Probióticos en el limbo - Puntos de vista - IntraMed
   
Escepticemia por Gonzalo Casino | 17 MAY 16

Probióticos en el limbo

Sobre la falta de estudios de calidad para saber si las bacterias “amigas” funcionan
31
6
Fuente: IntraMed 

Tras más de dos décadas en el mercado, los polémicos yogures y otros productos probióticos siguen recibiendo descalificaciones. Hasta el habitualmente ponderado The Guardian se despachó la semana pasada con una noticia que los calificaba como un “desperdicio de dinero”. La información se hacía eco de una revisión de ensayos clínicos publicada en la revista Genome Medicine que concluía que no hay pruebas que demuestren algún efecto de estos productos en la composición de la flora fecal de los adultos sanos. Por desgracia, esta parece ser toda la ciencia que hay. Afirmar, por tanto, que los probióticos no funcionan no es del todo correcto; lo cierto, insolente y casi inverosímil es que a estas alturas todavía no sepamos a ciencia cierta si las bacterias buenas funcionan o son un placebo caro.

Los probióticos están en un túnel acientífico tan preocupante para los consumidores como sonrojante para las autoridades sanitarias y los propios investigadores. ¿Cómo es posible que desde que aparecieron estos productos en 1993 no tenga respuesta la insoslayable cuestión de si tienen algún impacto sobre la flora intestinal y favorecen la salud digestiva? La revisión publicada en Genome Medicine es decepcionante y reveladora. Solo se han encontrado siete ensayos clínicos que analizan, en gente sana, los efectos de estas bacterias frente a un placebo. Pero estos estudios son tan diversos que no se ha podido hacer un metaanálisis con ellos y tienen tantas divergencias y limitaciones que solo ha sido posible concluir que faltan pruebas.

Por resumir sus deficiencias, los siete ensayos revisados se basan en muestras pequeñas (21 a 81 individuos), son de corta duración (en general, entre uno y dos meses), administran bacterias en alimentos diferentes (yogures líquidos, galletas, suplementos en bolsitas y cápsulas), analizan los datos de forma poco transparente, algunos no están cegados (los investigadores saben quién toma placebo y quién el probiótico) y otros ni siquiera comparan los dos grupos. Un solo ensayo bien planteado metodológicamente e impecablemente ejecutado hubiera sido más útil y barato para saber si los probióticos modifican o no la flora intestinal de la gente sana y, eventualmente, mejoran o no su salud gastrointestinal, algo por otra parte no tan fácil de definir y medir.

La publicidad, ciertamente, ha hecho mucho por mostrar que en la flora intestinal abundan las bacterias buenas, como las del género Lactobacillus. presentes en los probióticos. Estos productos son la mar de simpáticos, pues nos enseñan latín y contienen miles de millones de bacterias “amigas” que contrarrestan a las malas. Al principio fueron recibidos con los parabienes que merecen las iniciativas que apuestan por la innovación y la prevención, dos de los fetiches de nuestro tiempo. Con el tiempo, empezó a cundir que las bondades de estos productos no habían sido demostradas; hubo incluso alguna marca que recibió el premio a la mentira publicitaria más insolente de la organización alemana Foodwatch. Pero ni fabricantes ni grupos de investigadores independientes han sido capaces de realizar otra cosa que estudios con grandes limitaciones.

Si realmente se hubiera querido saber si los alimentos probióticos funcionan o no, probablemente ya lo sabríamos. En buen lógica empresarial, si las multinacionales tuvieran pruebas que demostraran que estos productos son beneficiosos para la gente sana, ya habrían trascendido, entre otras cosas para ampliar un mercado que ya representa casi 900 millones de euros. La ausencia de pruebas sobre el efecto saludable de las bacterias “amigas”, como bien saben los fabricantes, no es una prueba de que este efecto no exista. La mala ciencia quizá pueda favorecer a alguien; pero lo que está claro es que mantener a los probióticos en el actual limbo científico no beneficia a los ciudadanos.

Gonzalo Casino
gcasino@escepticemia.com
www.escepticemia.com
Información actualizada sobre el autor en:
www.escepticemia.com/gonzalocasino


Columna patrocinada por IntraMed y la Fundación Dr. Antonio Esteve (España)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dra. Bremer Venero Nazario   Hace 4 meses
Realmente irresponsable hablar de "probioticos" y decir que no hay meta-analisis que digan que funcionan o no. no podemos comparar un estudio de lactobacillus reuteri con otro estudio de lactobacullis GG, y decir que no funcionan en sindrome de intestino irritable, o usar sacharomyces boulardi que es bueno para diarrea aguda y decir que no funciona en colico infantil. Es como decir que los automoviles no funcionan en terrenos deserticos o fangosos, porque lleve un sedan hibrido sin traccion en las 4 ruedas al africa. Hay que individualizar los efectos de las bacterias. Cuando el diagnostico es el correcto y se escoge muy bien el probiotico el efecto es favorable y benefico.
Dr. Federico Vazquez   Hace 11 meses
Muy buen resumen de algo que en realidad no ha demostrado que sirva para la salud, pero si para las pingües ganancias de los productores y comerciantes. Esto fue inventado en Tucuman,y se daba inicialmente para tratar las diarreas en los niños. Hasta se dio un premio al Bioquimico que desarrolló la idea, y actualmente hay un Centro de lactobacilos en la Facultad de bioquimica. Creo que hay un silencio complice. Eso si, se vende mucho. No es gracioso que una medica diga que a ella le encantan Es rayano en lo ridiculo. Aqui se trata de dar conceptos fundados, no gustos personales.
Dra. Rosa Eugenia Salvio Aranza   Hace 1 año
sea como sea , a mi me encantan.
Dr. Orestes Casella   Hace 1 año
Mi opinión es concordancia con el artículo no hay pruebas concluyentes incluso en su acción fortalece dora de la inmunologia. Que es la que refuerza la magia publicitaria
Dr. Libardo Ramirez   Hace 1 año
Evidentemente los cuestionamientos a los probioticos tiene sentido, puesto que para la naturaleza biologica de los seres vivos no existen "tales bacterias buenas y bacterias malas". Todas, sin excepcion son "buenas", incluyendo hongos, micobacterias y virus porque cumplen una funcion biologica indispensable para la sobrevivencia. Los que hemos venido aplicando los preceptos del Dr. GR Hamer podemos dar fe de la importancia de la carga de micro-organismos, dependiendo del funcion que cumplan en determinado momento. Sería bueno acoger el quinto acuerdo de Miguel Ruiz (Escuchar en medio del excepticismo) y hacer un recorrido por los principios planteados por el Dr. GR Hamer.
Dr. David Gaon   Hace 1 año
Me consta que los probioticos asociados a standard TT, 7,10,14-d son beneficioso en el curso de ciertas enf, GI y que 14-d optimizado puede erradicar H.p proximo o mas del 90 % en tanto sean probioticos comprobados ( no OTC) y se usen como es debido,, tomando en cuenta el % de resistencia de la bacteria a la claritromicina u otro AB que lo reemplace, y asi mismo otros factores como la tolerancia, la respuesta hepatica a los IBP. Muchos resiltados negativos incluidos en copiosos mera-analiisis merecen mas atención. De paso mejoran los efectos adversos D Gaon







Dr. Ruben Dossena   Hace 1 año
Los ensayos clínicos serios no se realizan porque a los grandes capitales que se mueven detrás de las empresas lácteas no les conviene y mientras tanto la población mundial sigue gastando fortunas en adquirir estos productos sin razón.
Lic. Mirtha Hernández Acasiete   Hace 1 año
T.M. Mirtha Hernandez. Que inseguridad. Para que se use un determinado producto en población humana se hacen amplios estudios poblacionales.¿Intereses económicos?.
Dr. Guillermo Oswaldo Morocho Chango   Hace 1 año
Que insertidumbre , cuando estudios estan de acuerdo en los beneficios de los probioticos y otros dicen lo contrario,todo esta en limbo, en pleno siglo de la tecnologia y ciencias, es una pena que confundan al medico, o prevalecen los intereses economicos.
Dr. Guillermo Oswaldo Morocho Chango   Hace 1 año
Que insertidumbre q
Dr. Pablo José Villasmil Sulbarán   Hace 1 año
Ninguna información científica a medias beneficia ; al contrario, podría hacer mayor daño en la divulgación de la misma y en el caso de los fabricantes de probioticos estoy de acuerdo con la opinión del autor donde dice que si hubiera información científica mundial comprobada y bien conocida ya estos, habrían inundado el mercado con esta información para lograr mayores beneficios crematisticos.
Dr. Jorge Castillo Pulido   Hace 1 año
En nada ha cambiado lo que expreso Hipócrates en el siglo V, A d C "Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento" Los probióticos son el mejor ejemplo. Algo oscuro esta sucediendo cuando se está cuestionando una practica ancestral.
Dr. Jorge Castillo Pulido   Hace 1 año
Es indudable que hay algunos intereses sesgados para poner en tela de juicio la eficacia o simple utilidad de los probióticos. El caso que expone el Dr. Felix Fernando Aragon es de gran interés y evidencia que se puede evaluar y que muy seguramente la practica medica tiene una alta casuística de beneficios que algunos círculos o industrias poderosas no están interesadas en respaldar ni reconocer, en tratándose de un producto que no se puede enmarcar estrictamente como medicamento, ni patentar y por lo tanto no genera dinero.
Dr. Raul Julian Valenzuela   Hace 1 año
En coclusión con cual de los conceptos se debe retener: El de este resumidísimo artículo o el del extenso y profusamente documentado y divulgado por varios especialistas en la materia, difundido y estudiado en el curso de Probióticos organizado por IntraMed.
Con este indocumentado corto artículo todo lo expuesto en el curso resultaría ser una falsedad.
Dr. Jorge Carlos Chinchayan Eggart   Hace 1 año
Generalmente los uso como suplemento y ayuda para la recuperación de la flora intestinal en pacientes que han tenido tratamientos con ATB,
Dra. Robertina Cruz Maldonado Cisneros   Hace 1 año
Y entonces ¿Que ? con el uso de probioticos en el SII.
Dr. Ernesto Cupido   Hace 1 año
Muy buen artículo, ojalá terminen con el "negocio" se dice y se repite tantas veces que creen que es verdadero, hay que insistir en estas notas.
Dr. Ismael Valadez Gaytán   Hace 1 año
Las bacterias, hongos y virus, han intervenido de manera simbiótica en multiples aspectos del desarrollo de la humanidad. Y no solo desde 1993, sino desde los albores de la civilización, en fermentos de bebidas y alimentos mostraron su bondad.
Téc. Jose Luis Fernandez Fernandez   Hace 1 año
Si tal vez se tomara la precaución de limpiar profundamente el tracto digestivo, al tiempo que se desparasita al paciente para entonces administrar el probiotico en cuestion, se veria lo inmensamente beneficioso que es para la recuperacion y mantenimiento de la salud en general, al menos asi lo veo yo.
Lic. María Inés Beledo Nappa   Hace 1 año
Hola muy interesante el artìculo. La respuesta nos las darà la nutrigenòmica.
Los seres humanos somos todos distintos. Existe una individualidad y cada organismo actùa de manera diferente tanto a los alimentos como a los fàrmacos.
Saludos
Dr. Héctor Horacio Zorrilla   Hace 1 año
El problema siempre va a estar sostenido por un asunto importante, se toma al probiótico como un alimento sano, o se lo ve estrictamente como un medicamento suministrado por boca.

No está claro si lo uno o lo otro, y tampoco si es correcto este enfoque.

Los probióticos se posicionaron como complementos de la alimentación, al lado de los multivitamínicos y otros remedios de mostrador. Pero se venden por televisión como yogur, alimento sano, no como remedio de mostrador.

La mayoría de los médicos tenemos la experiencia o la impresión de que de algún modo funcionan, y es la idea del público también.

Hay que considerar la tendencia actual a prestar atención a las bacterias intestinales, un terreno de estudio que plantea complicaciones porque hay interfaces nada fácil de definir.

Antes pensábamos en la luz intestinal y el epitelio, ahora hay que tomar muy en cuenta la flora, que por cierto no es suciedad y menos está allí de adorno.
Dr. Félix Fernando Aragón   Hace 1 año
Buenos dias colegas. Yo soy el Dr Felix Aragon, de Tucuman, Argentina. Como medico cuento mi experiencia con probioticos. En abril de 2011 fui beneficiado con beca doctoral otorgada por el Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET) para desarrollar la tesis doctoral "Mecanismos por los que un probiotico tiene un efecto inmunomodulador frente a un tumor de mama estrogeno dependiente, utilizando un modelo de raton". La tesis fue llevada a cabo en el Centro de Referencias para Lactobacilos (CERELA) dependiente de CONICET. Accedi al titulo de Doctor en Medicina y desde mi experiencia, puedo referir que los probioticos no son placebo como muchos creen. Yo tuve la oportunidad de trabajar con Lactobacillus casei CRL 431, una bacteria con extensas propiedades documentadas en revistas internacionales, entre ellas presenta actividades inmunomoduladoras en lo que es el sistema inmune comun de mucosas. En mi tesis y a grandes razgos para no ser extenso, encontre que la bacteria presenta modulacion para ciertas citoquinas y quemoquinas. Disminuye la IL-6 sistemica, disminuye las celulas productoras de IL-6 en glandula mamaria, tiene efectos en la inhibicion de la angiogenesis tumoral, modula la IL-10, disminuye el TNF-alpha sistemico, disminuye los macrofagos infiltrantes en la glandula mamaria y demas propiedades que tenemos documentadas en articulos con solidez estadistica que pueden consultarlos en www.pubmed.com,... entonces mi pregunta es ¿es "raro" lo que la evidencia cientifica muestra con estos resultados? Para quien necesite mi tesis doctoral, no tengo problemas en enviarla, al igual que a mis papers. Mi correo es felix.aragon82@gmail.com. Cordiales saludos
Dr. Jaime Forero Gomez   Hace 1 año
Hace 16 años y por una epidemia de sepsis por Serratia resistente a todos los antibioticos en una unidad neonatal de Bucaramanga Colombia, empezamos a administrar una mezcla probiotica rica en Bifidobacterias porque no todas las bacterias son iguales, erradicando la bacteria, disminuyendo a cero la entercolitis necrotizante, disminuyendo la mortalidad en prematuros menores de 1500 g a menos del 3% y la incidencia de sepsis tardia, practica que hoy se realiza en cientos de unidades neonatales alrededor del mundo con cifras estadisticas similares. No es lo mismo un Lactobacilo que abre el camino para que las Bifidobacterias actuen. Por eso los trabajos americanos no muestran resultados eficaces.Todos los trabajos con Bifidobacterias muestran lo anterior, trabajos publicados en British Medical, New E J Med, Ped Crit Care, J Ped y la mayoria son trabajos doble ciegos aleatorizados prospectivos con casos que pasan mas de 30.000 prematuros extremos. Es peligroso afirmar cosas en base a un solo trabajo cuando hay cientos publicados en el mundo, gracias,
Dr. Edgardo Ridner   Hace 1 año
El artículo es interesante para reflexionar sobre el backstage de las publicaciones que guían nuestras decisiones basadas en la evidencia. Por un lado, un artículo realizado por un equipo danés financiado por un fabricante de insulinas y publicado en Genome Medicine (promedio se paga e3000 para aceptarlo), en un ejemplar con 7 notas de las cuales seis son promovidas en el editorial, excepto este artículo, que afirma que solamente existen pocas investigaciones muy chicas sobre secuenciación de la microbiota luego de recibir las famosas bacterias buenas. Por otro lado poco antes el British Journal of Medicine publicó una investigación de autores americanos, alemanes daneses (otro danés, se entiende) con casi 1300 pacientes con mejoras en síntomas gastrointestinales después de la intervención. ¿Placebo? Esto podría pasar en los otros estudios también. ¿Manipulación de datos? Esto podría pasar en los otros estudios también. El escepticismo proviene de estas contradicciones. Mientras tanto, apoyo los resultados clínicos, el criterio del médico y la individualidad del paciente.
Dra. Rossana Ghierra Goyen   Hace 1 año
Estoy de acuerdo de que existen estudios científicos que ponen en duda la eficacia de los probioticos, sin embargo me sumo al colega que escribió
enseñanza científica/experiencia y sentido común. En mi experiencia la utilización de probioticos en el momento y dosis adecuadas suelen ser altamente efectivos. Un tema sin duda, para seguir estudiando.
Dr. Sergio Vega Molina   Hace 1 año
Probioticos es un tema muy interesante y con numerosos estudios que avalan su eficacia, pero no se refieren a lo alimentos que contienen escasas UFC como son los yogures, sino a aquellos de indicación médica que si contribuyen a mejorar la salud . La generalización solo contribuye a sembrar las dudas en la población y más aun si se hace sin una base científica seria, como la que nos ofrece la evidencia médica.
Dra. Estela Acevedo Ruiz   Hace 1 año
Los cambios en la flora digestiva no son tan rapidos, quiza por cambios en el ph se condicionen variaciones osmoticas del contenido intestinal. Corynebacterium es un ejemplo, resiste antibioticos y modifica ls respuesta celular del huesped
Dra. Silvia Cecilia Pedreira   Hace 1 año
Es cierto tu comentario de q no existen trabajos randomizados y controlados. Igualmente el rol de las bacterias intestinales no se puede negar , sino que comentarios te merecen los transplantes de materia fecal en el tratamiento del clostridium dificcile multiresistente, y en otras enfermedades donde se avanza sobre este tema????
Dr. Enrique Giorgio   Hace 1 año
lo que hay que probar es el kefir y al chucrut que esos si funcionan
Dr. Eduardo Gonzalez Caldera   Hace 1 año
Dr. leí su articulo con calma. al final, sólo me rasque la cabeza y me hizo recordar : el curso de pro/prebióticos que nos impartió intramed y una palabras del gran maestro y director David F........
ENSEÑANZA CIENTIFICA- EXPERIENCIA Y SENTIDO COMUN, buena vía para la práctica profesional.
Dr. Mario Borini   Hace 1 año
Muy equilibrada la conclusión. "Si realmente se hubiera querido saber si los alimentos probióticos funcionan o no, probablemente ya lo sabríamos". Es aplicable a un sinnumero de circunstancias no patentables como la dieta para el cáncer. Hay estudios aleatorios doble ciego para el medicamento monoclonal bevacizumab como antiangiogénico útil para limitar la vascularización tumoral, pero no hay estudios semejantes para estudiar las dietas alcalinizantes o cetogénicas para el cáncer. Algo que hubiera sido más elemental, por que el alimento y no el bevacizumab ($100 mil una dosis cada 21 días)
es el insumo material mayor en el humano. Con el agravante de que ambas son dietas incompatibles entre sí. Pero el financiamiento de la investigación de una dieta no paga. Mario Borini, Prof. Tit. Salud Pública, 2003-2008, UBA
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017