 años para los hombres y las mujeres juntos, desde los 73.8 hasta los 79.1 años. Para los hombres, la esperanza de vida aumentó de 70 a 76.7 años, y para las mujeres, aumentó de 77.5 a 81.5 años.

Pero este aumento promedio fue motivado por unos grandes aumentos en la esperanza de vida en ciertas partes del país, como en la parte central de Colorado, el oeste de California y en la Costa Este. En otras partes del país (sobre todo en la parte oriental de Kentucky, el centro de Alabama y el suroeste de Oklahoma) hubo algunos condados donde la esperanza de vida en realidad se redujo en uno o dos años.

Los investigadores tuvieron en cuenta las tres diferencias principales entre los condados estadounidenses (las condiciones económicas, los factores de riesgo de salud conocidos y la calidad de la atención médica) para ver por qué algunas áreas experimentaron un gran aumento en la esperanza de vida y otras no, dijo Mokdad.

Los factores de riesgo de la salud parecen tener el papel más importante en la esperanza de vida en un condado, ya que un 74 por ciento de la diferencia se pudo explicar por cosas como la actividad física, la diabetes, la presión arterial, fumar y la obesidad, señaló Mokdad.

"Si se igualan las condiciones con respecto a estos factores de riesgo, se pueden eliminar el 74 por ciento de las disparidades", dijo Mokdad.

La configuración económica y racial de un área explica el 60 por ciento de la variación en la esperanza de vida, encontraron los investigadores, mientras que la calidad y la disponibilidad de la atención médica explican solo un 27 por ciento de las diferencias en la esperanza de vida.

Los hallazgos aparecen en la edición del 8 de mayo de la revista JAMA Internal Medicine.

Estas cifras muestran que un entorno que promueva la vida saludable tiene un mayor impacto en cuántos años se vive que el tipo de atención médica de la que se dispone, comentó Mokdad.

"No vamos a superar esto al invertir solamente en el sistema médico", enfatizó Mokdad. "Tenemos que invertir en la prevención".

Otra experta en salud pública estuvo de acuerdo.

Las comunidades por las que se puede caminar mejor, que tienen un mejor acceso a alimentos saludables, y que se benefician de unos esfuerzos firmes para la salud pública crean un entorno que puede ampliar la esperanza de vida de una persona, dijo Laura Hanen, directora de asuntos gubernamentales de la Asociación Nacional de Autoridades de Salud de los Condados y las Ciudades (National Association of County & City Health Officials).

Los programas de bicicletas compartidas, las mejoras de los parques, los jardines comunitarios y los mercados de granjeros son medidas que se pueden tomar en un área para mejorar la salud de los residentes, planteó Hanen.

"Así se trata de crear una cultura de la salud, para que la opción saludable sea siempre la opción fácil", dijo Hanen, y añadió que "la mayor parte de las cosas que tienen un impacto en la salud son todas las cosas que ocurren fuera del consultorio del médico".

Pero Hanen indicó que estas políticas son más difíciles de implementar en las áreas rurales más pobres con una población dispersa. "En un área urbana de gran tamaño, se pueden hacer cambios que afectan a muchas más personas", dijo.


FUENTES: Ali Mokdad, Ph.D., professor of global health, University of Washington's Institute for Health Metrics and Evaluation, Seattle; Laura Hanen, MPP, chief, government affairs, National Association of County & City Health Officials; May 8, 2017, JAMA Internal Medicine

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017