Obesidad: proponen nueva denominación - Artículos - IntraMed
   
Enfermedad crónica basada en la adiposidad | 29 ENE 17

Obesidad: proponen nueva denominación

La Asociación de Endocrinología Clínica y el Colegio Americano de Endocrinología toman posición respecto de un cambio conceptual y de nombre para la "obesidad"
49
22
INDICE:  1. Página 1 | 2. Referencias bibliográficas
Página 1

Dos asociaciones de endocrinólogos de los Estados Unidos toman posición respecto de la denominación de "obesidad" y proponen una nueva: "enfermedad crónica basada en la adiposidad". No se trata solo de un cambio de palabras sino una reconceptualización profunda de sus implicancias clínicas y sociales. Pensar en el tejido adiposo como fuente de enfermedades crónicas (y no solo de aumento del peso corporal) implica una estrategia de abordaje más centrada en sus complicaciones médicas. Destacan la necesidad de re-orientar la investigación hacia la conformación de nuevas métricas que permitan el estudio y la categorización de los profundos cambios moleculares y de otros parámetros que permitan categorizar el trastorno (disfunción adipocitaria). Refuerzan la idea de una "medicina del estilo de vida" como estrategia primaria de abordaje. Contemplan las influencias del ambiente, tanto en sus aspectos físicos como aquellos creados por el hombre (cultura). El cambio propuesto aspira a transformar radicalmente la forma en que el razonamiento clínico enfrente esta verdadera epidemia contemporánea.


Introducción

La Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE) y el Colegio Americano de Endocrinología (ACE) han creado un modelo de atención crónica, un marco de diagnóstico avanzado, las pautas de atención y el algoritmo de la práctica clínica para la asistencia racional de la obesidad. Este esfuerzo coordinado no se basa únicamente en el índice de masa corporal como en los modelos anteriores sino que enfatiza un enfoque centrado en las complicaciones que determina principalmente las decisiones terapéuticas y los resultados deseados.

La enfermedad crónica basada en la adiposidad (ABCD) es un nuevo término diagnóstico para la obesidad que identifica explícitamente una enfermedad crónica, alude a una base fisiopatológica precisa, y evita los estigmas y la confusión relacionados con el uso diferencial y los múltiples significados del término "obesidad".

Los elementos clave para fomentar el cuidado de los pacientes que utilizan este nuevo término ABCD son:

  1. Posicionamiento de la medicina del estilo de vida en la promoción de la salud en general, no sólo como el primer algoritmo sino como la acción central y omnipresente.
  1. Estandarizar protocolos que aborden integralmente y de forma duradera la pérdida de peso y el tratamiento de las complicaciones basadas en la adiposidad.
  1. Cuidado del paciente a través de la contextualización (por ejemplo, la prevención primordial para disminuir la obesidad y sus factores de riesgo ambientales y la transculturalización para adaptar las recomendaciones basadas en diferentes etnias, culturas y socioeconomía).
  1. El desarrollo de estrategias para el éxito de la implementación, monitoreo y optimización de la atención al paciente a través del tiempo.

Este proyecto AACE / ACE extiende el trabajo actual y aspira a mejorar la salud individual y de la población presentando una nueva denominación con fines de diagnóstico médico, una estrategia de manejo y de estadificación centrada en las complicaciones, y una referencia precisa a la enfermedad crónica de la obesidad, despojada de los estigmas contraproducentes y de ambigüedades a la esfera pública en general.


El problema de la obesidad

Estados Unidos está en medio de una epidemia de obesidad. Este problema es complicado, prevalente y no está debidamente abordado por las intervenciones actuales (1-3). Pragmáticamente, el manejo de la obesidad, tanto para los individuos como para la población en general, puede ser abordando de acuerdo a tres características principales:

1. Impacto en la salud: debido a la importancia clínica y progresiva de la adiposidad basada en complicaciones en muchos pero no en todos los pacientes.

2. Sostenibilidad: relacionada con la atención sanitaria costosa, orientada a la enfermedad, fragmentada y con variadas infraestructuras y  con la alta prevalencia de la obesidad.

3. Nihilismo Terapéutico: tanto por parte de los profesionales de la salud como por el público en general, basándose en la creencia de que los pacientes con obesidad tendrán malas respuestas a los esfuerzos actuales debido a que la obesidad es únicamente una opción de estilo de vida en lugar de una enfermedad crónica con importantes componentes conductuales.

En este documento de posición la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE) y el American College of Endocrinology (ACE) siguen desarrollando su plan para mejorar el cuidado de la obesidad presentando un nuevo término diagnóstico y otro marco conceptual.

A. Obesidad como una enfermedad crónica basada en la adiposidad (ABCD)

Lo que se ha denominado generalmente obesidad puede ahora ser reconsiderado como una enfermedad crónica basada en la adiposidad

 La designación de "obesidad" es actualmente aplicada por la mayoría de los profesionales, reguladores y terceros pagadores a cualquier persona con un índice de masa corporal (IMC) de 30 kg / m2  o mayor. En su mayor parte, el público, y de hecho la mayoría de los médicos, están confundidos acerca de esta definición y las consecuencias de la obesidad, ya que el diagnóstico se basa únicamente en una medición antropométrica.

De hecho, en la Conferencia de Consenso sobre la Obesidad de la AACE / ACE de 2014, los pilares de las partes interesadas (biomedicina, gobierno / regulación, industria y economía de la salud y organizaciones profesionales, de educación e investigación) no pudieron aceptar el término "obesidad" porque la relación del término con la salud de los individuos era oscura (4). Además, el término obesidad conlleva una gran estigmatización en el dominio público que tiene implicaciones negativas relativas al carácter personal de los pacientes con la enfermedad, incluso después de que la obesidad fuera reconocida como un estado patológico en 2012 (5).

Los pacientes con exceso de adiposidad a menudo sienten culpa por tener sobrepeso u obesidad (6). De hecho, el sentimiento predominante asociado con el término obesidad en las redes sociales es despectivo y a menudo disimulado con humor, invariablemente apuntando al sesgo de peso (7). Aunque el diagnóstico de obesidad suele ser interpretado como "malo" para la salud, pocos reconocen la fisiología integradora de gran alcance centrándose en la grasa corporal y afectando la calidad de vida y la longevidad. La palabra "obesidad" misma transmite poco sobre las condiciones asociadas con el exceso de adiposidad.

Científicamente, el IMC puede utilizarse como herramienta de cribado para estimar la adiposidad, pero es una medida antropométrica y tiene un desempeño pobre como predictor de salud y guía única para la toma de decisiones clínicas (8-10).

Las objeciones al uso exclusivo del IMC como herramienta de diagnóstico o diagnóstico incluyen, pero no se reducen a límites variables en diferentes grupos étnicos, efecto de aumento o disminución de la masa de músculo y a que es independiente de los riesgos cardiovasculares asociados con la circunferencia de la cintura (WC).

AACE / ACE ha promovido un enfoque de "centrado en las complicaciones" para el diagnóstico y la gestión de los pacientes con obesidad (3,8,11). Sin embargo, se justifica una nueva nomenclatura que conceptualice a la obesidad como un estado de enfermedad crónica que conduce a complicaciones características basadas en la adiposidad, y que abarque un término de diagnóstico médico específico que refleje la fisiopatología basada en el proceso de adiposidad.

El término "adiposidad" se refiere directamente a los adipocitos y al tejido adiposo, que en el contexto de la enfermedad crónica basada en la adiposidad (ABCD), incorpora el impacto en la salud que puede relacionarse con la cantidad, distribución y / o función del tejido adiposo. La cantidad de masa grasa corporal puede correlacionarse con ciertos puntos finales o complicaciones basadas en la adiposidad, pero no se refleja adecuadamente en el IMC (8-10).

Los estudios de imagen avanzados del cuerpo promete un mejor medio para evaluar la adiposidad, y los estudios de investigación ya están en marcha (10,12). La distribución de la grasa corporal también se correlaciona con una fisiopatología relevante en fenómenos tales como la resistencia a la insulina e inflamación. Por ejemplo, la acumulación relativa de grasa en el depósito intraabdominal y la acumulación de lípidos dentro de los hepatocitos (es decir, la enfermedad de hígado graso no alcohólico) y en las células musculares, está relacionada con la resistencia a la insulina, el desarrollo de la diabetes tipo 2 y con la enfermedad cardiovascular. Por otro lado, la acumulación de grasa glúteo-femoral está independientemente asociada con un efecto protector sobre el riesgo cardiometabólico relacionado con la glucosa y los lípidos (13-15).

Los atributos funcionales de la grasa son gobernados por la secreción de los adipocitos, así como por otros factores citoquínicos, hormonales y humorales, y serán delineados por tecnologías emergentes en los análisis genéticos / genómicos (16). La secreción desregulada de estos factores puede afectar múltiples órganos que se correlacionan con las complicaciones basadas en la adiposidad. En resumen, el término “adiposidad” ofrece ventajas en los mensajes de salud y en la investigación científica.

 El estado de enfermedad resulta cuando la gravedad de la adiposidad anormal se traduce en un proceso fisiológico y en una carga de síntomas a través de mecanismos definibles. La enfermedad crónica ocurre cuando el estado de enfermedad persiste por más de tres meses (definido por el Centro Nacional Para las Estadísticas de Salud [17]), y se caracteriza por procesos adaptativos y maladaptativos, interactuando y evolucionando hacia un estado estacionario, que puede no ser alcanzado y que puede oscurecer la etiología primaria (18).

Por ejemplo, cambios sutiles en la distribución de la adiposidad pueden conducir al síndrome metabólico, aumento del peso corporal, inflamación vascular, enfermedades del corazón y cambios cognitivos, eventualmente creando un estado médico complejo que oculta los problemas iniciales de los depósitos de grasa. Por lo tanto, lo que se ha denominado generalmente obesidad puede ahora ser reconsiderado como una enfermedad crónica basada en la adiposidad (ABCD) basado en una preponderancia de evidencias científicas al respecto (3, 4, 8).

* La adiposidad se describe por la grasa corporal total (índice de masa corporal, pletismografía e imagenología), distribución de la grasa (circunferencia de la cintura, imagenología) y función secretora (bioquímica, molecular). Este fenotipo, resultante de anomalías en la masa adiposa, distribución y función es contextualizado por lo físico ("construido" o humano) y por lo no físico (por ejemplo, la cultura, creencias, costumbres y entorno socio-político-económico). El resultado es la enfermedad crónica basada en la adiposidad con complicaciones clínicamente relevantes. Estas complicaciones basadas en la adiposidad se revisan en las referencias 3 y 6, determinan la enfermedad y se gestionan mediante intervenciones de estilo de vida estructuradas, farmacoterapia y / o procedimientos bariátricos (quirúrgicos y no quirúrgicos) basados en la gravedad del caso.

Esta nueva terminología de la obesidad ofrece distintas oportunidades para desmitificar e impreciso término "obesidad" con un término diagnóstico que describe el estado de la enfermedad. El uso clínico de la denominación enfermedad crónica basada en la adiposidad (ABCD) tiene el potencial de promover mejoras en la atención al paciente, en el cribado de comorbilidades sanitarias asociadas y en los protocolos de tratamiento estructurado. Nos proponemos que esta denominación se utilice con fines de diagnóstico médico con una referencia precisa al estado de la enfermedad, con estadios de enfermedad relacionados despojados de los estigmas y ambigüedad asociados con la palabra obesidad en la esfera pública general.

El rol central de la medicina del estilo de vida

Por su propia naturaleza la enfermedad crónica es compleja y puede configurarse como una red biológica de interacciones y relaciones múltiples (18). Las intervenciones sobre la obesidad dirigidas a las vías o a los mecanismos únicos pueden ser capaces de causar algunos cambios científicamente predecibles (19) pero los beneficios duraderos son frecuentemente escurridizos. El paradigma de tratamiento actual para la obesidad se centra en el peso (reduciendo el IMC y / o el perímetro de la cintura), y en identificar y tratar las complicaciones específicas de la adiposidad. Esto se ejecuta con tentativas a menudo escasas para lograr una alimentación saludable a largo plazo y el aumento de la actividad física, así como el uso inconsistente de la farmacoterapia y los umbrales mal definidos para indicar los procedimientos bariátricos.

 La medicina del estilo de vida es el manejo no farmacológico, no quirúrgico de una enfermedad crónica (18). En relación con el término enfermedad crónica basada en la adiposidad en un contexto de complicaciones, la medicina de estilo de vida ofrece la ventaja de ejercer un amplio conjunto de intervenciones.

Sin embargo, la aplicación óptima de la medicina del estilo de vida en la práctica clínica requiere de un estudio y validación científica y de mucho más esfuerzo en la educación y en los protocolos estandarizados basados ​​en la evidencia, así como en la implementación y monitoreo clínico con estrategias de reembolso. La medicina del estilo de vida necesitará abordar las etapas clásicas de la prevención del manejo de enfermedades crónicas: Primordial: (disminución del riesgo de enfermedad a nivel poblacional)

  • Primaria (disminución de la enfermedad en pacientes con riesgo).
     
  • Secundaria (disminución de las complicaciones en los pacientes con enfermedad temprana).
     
  • Terciaria (disminución de la morbilidad y mortalidad en pacientes con complicaciones y / o enfermedad tardía) (3).

Además, el mensaje de la medicina de estilo de vida está enmarcado positivamente como promotor de "salud", puede aplicarse a todos los pacientes con cualquier tipo de enfermedad o etapa, incluye el comportamiento humano, la reforma social y el cambio ambiental, y debe ser adoptado por todo el equipo asistencial (20,21).

Estandarización de protocolos basados en las complicaciones de la enfermedad crónica basada en la adiposidad

  1. El modelo de atención crónica de la obesidad consta de cuatro partes principales: Contextualización: ambiente saludable y sistema de salud reformado.
     
  2. Equipo preparado para el tratamiento de la obesidad.
     
  3. Un paciente motivado o "activado".
     
  4. Evaluación de los resultados (individuales y basados ​​en la población con innovaciones posteriores). (3)

Pragmáticamente, existen varias acciones claves para la atención del paciente usando la denominación: enfermedad crónica basada en la adiposidad.

Primero, el paciente debe ser motivado o "activado" para el cambio implementando habilidades comprobadas de medicina del comportamiento. La activación del paciente es la clave de un complejo problema clínico, y este aspecto de la medicina del comportamiento debe ser un foco de la educación médica.

A continuación, los desencadenantes relevantes y las anomalías asociadas del tejido adiposo necesitan ser identificados en cuanto a masa, distribución y función (por ejemplo, aumento de la masa grasa [historia y examen físico], resistencia a la insulina y lípidos ectópicos [utilizando datos bioquímicos y de imágenes], y la inflamación del tejido adiposo y secreción anormal, la f unción cardiovascular y metabólica [puede requerir pruebas de laboratorio que no están ampliamente disponibles]).

Además, una evaluación del riesgo de acuerdo a la presencia y a la gravedad de las complicaciones de la adiposidad complicaciones (dentro del marco AACE / ACE [8]. Es decir:

  • Etapa 0 sin complicaciones identificables basadas en la adiposidad.
  • Etapa 1 tiene complicaciones moderadas basadas en la adiposidad.
  • Etapa 2 tiene complicaciones graves basadas en la adiposidad.

Por último, se debe diseñar un plan de atención individualizada que incluya siempre cambios estructurados en el estilo de vida y que puede incluir farmacoterapia, procedimientos endoscópicos o cirugía bariátrica basada en la presencia y gravedad de las complicaciones de la adiposidad, así como el grado de pérdida de peso necesario para mejorar las complicaciones de la adiposidad (que van desde al menos 3% hasta más del 15% dependiendo de las complicaciones específicas [3]].

Desafortunadamente, los protocolos basados en la evidencia para tratar específicamente los lípidos ectópicos y la secreción anormal de los adipocitos son actualmente escasos (AACE / ACE ha publicado recomendaciones de manejo para la lipodistrofia, que están relacionados basándose en la hipótesis de que la deposición de grasa disfuncional en las áreas ausentes de tejido adiposo aumentan el riesgo de deposición ectópica de lípidos, resistencia a la insulina y del síndrome metabólico [22]).

Una toma de decisiones sutil y basada en evidencias para las complicaciones de la adiposidad en diversos contextos de la vida real se proporciona en la obesidad se encuentra en AACE / ACE CPG (3); sin embargo, las carteras de protocolos más específicos tendrán que estandarizarse en el futuro para que puedan tener el amplio e importante impacto deseado tanto en los individuos, en la población como en la promoción de la salud.

La traducción de anomalías específicas del tejido adiposo en la presentación clínica y el plan de atención requiere intermediación o contextualización (Figura 1) teniendo en cuenta tanto lo físico ("construido" o hecho por el hombre) como lo no físico (por ejemplo, la cultura, las creencias, las costumbres y sociopolítico-económico) el medio ambiente (Cuadro 2). De manera realista, con el fin de que se puedan implementar con éxito los protocolos deben ser adaptados para el paciente dentro de su contexto único. De hecho, el proceso de transculturalización, que adapta las recomendaciones de una cultura y / o grupo étnico a otro, y recientemente implementado por AACE / ACE en América Latina (23), es inherentemente parte de la medicina personalizada / de precisión y deben ser incluidos en las estrategias de atención utilizando la denominación enfermedad crónica basada en la adiposidad.

Estrategias y tácticas para la implementación exitosa del modelo de enfermedad crónica basada en la adiposidad

 El enfoque para el cuidado de pacientes con obesidad ha hecho grandes avances en los últimos años, pero la gestión actual sigue siendo sub-óptima, quizá debido a  la pobre coordinación de la atención médica con el entorno legislativo-regulador, así como a los problemas con la educación, el acceso a la atención médica y la estigmatización (24).

La AACE / ACE se dedica al avance de las prácticas preventivas y terapéuticas para la obesidad que mejoran la salud de todas las personas y creen que la adopción del modelo de enfermedad crónica basada en la adiposidad como término fisiopatológico que hace referencia al diagnóstico médico de la obesidad y al tratamiento de la grasa corporal y de sus complicaciones relacionadas con la adiposidad avanzarán este objetivo.

Estratégicamente, este enfoque conceptual no es un cambio de marca de la obesidad per se, sino una novedad que incorpora un mejor mensaje de salud para médicos y pacientes. Este enfoque abarca la prevención primordial / prevención primaria para disminuir los riesgos y los efectos adversos de la adiposidad anormal, la masa, distribución y / o función; a la prevención secundaria / terciaria para disminuir los riesgos y efectos adversos de las complicaciones basadas en la adiposidad.

Por ejemplo, poblaciones especiales, como los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes que son metabólicamente sanos tendrán que ser examinados para los trastornos de la adiposidad, por lo que se pueden inicializar protocolos apropiados para prevenir sus complicaciones. Este enfoque incluye a la ciencia del comportamiento y está en el modelo de atención crónica de la obesidad que prioriza el cambio, la preparación para la práctica, la formulación del protocolo con estandarización y adaptaciones. La AACE / ACE también apoya un esfuerzo continuo, concertado y vigoroso en relación con la salud y la agenda legislativa relativa al reembolso de la medicina estructurada de estilo de vida y de hecho todas las modalidades terapéuticas basadas en la evidencia para pacientes con enfermedad crónica basada en la adiposidad.

Tácticamente, para abordar la epidemia de obesidad la AACE / ACE está desarrollando variados materiales educativos (por ejemplo, en la web, impresos y presenciales) y conferencias, y con sus organizaciones profesionales asociadas, continúa impulsando iniciativas legislativas y a nivel local, estatal y federal (ver www.aace.com). Más específicamente, la AACE / ACE actúa como punta de lanza de una definición clara y del posicionamiento del modelo de la enfermedad crónica basada en la adiposidad en la base de datos de ontología enfermedad humana (25) y luego la creación de la codificación de sus complicaciones basada en la ICD-10 para facilitar a los profesionales la gestión de los reembolsos, la implementación rutinaria y las métricas de calidad realizables.

Sin embargo, el desafío al uso del término es la identificación de materiales apropiados, disponibles y asequibles. Los marcadores / métricas que reflejen el impacto de la adiposidad en la salud. Para ser claro, el enfoque no elimina el IMC ya que este cálculo todavía confiere valor para muchos pacientes con exceso de adiposidad. Sin embargo, se necesitan más investigaciones que ahora pueden centrarse en herramientas específicas para cuantificar las alteraciones en la masa de adiposidad, su distribución y función. En general, para combatir estas enfermedades crónicas tan  prevalentes y lesivas, el médico deberá incorporar un enfoque conceptual para la gestión que va más allá de un enfoque singular fijado en el IMC. La adopción del nuevo modelo de diagnóstico de la enfermedad crónica basada en la adiposidad i es un claro paso adelante.


Article Citation: Jeffrey I. Mechanick, Daniel L. Hurley, and W. Timothy Garvey (2016) ADIPOSITY-BASED CHRONIC DISEASE AS A NEW DIAGNOSTIC TERM: AMERICAN ASSOCIATION OF CLINICAL ENDOCRINOLOGISTS AND THE AMERICAN COLLEGE OF ENDOCRINOLOGY POSITION STATEMENT. Endocrine Practice In-Press. doi: http://dx.doi.org/10.4158/EP161688.PS

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dra. Salma Katiuska Soto Seminario   Hace 3 meses
Los negocios son legales y reconocidos juridicamente, incluso para los médicos. Pero la pregunta es: ¿esta bien que los médicos hagan mercadería de los seres humanos?
Lic. Emilio Luis Gaviria Lareo   Hace 3 meses
Propongo ir del cambio de denominación a sus causales. Lo expuesto por los profesionales amplía la visión sobre la cuestión, para comprenderla y accionar en consecuencia. La obesidad como: 1. Enfermedad crónica basada en la adiposidad. 2. Problema que no se resuelve con el cambio de nombre. 3. Responsabilidad de los médicos. 4. Multifactorial que requiere equipo multidisciplinario. 5. Negocio de las corporaciones alimenticias que involucra a los gobiernos. 6. Negocio para los médicos. Reitero mi pensamiento de hace dos meses, no dejar afuera a la persona responsable por su propio cuidado, pues puede quedarse en el facilismo de derivar culpas sobre otros, la genética o la mala suerte.
Dra. Salma Katiuska Soto Seminario   Hace 3 meses
Buenos días,
Todo hace suponer que la solución descanza en el área médica y comparto la responsabilidad inherente. Pero quien regresa a pedir cuentas a la industria alimenticia, a los alimentos transgénicos, es una
RED que lleva a la humanidad al "vicio" de la sobrealimentación. No hay muchas personas que se liberan de los vicios, y como se cree que solo la droga y alcohol es vicio...¡alimentense hasta morir! o revicen su vida.
Dra. Teresita de Jesus Vega Amaya   Hace 4 meses
La verdad es que creo que solo nos exponen el hilo negro. Aquí en méxico hay instituciones privadas o AC que ya han tomado el tema de esta manera y han sido los médicos generales mediante cursos y diplomados los que han abordado el tema de esta manera. No se que pase en el resto de los países de latinoamérica pero aquí los endocrinólogos por muchos años se han enfocado al negocio de las insulinas y hormonas y poco se ha escuchado de ellos en atender este problema. Pienso que se tardaron en hacer este enfoque pero nunca es tarde.
Dr. José Gregorio Villacorta Cruz   Hace 5 meses
Este artículo es uno de los más importantes que he visto sobre el tema de Obesidad. Siempre hemos pensado que esta enfermedad es multifacética pues incluye genética, endocrinología, medicina interna, cardiovascular y sobre todo el asunto MENTAL, que es el más difícil de tratar. Es obvio que ya es tiempo de involucrar seriamente a los GOBIERNOS Y A LA GRAN INDUSTRIA ALIMENTICIA, a ver si "quieren" hacer modificaciones a sus fórmulas debido al alto costo económico. Felicitaciones y saludos desde Guatemala.
Dr. Ulises Xavier Marmol Balda   Hace 5 meses
En el contexto semántico, la propuesta se ajusta a la dinámica propia de la circunstancia de vida en los seres humanos. En un mundo cambiante el ajuste de conceptos es una necesidad. La coincidencia eventual, es consecuencia de referirse al mismo ámbito. El desafío está en la determinación y empoderamiento de protocolos que beneficien a médicos y pacientes en un marco científico y ético.
Dr. Enrique Salvador Granados Gandara   Hace 5 meses
Excelente articulo,leo comentarios con alguna controversia conceptual,cito textualmente lo que pretende el articulo"Este enfoque conceptual no es un cambio de marca de la obesidad perse, sino una novedad que incorpora un mejor mensaje de salud para médicos y pacientes
Dra. Monica Paneth   Hace 5 meses
Me sorprende sobremanera este artículo.
No quiero equivocarme, pero desde fines de los 90 en nuestras cátedras de nutrición hablamos de obesidad como el aumento del porcentaje de grasa corporal que se acompaña muy frecuentemente con aumento de peso.
No veo como estas sociedades han inovado algún nuevo concepto.
Dr. Jorge Arturo Torres Ramirez   Hace 5 meses
EL PROBLEMA PARA PODER ESTADIFICAR LA ETAPAS DE LA ENFERMEDAD CRONICA ES QUE LAS ETAPAS NO ESTAN BIEN DEFINIDAS, ¿QUE ES UNA COMPLICCION LEVE MODERADA O SEVERA? PORQUE ASI SE DEJA SU DETERMINACION AL CRITERIO DE CADA MEDICO Y NO EXISTE UN PARAMETRO DE UNIFICACION DE CRITERIOS.
Dr. Jorge Granados   Hace 5 meses
excelente integración del IMC y la fisiopatología del síndrome metabólico y los factores culturales en su tratamiento. Dr. Jorge Granados
Dra. Maria Nilda Gronda   Hace 5 meses
Me encantó el enfoque del artículo, lo estaba esperando. Ya era hora de tomar más en cuenta la fisiopatología y las complicaciones del exceso de adiposidad ala hora del diagnóstico y tratamiento
Dra. Raquel Fregenal   Hace 5 meses
Muy bueno el artículo !! Es un novedoso y necesario enfoque que ayudará a admitirla como enfermedad crónica, definir causas y consecuencias y a abordar rápidamente los tratamientos adecuados.
Dr. Guido Hipolito Arce   Hace 5 meses
Estigmatiza mas "obeso" que "Enfermo"? seguimos fabricando enfermedades. Que bueno para la industria de la salud. Nuevos métodos complementarios, nuevos aparatos y procesos diagnósticos (invasivos?), nuevos farmacos, etc, etc, etc,
Dra. Marta Molinero de Rópolo   Hace 5 meses
El problema de la OBESIDAD va mucho más allá que el nombre que se le dé. Cuanto más simple más real: OBESIDAD , corto simple contundente ¡!!
Por favor, basta de tratar a las PERSONAS OBESAS como clientes a los que hay que atraer disimulando su padecimiento .
Dr. Wilson Humberto Moran Mejia   Hace 5 meses
Excelente descripcion de esta enfermedad cronica con nuevos conceptos y terminologia que van a servir para la prevencion y tratamientos futuros
Dra. Cecilia Alejandra Araizaga Beltrán   Hace 5 meses
Enfermedad Crónica Basada en la Adiposidad (ABCD), o simplemente Enfermedad Crónica Obesidad, que hoy en día a los Latinos nos esta rebasando. Hay mucho por hacer para prevenir esta enfermedad crónica y así evitar las complicaciones que se derivan de ella.
Dr. Elias Gomez Molina   Hace 5 meses
Estoy seguro que el abordaje de esta patologia, desde otro angulo, dara mejores herramientas al medico para, tomar dicha enfermedad, como una verdadera amenaza a la inegridad fisica de millones de personas en el mundo, y dar a este problema la debida importancia que requiere en beneficio de la salud de nuestros pacientes.
Dr. Jose Neira Cobos   Hace 5 meses
"SOBREPESO" INCLUIRÍA A TODOS AQUELLOS QUE ESTÁN POR ARRIBA DE LOS ESTÁNDARES CONSIDERADOS COMO "NORMALES"
SIN IMPORTAR LA EDAD.

PPNEIRAC.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 5 meses
Hubiera sido más científico proponer una definición y no una descripción del cuadro; estas construcciones semánticas contemporáneas me recuerdan algunos dichos del Profesor Gladiolo (personaje de César Bruto interpretado por el fallecido actor Juan Carlos Galván), como por ejemplo en vez del Martifierresco "al que nace barrigón es al ñudo que lo fajen" decir "al que nace propenso a la obesidad es inútil tratar de corregirlo mediante la ortopedia"
Dr. Julio Montero   Hace 5 meses
La propuesta es un desafío a la imaginación porque funciona como un disparador de variadas interpretaciones. Pero siendo estricto pregunto: ¿cual es, o en que consiste la enfermedad crónica basada en la adiposidad, de que hablan los colegas endocrinólogos? ¿Se refieren a toda patología que empeora a la par que aumenta la adiposidad? ¿o entreabren la puerta a la consideración de los problemas de salud consecuencia de disfunción adiposa? Esto ultimo excluye ​a​l aumento de triglicéridos adiposos como única causa de​ su​ disfunción dando lugar al concepto de personas de peso normal "metabolicamente obesos" (y de obesos metabolicamente saludables). Siendo así, cabria preguntarse si es el diseño genético el que impone una capacidad máxima de almacenamiento particular para cada individuo o etnia, como sucede en asiáticos que desarrollan "obesidad" con IMC inferior a los europeos o si factores alimentarios​ (o de otro tipo)​son capaces de producir algunos de los desajustes adiposos pasando la cuenta al exceso de triglicéridos de reserva. Esto es de la mayor importancia porque tiende a despejar el concepto de "exceso calórico" del de "efecto de las calorias", cambiando sustancialmente el marco y el escenario para interpretaciones fisiopatológicas e intervenciones terapéuticas. Demás estaría señalar que la hipertrofia adiposa no debe ser considerada una causa de problemas ya que la hiperglucemia crónica se reduce con el uso de drogas (sulfonilureas, tiazolidindionas) y hormonas(insulina) que aumentan la adiposidad. Estas mejoran "la diabetes" y "empeoran la obesidad" que suele precederla sin ser causa.

Dra. ana silvia lemini   Hace 5 meses
Bien por APCA y APCI
Dra. ana silvia lemini   Hace 5 meses
De acuerdo con los comentarios de dr Dorian Hugo y Angel Batista... La obesidad que por mucho tiempo fue sinonimo de belleza y salud, ahora sabemos que el tejido adiposo en estado patologico dado este por su cantidad, funcioncion y distribucion son la causa de esta alarmante pandemia que no tiene respeto por nadie.. Lo primero la prevencion primaria y despues lo genetico..




Dr. Angel Batista Rivas   Hace 5 meses
Bien es cierto que en la obesidad existe una adiposidad patologica. Conocemos que las causas endocrinologicas son las menos, puesto que es la etiologia primaria la mas frecuente, entonces, para realizar cualquier cambio, debe reunirse la academia y especialidades mundiales, para decidir al respecto.

No olvidemos que las evidencias y avances cientificos han demostrado que de base hay un musculo enfermo, .que termina siendo parte de la resistencia a la insulina, o de su inefectividad, no podemos cambiar concepto alguno sin tomar en cuenta esto ultimo.

Recordar que la meta mas que conceptual es establecer metodos, tecnicas y practicas que permitan prevenir, ayudar en el abordae y manejo, de manera tal que los logros obtenidos sean sostenibles.

Como multifactorial es la obesidad, asi un equipo multidiciplinario e intergubernamental, debe integrarse para en tiempo prudente, y como grupo investigador global dar una respuesta integral satisfactoria.

¿Cuanto conocemos sobre la obesidad del Lactante, o de la infanto-juvenil, y su adecuado manejo? Falta muco por investigar

La intencion de las sociedades endocrinologicas que han desencadenado el interes sobre el tema es muy valido, pero no les corresponde solo a ellas decir sobre cambios en este ni en ningun tema medico especializado.

Los que utilizan solo el IMC, para diagnostico y clasifificacion de la obesidad, se limitan en extremo, puesto que siendo un parametro excelente en el contexto, no es menos cierto, que, como dijimos antes, es un probelema multicausal, el IMC debe acompañarse de otros variables predictiva iual de adecuadas
,
Dra. Claudia Maria Marroquín Poitevin   Hace 5 meses
No es solo cambiar nombre, la modificación en estilos de vida, dietas evaluadas por profesionales de la salud, son prioritarias!!
Dr. Daniel Simon Goldstoff   Hace 5 meses
Buenos días.

Muchas gracias por v/ valiosos envíos.

Respecto de la Obesidad, es posible que constituya un "nombre" con repercusiones que puedan morigerarse.

Pero el que se propone es largo, incómodo para mencionar y registrar, etc. Y para escribirlo en Historias Clínicas e Informes Médicos. Incluso "EPOC", es más sencillo, "SIDA" o "AIDS", también. Y están "asentados".

¿Se puede arrimar a quien propone ese nombre, sustituír la iniciativa por algo así como "Adiposis Crónica"?. O Adiposis, simplemente.

Coincido que en el cambio de nombre no mejora a los enfermos, pero posiblemente contribuya a lograr una futura mejor aceptación de los mismos en la sociedad en general. La "lepra", era denigrante, y el "Hansen", no.

Solamente una respetuosa inquietud.

Gracias nuevamente.

Atte.
Lic. Enid Filip   Hace 5 meses
Coincido con los colegas en que más allá de la nomenclatura el abordaje sigue sin ser demasiado bueno por lo que es necesario hacer un mea culpa como profesionales y revisar las estrategias, por otro lado el peso cultural sobre el estilo de vida actual; es indispensable ir a las conductas iniciales que promueven dichas problemáticas.
Respecto a la nomenclatura en si misma, se lo presenta como un concepto más amplio.
Dra. Maria Alejandra Gaydou Borsotti   Hace 5 meses
No es una cuestion de nombre ,es una cuestion que tiene que ver con la INERCIA MEDICA antes cambios fisiopatologicos tempranos que confluyen en diagnosticos como OBESIDAD HTA DBT .Empecemos a ver biomarcadores tempranos
Dr. Gerardo Rene Barillas   Hace 5 meses
cambiar el nombre cuantas veces así lo decidan pero lo que hay que cambiar es la actitud de las personas ,la educación al comer y la ignorancia medica.
Dra. Nancy Oralia Aroche Ulloa   Hace 5 meses
Buenas tardes, he leído el artículo, sin embargo creo que el nombre es lo menos importante, podemos opinar y seguir leyendo el resto de nuestros días.Si bien es un padecimiento crónico degenerativo, nosotros mismos hemos hecho casi nada por prevenirlo, mucho menos por dar acciones en contra de este terrible y temible padecimiento. Si somos latinos las medidas de nuestro perímetro abdominal deberán ser menores. Sólo les invito a que seamos actores mismos, es decir, se han medido ustedes mismos (que somos médicos) su perímetro abdominal, llevamos una forma de vida saludable, luego entonces como podemos dar mensajes a nuestros pacientes, a nuestros hijos a nuestros amigos acerca de cuál debe ser el peso adecuado, la alimentación y el tipo de actividad física que se debe realizar? Sólo les invito a llevar a cabo una acción, los trabajos, proyectos de atención a la salud y promoción a la misma son demasiados, pero se quedan solo en ello, proyectos, les invito a llevar a cabo acciones, en nosotros estará la modificación de la conducta para mejorar la calidad de vida, no lo creen?
Lic. Patricia Velarde Delgado   Hace 5 meses
Cambiarian el nombre de Obesidad que es ampliamente conocido por un nombre que necesita ser recordado y no es facil para la mayoria de las personas memorizarlo, por lo tanto el nombre no es lo mas importante ya que lo importante son las intervenciones preventivas que se deben implementar y comienza con una educacion nutricional a nivel infantil ademas que las empresas de alimentos con el gobierno tomen actitudes para mejorar los alimentos y disminuir el consumo de tanta grasa azúcar sal, asi como promover mayor actividad fisica en la poblacion. Cambio de nombre no es solucion, la solucion es cambio de estilos de vida!!
Dr. Oscar Ernesto de Jesus Mejia Hernández   Hace 5 meses
Yo vivo en El Salvador, soy pediatra, y veo mucho la influencia de las abuelas, y la frase "gordito bonito, seco feo",también "que hermoso" mayormente en la clases baja y media, y a veces los que a los que le dicen secos son de peso y talla normal, siento que la educación debe de aumentar, no tomarlo solo como una palabra peyorativa sino como una enfermedad que va que aumentó, difícil y cara de tratar, que los gobiernos deben ya hacer algo al respecto, no ser tan permisible, así como trata con la industria del tabaco, el alcohol así debe ser con la industria de los alimentos
Dra. Sonia Berenice Escamilla Hernandez   Hace 5 meses
Muy Interesante
Dra. Mercedes del Carmen de León Castillo   Hace 5 meses
Tradicionalmente el término Obesidad ha sido bien definido como enfermedad crónica con todas las complicaciones que de ella se deriva pero en consulta no le hacemos conciencia al paciente OBESO que la causa fundamental de sus problemas es la Obesidad, EJ: Una paciente Obesa, Hipertensa, Diabética consulta por dolor en las rodillas, le interrogamos, ¿Con qué se controla la glicemia? ¿con qué se controla la presión? pero nunca preguntamos con qué se controla la Obesidad y hacemos un brillante diagnóstico……!!!GONARTROSIS O ARTROSIS DE RODILLA!!!... Usted debe ser tratada con……..y ahí agredimos al paciente obviando que solo con una consulta de Nutrición podría mejorar sus dolencias. Este cambio me recuerda un libro de Reumatología (1997) donde se menciona los innumerables intentos para cambiar el nombre de la especialidad ya que el término Reumatología, el cual se asume por la palabra reumatismo introducido por Galeno en el siglo II de nuestra era, prestaba confusión sobre el significado y proponían “ARTROMIOOSTEOLOGÍA” “ENFERMEDADES DEL APARATO LOCOMOTOR” pero solo se ha logrado literatura como “ARTRITIS Y ENFERMEDADES AFINES, “ REUMATOLOGÍA EN ATENCIÓN PRIMARIA”
Quizás la palabra OBESIDAD no sea muy convincente pero es un término muy arraigado, con mucha tradición y no será fácil desterrarlo o cambiarlo por una frase tan compleja, como dicen los colegas…. Prestarle atención y mostrar un cambio de aptitud frente a la Pandemia cambiaría mucho el panorama de enfretamiento a la enfermedad….Gracias
Lic. Sonia Maria Sassu - Esp. Nutrición Clínica (UBA)   Hace 5 meses
El nombre importa. Las palabras importan. No se si este es el mejor nombre para esta enfermedad, muy largo y no fácil de internalizar. De todos modos es importante que haya cambios que favorezcan a las personas con esta enfermedad. Empecemos por nosotros, los profesionales de la salud.
http://www.obesity.org/publica...
Dr. Dorian Hugo   Hace 5 meses
La esclarecedora denominación promueve un cambio de actitud frente a la pandemia tanto para prestadores de salud. personas afectadas y autoridades legislativas, El conocimiento del Adipocito en nuestra generación se limitaba a un simple "almacen de grasas" hoy el conocimiento es muy amplio y el Adipocito es la base de un sistema regulador metabolico-hormonal cuya disfunción causa patología de gran impacto en la población mundial, por otro lado el "mercado" sin regulaciones es una causa sobresaliente sobre los otros factores causales
Dra. Silvina García Reynoso   Hace 5 meses
No me parece correcto el cambio de nombre, lo que resulta necesario es concientizar sobre la impotancia de una vida sana, y para quienes padecen obesidad de origen genético, acudir a la consulta con un especialista. Agrego esto al comentai que hice ayer.
Dr. jose j salas   Hace 5 meses
el nombre no es lo que interesa, lo que si es importante es su fisiopatologia y la forma como educar a las sociedades adiptas a las grasas . un ejemplo es venezuela , desde que las empresas dejaron de producir mayonesas. margarinas y pastas la gente se ha visto en la necesidad de cambiar su dieta por frutas , legumbres y verduras lo que se ha reflejado en una disminucion de los indices de colesterol y trigliceridos y el descenso en la mortalidad por infartos del miocardio ,por causas aterotromboticas en la poblacion joven....
Dr. Daniel Ralle   Hace 5 meses
Lo interesante de esta figura es que demuestra la cara oculta de la obesidad: el exceso de grasa corporal es un disparador de cambios fisiológicos y fisio-patológicos que resultan de la propia cantidad, pero también de la distribución y de la función exagerada y alterada del tejido adiposo; lo que, en una combinación de factores contextuales que actúan retroalimentando, potenciando y perpetuado un estado morboso, imprime una carga creciente de enfermedad sistémica crónica con severas complicaciones para la salud humana, estigmatización laboral y social, discapacidad y mortalidad prematuras, y un alto costo a los sistemas de salud.
Lic. Emilio Luis Gaviria Lareo   Hace 5 meses
Esclarecimiento positivo si además se considera al medio socio cultural con sus creencias y condicionantes. Una comparación entre dos problemas de salud: 1° "obesidad" remite a responsabilidad personal, "enfermedad...basada en la adiposidad", la disminuye. 2° "accidente cerebro vascular", contingencia que limita la responsabilidad propia, en su lugar "ataque c. v.", la aumenta. ¿Cuáles son las conductas médicas adecuadas para que los pacientes se involucren en su cuidado propio?.
Dr. Jorge Eduardo Ravera Verdesio   Hace 5 meses
Considero que el objetivo es lograr la aceptación de esta condición como integrante de la Patología Médica. Aceptar la cronicidad. Aceptar que la terapéutica no incluye solamente el adelgazamiento.
Estimo la semiologia en estos pacientes integrando sus antecedentes (completos) a otros sintomas y signos que permanecen post-adelgazamiento inmediato y que lo acompañaran el resto de su existencia.
El conocimiento acerca del mantenimiento es escaso segun revisiones de la literatura médica.
No es , en mi parecer, cambiando el rótulo que se cambiará el estado actual de esta progresiva y desafiante cuestión.
Dra. Silvia Lilian Gonzalez Dardik   Hace 5 meses
Herir susceptibilidades promoviendo el cambio de nombre a un problema de salud me suena más a hipocresía , que a apuntar el meollo del problema , a ver si podemos ponernos de acuerdo , legislación ,pautas culturales médicos , nutricionistas, docentes y padres para promover conductas que están demostradas como saludables ( dietas basadas en frutas , verduras carnes magras ) actividad física , y reducción del estrés en relación a la imagen.
Creo que no estamos llegando con los mensajes, si no nuestros pacientes no sentirían tanta culpa y frustración en el momento del control del peso. Qué estrategias deberemos usar para obtener resultados dirigidos a mantener y recuperar la salud de la población en relación a la obesidad ?? Este es uno de los principales desafíos de este siglo.
Dr. Angel Batista Rivas   Hace 5 meses
Desde el 2013, en distintos foros, vengo proponiendo el nombre de ADIPOSIDAD PATOLOGICA CRONICA (APCA si es en Adultos y APCI si es Infantil), y clasificacion segun las complicaciones acompañantes, y su gravedad, en:
A asintomatica Etapa 0: Sin complicaciones
M complicaciones moderadas Etapa 1: Complicaciones moderadas .
G complicaciones graves Etapa 2: Complicaciones graves. Todo esto considerando que la obesidad es una enfermedad crónica prevenible originada por múltiples causas, y que lleva a muchas complicaciones, se caracteriza por un exceso de grasa- Adiposidad Patológica- en el cuerpo,
No distingue edad, sexo, color, situación geográfica, origen, nivel socioeconómico, religión, tiene consecuencias malas para la salud

Se relaciona con:
-Mayor ingesta de calorías (alimentarias) que las que se gastan
-Consumo excesivo de grasas (aceites, mantecas) etc.
-Poca actividad física
-Disdminucion de tejido muscular e ineficacia de su actividad (Musculatura enferma). Apreciaria mucho si toman en cuenta esta humilde sugerencia
Gracias
Dra. Silvina García Reynoso   Hace 5 meses
Con respecto a la alimentación, los mensajes y mandatos, publicitarios y sociales, son fuertemente contradictorios: por un lado, los fundamentalistas veganos, los vegetarianos intolerantes y la incitación a la ortorexia, término acuñado por Steven Bratman para calificar como trastorno alimentario la obsesión patológica por comer comida considerada saludable por la persona lo que que puede llevar a la desnutrición e incluso a la muerte. La exigencia social de la delgadez, que en muchas ocasiones, en jóvenes con poca autoestima y personalidad débil, conduce a la anorexia y/o a la bulimia. Por otro lado, las cadenas de comidas rápidas, p.ej, Mc Donalds o Burger King, con mucha publicidad en todos los medios posibles, consiguen tener todos sus locales llenos a toda hora, vendiendo hamburguesas acompañadas de gaseosas y papas fritas. Ser o no ser (gordos), ese es el problema!
Dra. Salma Katiuska Soto Seminario   Hace 5 meses
A quien se le ocurrió el "nombrecito"? De seguro es para no "molestar" la suceptibilidad de los "pobrecitos" que no tienen voluntad para decir NO al exceso. Si los médicos callamos, los cuerpos de las personas enfermas gritaran.
Dr. Nestor Manuel Aragon   Hace 5 meses
Cuando un problema, y especialmente uno de los mayores de este siglo, junto a otras afecciones crónicas, los especialistas buscan un consenso, por lo general ello se hace para delinear nuevas estrategias de investigación y obtener nuevas respuestas para éste. Y no se da el caso aquí, lo que genera muchas dudas.Una de las complicaciones del síndrome metabólico, es la obesidad, sin duda, y muchos estudios avalan el camino del desarrollo de las futuras investigaciones. Cuando ello no ocurre, no es por una simple liviandad dada por las asociaciones que suelen regir y señalar estos caminos, sino que genera demasiadas dudas para no señalar lo evidente. Creo que deberían dar y señalar los caminos de los desarrollos de investigación científica seria y no un simple cambio de nombre, lo que a la final , resulta más engorroso.
Dr. Nicolas Santaella   Hace 5 meses
Buenos días colegas. cambiar de Obesidad a " Enfermedad Crónica basada en adiposidad", me impresiona que es un nombre muy largo para explicar el problema. Considero que si van a proponer un cambio, no solo debe reflejar la realidad del problema,y lo que verdaderamente está pasando para que el individuo llegue a la obesidad. Es un problema complejo. Recomiendo ver a profundidad los hábitos que vamos inculcando a los niños, infantes, púber y adolescentes, por todos los medios con lo que cuenta actualmente nuestra sociedad. Eso tenemos que verlo con detalle, con cuidado, con mucho pulso. Probablemente los psicólogos pueden decir mucho de esto, y el condicionamiento del ser humano en desarrollo. En cuanto al termino o nuevo nombre, propongo simplificarlo a : " ADIPOSIDAD", y es concreto y práctico . Un abrazo, y felicitaciones por preocuparse por este importante problema de salud pública Mundial. Enorme piso para el desarrollo de la Diabetes. Dr. Nicolás Santaella, Internista, Formado en El HCM-Universidad de Carabobo ( Maracay, Edo. Aragua, Venezuela)
Dr. Nicolas Santaella   Hace 5 meses
Buenos días colegas. cambiar de Obesidad a " Enfermedad Crónica basada en adiposidad", me impresiona que es un nombre muy largo para explicar el problema. Considero que si van a proponer un cambio, no solo debe reflejar la realidad del problema,y lo que verdaderamente está pasando para que el individuo llegue a la obesidad. Es un problema complejo. Recomiendo ver a profundidad los hábitos que vamos inculcando a los niños, infantes, púber y adolescentes, por todos los medios con lo que cuenta actualmente nuestra sociedad. Eso tenemos que verlo con detalle, con cuidado, con mucho pulso. Probablemente los psicólogos pueden decir mucho de esto, y el condicionamiento del ser humano en desarrollo. En cuanto al termino o nuevo nombre, propongo simplificarlo a : " ADIPOSIDAD", y es concreto y práctico . Un abrazo, y felicitaciones por preocuparse por este importante problema de salud pública Mundial. Enorme piso para el desarrollo de la Diabetes. Dr. Nicolás Santaella, Internista, Formado en El HCM-Universidad de Carabobo ( Maracay, Edo. Aragua, Venezuela)
Dra. Daniela Ancich   Hace 6 meses
En en el facebook de Intramed se ha producido una discusión interesante sobre el rol de la célula adiposa y por otra lado sobre el rol económico de la industria famacéutica con este tema .
Dr. Jorge Rodolfo Velich   Hace 6 meses
Juro por Hygieia y Panacea que no alcanzo a comprender, sino en el marco de la etapa bizarra que atraviesa la cultura estadounidense, este "cambio paradigmático" . Asistimos perplejos a una aceleración en la futilidad puesta al servicio de la ¿Medicina?... "God help us!"
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017