¿Cuánto sol es bueno para la salud? - Noticias médicas - IntraMed
   
Para obtener la dosis adecuada de vitamina D | 07 MAR 17

¿Cuánto sol es bueno para la salud?

Investigadores españoles han estimado el tiempo necesario de exposición a la radiación solar para obtener las dosis recomendadas de vitamina D
10
9
Autor: Verónica Fuentes Agencia SINC

Mientras en primavera y verano son suficientes de 10 a 20 minutos al sol, en los meses de invierno se necesitarían casi dos horas, por lo que resulta difícil alcanzar valores óptimos para la gran mayoría de la población.

La radiación solar ultravioleta reduce la presión arterial, sintetiza la vitamina D y mejora el tratamiento de diversas patologías.

Cada año, los estudios sobre los beneficios de tomar el sol en dosis moderadas se intercalan con los que confirman los riesgos que conlleva hacerlo de forma excesiva.

Así, aunque la radiación solar ultravioleta (UV) interviene en el desarrollo de eritema solar, cáncer y envejecimiento de la piel, también reduce la presión arterial, sintetiza la vitamina D y mejora el tratamiento de diversas patologías.

Ahora, el Grupo de Investigación en Radiación Solar de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha analizado el tiempo necesario de exposición para obtener las dosis recomendadas de vitamina D sin que eso dañe nuestra salud. Los resultados se han publicado en la revista Science of the Total Environment.

En julio, un individuo no debería estar más de 29 minutos bajo el sol si quiere evitar quemaduras
“En España, a pesar de ser un país con muchas horas de sol, diferentes artículos han reportado un alto porcentaje de deficiencia de vitamina D entre varios estratos de la población española”, explica a Sinc María Antonia Serrano, científica de la UPV y autora principal del trabajo.

La insuficiencia de vitamina D se asocia con un mayor riesgo de sufrir diversas enfermedades en la edad adulta. Dado que muy pocos alimentos contienen esta vitamina, su síntesis en la piel a partir de la exposición solar es la principal fuente natural que existe.

Serrano y sus compañeros estimaron el tiempo necesario para obtener las dosis recomendadas –lo que equivale a una ingesta diaria de 1000 UI (unidades internacionales) de vitamina D– en una zona como la ciudad de Valencia, que recibe una gran dosis de radiación UV durante todo el año.

Quemaduras en 30 minutos

El trabajo analizó la irradiancia solar ultravioleta (UVER) alrededor del mediodía (entre las 12:30 h y las 13:30 h) durante cuatro meses del año (uno de cada estación) desde 2003 a 2010. Con estas cifras se calculó el tiempo para producir eritema –enrojecimiento de la piel causado por quemaduras–.

Así, los datos subrayan que, en julio, un individuo con tipo de piel III (la usual en la población española) no debe estar más de 29 minutos bajo el sol si quiere evitarlo. Sin embargo, en enero, el mismo individuo puede permanecer en el sol durante 150 minutos.

De la misma forma se obtuvo el tiempo mínimo de exposición para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D. “El problema puede aparecer en invierno debido a los bajos niveles de radiación UV y al hecho de que la gente cubre la mayor parte del cuerpo”, añade la experta.

En este sentido se comprobó que, alrededor del mediodía en enero, con un 10% de exposición corporal, se necesitan alrededor de 130 minutos para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D.

Como este tiempo es menor que el que produciría eritema, no hay riesgo de quemaduras solares.

En cambio, en abril y julio, con un 25% de exposición corporal serían suficientes unos 10 minutos para adquirir la vitamina. Y en octubre, por ejemplo, se necesitarían unos 30 minutos.

“Estos cálculos se realizaron para el tipo de piel III, pero si fuera más clara o más oscura las cifras cambiarían”, apunta Serrano.

“También hay que tener en cuenta que hemos considerado un porcentaje de cuerpo expuesto habitual para la temporada. Si este fuera mayor, entonces el tiempo de exposición se reduciría”.

Igualmente, el tiempo obtenido para producir eritema se ha calculado para días medios. “Debe tomarse con precaución. Para los días extremos, los tiempos de exposición permisibles serían mucho más cortos”, subraya.

Mantener la vitamina D en invierno

Los resultados muestran que, aunque hay suficiente radiación en países como España, es difícil alcanzar las dosis recomendadas de vitamina D en invierno (de noviembre a febrero) en una latitud media norte, ya que el tiempo necesario de exposición resulta excesivo (130 minutos).

En estos meses, con un 10% de exposición corporal, durante el mediodía solar se necesitarían dos horas de exposición al sol para obtener una dosis óptima de vitamina D –pero a las 10:00 h se requeriría aproximadamente 9,7 horas y a las 16:00 unas 5,7 horas.

Alrededor del mediodía en enero, se necesitan alrededor de 130 minutos para obtener la dosis diaria recomendada de vitamina D

Por el contrario, en las horas centrales de los días de primavera y verano, con un 25% de exposición corporal, unos 10 minutos de exposición solar alrededor de las 13:00 horas y unos 20 minutos desde las 15:00 hasta las 17:00 h serían suficientes para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

“Además, la radiación recibida depende de la postura, la forma del cuerpo y la ropa. También debe tenerse en cuenta que todas las áreas de la piel del cuerpo no sintetizan vitamina D con la misma eficiencia”, revela Serrano.

La edad de los individuos también desempeña un papel importante en la síntesis de vitamina D a partir de la radiación UV, ya que con los años hay una disminución de la capacidad de producir vitamina D, teniendo los adultos de mediana edad un 66% del potencial en comparación con los niños.

“Estos resultados pueden ayudar a la adopción de medidas apropiadas para compensar la posible deficiencia, como informar al colectivo médico sobre la conveniencia de aumentar la ingesta de vitamina D a través de la dieta o suplementos”, concluye la investigadora de la Universitat Politècnica de València.



Referencia bibliográfica:
María-Antonia Serrano, Javier Cañada, Juan Carlos Moreno, Gonzalo Gurrea. ‘Solar ultraviolet doses and vitamin D in a northern mid-latitude’. Science of the Total Environment 574 (2017) 744–750

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Jose Araoz   Hace 1 día
http://www.bmj.com/content/ear... Esta publicación del año 2005 en La Revista Médica Británica demostró que el uso de multivitaminas y minerales sintéticos durante un año no disminuyó la frecuencia de infecciones en los ancianos. Me atrevo a plantear que la solución no está en tomar vitamina D sintética; recomendar mejor tomar sol y una alimentación que no solo es rica en vitamina D sino que también es buena para una Salud integral, accesible para todas las economias.
Téc. Alberto Carrion   Hace 3 meses
Muchos estudios estan sugiriendo que existe un gran deficit de vitamina D en la poblacion general
Dr. Jorge Rafael Consigli   Hace 5 meses
La pro vitamina inactiva está en nuestra piel, se activa por el sol, evita el raquitismo, actúa en la estructura ósea. No es indispensable ingesta se de la misma.
Lic. Josefina Marcela Fili   Hace 5 meses
La vitamina D es de las liposoluble, con mucho respeto a quien lo menciona yo soy licnciada en nutricion y no he visto en bibliografia (si la cita sería muy bueno) problemas de perdida de vitamina por cocción, si en las hidrosolubles, que en este caso no aplica. Si podria ser por oxidación o por arrastre de grasas en el caso de los lácteos, parcial y totalmente descremados, El codigo alimentario argentino obliga a fortificar cuando se quitan por procesos. Las enzimas quimicamente son de naturaleza proteica y se ven afectadas por el calor. Tal vez en el lumen intestinal se vea reducida la biodisponibilidad de Vit D porque compitan por sitios de absorción en la mezcla alimentaria. Los lácteos enteros o parcialmente descremados son excelente fuente de vitamina D también los aceites de pescado (el de Higado de bacalao) al tiempo que aportan vitamina A, Atte
Lic. Josefina Marcela Fili   Hace 5 meses
La vitamina D es de las liposoluble, Con mucho respeto a quien lo menciona yo soy licnciada en nutricionista y no he visto en bibliografia problemas de perdida de vitamina por cocción, si por oxidación o por arrastre de grasas en una alimento (Parcial y totalmente). Las enzimas si porq
Dr. Agustin Gomez   Hace 5 meses
Dr. Herrera, le recuerdo, con todo respeto, que cualquier tipo de cocción inactiva y destruye todas las enzimas y todas las vitaminas de los alimentos, por eso muchas recomendaciones dietéticas no son válidas, sólo los aceites crudos de pescado contienen vitamina D , para el caso, así como la yema de huevo, CRUDA.
Dr. gisler herrera morales   Hace 5 meses
Estos son los alimentos ricos en vitamina D ,espero que le sirva,les dejo un link que es un poco mas explicativo.Gracias

https://www.google.co.ve/url?s...
Dra. María Cecilia Clusellas Fiallo   Hace 5 meses
Que pena que este artículo es para españoles...en España. Quizás sepan tiempo de exposición para Sudamércia, Argentina ? gracias
Dr. Agustin Gomez   Hace 5 meses
la cocción destruye todas las vitaminas, incluyendo la D, así que los alimentos ricos en ella, necesariamente deben ingerirse crudos. Son la yema del huevo, y los aceites crudos de pescado.
Dr. eduardo rossi   Hace 5 meses
No tengo en claro cuales son los alimentos en que se encuentra la vitamina D. Por supuesto, los alimentos naturales, no los suplementados.
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017