Los pacientes, los celulares y el perro de Pavlov - Puntos de vista - IntraMed
   
La verdad y otras mentiras (cerebro clínico) | 29 DIC 16

Los pacientes, los celulares y el perro de Pavlov

La comunicación amenazada por los dispositivos para comunicarse
68
8
Autor: Daniel Flichtentrei 

"Se dedican a hablar de manera compulsiva, casi siempre sin tener nada urgente que decir, consumiendo su vida en un diálogo entre invidentes" Umberto Eco

Hace años que me ocurre, pero cada vez es peor. Un paciente ingresa a mi consultorio, tomo sus datos, sus antecedentes, el motivo de la consulta. Intento concentrarme en lo que dice y en cómo lo dice: en el tono de voz, sus gestos, su mirada, la posición del cuerpo sobre la silla. Pero suena el celular. Una llamada, un mensaje, un mail. Sonidos diferentes, todos igual de molestos. Los más discretos no atienden, pero se distraen, y yo también. Miran con disimulo la pantalla, bajan una mano delicadamente y sus dedos se mueven nerviosos (como si no les pertenecieran). Saben que los estoy mirando pero no pueden evitarlo, algo más fuerte que ellos los gobierna. Me quedo callado. Espero hasta que la comunicación entre nosotros se restablece. Pero los ruidos vuelven y vuelve su compulsión en la mirada y en los dedos. Algunos me dicen: “disculpe doctor, tengo que atender una llamada”. Me vuelvo a callar. Escucho como toma un pedido de trabajo, o acuerda la hora en que pasará a buscar a la nena por su clase de inglés, o la lista del supermercado. Espero. Incómodo, harto.

En cada oportunidad no puedo dejar de sentir que algo se rompe. Que hay un invitado indeseable en el encuentro entre mi paciente y yo. Que lo que una persona tiene que decirme, o lo que yo tengo para decirle a él, está subordinado a algo más urgente, más importante, de acuerdo con su criterio. Competimos por la atención. Y pierdo, siempre pierdo.

Encuesta IntraMed a médicos (diciembre 2016)

La razón y el rito de la consulta médica

La consulta médica –al menos tal como yo la concibo y la practico- es un ejercicio intelectual donde alguien nos ofrece un relato y otro  busca -con la concentración de un sabueso- los rastros de lo que ocurre. Las señales son múltiples y no todas explícitas. Las cosas siempre han estado allí, pero es la sagacidad del detective la que logra reunirlasy darles coherencia. Sherlock Holmes y Hercules Poirot husmean en el consultorio. Hay una secuencia en la que el encuentro alcanza una profundidad que va creciendo a medida que pasan los minutos. Volver a empezar a cada momento nos condena a la superficialidad. El teléfono rompe la ceremonia. La fragmenta hasta vaciarla de sentido. La relación médico / paciente tiene un aspecto ritual, no solo racional. Y esa liturgia no es trivial. No es un fútil ejercicio de pensamiento mágico. Es el sustento indispensable de la confianza mutua y el recurso intersubjetivo mediante el cual se desencadenan las complejas operaciones cognitivas que permiten construir un diagnóstico. La medicina se sostiene por completo en ese encuentro. Sin él no hay nada. Pura información, datos sueltos, ruido comunicacional sin ningún significado.

El único diagnóstico al que puedo llegar en esa situación es que entre mi paciente y su teléfono existe una relación más estrecha que entre él y yo. Mientras yo percibo que el celular nos distrae; mi paciente siente que el que los distrae (a él y a su telefonito) soy yo. El vínculo ha sido asesinado.

Hace unos días visité a un paciente en la Unidad Coronaria. Apenas llegué activó su celular en altavoz. Su esposa del otro lado de la línea hacía preguntas y comentarios. No contesté. Me dispuse a auscultar su corazón. La voz chirriante de esa mujer me lo impedía. Quise apagar el teléfono pero no supe cómo. Lo ahogué con la almohada como un asesino de película de Hitchcock. Gimió como un pájaro herido hasta que el sonido se fue apagando definitivamente. Cuando me iba, el paciente rescató su celular de las profundidades de la cama. Lo reanimó con caricias de padre amoroso. Extendió su brazo sobre mis hombros. Pensé que estaba conmovido y agradecido por mi atención. Mirándome a los ojos dijo: doctor, ¿le molesta si nos sacamos una foto para mi Facebook? Pensé que estaba poniéndome viejo e intolerante. Preferí despedirme sin comentarios.

No es un capricho. No es una herida narcicística profesional. Es simplemente que no existe manera de ejercer la medicina en una comunicación atomizada y discontinua.  El médico hace un trabajo que es al mismo tiempo intelectual y corporal. Hay una tensión en el pensamiento y en el cuerpo que se dispone a desplegar sus antenas más sensibles para captar señales minúsculas. Como piedras de un collar, selecciona algunas y descarta otras. Las hilvana mediante un delicado cordel de sentido que las mantiene unidas. A veces, con suerte y con empeño, se encuentra una clave que nos revela un nombre. Y ese nombre nos abre una puerta. Entonces formulamos una conjetura plausible. Y la sometemos a prueba, una y otra vez, mediante nuevas preguntas, exploraciones físicas o complementarias. Hay una intuición encendida, pero nunca nos abandonamos a ella sino que la interrogamos y la desafiamos todo el tiempo.

Pero los celulares están allí. Omnipresentes. Inoportunos. No son solo adolescentes, también son adultos y ancianos. Hombres y mujeres. Hay algo que no puede esperar. Un llamado impostergable. Una orden con ringtone de Los Palmeras. La mirada furtiva que obedece, el dedo clandestino buscando la pantalla. El perro de Pavlov rendido a ese estúpido sonido.   


"La verdad y otras mentiras" (historias de hospital)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Hugo Ricardo Poledo   Hace 5 meses
Coincido mucho en lo expuesto, uno deberia tomarse una vengancita leve, es decir, cuando el paciente atiende su telefono uno tendria que sacar el de uno y ponerse a hablar con alguien y decirle, disculpe estoy haciendo una apuesta a los caballos de carrera... jaja...
La venganza es el placer de los Dioses y de los Galenos... (esto es una broma lo expuesto) Pero coincido que me ha pasado muchas veces que los pacientes atienden problemas laborales y eso me molesto, no si es un llamado de la familia porque en Argentina si uno no esta comunicado facilmente puede estar secuestrado y eso es alarma real.
O sea, no todo de nada, ni nada de todo...
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Si al salir yo prescindiese de mi iPhone y de mi iPad dejaría de existir profesionalmente, ya que por las perentorias características de mi trabajo, el hecho de no estar conectado implicaría no recibir mensajes que en su enorme mayoría requieren respuesta inmediata y que provienen desde los más variados horizontes.
Dr. Norberto Pisoni   Hace 6 meses
Ayer tenía que ir a una localidad vecina y me olvide el celular,casi no voy,En mi caso no es demasiado patológico por padecer una secuela neurológica pero realmente me sorprendió la angustia que me produjo y la sensacion cuando llegue a destino como si hubiera olvidado el objetivo tapado por la sensación de inseguridad.Es obvio que además de Pavlov hay una real internalización de una herramienta de comunicación hoy imprescindible(?) para nuestro trabajo pero que a veces nos traicionan los automatismos (Langer)
Dra. Stella Maris Fontanella   Hace 6 meses
Absolutamente cierto incómodo y desagradable 😂
Dr. Luis Gregorio Simental Lares   Hace 6 meses
podríamos de una manera cortés y elegante hacerle ver al paciente que si el va a contestar su celular durante la consulta nosotros también podríamos hacer lo mismo, pero que por educación debemos respetar el tiempo de los dos y hacerles ver que hay personas esperando su turno
Dr. Gustavo Barbosa Barros   Hace 6 meses
"La experiencia corrige al hombre cada día; es pues el privilegio de la razón. Sólo el hombre es capaz de verificar sus pensamientos, de ordenarlos; sólo el hombre es capaz de corregir, de rectificar, de mejorar, de perfeccionar y así volverse más hábil, más discreto y más feliz." GOETHE.
"No nos preocupemos de lo que ya está hecho, sino de lo que queda por hacer. "MAGENDIE.
"La relación médico-paciente, es un contrato de partes que se consuma en una práctica dialógica horizontal… "LOLAS STEPKE.
"Un ser humano es parte del todo que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Está convencido de que él mismo, sus pensamientos y sus sentimientos, son algo independiente de los demás, una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esa ilusión es una cárcel para nosotros, los limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por los pocos que tenemos más cerca. Nuestra tarea tiene que ser liberarnos de esa cárcel, ampliando nuestro círculo de compasión, para abarcar a todos los seres vivos y a toda la naturaleza."
ALBERT EINSTEIN.
La revolución tecnológica posibilitó una vanguardia que deja obsoleto, el día después, lo que hoy encontramos vigente. Nuestro consultorio deberá constutuirse en un "no lugar" de comunicación, otro espacio de anonimato. Seremos parte expectante de las tribus asistémicas, o nos están advirtiendo de nuevas necesidades de adecuación para poder seguir comunicándonos, aceptando la inevitable pérdida de nuestro lenguaje original. No seremos caciques, pero seguramente integraremos el necesario Consejo de Ancianos.
"La razón por la cual la sociedad ha instaurado la institución de la medicina, es para garantizar que nunca muera nuestro instinto de salvarnos unos a otros." D. CHOPRA.
Gracias Dr.D.F.
Dr. Daniel Omar Branne   Hace 6 meses
Buena la nota. Comento algo ocurrido hace apenas una semana. Veo un paciente en consultorio con todos los síntomas de neumotórax por lo que lo acompaño a la sala de guardia. Mientras le presentaba el paciente a la médica de guardia le vibraba el celular...miraba y contestaba los mensajes. No pude tolerar la situación, le pedí disculpas al paciente y llevé a la dra. para hablar en privado...le explique la falta de respeto hacia mi y sobre todo hacia el paciente..Creo que se molestó, no pidió disculpas y llamó a otro compañero para que se haga cargo del caso...estas situaciones ocurren en una tienda con los vendedores, en un taxi, en los colegios..es universal.
Dr. elio doctors   Hace 6 meses
soy medico jubilado . dejé el consultorio por problemas de salud hace 5 años . Todo lo que dice el autor es real ,me pasaba hasta que en el instituto donde ejercía propuse ,con éxito , colocar un cartel bien visible en la sala de espera y ante cada consultorio , donde decía :" por favor antes de entrar apague su celular " . Fué mágico y si alguno no lo hacia quizá por distraccion ,y sonaba en medio de la consulta ,con solo mirar al paciente ,bastaba para que no lo atendiera. Fué muy eficaz y las entrevistas fueron absolutamente sin desconcentraciones de ambos protagonistas.
Dr. Vicente Sedas Ruiz   Hace 6 meses
Es tan real el texto, que, estoy seguro, la mayoría de nosotros hemos experimentado esa sensación; el letrero que está a la entrada de muchos consultorios tiene sentido "favor de apagar su teléfono al entrar a consulta"; creo que con la lectura anterior muchos lo pondremos.
Dra. Rosa Eugenia Salvio Aranza   Hace 6 meses
la lucha entre la tecnologia y el uso inadecuado e inoportuno de ella que nos esclaviza o nos aisla... ¡¿¿¿ qué hacer???
Dr. baudilio Marés Lanza   Hace 6 meses
No es menos cierto lo que se esclarece en cuanto a la relación medico paciente y la comunicación mediante celulares, pero también creo que es falta de interes del paciente que acude al médico y no le presta la debida atención apagando su celular e inclusive dejandolo fuera de la consulta. No obstante es cierto que se crea una dependencia absoluta inclusive con reflejos condicionados en cuanto a los celulares, pero eso tiene un limite.
Dr. Cesar Gaston Cabezas Tamayo   Hace 6 meses
NO PIENSO QUE SEA DE BUENA EDUCACIÓN INTERRUMPIR LA CONSULTA MÉDICA POR UNA LLAMADA DE CELULAR. MI SECRETARIA SABE QUE DEBE RESPONDER LA LLAMADA Y MIS PACIENTES ESTÁN ENTERADOS QUE NO PERMITO QUE RESPONDAN SU CELULAR,SALVO UNA EMERGENCIA.
Dra. Gloria Elcy Correa Yepez   Hace 6 meses
Buenas noches, el celular y todos los dispositivos electrónicos son una forma muy buena de estar en contacto con familia, con el mundo e incluso con el mismo paciente que me puede informar como va con su tratamiento, incluso enviar mediciones de sus glucometrías por ejemplo en los diabéticos y por el mismo indicar como ajustar la dosis de insulina, pero que tenemos que hacer es aprenderlo a usar, por que así como nos conecta con los que están lejos, nos desconectan con los que tenemos al frente, no sólo los pacientes son inoportunos con sus celulares, nosotros como médicos también le cortamos la historia al paciente cuando lo contestamos y más cuando es algo personal y que puede esperar a horario no laboral. El celular es incluso muy buena herramienta de trabajo, de ayuda , pero bien usado.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimada Dra. Robertina:
A mí mucho no me hizo reír ya que al parecer, a causa de las dos razones de mi vida - mi iPad y mi IPhone - resulto ser un Perro de Pavlov; como diría Alberto Castillo, yo soy parte de mis dispositivos y les debo lo que soy, ya que me permiten estar conectado permanentemente en cualquier lugar de la geografía nacional e internacional resolviendo, coordinando y planificando cuestiones de mi vida personal, profesional y académica, sin tener que llevar trabajo y molestias a casa desde ya hace muchos años; no pierdo tiempo, no pierdo oportunidades, no pierdo invitaciones ni tampoco pierdo amigos, al contrario, gano cada dia más.
Cordialmente.
Dra. Robertina Cruz Maldonado Cisneros   Hace 6 meses
No sabe cuanto goce este artículo me hizo reír muchísimo, creí que nada mas yo era la incomprendida.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimado Dr. Ferrando:
Un claro ejemplo de aggiornamiento es el nuevo Código Civil y Comercial, que está hecho para sujetos del siglo XXI y no del XIX, como el de Vélez Sarsfield, cuyos intervalos de tiempo se concibieron para los desplazamientos en carreta o diligencia, mientras que hoy nos movemos con vehículos un tanto más veloces; será que el avión también es un mal invento, bizarro e innecesario?
Cordialmente.
Dr. Gustavo Ariel Ferrando   Hace 6 meses
el teléfono móvil es un mal invento, una evolución bizarra e innecesaria.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Así es, estimado Dr. Espinoza, los tiempos cambian y es muy saludable no perder el tren del progreso; al respecto, evoco una anécdota que me contaba mi padre y que mucho me complace; a los 18 años, en 1922, ingresó como Auxiliar al desaparecido Banco de Italia y Río de la Plata, Sucursal Río IV; en aquellos tiempos todas las operaciones bancarias (incluidas las aritméticas) se realizaban a mano, anotando en los libros respectivos con la ayuda de portaplumas y tintero; pues bien, un cierto tiempo después de la llegada de mi padre se incorporaron al Banco las máquinas de calcular y el personal fue entrenado para utilizarlas, siendo gozosamente recibidas por los mas jóvenes y con desconfianza por los más veteranos, a tal punto que estos, una vez obtenidos los resultados a máquina, repetían la operación a mano para controlar que el artefacto hubiese realizado correctamente los calculos; Moraleja: ¡Guarda, que te cacha el porvenir!
Dr. Jorge Espinoza Rubio   Hace 6 meses
Simplemente así son los tiempos modernos,nos está tocando vivir esta era ,donde la tecnología nos alcanza,y nos invade,es muy raro,y si muy frecuente,más bien casi siempre,o siempre,mis pacientes ingresan a mi consultorio con su inseparable celular,y es que las personas por algún motivo u otro tienen la necesidad de la comunicación,ahora bien,ningún paciente entra al consultorio riéndose,habitualmente llegan refiriendo molestias,quejas,males,Dolores,en sí patología diversa,y que la. mayoría de las veces el mismo enfermo nos dice el Diagnóstico,claro,corresponderá a nosotros los profesionales,una vez recopilado,analizado estudiado minuciosamente los datos clínicos recogidos durante la entrevista médica,y por medido de una relación médico paciente,amable,tolerante,acertiva,empató a y profesional ,establecer el verdadero Diagnóstico e iniciar un Tratamiento oportuno,yo pediría a,todos mis colegas que tengamos PACIENCIA,en fin,un celular. menos o un celular más,no voy a permitir Desquiciarme,recordemos que ellos los enfermos acuden a nosotros por Ayuda,y debemos ofrecercelas con toda la tranquilidad y acertividad,debemos entender y comprender que en estos tiempos contemporáneos,dadas las características de la. vida ,los celulares son Indispensables y todo mundo d hemos portar uno de ellos.De emos evitar Escamdalizarnos,no nos hagamos Bolas,como Médicos,nosotros tenemos el sartén por el mango,y esto no es bravuconearía ni autoritarismo,es recordar sencillamente que el Consultorio Médico nos pertenece,y nosotros con justas desiciones,tomaremos las medidas pertinentes,no debemos Frustarnos,por el contrario,alegrémonos que tenemos pacientes que confían en nosotros depositando su salud en. nuestras. manos,un abrazo fuerte para. mis Colegas.Mucha ánimo y éxito en este bendito año que apenas comienza.



del. Mundo,en la actualidad son indispensables
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
ELOGIO DEL CELULAR (A la Erasmo de Rotterdam)
"En cuanto a los que se escandalizan de la ligereza y de lo jocoso del asunto, les suplico que adviertan cómo este ejemplo no es mío, sino que desde hace largo tiempo ha sido puesto en práctica frecuentemente por grandes escritores. Ha siglos que Homero, ha cantado La Batracomiomaquia; Virgilio, el mosquito y no sé qué vianda rústica; Ovidio, el nogal. Polícrates ha hecho el elogio de Busiris e Isócrates lo ha refutado. Glaucon ha celebrado la injusticia, Sinesio, la calvicie; Luciano, la mosca y el oficio de parásito. Séneca ha escrito la Metamorfosis de Claudio; Plutarco, el diálogo de Grillo con Olisca; Luciano y Apuleyo, el asno; y no sé quién, el testamento del lechón Grunnio Corocotta, de que hace mención San Jerónimo. Después de todo, si esto les agrada, que se imaginen que he jugado a los dados para distraerme, si así lo creen mejor, que he estado corriendo a horcajadas sobre un palo de escoba."
Dr. Jorge Gil Garcia Trejo   Hace 6 meses
el paciente sabe lo que hace,y si hace eso es sobre su salud ,por su salud y su tiempo y su interes en saber sobre su enfermedad que apague su cel o lo ponga en modo avion ..el debe de ver que es por su salud
Dra. Norma Eugenia Medina Niembro   Hace 6 meses
Esa conducta es el día a día de los profesores, que no logran dar una clase integra sin solicitar que apeguen un celular o dejen de contestar mensajes. Las personas sobre todo los jovenes fueron condicionados por un sonido, vibración y luces que emite un aparato. Alguien inteligentemente utilizo la teoría de Pavlov para condicionar a la raza humana y controlarla mediante un pequeño dispositivo capaz de convertir al ser humano en un muñeco guiñol.
Dr. Gregorio Hugo Sorin   Hace 6 meses
Es una adicción mas. Y no tiene control de las instituciones públicas o privadas. No es solo en las consultas, es mientras se come, mientras se está con otros, mientras se viaja. Que hacer?
Campañas de concientización y además LIMITES.
Entre los colegas debates.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Como docente me ha sucedido y me sucede que durante una clase le suena el celular a un alumno, quien por supuesto atiende y nos explica que se trata de una emergencia y que tiene que irse; personalmente lo acepto y en algunas ocasiones ha sonado el mío en plena exposición e, invocando tácitamente la igualdad ante la ley, he atendido y manifestado a mis alumnos que se trataba de una emergencia; por otra parte debemos aceptar que los tiempos han cambiado y que el aula no es ya esa suerte de templo que regenteaba la Señorita Juana Cardarelli allá por segundo grado del Normal de Río IV; la comunicación interhumana ha cambiado adoptando ese aire de dispersión y concentración que caracteriza a quienes portan un celular; por mi parte, agradezco al Altísimo tener un smartphone cuya menos calificada función - la que menos utilizo - es la de hablar con algún interlocutor molesto; no podría vivir social ni profesionalmente si no tuviese siempre a mano mi iPhone 6 Plus (en mayo me compro el 7)
Dr. Jose Neira Cobos   Hace 6 meses
AFORTUNADAMENTE NO HE TENIDO ESA EXPERIENCIA SOBRE LA INTERRUPCIÓN DE UNA LLAMADA AL CELULAR DE MI PACIENTE, SEGURAMENTE DEBE DE SER MUY INADECUADA Y MOLESTA-
CREO QUE SI LLEGARA A SUCEDER LE INDICARÍA AMI PACIENTE QUE SUSPENDIERA ESA COMUNICACIÓN EN FORMA AMABLE PARA PODER HACER MI TRABAJO SIN INTROMISIONES.

PPNEIRAC
Dr. Norberto Pisoni   Hace 6 meses
sobreinformación compulsiva irrelevante vinculada a tdh(¿exagero?)
Dra. Olivia Montiel   Hace 6 meses
Muy bueno.Creo que hay que pactary es.apagar el celular mientras dure la consulta.En el caso del médico podemos cribar llamadas.
Dr. YOSJANDER COMPANIONI MAYA   Hace 6 meses
es algo contra lo que no podemos luchar,pero creo que debemos empenarnos todos para lograr mejor calidad en las consultas medicas y en la comunicacion y relacion medico paciente....
Dra. Gestora Calidad   Hace 6 meses
Felicidades por el artículo.

Yo en lo personal durante la consulta silencio y guardo el celular y le pido al paciente que por favor haga lo mismo, el respeto debe de ser mutuo.

Saludos a todos (as).
Dr. Juan Pedro Calisaya Medrano   Hace 6 meses
Colegas yo pongo señaletica para indicar que no use su celular el paciente y funciona...
Dra. Elsa Gloria Armesto   Hace 6 meses
ES UNA EXCELENTE NOTA
Dr. Carlos Presman   Hace 6 meses
Tal cual
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimado Dr. Zambonino:
Estoy de acuerdo con Usted;.mi pretensión es no dar una visión sesgada rasgándome las vestiduras porque los pacientes usan el celular durante la consulta, sino ser justo y expresar que también los médicos hacen lo mismo.
Cordialmente.
Dr. Abelardo Zambonino Guerrón   Hace 6 meses
Dr. Lucero: Por ética el medico debe absorberse en el paciente hasta terminar la consulta. No es dable que su consulta tolere o solape con una llamada personal que puede asistirla después de atenderlo. Parece que también que en lo bíblico la Sabiduría lo hace pensar.
Dra. Julia Cecilia Pérez Pereyra   Hace 6 meses
Interesante artículo, es cierto el sonido del cel distrae, incomoda, fastidia...
Yo les permito a los pacientes que contesten y que avisen rápidamente que están en una consulta.
Esto lo hago, por que a veces me llaman a mí también del Retén de Emergencia y estoy obligada a contestar... al contestar respondo con rapidez que estoy en consulta y devolveré la llamada al desocuparme... de hecho interrumpe...
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Por lo que leo, numerosos colegas escotomizan al medico como usuario de celular durante la entrevista y cargan las tintas sobre el paciente; procurando ser justo les digo: "¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O como dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo?" (Mateo 7:1-5)
Dra. JANETH ELIZABETH PLAZA MARCHAN   Hace 6 meses
Yo simplemente le pido al paciente que no conteste!! Aunque parezca un poco imperativo, no lo permito!! Y le digo que si le urge mucho! Se salga del consultorio y lo veré después!!
Dr. Abelardo Zambonino Guerrón   Hace 6 meses
En esta época o era de alta tecnología, para concertar una atención objetiva y subjetiva del paciente en una anamnesis clínica sobre el motivo de la consulta suelo tomar una alterativa que el paciente observe el monitor donde escribo su problemática solicitando mire y lea su información, logrando por lo menos un 80% de éxito, es decir manejando el reflejo individual del paciente para complementarlo con el examen físico y presumir un diagnostico a seguir. De lo contrario es difícil si un paciente es obsesivo.
Dra. Jorgelina Presta   Hace 6 meses
Hola Dani,excelente descripción de la realidad que estamos viviendo: ese INTRUSO en el vínculo médico-paciente. Por supuesto que se extrapola a otros vínculos también,ya la sociedad toda está invadida por esos aparatitos que suenan de mil maneras.
Ayer me ocurrió,con una paciente de 80 años,que tenía su celular prendido,le llegaban mensajes,wapp etc..y en un momento me dice.".ah dra aprendí a sacar fotos con el celu. Le voy a sacar una así se la muestro a mi esposo y la conoce.". .Pero todos absolutamente todos,de cualquier género y edad, entran al consultorio con el celular prendido,y lo tocan ,y lo miran de reojo, y si suena:"perdón dra tengo que atender ".....
Lic. Marcela Gracia Fino de Mariani   Hace 6 meses
Dr. Humberto Lucero, efectivamente es como Ud. dice. No atiendo el teléfono cuando estoy con mis pacientes. Lo omití en el comentario porque me centré en la figura del paciente, como lo propone el artículo. Del mismo modo, respeto a rajatabla los horarios, sin demorar la atención. Creo que el acto terapéutico -sea médico, o ente caso psicológico-, requiere lo que se denomina "alianza terapéutica". Es decir: un acuerdo adulto entre las partes para llevar adelante un tratamiento consensuado.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Cámara oculta de una escena cotidiana: profesional de la salud habla por celular mientras atiende pacientes.
https://youtu.be/wR2qhTZFjaY...
Dr. Eduardo Gonzalez Caldera   Hace 6 meses
¿ QUIÉN SOMOS ?. Somos lo que otros nos hacen ser. Bueno, no siempre. Con frecuencia veo en consulta señoras que traen a la nieta a consulta, la madre, a todo momento pegada al celular. --- Sra. ¿ qué problemas tiene la niña ??....... ! HIja !, !Hija! !Hija!, la hija parece no escuchar por estar "embobada" con el celular. ......... ! TOS! .y "DESAPARECE".--- ! Hija! ! !hija!, " Qué más tiene la niña"..... Molesta contesta: !Fiebre! y vuelve a "desaparecer". Ante estos casos únicamente les pido, no exigo ni les solicito que salgan. Nunca ni a nadien les acepto disculpas. Cuando las corro las corro. Soy diciplinado con formación militar. Y no seré como otros quieran hacerme. Por encima de otro está mi dignidad de hombre y de médico
Dr. Horacio Podesta   Hace 6 meses
...soy mas elástico...minutos para el celu u otro tema, si surge...luego la consulta sin interrupciones...
Sr. Óscar Rodríguez   Hace 6 meses
Cierto...
Quizás, más pronto de lo que se piensa algún médico, los pacientes empezarán a requerirles sus servicios para eliminar los virus a sus estimados teléfonos móviles.... ;)
Dr. Alberto Carlos Estrada   Hace 6 meses
Excelente. Totalmente de acuerdo.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimada Dra Pereira:
Las únicas ocasiones en que algún celular me sulfura es cuando su dueño - en pleno siglo XXI - lo usa para hablar ya que considero que hablar por teléfono es un arcaísmo digno del siglo XX; fíjese que curioso, yo también, como paciente, pongo lo mejor de mí en la entrevista, mientras que el colega no se vincula conmigo sino con su celular o con la computadora; me parece procedente que Ud. marque pautas dentro del consultorio, pero entiendo que las mismas serían válidas si Usted le explicita al paciente que el también puede marcarlas; eso es una relación horizontal.
Cordialmente.
Dra. Graciela Pereira   Hace 6 meses
Totalmente de acuerdo. Muchas veces quise asesinar a algún celular.
Me siento realmente molesta porque pongo lo mejor de mí en mi trabajo y la otra parte interesada está más atenta al fastidioso celular que a su condición médica. Muchas veces estuve tentada de decir una improcedencia como " allá arriba no podrá comunicarse por medio del celular, así que mejor concéntrece " pero me limito a ser firme y marcar pautas tan así que dentro del consultorio hay un cartel que dice claro no uso de celulares. Y no por eso hay una relación vertical, porque el mío permanece apagado.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimada Licenciada:
La relación médico paciente no es vertical sino igualitaria, toda vez que ya hemos superado los tiempos del discurso del amo; comparto plenamente su propuesta de fijar pautas dentro del consultorio, con la salvedad de que también al paciente le corresponde dicha prerrogativa; si lo hacemos los profesionales de manera unilateral estaríamos demonizando al paciente como único posible infractor de las leyes del consultorio, lo que deviene injusto, puesto que muchas, muchísimas veces el infractor es el profesional.
Lic. Marcela Gracia Fino de Mariani   Hace 6 meses
Con todo respeto, opino que los profesionales de la salud debemos poner pautas dentro del consultorio. Así de simple. Solicitarle al paciente ni bien ingresa, que apague el celular, es una medida sencilla y efectiva. Yo lo hago con todos mis pacientes. Funciona. Y no se trata de autoritarismo, sino de ejercicio legítimo de la autoridad. Si por causa del teléfono no puedo escuchar al paciente, lo correcto es plantear la situación. Si en los Bancos, está prohibido el uso del celular, mucho más en el consultorio, en donde están en juego cuestiones que hacen a la vida del paciente.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Fe de erratas: "los nefrólogos decían que era una enferma de Pediatria"; VALE.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimada Dra. Boccaccio:
El infausto caso de su padre es ilustrativo de la decadencia de la práctica médica, que es preinformatica y de larga data; ahora asumo calidad de familiar de paciente: hace ya casi 30 años mi hija - entonces de 8 meses de edad - se internó en un Hospital capitalino cuyo patronímico corresponde a una numerosa corriente migratoria europea; fue admitida por Guardia un sábado a la tarde con diagnóstico de Síndrome Uremico Hemolitico, y derivada a una Sala perteneciente al Servicio de Pediatría cuyo titular era un pionero en el estudio de la afección aludida; pasaron 3 horas y ningún profesional del Servicio vino a ver a mi hija; estuvimos a punto de irnos pero antes decidí llamar a nuestro pediatra, quien nos había derivado al Hospital, para decírselo; me pidió que lo esperáramos que el iba a hablar con los profesionales; efectivamente, en breve lapso llegó, examinó nuevamente a mi hija y se fue para volver casi enseguida con dos residentes a quienes presentó el caso y encomendó la asistencia de la niña ; la historia continúa, pues la desatención se complicó cuando los colegas entraron en litigio de jurisdicción y competencia: los pediatras decían que era una enferma de Nefrologia y los neurólogos decían que era una enferma de Pediatria; pues bien, a pesar de la necedad médica, mi hija sobrevivió para contarla y en la actualidad está sana y feliz; la experiencia me sirvió para descreer de las instituciones prestigiosas y de las personalidades célebres.
Dra. Cristina Boccaccio   Hace 6 meses
No son solo los pacientes los que son dependientes de la tecnología, mi padre tenía cancer de próstata avanzado, lo acompañé a la consulta con su urólogo, yo soy pediatra, no estaba bien y la ictericia era franca y notoria, como el especialista no lo miró solo a su computadora, tuve que decirle que presentaba ictericia marcada entonces lo miró un poco y me respondió que podría ser... hagamos un hepatograma... tenía 26 mg% de bilirrubina a predominio directo y transaminasas de mas de 1000 mg/%. Al no mirar al paciente nunca hubiéramos sabido que mi padre estaba comenzando una insuficiencia hepàtica, falleció a los 10 días....
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Oh!, los televisores!; son la maldición en las internaciones; lo primero que hacen los familiares es alquilarle un televisor al paciente, que por lo general ve insoportables programas de aire como Morfi, El Diario de Mariana, o lo que es peor, Bailando por un Sueño que termina a cualquier hora; el desventurado de la otra cama, que solemos ser quien escribe o sus familiares, debemos soportar imagen y sonido mientras el vecino duerme estrepitosamente.
Dr. Agustin Gomez   Hace 6 meses
Los infaltables televisores prendidos, interfieren bastante, molestan, diría yo. Y se han convertido en una constante, tanto en los domicilios como en otros ámbitos. Abogo porque nos emancipemos de colocar televisores por todos lados.
Dr. Luis Gustavo Palma Cordero   Hace 6 meses
Muy buen texto, muy bien tomado con humor y la seriedad de la situación que nos pone a pensar que muchas cosas han cambiado y se ha desgastado el vinculo medico-paciente, uno de esos puntos es el respeto que hemos visto volar hacia mejores rumbos y no ha quedado mucho.
Dra. Maria Florencia Peichotto Romero   Hace 6 meses
Cómo aprender mutuamente a no depender de un aparatito. .... porque como muchos han dicho antes.... no es sólo problema del paciente... excelente punto de vista doc! Saludos!
Sr. Pablo Federico Varone   Hace 6 meses
Está buenísimo el texto. Pasa en todos los ámbitos de la vida, como no va a pasar en la consulta médica? Todavía no aprendimos a manejar semejante caudal de información (que termina siendo igual de inútil que no tener ningún dato).
Dr. Fernando Ariel Esmay   Hace 6 meses
Dr Daniel Flichtentrei simplemente brillante lo que escribió! y comparto todo a mi me pasa exactamente lo mismo.
Dr. Fernando Ariel Esmay   Hace 6 meses
Dr Aguilar Fleitas simplemente brillante lo que escribió! y comparto todo a mi me pasa exactamente lo mismo.
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Estimado Dr. Aguilar Fleitas, reciba mis mas sinceras felicitaciones por tan brillante comentario, rigurosamente ajustado a la realidad.
Cordiales saludos.
Dr. Baltasar Jose Maria Aguilar Fleitas   Hace 6 meses
Así es. También suena el teléfono del médico. Colabora competitivamente con el del paciente en despedazar la relación médico-paciente. El teléfono del médico tiene un ringtone distinguido: suena porque está destinado a un imprescindible. Atiende porque el doctor tiene, a diferencia del paciente, muchas vidas en juego. Si no contestara, aconteceria lo peor. El paciente, en esas circunstancias es más paciente que nunca: a la burocracia previa a la consulta debe sumar la tolerancia hacia el doctor y su ringtone. Al final igualmente se muestra agradecido: su doctor atenderá al otro después, así lo ha dicho, irá a buscar al nene al colegio con cierto retraso, así lo ha dicho. No ha salido del consultorio, gracias que aún permanece allí...
----
Soy médico. No pertenezco a ninguna organización de usuarios de la salud. Saludos desde Uruguay. Mi intención fue completar el cuadro...
Dr. Mario Oscar Zaidenberg   Hace 6 meses
En la puerta de mi consultorio puse un cartelito: "Se ruega mantener apagado el celular mientras dura la consulta . Usted puede perder unos minutos de conversación pero ganará otros más importantes de buena atención en salud...", que de alguna manera respalda el excelente capítulo: Los pacientes, los celulares y el perro de Pavlov.
Dra. Flory Barrantes Bogantes   Hace 6 meses
Interesante reflexión del Dr. Flichtentrei. El celular llegó para quedarse y no es coincidencia que en está era de la globalización las personas estemos enfocadadas en esa intensidad de ser mirado, de decir cualquier cosa y no en escuchar-nos. Quizé el entrenamiento para este nuevo año podría ser en volver la mirada hacia nosotros mismo y entender que esa adicción a la intensidad es el lado sombrío del amor propio, pues requiere un gran gasto de energía psíquica para mantener esa imagen o fachada de vulnerabilidad, a través de la fantasía de tener que demostrar para "el afuera" el saber, el control y la perfección. Cordial abrazo de año nuevo
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 7 meses
Que curioso, a mi, como paciente, me ocurre que a los médicos que consulto, invariablemente les suena el celular y lo atienden sin decirme nada, como si yo no estuviera, tipo tachero; puedo decir nombres y apellidos e instutución pero me parece de mal gusto.
Dr. Santos C Gonzalez   Hace 7 meses
Data de errores sintácticos..patología no sea severa.
Encuesta personal, sin el cada uno.
Sería otra variable clínica más..y hay que aprovecharla.

Y por último el paciente en la UC no corría peligro inminente.
Dr. Santos C Gonzalez   Hace 7 meses
Si atiende el celular hay alta probabilidades de que la patología no severa.Se podría hacer una encuesta personal cada uno.Sería interesante para tener un primer dato clínico.hay que aprovechar toda la data clínica hasta la más nimia.Y uno se relaja.
Segundo y al revés, por mi edad ya estoy metido en la máquinas de picar carne.Entre mi médico (cardiólogo, traumatologo, por mi señora, y urólogo) no logre más que dos o tres miradas por consulta a mi cara.Y varios estudios que yo mismo seleccioné.Si les sigo las indicaciones todavía estaba pidiendo turnos y haciendo colas.
Y por último Daniel es fácil a) sr o sra apague el celular por favor, lo digo por su bien..como yo les dije a, mis médicos,colegas miren más al paciente que a la pc..
La (in) cultura es soberana, ya está antes que la clínica.
Dra. Mercedes Del Carmen Molina Quintero   Hace 7 meses
Excelente y reflexivo artículo en tiempos de tecnologías. Cada vez tengo pacientes pediátricos escolares ya ni adolescentes, que entra al consultorio con equipos electrónicos de juegos adictivos, que interrumpen la relación medico paciente... es una realidad oculta que tantos padres como hijos no perciben el daño silencioso familiar en la comunicación del hogar.
Dr. Honorato Chiñas Ferra   Hace 7 meses
Totalmente de acuerdo.Una experiencia cotidiana.Y la mayoría de veces se trata de un asunto trivial.
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017