Estrés del tratamiento | 11 FEB 14

Asocian el asma dependiente de esteroides con la depresión

Son tres veces más propensos a estar deprimidos.
2
Fuente: Reuters 

Por Shereen Jegtvig

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las personas con asma grave que confían en la prednisona son tres veces más propensas a estar deprimidas que las que no utilizan ese fármaco y aquellas con asma leve a moderada, según revela un estudio realizado en Holanda.

Los autores aseguran que los pacientes con asma dependiente de los esteroides "merecen" que les detecten la depresión y la ansiedad para aliviar el sufrimiento y, quizás, mejorar su estado de salud física a través del tratamiento de la salud mental.

"Existe una conexión con el asma, como con las enfermedades crónicas en general, y una prevalencia de la depresión que supera a la de la población general", dijo la doctora Rebecca Hashim, psicóloga del Hospital de Niños del Centro Médico Montefiore, en Nueva York, y que no participó del estudio.

La prednisona es un antiinflamatorio esteroide que se utiliza para tratar las crisis asmáticas, a menudo en los pacientes con síntomas graves.

Las doctoras Marijke Amelink, del Departamento de Medicina Respiratoria del Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, y Simone Hashimoto, del Instituto de Psiquiatría de la Universidad de Leiden, reunieron a 187 pacientes: 67 con asma grave dependiente de la prednisona, 47 con asma grave no dependiente de ese fármaco y 73 pacientes con asma leve a moderada.

Los tres grupos tenían características similares, aunque los pacientes dependientes de la prednisona eran mayores y con más limitaciones para respirar.

Todos respondieron una encuesta sobre la depresión y la ansiedad, y preguntas diseñadas para detectar problemas de personalidad que aumentarían el riesgo de padecer trastornos del ánimo.

Los pacientes con asma grave dependiente de la prednisona eran 3,4 veces más propensos a estar deprimidos que el grupo con asma grave no dependiente del fármaco, y 3,5 veces más propensos que los que tenían asma leve o moderada.

También eran 2,5 veces más propensos a tener ansiedad que aquellos con síntomas leves a moderados, pero los autores no detectaron diferencias significativas con el grupo con asma grave no dependiente de la prednisona.

El equipo tampoco halló diferencias significativas entre los grupos al revisar los trastornos de la personalidad.

En la revista Respiratory Medicine, las autoras publican que los pacientes con asma no dependiente de la prednisona alcanzaron niveles de depresión y ansiedad similares a los de la población general, mientras que los de los pacientes dependientes de la prednisona eran más parecidos a los de las personas con otras enfermedades graves.

Hashim atribuyó el aumento del riesgo de depresión al estrés del tratamiento, en lugar de la gravedad de la enfermedad. Lo mismo ocurriría con otras enfermedades crónicas, como la diabetes, que demandan regímenes terapéuticos diarios.

La depresión o la ansiedad prolongadas sin tratar pueden causar más enfermedad, en especial si afectan la capacidad de las personas de cuidar su salud.

FUENTE: Respiratory Medicine

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017