IntraMed - Puntos de vista - El ejercicio no es la panacea
  
Escepticemia por Gonzalo Casino | 03 MAR 16

El ejercicio no es la panacea

Sobre la ciencia y la ficción de los beneficios de la actividad física
22
8
Autor: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed 

La inactividad física mata y mucho, de eso no hay ninguna duda. Es uno de los cuatro principales factores de riesgo de muerte a nivel global. La OMS le imputa el 6% de todas las muertes, un porcentaje similar al atribuido a la hiperglucemia y solo inferior al del tabaquismo (9%) y la hipertensión arterial (13%). La inactividad es, además, la principal causa del 21-25% de los cánceres de mama y colon, del 27% de la diabetes, del 30% de la enfermedad coronaria, etc. Las cifras pueden variar en cada país, pero las pruebas científicas son incontestables. Son tan incontestables como las que muestran los efectos beneficiosos de la actividad física. Estos beneficios son tan numerosos que parece que estamos ante uno de esos remedios falsos que sirven para casi todo, con la gran diferencia de que muchas de las bondades del ejercicio, aunque no todas, son ciertas.

El ejercicio no solo ayuda a prevenir la diabetes, los ataques cardiacos, los ictus, diversos tipos de cáncer y otras enfermedades. También ayuda a mantener la salud y alargar la vida: un trabajo en The Lancet calculó que si desapareciera la inactividad física del mundo, la esperanza de vida aumentaría entre 0,41 y 0,95 años. La lista de posibles beneficios para la salud del ejercicio moderado, inventariada por la American Heart Association, es de lo más prolija. Pero en esta lista se incluyen también algunos de lo más variopinto; se dice, por ejemplo, que “mejora la autoimagen”, “promueve el entusiasmo y el optimismo”, “ayuda en la lucha para abandonar el tabaquismo”, “contrarresta la ansiedad y la depresión” y “aumenta los niveles de energía”, como si se tratara de una pócima milagrosa.

Lo cierto es que muchas de las virtudes atribuidas al ejercicio están lejos de ser demostradas. Así, no está nada claro que mejore la depresión, pues en el mejor de los casos es solo moderadamente más eficaz que la ausencia de tratamiento, pero no es más eficaz que los antidepresivos o que la psicoterapia. La verdad científica actual es que no hay pruebas que avalen que el ejercicio mejora la calidad de vida de los deprimidos (revisión Cochrane, 13 de septiembre de 2013). Tampoco está demostrado que el ejercicio ayude a dejar de fumar (revisión Cochrane, 29 de agosto de 2014), como no lo está que la utilización de podómetros incremente la motivación y la actividad física (revisión Cochrane, 30 de abril de 2013).

¿Y qué decir de toda la retahíla de mensajes que proclaman las publicaciones y las páginas web sobre bienestar, calidad de vida, forma física, etc.? Muchos de estos mensajes sobre las actividades más recomendables para adelgazar, mantener el cuerpo y el cerebro en forma o prevenir tal o cual enfermedad van más allá, en muchos casos, de lo que se sabe a ciencia cierta, por más que se invoquen estudios científicos. Y es que la mayoría de estos estudios no son controlados, algunos han sido realizados en ratas (véase, por ejemplo, el reciente artículo Which Type of Exercise Is Best for the Brain?), y muchos ofrecen resultados que solo pueden considerarse exploratorios.

Pero sin duda el más controvertido de los mensajes es que el ejercicio es la mejor fórmula para adelgazar. Perder peso es la principal motivación que tiene mucha gente para ir a un gimnasio o empezar a hacer ejercicio. Es, además del gran reclamo de la industria del fitness y el deporte, la coartada perfecta para la industria de las bebidas y alimentos azucarados. Sin embargo, el ejercicio tiene, por sí mismo, una capacidad adelgazante limitada (una reciente investigación publicada en Current Biology explica las razones biológicas de esta limitación). La clave está en la dieta, por más que alguna multinacional se empeñe en tergiversar las pruebas científicas (véase el revelador artículo Coca-Cola Funds Scientists Who Shift Blame for Obesity Away From Bad Diets, publicado en The New York Times).

La actividad física constituye uno de los pilares básicos para mantener la salud. Por eso las autoridades sanitarias recomiendan que todos los adultos realicen 150 minutos semanales de ejercicio físico moderado (como ir en bicicleta o caminar rápido) además de ejercicios de fuerza de los principales sistemas musculares. Sin embargo, menos del 40% de la población mundial hace suficiente ejercicio. Apenas un 20% de la población tiene un trabajo activo, por lo que hay que recurrir a otras vías para ejercitarse. El ejercicio físico se ha convertido en una magnífica medicina porque somos sedentarios, pero tampoco es la panacea de la salud y el bienestar. Y mucho menos la solución para los problemas de sobrepeso y mala alimentación.

Gonzalo Casino
gcasino@escepticemia.com
www.escepticemia.com
Información actualizada sobre el autor en: www.escepticemia.com/gonzalocasino


Gonzalo Casino en Argentina, una invitación de IntraMed

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Harvey Jesús Gutiérrez López   Hace 1 año
Es entendible. Solo hay que tratar de enfocar la idea del autor; sin enfoque las opiniones serán dispersas. Lo que he leído: "Son inegables los beneficios del ejercicio, aun no se sabe con certeza como se produce este beneficio. El ejercicio físico genera radicales libres, considerados como productores de daño a las membranas celulares, sin radicales libres el sistema inmunológico pierde eficiencia". Entonces, mi opinión, no es bueno ni malo, lo sustancial, cuando de salud se trata, esta en su dosificación.
Dr. Harvey Jesús Gutiérrez López   Hace 1 año
el sistema no envía mi mens.
Dr. Roberto Pino Lema   Hace 1 año
Muy buen artículo ,ha movido a los colegas a opinar .eso ya es bueno.felicidades
Dr. FEDERICO GOMEZ ORDOÑEZ   Hace 1 año
Se Nota que el AUTOR del artículo NO HACE EJERCICIO...

EJERCICIO es salud y hay que saberlo Dosificar, los invito a leer sobre Exercise is Medicine.
Dr. Ricardo Hernan Duran Fretell   Hace 1 año
Nada es la panacea. Considero al ejercicio una función biológica a ser valorada tal cual las otras funciones biológicas. El sedentario tiene una seria desventaja a ser corregida en el acto médico. Es parte de la función docente del médico, el cual debe contar con técnicas para dejar improntas en el subconciente del paciente en el marco de una consulta normal y práctica. Yo receto ejercicio, de acuerdo al paciente. La caminata y natación son de primera línea, evitando ejercicios intensos. Vale la pena tomarse unos minutos en ser incisivos y hacer seguimientos en cada control pues el ejercicio es un arma coadyuvante de primera línea. La aceptación es alta en pacientes mayores, mientras que sedentarios de edad medio y oligosintomáticos toman las indicaciones con desinterés y subvaloración y es allí donde se debe trabajar para implantar nuevas costumbres y un nuevbo esyilo de vida. Saludos.
Dra. Carolina Dagnino   Hace 1 año
gcarrizodiaz@gmail.com
Dr. ARMANDO MARCOS LEMES YANNELLI   Hace 1 año
El ejercicio siempre será algo muy bueno y hermoso para nuestro cuerpo, ya que aparte de ayudar a quienes tienen diabetes 1 o 2, o personas con cáncer, entre otras enfermedades, trae salud muy buena a nuestro cerebro y este se oxigena de manera óptima.

Lo malo es cuando nuestros pacientes no quieren poner de su parte y hay que estar rogándoles por medio de nuestras consultas y por medio de sus familiares a que lo hagan,

Yo tengo a mi suegro con diabetes tipo 2, y un amigo mio que trabaja en el issste le lleva su expediente médico, el último estudio que tuvo hace una semana exactamente arrojo 340 de glucosa porque el señor no hace ejercicio, no quiere medicarse y come lo que quiere, por mas que uno como médico y familiar a la vez hace lo posible porque ellos estén bien, y no ponen de su parte es triste ver como algunos pacientes se autodestruyen cuando tienen la oportunidad de sobrellevar este tipo de enfermedades. Mi vocación desde niño siempre fue salvar vidas y amo mi trabajo, pero que más se puede hacer si algunos pacientes no le echan ganas, hacer mucha oración a Dios por ellos y sus familias.
Lic. Andres Alejandro Nunez Pina   Hace 1 año
Comento que el artículo no tiene toda la razon ya que la actividad física si tiene mejoras en muchos puntos planteados esta demostrado que con dieta adecuada bajas 1 kilo x mes y si complementas con actividad física bajas 2 kilo y evitas el efecto rebote , con el ejercicio aparte de mejorar ECNT la autoestima disminuir el uso excesivo de fármacos si mejoras la calidad de vida de toda persona y un montón de cosas mas ya que con la actividad física generamos naturalmente en el organismo aines no esteroides mejorando la calidad de vida disminuye dolor entre otras cosas dándole una mejor CALIDAD DE VIDA a la sociedad.
Dra. Silvia Lilian Gonzalez Dardik   Hace 1 año
Ok, el ejercicio solo, no es la panacea, la salud es mucho más compleja que decirle al paciente " muévase ", pero cuál es la intención de la nota,? Demostrar que no todo esta probado,? Perfecto es así,no todo esta mensurado en tablas o estudios,ahora por ello no vamos a dejar de decir que el sedentarismo es un factor de riesgo que empeora el curso de múltiples patologías,aunque no este demostrado que el ejercicio modifique el curso de otras.
Dr. Oscar Fernando Castaneda Orellana   Hace 1 año
Totalmente de acuerdo
Dr. Jorge Vazquez   Hace 1 año
Al mencionado "terribles simplificaciones" de la Dra Rojas (no conozco el material de Paul Watzlawick), podriamos oponer las "terribles complicaciones" que suelen surgir de la suma de muchas terribles simplifaciones que caen sobre la cabeza de médico-adictos que deambulan por multiples consultorios, donde cosechan toda clase de diagnósticos, a gusto de muchos colegas de "birome fácil". Cuando el destino nos pone en el camino de estos consultadores seriales, nos vemos en dificultades para aclararles que el acumulo formado por "hernia de disco", "asma", "gastritis", "colon irritable", "arenillas", "arritmias", "estres", "fibromialgia", "un poco de hipotiroidismo", etc - todo junto, insisto, en una persona, a veces en plena juventud - es incompatible con la vida...que merezca ser vivida. Coincido con el Dr Funes Lorea: es posible que ninguna revisión Cochrane demuestre los beneficios psicofísicos del Amor y no por ello vamos a dejar de recomendarle esta virtuosa pócima a nuestros pacientes.
Una enfoque contrafáctico sería: ¿ hay evidencia de que la inmovilidad “mejora la autoimagen”, “promueve el entusiasmo y el optimismo”, “ayuda en la lucha para abandonar el tabaquismo”, “contrarresta la ansiedad y la depresión” y “aumenta los niveles de energía”?.
Quizá con la sola excepción de la mismísima Panacea, hija de Esculapio, (y de muchos enciclopedistas de las farragosas virtudes del áloe y sucedáneos) nadie cree, ni ha creído, que existe un “remedio universal”. Pero después de mas de medio siglo en la medicina, me animo a afirmar que, si alguna medicina se parece a una panacea, es la actividad física saludable no excluyente. Muy bueno el concepto de escepticemia, del Autor: debemos darnos un baño de tal, cotidianamente.
Dr. Luis Alberto Sanchez   Hace 1 año
Sea o no sea la panacea,yo a todos mis pacientes les recomiendo hacer actividad fisica dentro de las posibilidades de cada uno.Este articulo encaja justo en ver el vaso medio lleno o medio vacio,yo voy por verlo medio lleno.
Dr. Ruperto Córdova Acosta   Hace 1 año
Muy bueno su articulo Dr, el ejercicio no es la panacea, pero este mas una dieta adecuada y tranquilidad interior, ayuda a mantener peso aceptable, disminuye, grasas y glucosa ,aumenta la energia para poder trrabajar mas y mejor, el caracter mas alegre, mas juvenil,alarga la vida porque las enfermefades degenerativas demoran en llegar, sino que hsy que tener perseverancia y disciplina
Dra. Sara Isabel Gomez Laurido   Hace 1 año
El ejercicio fisico..no es la panacea para la salud..pero es un factor muy importante..moverse es vivir..y la inactividad física.mental es causa de muchas enfermedades.
Dr. ERNESTO IBARRA PLASCENCIA   Hace 1 año
saludos
hay que aprender a escuchar otras formas de pensamiento, me parece interesante esto de escepticemia
Dra. Graciela Susana Rojas   Hace 1 año
Hace tiempo Paul Watzlawick desarrolló las "terribles simplificaciones", creo que el tema "salud" es complejo y lo complicamos cuando incurrimos en "terribles simplificaciones" de un lado y del otro...el ejercicio físico no garantiza la salud pero el sedentarismo, posiblemente, aumente el riesgo de enfermar...no se mencionan estudios sobre sedentarismo y salud
Dr. Jaime Marcial Torres Burbano   Hace 1 año
hoy en dia hemos llegado al colmo de querer probar todo hasta de que existimos, y sino, entonces no sirve, LA ACTIVIDAD FISICA ES UNOS DE LOS PILARES BASICOS PARA LA SALUD, POR LO TANTO NO NECESITO QUE NINGUN ERUDITO ME LO PRUEBE PARA ESO ESTAN TODOS LOS PACIENTES QUE DIA A DIA VIVEN MEJOR, Si usted quiere ser sedentario es su eleccion.
Dr. Tarsicio Funes Lorea   Hace 1 año
No comparto el contenido de este "artículo". Contradictorio .No construye una idea formativa al lector.Es Hablar por Hablar.Muy pero muy desatinado. Análogamente se podría hacer uno similar con el Amor.
Dr. Guillermo Gonzalez Moyar   Hace 1 año
Sin lugar a dudas hoy por hoy la actividad física es de suma importancia para la salud,yo la recomiendo no solo 150 minutos sino toda la semana lunes a domingo. todo el año.
Dr. Sebastian Apel   Hace 1 año
coincido plenamente con el Dr. Alejandro Adrian Bevaqua
Dr. Alejandro Adrian Bevaqua   Hace 1 año
Sigo con sumo placer la columna de Gonzalo Casino y debo señalar que, casi siempre, coincido con sus puntos de vista, claros y contundentes. Sin embargo, en el caso de la presente nota, pareciera que el autor, en aras de su escepticismo permanente, de su dudar constante, de su búsqueda de la verdad última, pierde de vista el valor del ejercicio físico como complemento terapéutico de inestimable valor. Dice el autor que en la lista de beneficios de la actividad física se incluyen datos como: " “mejora la autoimagen”, “promueve el entusiasmo y el optimismo”, “ayuda en la lucha para abandonar el tabaquismo”, “contrarresta la ansiedad y la depresión” y “aumenta los niveles de energía”, como si se tratara de una pócima milagrosa." Pues bien, resulta ser cierto que la actividad mejora la autoimagen corporal al modificar esa vista que nos devuelve el espejo o la mirada de los otros; promueve el entusiasmo al alcanzar logros y superar objetivos físicos que antes eran impensados, por pequeños que estos sean; contrarresta ansiedad y depresión porque mucha actividad física se lleva a cabo en grupos y ello implica socialización y aumenta los niveles de consumo de energía conllevando beneficios a todo el organismo (por ej.: "lo que hace bien al corazón hace bien al cerebro" señala Facundo Manes). Obviamente, si pensamos "sólo" en actividad física como panacea, sin duda no lo es; pero nada lo es por sí mismo. Por ende, el título puede inducir a error a quien no lea todo el artículo con el mismo espíritu crítico que pone el autor en sus incursiones en el mundo científico.
Dr. MICHAEL SALAZAR JIMÉNEZ   Hace 1 año
Comparto con usted mucho de lo que dice. El tema está, y se debe aclarar, que por si sola la actividad física no es la solución de todos los problemas. Siempre debe considerarse como parte del tratamiento de todo tipo de problema de salud.
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017