IntraMed - Artículos - Comparación de dietas bajas en grasas o en hidratos de carbono
  
Beneficios para reducir el peso y el riesgo cardiovascular | 16 MAR 15

Comparación de dietas bajas en grasas o en hidratos de carbono

La dieta baja en carbohidratos fue más eficaz para la pérdida de peso y la reducción de los factores de riesgo cardiovascular que la dieta baja en grasa.
8
15
Autor: Lydia A. Bazzano, MD, PhD, MPH*; Tian Hu, MD, MS*; Kristi Reynolds, PhD; Lu Yao, MD, MS; Calynn Bunol, MS, RD, LDN; Yanxi Liu, MS; Chung-Shiuan Chen, MS; Michael J. Klag, MD, MPH; Paul K. Whelton, MD, Effects of Low-Carbohydrate and Low-Fat Diets: A Randomized Trial Ann Intern Med. 2014;161(5):309-318. doi:10.7326/M14-0180

Comparación de dietas bajas en grasas o en hidratos de carbono

Antecedentes: Las dietas bajas en carbohidratos son populares para la pérdida de peso, pero sus efectos cardiovasculares no han sido bien estudiados, sobre todo en poblaciones diversas.

Objetivo: Analizar los efectos de una dieta baja en carbohidratos en comparación con una dieta baja en grasa sobre el peso corporal y los factores de riesgo cardiovascular.

Diseño: Un ensayo aleatorizado, de grupos paralelos. (ClinicalTrials.gov: NCT00609271)

Marco: Un gran centro médico académico.

Participantes: 148 hombres y mujeres sin enfermedad cardiovascular clínica ni diabetes.

Intervención: Una dieta baja en carbohidratos (<40 g / d) o dieta baja en grasa (<30% de la ingesta energética diaria de grasa total [<grasas saturadas 7%]). Ambos grupos recibieron asesoramiento dietético a intervalos regulares durante todo el estudio.

Medidas: Se recopilaron datos sobre el peso, factores de riesgo cardiovascular, y composición de la dieta a los 0, 3, 6 y 12 meses.

Resultados: Sesenta participantes (82%) en el grupo asignado a la dieta baja en grasa y 59 (79%) en el grupo de dieta baja en carbohidratos completaron la intervención.

A los 12 meses, los participantes en la dieta baja en carbohidratos tenían mayores disminuciones de peso (diferencia del cambio: -3,5 kg [IC del 95%, -5,6 a -1,4 kg] significativa, p = 0,002), la masa grasa (diferencia en el cambio significativa: -1,5% [IC, -2,6% a -0,4%]; p = 0,011), relación de lipoproteína total de alta densidad (HDL) (diferencia en el cambio significativa: 0,44 [IC, -0,71 a -0,16] ; P = 0,002), y el nivel de triglicéridos (diferencia en el cambio significativa: -0,16 mmol / L [-14,1 mg / dl] [CI, -0,31 a -0,01 mmol / L {-27,4--0,8 mg / dl}]; P = 0,038) y un mayor incremento en el nivel de colesterol HDL (diferencia en el cambio medio, 0,18 mmol / L [7,0 mg / dl] [IC, 0,08-0,28 mmol / L {3,0 a 11,0 mg / dl}]; p <0,001) comparados con los que siguieron la dieta baja en grasas.

Limitación: La falta de puntos finales clínicos de enfermedad o eventos cardiovasculares.

Conclusión: La dieta baja en carbohidratos fue más eficaz para la pérdida de peso y la reducción de los factores de riesgo cardiovascular que la dieta baja en grasa.

La restricción de hidratos de carbono puede ser una opción para las personas que desean bajar de peso y reducir los factores de riesgo cardiovascular.

Fuente de financiamiento principal: Institutos Nacionales de Salud.


Síntesis de métodos, resultados y conclusiones

¿Cuál es el problema y qué se sabe de él hasta ahora?

La obesidad es un problema común que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las dietas pueden hacer hincapié en la reducción de la ingesta de grasa o de carbohidratos. No está claro si un enfoque es mejor que el otro, y no han sido comparadas en estudios que incluyeran un número considerable de personas de raza negra.

¿Por qué los investigadores hacen este estudio en particular?

Para comparar la pérdida de peso de las dietas bajas en carbohidratos y baja en grasa.

¿Cómo se hizo el estudio?

Los investigadores reclutaron a personas obesas que no reportaron antecedentes de enfermedad cardiovascular y los asignaron al azar a una dieta con un bajo contenido de grasa o a una dieta baja en carbohidratos.

Durante el estudio de 1 año de duración, los participantes también asistieron a sesiones de asesoramiento dietético individuales y de grupo.

Se recogieron datos sobre el peso de los participantes, perímetro de la cintura, resultados del análisis de sangre, y de la actividad física de forma regular durante el estudio.

¿Qué encontraron los investigadores?

A los 3, 6 y 12 meses, los participantes en la dieta baja en carbohidratos perdieron más peso que los que siguieron una dieta baja en grasas.

A los 12 meses, los del grupo de dieta baja en carbohidratos perdieron una media de 7,7 kilos más que aquellos en el grupo bajo en grasa.

Aunque los participantes en el grupo bajo en grasa tuvieron una mayor reducción del perímetro de la cintura a los 3 y 6 meses, no hubo diferencias a los 12 meses.

En general, los niveles sanguíneos de los lípidos predictores de riesgo de enfermedad cardiovascular también disminuyeron más en el grupo que siguió una dieta baja en carbohidratos.

La actividad física fue similar en los dos grupos a lo largo del estudio, lo que sugiere que la mayor pérdida de peso entre los participantes en el grupo bajo en carbohidratos no era porque ellos hacían más ejercicio.

Cuando los investigadores evaluaron los participantes blancos o negros por separado, los resultados fueron similares.

¿Cuáles fueron las limitaciones del estudio?

El estudio duró 12 meses, por lo que no se conoce si los participantes lograron mantener la pérdida de peso (se suele perder peso inicialmente en una dieta, pero se vuelve a ganar de nuevo más tarde).

Además, debido a que el estudio tuvo una duración de sólo 12 meses, no se sabe si las reducciones en los marcadores sanguíneos de riesgo para la enfermedad cardiovascular se acompañaron por reducciones en el desarrollo de la enfermedad de las arterias coronarias, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y otros problemas cardiovasculares.

Por último, este estudio incluyó reuniones periódicas con los consejeros de la dieta, y no se puede saber si los resultados serían similares entre personas con una dieta similar sin tal asesoramiento.

¿Cuáles son las implicancias de este estudio?

Una dieta baja en carbohidratos puede ser una opción para las personas que buscan bajar de peso o reducir los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Pablo Pantaleon Herrera Ordoñez   Hace 1 año
FELICITACIONES POR EL ARÍCULO. Me parece que una dieta adecuada para reducir el sobrepeso, luego de los exámenes complementarios, está en reducir un buen porcentaje del sobrepeso ya sea en HC o en GRASAS en una primera etapa , para luego buscar para cada paciente un equilibrio nutricional bajo una dieta equilibrada a fin de cambiar sus hábitos alimentarios y se acostumbre para siempre con su nueva dieta
Dr. Edgardo Vega   Hace 1 año
Definitivamente la dieta que disminuye los carbohidratos en general sera siempre mas efectiva, ya que a corto plazo se logra "desacostumbrar" al cerebro de su dependencia de la glucosa y asi la baja.
Dr. Carlos Washington Castells   Hace 1 año
Esta dieta del estudio, es de utilidad solo en un ámbito controlado y en determinadas ocasiones. Nótese que la restricción de carbohidratos es MENOR a 40gr DIA, por lo que es casi imposible de sostener en el tiempo. No obstante en pacientes con alto riesgo, es una opción útil y efectiva. (Dr. Castells)
Dra. Celina Vega Berro   Hace 1 año
Creo que el estudio tiene como falla que no aclara qué tipo de CH se restringen, si son simples, compuestos, o los dos tipos? tampoco aclara el tipo de grasas que consumen los dos grupos, porque en el grupo que se restringen los CH y no las grasas, pero mantienen una ingesta baja en grasas saturadas? y los que restrigen las grasas, disminuyen todos los tipos de grasas? o sólo las saturadas? y este grupo, en cuanto a los CH no tiene ningún control? en cuanto a simples y complejos? Seguramente, si los dos grupos recibían asesoramiento dietético, se tenían en cuenta también los otros nutrientes aportados. Por otro lado, dicen que la actividad física era similar, pero no se habla de el estrés al que están sometidos los participantes, la personalidad y los antecedentes patológicos, ambientales y socioculturales, esto también influye, en la evolución de la baja de peso. Considero que el trabajo es muy "light"
Dr. Hugo Kasangian   Hace 1 año
Estimados colegas que aún tienen alguans dudas con las dietas hipohidroarbonadas....
Olvidan que mas de 100 generaciones de humanos subsistieron en un mundo más hostil que el de hoy, sin conocer las harinas, los azúcares o los granos ?
No estamos hablando de una dieta sin Hidratos de carbono por lo que las dudas para el sufrimiento renal quedan despejadas.
los Indices de obesidad guardan relación directa con el consummayo de CHO simples que es or en los paíces con mayor capacidad de consumo.
No te
Dr. Abelardo Zambonino Guerrón   Hace más de un año
En trabajos rutinarios que exigen esfuerzo físico con excesivo consumo de calorías diarias, la implementación de cultura en las dietas se vuelve dificultoso, por la exigencia misma y la restrictiva colaboración del trabajador. El riesgo cardio vascular se incrementa.
Sr. Federico Fernandez   Hace más de un año
Hay que tener en cuenta el riesgo renal en las dietas bajas en carbohidratos y de alto consumo proteico.
Dr. Lisandro Alfredo Romagnoli   Hace más de un año
Las dietas que atraves de la ingestión de hidratos de carbono de bajo índice glucemico e incorporando grasas omega 3 y una relación adecuada de proteínas con respecto a su altura pesó perímetro abdominal, baja los triglicéridos y aumenta los hdl y disminuyen un 30 porcientos los eventos cardiovasculares .
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017