Ni tecnócratas ni charlatanes, médicos - Puntos de vista - IntraMed
   
La verdad y otras mentiras | 05 DIC 16

Ni tecnócratas ni charlatanes, médicos

Acerca del modelo médico, lo que cambia y lo que permanece (y del inmenso privilegio de ser médicos)
60
21
Autor: Daniel Flichtentrei Fuente: IntraMed 

Gran parte de la medicina actual es un ejercicio de futurología sustentado en probabilidades estadísticas de grandes poblaciones. Tratamos “riesgos” más que “hechos”, “posibilidades” más que “sucesos”.  Sin embargo casi toda nuestra formación académica se orienta al reconocimiento de enfermedades concretas mediante el uso reglado de la clínica. Las habilidades cognitivas imprescindibles para uno u otro enfoque son muy diferentes.

Entre una medicina al pie de la cama del paciente y una medicina de escritorio hay mucho más que un cambio de escenario

Excepto en unas pocas especialidades –cirugía, cuidados intensivos, obstetricia- buscamos, encontramos e intervenimos sobre cosas que aún no han sucedido. De allí que una educación enfática sustentada en la identificación de acontecimientos clínicos del presente produzca con mucha facilidad profesionales perplejos antes las nuevas demandas. Quien espera encontrar lo que aún no está presente siente que no hay nada que buscar y que sus intervenciones son meros ejercicios de ciencia ficción. Eso los hace escépticos, incrédulos, frustrados y sujetos a la inercia en sus actuaciones.

Entre una medicina al pie de la cama del paciente y una medicina de escritorio hay mucho más que un cambio de escenario. Existe un giro epistemológico para el que se requieren habilidades y competencias muy diferentes para las que, en general, nadie nos ha preparado jamás. El riesgo de entender una probabilidad como un hecho nos transforma en técnicos ignorantes y peligrosos. La tentación de interpretar una recomendación epidemiológica como un mandato clínico individual nos convierte en dogmáticos e irreflexivos. Entre la epidemiología y la asistencia a personas únicas a irrepetibles está el territorio específico del trabajo médico.

Este terreno pantanoso del que huyen las certezas y donde la incertidumbre manda. Esa porción difusa y ajena a las verdades categóricas, eso es la Medicina. El resto es muy importante, funda la toma de decisiones, pero es ciencia básica, epidemiología, ensayos clínicos controlados, y muchas veces meras estrategias de marketing.

Nuestra tarea frente las críticas al modelo médico debería ser esmerarnos por no merecerlas

No existe otra manera de ejercer la Medicina que no sea frente a una persona en particular. Nuestros actos apuntan a un individuo con una historia, una biografía, un universo de valores y creencias situado en el complejo y contradictorio mundo real. Las evidencias son herramientas y no reglas. Se hace medicina en un espacio atravesado entre lo general y lo particular, entre la medición y el sentido. Entre lo cuantitativo y lo cualitativo. Restringirnos a lo primero nos convierte en tecnócratas y aplicadores automáticos de algoritmos. Encerrarnos en lo segundo nos condena a la charlatanería y nos priva de la maravillosa inteligencia colectiva de la ciencia. Sobran ejemplos de los dos casos. Basta mirar a nuestro alrededor para encontrar a unos y a otros. Ser médico hoy es encontrar el delicado equilibrio que nos resguarde de ambos.

¿Qué hacer antes las críticas al modelo médico?

Las críticas al modelo médico vigente son muchas veces justas. Pero otras tantas no son más que el producto de la ignorancia o de la defensa corporativa de espacios de poder en especial de quienes desconfían, ignoran o repudian el método científico. Es ingenuo e interesado afirmar que la medicina científica implica su deshumanización. No es cierto. Cuando ello ocurre es debido a un desvío imperdonable que debe y puede corregirse. Lo que no tiene remedio -y es una irresponsablididad social- es asistir a personas sin poner a prueba las intervencioes y sin fundamento demostrado para aplicarlas.

La subjetividad ha sido siempre parte de la medicina, no solo por cuestiones básicas de relaciones humanas sino porque es completamente anticientífico no considerar ese aspecto indispensable. La realidad es estratificada, los niveles que la enfermedad afecta van desde lo molecular a lo social, la ciencia lo sabe, la medicina lo aplica. El contexto donde un problema de salud sucede es un determinante mayor de las causas, el curso y del pronóstico de una enfermedad. Esto no es un "descubrimiento" novedoso que nos llega desde fuera de la propia disciplina. Ha sido precisamente la medicina a lo largo de la historia quien lo ha puesto de manifiesto y lo ha demostrado científicamente. No hay novedad más vieja que esa. Lo que es un intolerable acto de analfabetismo científico es convertir el padecimiento humano en pura subjetividad desencarnada, en interpretación desaforada librada a su propia insensatez.

Nuestra tarea respecto de las críticas al modelo médico debería ser esmerarnos por no merecerlas. Desmentirlas con nuestro trabajo cotidiano en contacto con nuestros pacientes. Somos muy afortunados quienes ejercemos esta profesión. Ella nos acerca al apasionante mundo del conocimiento verdadero y al conmovedor tembladeral de las relaciones humanas. Pero también nos aleja de los discursos pedantes y vacíos tanto como de la desapasionada mecánica de las máquinas. Pocos tienen ese privilegio. No será despojando a la medicina de su propia especificidad que se va a enriquecer. Tenemos mucho que aprender de otras disciplinas y estamos abiertos para hacerlo. Pero algunas pretenden enseñarnos medicina, que es precisamente lo que ignoran. Es necesario analizar las críticas y formular propuestas para superarlas cuando tienen fundamento. Pero sería un suicidio intelectual despojar a nuestra práctica del conocimiento indispensable que la sostiene. Sin biología no se puede hacer medicina tanto como no es posible ejercerla solo con ella.

No somos ni científicos ni charlatanes. Somos médicos..., y eso es otra cosa.

Nuestros consultorios no son laboratorios de investigación donde las condiciones de los acontecimientos están perfectamente controladas como variables. Tampoco son templos paganos de la charlatanería institucionalizada y arrogante donde nada de lo que se hace o se dice deba someterse la demostración y a la prueba empírica. No somos ni científicos ni charlatanes. Somos médicos..., y eso es otra cosa.

No existe medicina sin fundamentos científicos pero tampoco sin relaciones interpersonales. Vivimos rodeados de incertidumbres pero las afrontamos con nuestras pocas certezas. Somos conscientes de esa limitación. Nos movemos entre lo que cambia y lo que permanece. Sabemos lo que ignoramos y esa consciencia de los límites es una ventaja enorme. Pero si alguna vez se nos olvida. Si en ocasiones nos deslumbran las falsas verdades y nos encandila la tonta aritmética del padecimiento humano. Si caemos en la soberbia del que ignora lo que ignora y supone que tiene respuestas generales que podrá aplicar automáticamente a personas individuales. Si la estupidez de una cultura científicamente analfabeta nos hace repetir la jerga atrevida y locuaz de los imprudentes opinadores profesionales. En fin, si el inestable suelo donde la práctica médica se ejerce nos corre del preciso lugar donde deberíamos quedarnos, siempre estará allí, frente a nuestros ojos, la mirada de nuestros pacientes. El reclamo irrenunciable de quien pide ayuda y confía en nosotros para recibirla. ¿Qué más podíamos pedir para ser felices haciendo lo que queremos hacer?

Daniel Flichtentrei

*Imagen José Pérez (USA) "Médico de familia"


"La verdad y otras mentiras" (historias de hospital)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dra. Yoli Vitale   Hace 5 meses
Muy buen día. Excelente articulo. Un médico debe ser un equilibrio entre ciencia, sensibilidad y humanidad. Un médico que solo aplica la parte científica y se siente que todo lo sabe, todo lo maneja y no se inter-relaciona con el paciente, con su enfermedad, con su padecimiento, a la larga de nada le sirve porque nunca se va a conectar con el paciente. . Cómo internista pienso que la medicina basada en evidencia nos da herramientas pero nunca debe ser la regla; individualizar y tratar de ponerse en el cuerpo del paciente debe ser la regla y para eso se necesita la conexión médico paciente y eso no lo enseña la ciencia.
Dr. Tito Estrella Caena   Hace 5 meses
Usar tecnología sin olvidarnos de la semiología no debe ser la práctica.Una no anula a la otra.En mis tiempos de estudiantes me enseñaron que quien no mete el dedo,mete la pata y apoyarse solo en tecnología y olvidar lo semiológico,el palpar el tocar,el ver,el preguntar en fin el buscar con el objetivo de comprobar o descartar.
La tecnología debe ser un componente más del acto médico,no la suplantación de este.


Dr. Gustavo Barbosa Barros   Hace 5 meses
"La impresión que produce esta aparente evolución se ve reforzada por una
tendencia invasora a sustituir la apreciación clínica por exploraciones anónimas
y cifradas a las que se pide una medida exacta de los niveles de la enfermedad
y del valor humano: busca de los números, fin supremo de toda ciencia"
RENE`LERICHE-1951
La Tecnología aplicada al diagnóstico y tratamiento, creo que todavía no han superado la "prueba del tiempo".SON FALIBLES.
Dr. lorenzo jose rodriguez astudillo   Hace 5 meses
hola feliz año 2017 deseandoles mucha salud, familiaridad,prosperidad muy intreresante el articulo me pregunto ?con o sin tecnologia tendriamos las misma estadisticas
Dra. Maria Florencia Peichotto Romero   Hace 5 meses
Excelente reflexión doc! La verdad es que somos el justo medio entre lo cuantitativo y la cualitativo. ... cordiales saludos!
Dra. Estela Adriana Valsesia   Hace 6 meses
Si el ejercicio profesional fuese “cuerpo a cuerpo” es probable que esta reflexión tan profunda e inteligente tuviera menos relevancia. No por lo que en sí misma encierra que es totalmente cierto sino por otras cuestiones adyacentes a esta profesión. Me refiero a la influencia del marketing, de la industria del juicio, de la mercantilización de los sistemas de salud y de la invasiva difusión mediática y de las redes sociales de información inmanejable.
Los profesionales de la salud tenemos la responsabilidad de educar y también de curar y asistir a los enfermos.
Para esto tendríamos que tomar conciencia y poder mirarnos desde un lugar externo a nosotros mismos, ser coherentes con el mundo que nos gustaría tener actuando y viviendo sin máscaras. Uno es lo que es las 24 horas, no solamente durante el trabajo.
Dr. Alfonso Domingo Stagno   Hace 6 meses
el medico charlatan es el que te dice que te cura si o si ,te da medicamentos sin diagnostico o inventa curros de yuyerias o medicamentos milagrosos,esos no son medicos sino inescrupulosos que ganan dinero con la ingenuidad de la gente,el tecnocrata a veces usa la tecnologia para engañar tampoco son medicos .los MEDICOS saben combinar el conocimiemto con la tecnologia una mejora la otra y viceversa ,sin tener que olvidar que somos humanos y la palabra sanadora ,saber escuchar y la palmada es estar al lado del paciente entonces el MEDICO sabe combinar tecnologia,conocimiento y escuchar al lado del paciente
entonces MEDICO es pensar en el paciente,
saludos a mis COLEGAS en estas fiestas..
Dr. Gustavo Barbosa Barros   Hace 6 meses
Ya me expedí más abajo sobre la validez de su punto de vista.Yo admiro y comparto ese idealismo tan bien descripto. Pero hay médicos tecnócratas y/o charlatanes.Todos hemos conocido alguno en nuestra vida profesional.
Qué complejo y a la vez maravilloso es hacer Medicina, tal como la considera. Inspirado en su lectura me preguntaba a mí mismo,qué es hacer MEDICINA.No pude compendiarlo más que en estos renglones, en un intento de definir sintéticamente,mi autodesafío.
Ejercer la Medicina, es el conjunto de acciones paliativas o curativas que realiza una persona que acredita su condición profesional, o un conjunto de ellas que comprenden las circunstancias por las que atraviesan sus semejantes que han perdido su bienestar biopsicosocial, o se anticipan a prevenir que dicha pérdida ocurra, empleando las herramientas que le proporcionan su ámbito laboral, su conocimiento, su criterio, el consenso, las habilidades y destrezas adquiridas, la tecnología, la experiencia condensada en evidencias y su saber-hacer falible, consagrados en el ejercicio cotidiano de su práctica dialógica, a la obtención según la consideración médica, del bien más preciado en la biografía de su semejante: LA SALUD-
Por enésima vez,Gracias doctor.
Dra. Dulce Maria Pérez Torres   Hace 6 meses
Excelente articulo, debemos tener siempre presente que estamos enfrente a otro ser humano necesitado de ser escuchado, no solamente de diagnósticado sino de ser entendido. La clínica y empatia es el éxito para que el paciente haga realmente consiente el padecimiento y por consiguiente lleve a cabo la toma de tratamiento y sobretodo en la actualidad ajustes en su estilo de vida. Gracias y felices fiestas!!!
Dr. Humberto Antonio Lucero   Hace 6 meses
Aplaudo con admiración éste sobresaliente artículo del Dr. Daniel Flichtentrei, cuyas consideraciones magistrales caracterizan con toda sensatez y rigor crítico el actual ejercicio "protocolizado" de la Medicina.
Dr. Jorge Luis Sarmiento Compozano   Hace 6 meses
Hi se resume todo: Las evidencias son herramientas y no reglas. Se hace medicina en un espacio atravesado entre lo general y lo particular, entre la medición y el sentido. Entre lo cuantitativo y lo cualitativo. Restringirnos a lo primero nos convierte en tecnócratas y aplicadores automáticos de algoritmos. Encerrarnos en lo segundo nos condena a la charlatanería y nos priva de la maravillosa inteligencia colectiva de la ciencia. Ni científicos ni charlatanes. Somos médicos..., y eso es otra cosa. Excelente Articulo.
Dr. Cesar Leo Kronwitter   Hace 6 meses
Excelente Daniel! En total acuerdo!!
Dr. Vladimir Alejandro Rosario Canela   Hace 6 meses
Muy buenna reflexión. Me agrada saber qué hay colegas que entienden y practican su profesión más allá de números y teorías sin olvidar que somos humanos. Felicidades y siga edificándonos con reflexiones cómo está
Dr. Andres Vilela   Hace 6 meses
El difícil y apasionante actuar del médico q se la pasa buscando certezas y lo único q consigue son más dudas con cada paciente.
Dr. Andres Vilela   Hace 6 meses
El difícil y apasionante actuar del médico q se la pasa buscando certezas y lo único q consigue son más dudas con cada paciente.
Dr. Hernan Mora Estrella   Hace 6 meses
excelente ..reflexion gracias
Dr. Eduardo Gonzalez Caldera   Hace 6 meses
¿Quién califica si somos o no médicos?. ¿Un certificado univeristario, una bata blanca, un estetoscopio colgado al cuello?. La identificación de médico requiere varios postulados que quizas nadie no los tiene:. : Preparación médica, humildad, amor a la profesión, educación y formación constante, etc, En mi caso actúo como médico cabecera en varias familias sin tener todos lo postulados pero aspiro por lograr tenerlos. Todos los días, constante Y puntal actúo con honestidad y responsabilidad en mi profesión. Aunque mis pacientes con su confianza y respeto me hacen sentir que soy médico, sigo preprándome día con día para llegar a ser médico. "SI YA FUERA MEDICO,YA NO ESTUDIARÍA"
Dra. Olga Mondragón Lemus   Hace 6 meses
Muy buen artículo, gracias por compartirme.
Saludos.
Dr. Jorge Mario Rubio Contreras   Hace 6 meses
La idea de medicina basada en tecnologia no puede dejarse de lado derivado que la tecnologia es ya parte de la vida diaria de cualquier profesion y en la nuestra es muy valiosa pero claro esto no quita un criterio humano que debe hacer la diferencia por la experiencia acumulada en el transcurso del ejercicio de la profesion que hace la diferencia lo malo que hemos dejano que los profesionales no medicos crean que con sistemas expertos programas de diagnsotico y protocolos computarizados pueden ahorrase al medico, cosa que raya en lo estupido persdon por la palabra asi es pues los administradores de sistemas de salud monopolizan el ejercicio administrativo de la medicina dejando al medico en el papel de la productividad del medico como si de maquinas se trataran y dejan a la proctividad del medico como un chorro de enfermos producidos dicen ellos mientras mas enfermos veamos somos mas productivos ignaracion e imbecilidad juntas abrase viso apasionante tema para llevarlo a un foro
Dr. Porfirio Ponce-Morazan   Hace 6 meses
¡Magnífico comentario final!
Dr. Alberto Mario Henriquez Fuentes   Hace 6 meses
Excelente articulo aunque difiero un poco del uso de la tecnología, nuestra consulta no debe ser ajena a los avances que se viven hoy en día, sin perder lo humano debemos aprender a utilizar esas herramientas para ser mejores y finalmente beneficiar a nuestros pacientes, saludos desde Barranquilla - Colombia!
Dr. Edgardo Oscar Gurevich   Hace 6 meses
MB artículo. Los estudios de grandes poblaciones debemos aplicarlos a cada caso individual. La medicina se hace por, con y para pacientes, personas bahh. Para reflexionar seriamente hacia donde va la medicina y para pensar que muchas de las modas que bajan de los estados del Norte tienen un solo fin, que no es el científico precisamente.
En fin..materia opinable por cierto.
Dr. Jorge Mario Wasserman   Hace 6 meses
"No somos ni científicos ni charlatanes. Somos médicos..., y eso es otra cosa." Somos en realidad seres humanos que decidimos vocacionalmente ejercer el arte de ayudar al prójimo. Cuando dices que la medicina nos acerca al conmovedor tembladeral de las relaciones humanas, creo que entra a jugar la relación de transferencia (paciente con el médico), y contra-transferencia (lo que siente cada médico por el paciente y/o su familia). Excelente artículo, Dr Flichtentrei!!
Dra. María Andrea Kolln   Hace 6 meses
Gracias Daniel, excelente! Has puesto en palabras nuestras vivencias cotidianas, y nos inspiraste a no perder nuestra esencia. Muchas gracias!
Dr. Gustavo Barbosa Barros   Hace 6 meses
Excelente su punto de vista, como tantos otros que le he leido.Quedé reflexionando sobre dos párrafos de su artículo."Sabemos lo que ignoramos..." Creo que no se puede saber lo que se ignora, pero sí suponer o fingir saber lo que no se sabe.
"...la soberbia del que ignora lo que ignora...".La soberbia de ese médico puede merecer una consideración más piadosa que la soberbia del que sabe que no sabe. Otra vez,Gracias.
Dra. Elsa Elena Gonzalez   Hace 6 meses
Excelente articulo. Felicitaciones al autor.
Dr. Eloy Enrique Verdecia Silva   Hace 6 meses
Excelente artículo en especial cuando es muy dificil lograr equilibrio entre lo individual de cada sujeto y lo que le resulta común al resto de los de su especie que en mi modesto criterio es la mayor parte del asunto, por tanto nosotros apostamos mucho a la prevención, aunque hay que reconocer como bien se plantea en este artículo que cuando nos apartamos de la lógica y de la ciencia caemos en la rutina y es esto lo que nos hace sentir por momento inútiles. Felicitaciones por tocar este tema.
Dr. Mario Oscar Zaidenberg   Hace 6 meses
Excelente artículo..." Este terreno pantanoso del que huyen las certezas y donde la incertidumbre manda. Esa porción difusa y ajena a las verdades categóricas, eso es la Medicina." Este párrafo no puede ser más elocuente, muy, muy buen trabajo
Dr. Norberto Pisoni   Hace 6 meses
Sorprendido y extasiado por la repercusión de este tema tan sensible?no sería posible implementar una actividad al respecto...?(si ya existe, perdón por mi ignorancia) gracias.-
Dra. Elizabeth Blarduni Cardón   Hace 6 meses
Excelente articulo!!!!!!!!!!! Qué difícil es mantener estas convicciones en nuestro tecnológico mundo actual.
Dr. Martin Rodenas   Hace 6 meses
Muchas gracias por el articulo. Me quedo con este pasaje: "El contexto donde un problema de salud sucede es un determinante mayor de las causas, el curso y del pronóstico de una enfermedad." Que dificil poder actuar sobre esta variable! Saludos.
Lic. Maria Ines Mansilla   Hace 6 meses
Excelente nota como miembro del Comité de Bioética del Hospital Cabred me parece un aporte muy importante en relación a Los derechos del Paciente, la formación curricular del médico no garantiza los medios para valorizar y medir las consecuencias de esta relación.
Dr. Jaime Balbin Llanco   Hace 6 meses
Cuanta verdad, sin embargo este tipo de relexiones pudiera parecer esotérico o cosa del pasado para algunos médicos de este tiempo que ejercen aún ignorando, la medicina basada en el Marketing. La práctica del aspecto social de la medicina (relaciones interpersonales) no es puesta en práctica en su adecuada magnitud. Se agradece este tipo de artículos que nos sacuden el interior y nos mueven a reflexionar nuestra labor diaria como Médicos:la profesión más noble en la humanidad.
Dra. Laura Alejandra Chiattone   Hace 6 meses
Brillanteeeeee ! Graciassssss por tanta luz y claridad en la oscuridad, Graciassssss... siempre recordar que ser médico es entregarse al otro desde lo humano y el saber científico.
Lic. juan tomás macazana macavilca   Hace 6 meses
Con argumento consistente y con humildad lidera a sus colegas médicos y, rebasa a otros profesionales como es el caso mío (Psicólogo).

Muchas gracias Dr. Flichtentrei.
Dr. Antonio Paolasso   Hace 6 meses
Estoy en completo acuerdo con Ud. Dr. Flichtentrai. Incluso Farreras Rozman en la edición del año 2000 de su libro MEDICINA INTERNA, reconoce que la medicina del siglo XXI inexorablemente se basará en principios inmodificables a pesar de cuantiosos avances científicos y uno de esos principios es la semiología, arma fundamental de la clínica. La existencia de charlatanes y repetidores automáticos de teorías médicas nunca probadas pero siempre esgrimida no hace mella al ejercicio auténtico de la profesión médica, que a pesar de manejar una ciencia no matemática, ha creado armas suficientes para garantizar la certeza de diagnósticos y tramientos, siendo una de ellas la Medicina de la Evidencia, aún no entendida ni comprendida del todo en toda su extensión. Le felicito por su atinada defensa del arte de la clínica y la defensa de una relación médico paciente que debe ser artesanal. Un abrazo
Dra. Ana María Carbajal Montes de Oca   Hace 6 meses
TOTALMENTE DE ACUERDO, LA MEDICINA PUEDE RECIBIR APOYO DE TODO OTRO CAMPO DEL SABER HUMANO PERO NUNCA PODRA SER DESPLAZADA. POBRE DEL MÉDICO QUE EMPIEZA SU RELACIÓN MEDICO PACIENTE SOLICITANDO EXÁMENES O PIDIENDO LOS RESULTADOS DE LOS ÚLTIMOS QUE SE HAYA HECHO.
Ing. Mariano Fuentes Parraguez   Hace 6 meses
La profesión médica es la mas noble de las profesiones. Saludo a todos los buenos médicos de la tierra!!
Dr. David Kovalskis   Hace 6 meses
Quiro saber:siel libro esta en PDF para grabarlo en mi tabblet.GraciassDr KOVALSKIS DAVID Matric.Nacionan 30i29 Gracias
Dr. Carlos Presman   Hace 6 meses
Excelente artículo, en ese escenario se debate hoy la praxis médica
Dr. Jose Luis Barisani   Hace 6 meses
Como siempre Daniel, una reflexión muy acertada y oportuna.
Dr. Jose Neira Cobos   Hace 6 meses
GRACIAS DR. FICHTENTREI POR TAN HERMOSA OBRA LITERARIA.

A MIS PACIENTES SUELO DECIRLES:
YO ME PUEDO EQUIVOCAR PERO NUNCA LOS VOY A ENGAÑAR PORQUE EJERCER LE MEDICINA ES MUY DIFÍCIL.

TAMBIÉN SOY FELIZ

PPNEIRAC
Dr. German Gonzalez   Hace 6 meses
gracias por la excelente remembranza de lo que es la practica medica y que nos hace reflexionar de como conducirnos en la practica profesional
Dr. Fabian Romero   Hace 6 meses
es importante las enseñanzas que usted nos dá, es importante la realción médico paciente, porque cada peersona es unica. gracias
Dr. Gerardo Sola'   Hace 6 meses
Que bueno poder leer palabras que explican claramente mis pensamientos y sentimientos. Gracias y muy feliz de haber recibido el articulo!!
Dr. Jorge Omar Calabrese   Hace 6 meses
Querido DANIEL

Una vez más debo felicitarte por tu excelencia y tus apreciaciones. Siempre es un enorme placer poder leer tus artículos y la profundidad que ellos tienen. A todos los médicos en algo "nos toca".

Me encantó tu sintética definición: "Este terreno pantanoso del que huyen las certezas y donde la incertidumbre manda. Esa porción difusa y ajena a las verdades categóricas, eso es la Medicina." ¡fantástico!

Aprovecho para saludarte y también a los muchos colegas que han expresado adecuadamente sus opiniones. Así, uno siempre aprende y sigue aprendiendo. Atte

Jorge O. Calabrese - médico - Tres Arroyos Prov Bs Aires - Argentina
http://infectonews.wordpress.c...
Dr. Victor Hugo Villarreal   Hace 6 meses
Maravillosas reflexiones del Dr. Flichtentrei. En un mundo ideal cada quien debería ser su propio médico, pero mientras tanto debemos surcar la brecha entre lo que es y lo que debería ser; entre la realidad y lo ideal.

Saludos.
Sr. Guillermo Lema   Hace 6 meses
Hay aspectos que deberían ser mucho más cuidados, por ejemplo suelen ser bastante débiles los conocimientos sobre química aplicada a los medicamentos que se recetan. También debería ser objeto de estudio esa brecha que existe entre ciencia y medicina. No es este espacio aquel en el que es posible explayarse largamente, pero debería estar mejor articulada la relación ciencia-medicina.
Dr. Ruben Dario Vallejos   Hace 6 meses
Excelente!!!
Dr. miguel angel herrera michel   Hace 6 meses
interesante reflexion
Dr. Dante Graña   Hace 6 meses
Excelente artículo. Muy agradecido por el placer que me proporcionó su lectura
Dra. Leticia Matta   Hace 6 meses
muy bueno, muy cierto.. yo que soy de la "vieja escuela" aun sigo haciendo todos los pasos.. interrogatorio, semiología, y refiero los ptes a Eco por ej. con un diagnostico probable para orientar al operador: GRACIAS muy lindo!!
Dr. Jaime Paez Ramirez   Hace 6 meses
Que excelente, reflexivo y, afable artículo he leído en el despertar de hoy. Un comedido y caluroso saludo al Dr. Daniel Flichtentrei, que hace parte de esta gran revista.
Que hace que cada vez que leo uno de sus artículos, se llene de alegría mis días , que es más!!! que sólo dopamina.

Dra. Rosalina Ayala   Hace 6 meses
Excelente! !!. Siempre lo digo a los Estudiantes aterrizar el libro al paciente en particular y no al revés, el paciente al libro, a los residentes el protocolo es una guía para no cometer grandes errores, el paciente es uno, único. La medicina es apasionante ante con sus luces y sus sombras, nunca lo sabremos todo, el paciente nos enseña siempre el limbo en el que nos movemos
Dra. Monica Marta Vazquez Larsson   Hace 6 meses
Dr. Daniel Flichtentrei
Señores de Intramed

Me congratulo por ver publicado en este prestigioso medio - que leo desde mi mirada de abogada dedicada al àrea de la Bioética -, este mensaje mesurado y humanizante. Necesitamos detenernos a repensar el por qué y para qué y cómo vivimos nuestras tareas.
Muchas gracias
Dr. Norberto Pisoni   Hace 6 meses
Excelente, colega:su prédica es invalorable las evidencias pertenecen a otros ámbitos.Lo nuestro es una particular forma de relación interpersonal
(Sullivan, Fromm)donde se mezcla sutilmente lo afectivo con lo profesional y esto, los que más lo apreciamos somos aquellos que hemos sido reconfortados con el afecto de nuestra clientela.
Dr. Claudio Walter Videla   Hace 6 meses
Qué acertada reflexión. Sin ánimo de megalómano, es un verdadero MANIFIESTO MEDICO DEL SIGLO XXI.
¡Muchas gracias Dr. Flichtentrei!
Dr. Sergio Rubén Fernandez   Hace 6 meses
Excelente artículo
Dr. Bolivar Quito Riera   Hace 6 meses
Dr. Bolívar Quito Riera. Cuenca- Ecuador-
La práctica de la medicina es la ciencia de la incertidumbre a la que debemos enfrentar no solamente con la revisión bibliográfica diaria, con la reflexiva experiencia ganada a través del tiempo de ejercicio profesional y sobre todo, con el reconocimiento de la individualidad del ser humano y la influencia cultural, ambiental y social de su entorno en el que se desenvuelve.
Dr. Benedicto Graná   Hace 6 meses
Excelente, como siempre, doctor. Felicidades a usted y a todos mis colegas.
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017