Los perros no son humanos - Puntos de vista - IntraMed
  
Escepticemia por Gonzalo Casino | 23 AGO 16

Los perros no son humanos

Sobre el deterioro del semen perruno y su falaz interpretación en clave humana
15
2
Autor: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / Fundación Esteve 

La noticia de que la calidad del esperma de los perros británicos está empeorando, según una investigación de la Universidad de Nottingham, no es una gran noticia. ¿A quién le importa la fertilidad de los perros? Entiéndase la pregunta, por favor, en términos relativos y en su contexto periodístico. A mucha gente le importa la salud de estos animales, desde luego, pero el problema del semen perruno solo se convierte en noticia si donde dice perro se lee, implícita o explícitamente, hombre. Eso es lo que han hecho, por ejemplo, The Guardian (Study showing decline in dog fertility may have human implications) y El País (El semen de los perros puede explicar la baja fertilidad de los hombres). Pero no: el estudio en cuestión ni arroja luz ni permite explicar nada sobre la supuesta pérdida de calidad del esperma humano. A pesar del buen oficio de los periodistas, esta noticia que nunca debió serlo solo añade ruido, confusión e incertidumbre.

El estudio británico, financiado por la Guide Dogs for the Blind Association y realizado con datos de 1.925 eyaculaciones de 232 sementales de perros guías en 26 años, muestra un deterioro claro de la calidad del semen. Revela, entre otras cosas, una tendencia descendente del porcentaje de espermatozoides con movilidad normal y la presencia de algunos compuestos orgánicos persistentes (COP) en los testículos y el semen. Aunque estos datos pueden ser más o menos interesantes, el estudio no confirma –ni tampoco lo pretende– ninguna asociación entre la calidad del esperma y la presencia de COP. Además, solo analiza tendencias en perros, por lo que extrapolar sus resultados al hombre es pura especulación. Así las cosas, la noticia no aporta nada al esclarecimiento del auténtico problema y desafío científico: el posible declive de la fertilidad del hombre y el estudio de la influencia de los tóxicos ambientales y otras causas.

La primera voz de alarma sobre el deterioro del semen humano sonó en 1992, cuando el equipo de la danesa Elisabeth Carlsen publicó en el BMJ el análisis de los datos de 61 estudios realizados entre 1938 y 1991 con un título aparentemente definitivo: Evidence for decreasing quality of semen during past 50 years. El artículo acumula ya más de 2.700 citas, lo que da una idea del frenesí investigador en este campo y permite aventurar que, por la disparidad de métodos y resultados, las cosas no deben de estar tan claras. Hace 16 años escribí sobre la polémica del espermatozoide menguante y desde entonces el panorama sigue sin aclararse. En 2011, Jens Peter Bonde, Cecilia Høst y Jørn Olsen resumían la falta de consenso científico y los problemas metodológicos en un instructivo comentario de Epidemiology titulado Trends in Sperm Counts. The Saga Continues.

La saga se ha convertido en un auténtico culebrón científico y mediático, en el que están involucrados los siempre insidiosos tabaco y alcohol, las grasas saturadas, los teléfonos móviles, la televisión, el verano, los calzoncillos ajustados y una larga lista de factores, entre los que destacan los ubicuos, invisibles y escurridizos COP. El reto científico para esclarecer el problema es mayúsculo y exige gran refinamiento metodológico. Piénsese, sin ir más lejos, en la importancia de controlar la abstinencia sexual para estudiar el semen o el sesgo de las muestras con hombres que acuden a clínicas de fertilidad. El asunto es ya suficientemente complejo como para mezclarlo con datos de animales. Parece mentira tener que decirlo, pero ni siquiera los perros, por más que vivan bajo nuestro mismo techo, coman lo mismo y hasta vean la televisión, son humanos. Y los estudios realizados con ellos nunca pueden ser interpretados en clave humana.


Columna patrocinada por IntraMed y la Fundación Dr. Antonio Esteve (España)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Miquel Porta   Hace 9 meses
Es extraña la cerrazón del artículo ante las analogías entre estudios en animales y estudios en humanos: no hay ninguna razón en el artículo, solo negación de las analogías. Que tanto han aportado al conocimiento médico (sin los dislates, que también los ha habido, por supuesto). Y las analogías pueden ser mayores o menores, pero existen numerosos conocimientos científicos sobre las similitudes (y diferencias) en este tema. También los brochazos sobre los conocimientos acerca de las relaciones entre contaminantes ambientales y calidad del semen pintan una imagen más incierta de la real. Percepciones personales, supongo, pues la literatura científica es mucho más clara.
Dr. Daniel Alejandro Sirolli   Hace 9 meses
igualmente puede ser un mecanismo evolutivo que hace que una especie se extinga, quien puede decir lo contrario, y todo puede pasar, la historia del ser humano es un instante en comparacion de la historia biologia del planeta,
Dr. Edgardo Osiris Mauricio Schinder   Hace 9 meses
Hay un declinación generalizada de la fertilidad de los mamíferos - incluyendo los humanos - casi a nivel global.
Las causas no están del todo aclaradas. Al parecer es multicausal y por la presencia de disruptores hormonales ambientales.
En la práctica médica cotidiana casi el 90 % de mis pacientes tienen anormalidades del espermograma (en Buenos Aires) desde astenozoospermia hasta teratospermia y a menudo oligozoospermia.
Dr. Simón Pedro   Hace 9 meses
Artículo y conclusión irrelevantes. No se debe mezclar peras con olmos.
Dr. Cristian Rodriguez Leon   Hace 10 meses
DSFFSDF
Dr. Ruben Mayer   Hace 10 meses
No interpreto, al leer la nota de G. Casino, que el autor emita alguna opinión acerca de qué se debe investigar y qué no, ni tampoco sobre si corresponde utilizar perros perros para investigaciones científicas. No cuestiona a los investigadores del estudio británico financiado por la Guide Dogs for the Blind Association sino al uso que hicieron de la misma las publicaciones de The Guardian y El País por sugerir en el título una asociación entre la caída de la calidad el esperma en perros con la del esperma humano, asociación que no fue en absoluto propuesta por los autores del artículo científico. Es común que las noticias médico-científicas sean tratadas (mal-tratadas) por los medios masivos de modo de generar falsas expectativas o alarmas innecesarias. Mantener constantes niveles altos de temor en la población, en especial acerca de cosas que pasan, hacemos o estamos en contacto todos los días, se ha convertido en una muy eficiente forma de marketing.
Dr. Agustin Gomez   Hace 10 meses
pues hay peores artículos y mas peligrosos, ya que pomposamente extrapolan conclusiones disparatadas que luego vierten como recomendaciones poblacionales.
Lic. carmen marta truscello   Hace 10 meses
El investigador elige el tema que quiera.
Dr. Jordi Pericas Beltran   Hace 10 meses
Comentario extrañamente antropocéntrico y nada pertinente que supongo que hará las delicias de los freudianos respecto al subconsciente del autor y su relación con los perros.

En última instancia, los modelos animales siempre se han venido usando en investigación con fines de explicabilidad de fenómenos humanos. Si el autor le tiene tirria a los perros tal vez prefiera ratas, drosófilas o incluso Caenorhabditis elegans.

Tal vez también podría reflexionar sobre que comparte más del 50% de su genoma con esos "bichos". En el caso del perro se cree que compartimos el 84% de la secuencia de ADN.
http://education.seattlepi.com...
En el trabajo no especifican si está incluído el gen de la escepticemia (antes llamado del árbol del bien y del mal y que tantas alegrías nos da cada día).
Lic. Sandra Elisabet Caggiano   Hace 10 meses
No me parece que el presente cuestionamiento del artículo amerite, cada quien investiga sobre el tema que le interesa. No hay que desmerecer el trabajo de otros.
Dr. Jose Neira Cobos   Hace 10 meses
A ESA "NOTICIA PERRUNA" TAN ESPECTACULAR LA VEO COMO UNA MANIOBRA TIPO MERCADOTECNIA.

PPNEIRAC.
Dr. Carlos Campo Epalza   Hace 10 meses
aristoteles dijo: no es sabio el que pregunta sino el que sabe responder.
un investigador, cuyo nombre no publicaron en el libro no amerita citar, decia que cientifico no es que responde sino quien sabe preguntar.
desde cada optica ambos cientifico: aristoteles y el "anomino" tienen razon, hay que saber preguntar y responder para avanzar en la ciencia.
el problema original del articulo: disminucion de la calidad de semen de los perros britanicos es, que para los criadores de perros de raza, sus especimines estan disminuyuendo o le es mas dificil que se reproduscan.
dentro de las causas estan varios elementos ambientales.
dentro de la investagacion ambiental, esta escrudriñar otros estudios, y encontrar que elementos ambientales afectan el semen de los perros, sucita a que se hagan investigaciones de dichos factores en humanos, no que se concluya o extrapole esa informacion.
la investigacion es una ciencia, empañada por la estadistica que dice ser clara pero es turbia. la matamatica sin un buen interpretador es magia no ciencia
Sra. Marina Silvia Janeiro   Hace 10 meses
Cada investigador puede investigar sobre el tema que prefiera, no tiene po qué el hombre estar incluido en todo tema de estudio.
Sra. Marina Silvia Janeiro   Hace 10 meses
No le encuentro mucho sentido al cuestionamiento de la nota.
Téc. Jose Luis Fernandez Fernandez   Hace 10 meses
La verdad no veo relación alguna donde se produzca una influencia directa o indirecta entre el semen de los perros y el de los hombres, si alguien la ve por favor acláreme el entendimiento
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017