Las percepciones de los pacientes y el estigma | 08 JUL 13

Efecto del peso del médico sobre las actitudes del paciente

¿De qué manera estas percepciones afectan la relación médico-paciente, la elección de médico, la confianza y el cumplimiento de sus recomendaciones?
19
16
Autor: Dres. Puhl RM, Gold JA, Luedicke J, DePierre JA International Journal of Obesity (2013), 1 – 7

Introducción

El estigma hacia las personas obesas es generalizado en los EE. UU. Los obesos son vulnerables a estereotipos negativos, por ejemplo que son haraganes, sin fuerza de voluntad, indisciplinados y poco inteligentes. Estos estereotipos generan prejuicios y discriminación.

Es preocupante que estos estereotipos negativos estén presentes también en el ámbito de la atención de la salud. Numerosos estudios documentan actitudes prejuiciosas de los médicos, las enfermeras y otros profesionales sanitarios hacia los pacientes obesos. Aunque hay muchos estudios sobre este tema, pocas investigaciones analizaron si los médicos podrían ser vulnerables a los prejuicios de los pacientes sobre el peso. Puesto que los dos tercios de los norteamericanos tienen sobrepeso o son obesos, muchos profesionales sanitarios también luchan contra su propio sobrepeso o la obesidad y quizás sus pacientes los perciban de diferente manera que a los médicos más delgados.

Es importante ocuparse de esta brecha notable en la investigación por varios motivos. La relación médico-paciente es esencial para la reducción del riesgo, la prevención de enfermedades y en definitiva para la evolución de la enfermedad del paciente. Cuando se trata de conductas que afectan la salud, como el tabaquismo, el ejercicio, la alimentación y el consumo de alcohol, la interacción médico-paciente es clave para identificar factores de riesgo y para aconsejar a los pacientes sobre acciones terapéuticas apropiadas.

Sin embargo, el grado de eficacia y éxito de estas interacciones quizás se relacione con las conductas reales o percibidas de los médicos con respecto a la salud Por ejemplo, la evidencia sugiere que los médicos cuya frecuencia cardíaca de reposo es más baja son más proclives a recomendar ejercicio a sus pacientes, así como los médicos que no fuman son más proclives a aconsejar a sus pacientes que dejen de fumar.

Un estudio reciente halló que los médicos con índice de masa corporal (IMC) dentro de lo “normal” tienen mayor confianza en su capacidad para aconsejar sobre la alimentación y el ejercicio a sus pacientes obesos que los médicos con IMC más alto. También creen que los pacientes obesos confiarían menos en las recomendaciones para adelgazar de los médicos con sobrepeso u obesos.

Las conductas -saludables o no- de los médicos también se asocian con las percepciones de los pacientes sobre su menor credibilidad. Un estudio halló que es menos probable que los pacientes escuchen a sus médicos si los perciben como poco saludables. Además, estudios experimentales hallaron que los médicos que revelan sus hábitos de salud, alimentación y ejercicio son percibidos como más creíbles y sanos y motivan más a los pacientes que los médicos que no los revelan.

Sin embargo hay pocas investigaciones sobre cuánto el peso del médico puede afectar las percepciones y reacciones del paciente. Un estudio halló que se percibe a los médicos que no son obesos como más idóneos para aconsejar sobre la salud que a los médicos obesos. Otro estudio indicó que los pacientes escuchan más los consejos sobre salud del médico no obeso que del que es obeso. Aún quedan, sin embargo, muchos interrogantes.

Los objetivos de este estudio fueron evaluar las percepciones del público sobre los médicos con peso normal, con sobrepeso u obesidad para saber mejor cómo estas percepciones afectan la relación médico-paciente (la elección de médico, la confianza en él y el cumplimiento de sus recomendaciones). Se postuló que los participantes asignarían una clasificación más negativa a los médicos con sobrepeso u obesos en relación con los de peso normal.


Materiales y métodos

Se creó un relevamiento experimental por Internet para evaluar las percepciones de los participantes y sus opiniones sobre los médicos con peso normal, sobrepeso u obesidad. Los participantes se reclutaron de una base de datos de Internet.

La muestra fue de 358 adultos, quienes inicialmente completaron la información demográfica solicitada y respondieron preguntas generales acerca de sus opiniones sobre las conductas de salud de los médicos (si deben fumar, beber alcohol, hacer ejercicio en forma regular, consumir alimentación balanceada, consultar al médico periódicamente y hacerse análisis una vez al año) y sobre la elección de médico (la importancia al elegir médico, del peso y el aspecto físico de éste).

Después se los asignó aleatoriamente a uno de tres grupos: (grupo 1, médico con peso normal: n = 123, 34%; grupo 2, médico con sobrepeso: n = 117, 33%; grupo 3, médico obeso: n = 118, 33%). Todos llenaron un cuestionario en el que se preguntaban sus opiniones sobre los médicos con peso normal, con sobrepeso u obesos, según el grupo asignado.

Es importante señalar que esta clasificación del peso de los médicos no fue definida objetivamente a los participantes y así, las percepciones de qué constituye ‘peso normal’, ‘sobrepeso’, u ‘obesidad’ podían variar entre ellos.

Para comprender las consecuencias de las percepciones relacionadas con el peso para la relación médico-paciente es más informativo determinar las percepciones subjetivas de los participantes sobre el peso del médico más que su peso real. Lo importante es ver si estas percepciones del paciente influyen en sus sentimientos sobre la relación médico-paciente.

Las restantes preguntas fueron sobre:

- la compasión y la manera de tratar a los pacientes. Se preguntó específicamente hasta qué grado los participantes creían que el médico los escucharía con atención, comprendería sus preocupaciones, comprendería las dificultades para adelgazar, y el grado de comodidad que sentirían al hablar con su médico y expresar preocupaciones sobre su salud.

- el grado de confianza en el médico, si lo recomendarían a sus amigos, si se sienten con libertad para expresar preocupaciones sobre su cuerpo, si tienen dudas sobre la credibilidad del profesional o se sienten cohibidos cuando hablan sobre adelgazar.

- el cumplimiento de las recomendaciones médicas. Las preguntas evalúan si el peso del profesional podría influir sobre el grado de cumplimiento de sus recomendaciones y qué propensión tendrían a creer el diagnóstico del médico y a creer que éste podría tener un plan eficaz para ayudar al paciente a adelgazar.
-los prejuicios explícitos sobre el peso. Los participantes completaron la Escala de Fobia a la obesidad (Fat Phobia Scale), que determina los prejuicios explícitos sobre el peso.


Resultados

Los participantes que debieron responder preguntas que describían médicos con sobrepeso u obesos refirieron más propensión a cambiar de médico que los participantes que respondieron preguntas sobre médicos con peso normal. Estos prejuicios fueron independientes del peso de los pacientes. Asimismo, la confianza y la credibilidad en los médicos fueron significativamente menores para los médicos presentados como con sobrepeso u obesidad que para los médicos con peso normal. Los participantes informaron mayor probabilidad de seguir las recomendaciones del médico si éste tenía peso normal que si tenía sobrepeso u obesidad.

Los participantes que expresaron más prejuicios sobre el peso (mayores puntuaciones de fobia a la obesidad) informaron asimismo mayores niveles de confianza y credibilidad y observancia de las recomendaciones médicas ante un médico con peso normal, pero menos confianza y credibilidad y menor observancia de las recomendaciones médicas ante un médico obeso.


Discusión

"Hay un prejuicio negativo hacia los médicos con sobrepeso u obesos"

Hasta donde se sabe, este es el primer estudio que evalúa experimentalmente las percepciones sobre los médicos con peso normal, sobrepeso u obesidad y cómo estas percepciones y las actitudes personales sobre las personas obesas afectan las opiniones sobre la relación médico-paciente, tales como la elección de médico, la confianza en el mismo y la observancia de sus recomendaciones.

Los datos mostraron que hay un prejuicio negativo hacia los médicos con sobrepeso u obesos. Los participantes informaron más desconfianza hacia estos profesionales, menos inclinación a seguir sus recomendaciones y más probabilidades de cambiar de médico si el suyo tenía sobrepeso u obesidad, en relación con los médicos con peso normal, que obtuvieron opiniones más favorables de los participantes. Estos prejuicios fueron independientes del peso de los participantes.

Mientras que se comprobó que los profesionales sanitarios tienen actitudes negativas hacia sus pacientes obesos, este estudio indica que si ellos sufren exceso de peso también pueden ser vulnerables a prejuicios de parte de los pacientes. Investigaciones anteriores muestran que si los profesionales son modelos de conductas de salud esto puede tener consecuencias importantes para la adopción de conductas saludables de los pacientes. Los datos de este estudio sugieren lo mismo.

Los esfuerzos para disminuir el estigma del peso entre los profesionales sanitarios hicieron hincapié en la importancia de desafiar los estereotipos y reconocer la compleja etiología de la obesidad, determinada por múltiples factores genéticos, biológicos y ambientales, más que sólo por fuerza de voluntad o disciplina para tener hábitos de vida más saludables.

Quizás se necesiten enfoques similares para educar a los pacientes (y al público en general) sobre los prejuicios acerca del peso, a fin de evitar estereotipos que en definitiva amenazan las interacciones médico-paciente.

Los datos de este estudio generan nuevas preguntas a investigar. En primer lugar, no es evidente si el peso del médico afectaría el cumplimiento de todas las recomendaciones, no sólo de las relacionadas con el adelgazamiento del paciente y sus conductas con respecto a la salud.

Podría ser que los prejuicios hacia los médicos obesos sean más pronunciados para las recomendaciones específicas sobre la salud relacionada con el peso, pero menos para las recomendaciones sobre otros aspectos de la salud. En segundo lugar, sería también importante investigar si se observan los mismos datos acerca de las enfermeras, las nutricionistas, las psicólogas y otros profesionales sanitarios obesos.

Por último también sería importante investigar si las actitudes difieren según que el profesional sea varón o mujer o entre los padres que procuran tratamiento para niños con problemas alimentarios y relacionados con el peso.

En conclusión, este estudio sugiere que los profesionales sanitarios con sobrepeso u obesidad pueden ser vulnerables a actitudes prejuiciosas de los pacientes y que el exceso de peso de los médicos puede afectar lo que los pacientes perciben sobre su credibilidad, su confiabilidad y su inclinación a seguir las recomendaciones médicas.

Dado que tanto pacientes como médicos luchan contra el exceso de peso y que la estigmatización de la obesidad sigue siendo una forma socialmente aceptable de prejuicio, se necesitan esfuerzos para disminuir los prejuicios sobre el peso en el ámbito de la atención de salud a fin de contribuir a eliminar las barreras que pueden interferir con la relación médico-paciente. 

♦ Resumen y comentario objetivo: Dr. Ricardo Ferreira

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. rafael saturnino rodriguez castellanos   Hace más de un año
Este articulo me ha hecho recordar algunos comentarios que nos harian notar la percepcion que el "paciente" tiene acerca del "medico" . yo le brindo atencion medica en consulta externa de medicina familiar a 24 personas diariamente de lunes a viernes y en el trascurso de 23 años me llama a curiosidad lo siguiente expresado por mis pacientes " yo creia que ustedes no se enfermaban" ¿ como se enfermo si es medico? ¿ usted no sabe como no enfermarse? a vaya esta enfermo pero ¿ como es posible? ¿porque toma cocacola usted? que facil usted si sabe como curarse ¿a poco tambien los medicos se enferman? ¿como usted come carne de puerco? digame ¿porque hay medicos gordos? ¿porque fuman los medicos ? y asi estamos idealizados , y a lo mejor deberiamos corresponder a ese "ideal" recordando que se enseña con el ejemplo, y ver que es eso que tienen lo exelentes terapeutas de quienes los pacientes dicen "lo veo y ya me siento bien".................invita a sana autocritica y reflexion y honesto deseo de CAMBIO. saludos desde Mexico
Dr. Francisco Hernandez Buendia   Hace más de un año
muy acertado el articulo, y aunque el habito no hace al monje como lo ayuda y abvio hay que dar muy buena apariencia y parecer lo que somos : medicos y efectivamente el personal sanitario no nos escapamos de la obesidad algunos por problemas metabolicos u endocrinologicos o en su caso por tragones y flojos preferimos el sedentarismo y evitar la fatiga, dice el dicho el buen juez por su casa empieza . entonces pues a bajar de peso.
Dr. Jorge Luis Pellecer Guzman   Hace más de un año
Totalmente de acuerdo con cuidar la imagen personal: Peso, baño, uñas, olor, higiene bucal, corbata, ambiente de trabajo limpio, zapatos, pero principalmente DON DE GENTE y AMABILIDAD.
!Buen artículo!
Dra. Yaquelín González Ricardo   Hace más de un año
Hola, en efecto, el tema de la adecuada imagen en la medicina y de lo necesario que resulta para lograr una adecuada adherencia terapeútica (no solo en el caso del l sobrepeso sino del modo de vestir, peinarse etc) viene expresado desde los consejos de Esculapio hace ya ¨unos añitos ¨, les ejemplifico:
1.- como Endocrinóloga atiendo niños con obesidad, y a muchos de ellos además del tratamiento u orientación profesional (léase orientación y no prescripción pues al final depende de la familia y del paciente si acepta y cumple con ellas) les enviamos a la consulta de Medicina Natural y Tradicional para complementar (como por ejemplo con las denominadas semillitas en el pabellón auricular) y de manera general los pacientes refieren estar animados.
Pero, algunos de ellos me comunicaron: pero Dra si sirviera para algo la Seño que las pone (referida a la enfermera ) no fuera tan gorda…Sin comentarios... , en ese momento a buscar las explicaciones de que ella tenía otra enfermedad de orden metabólico que la hacía engordar etc , y algunos como que se animaron pero otros no.Y es que no se trata de que lucir un tanto desnutridas como las modelos ( no existe tiempo para ello) pero por lo menos tratar de mantener un peso cercano al saludable para así acercarnos a aquello de cuerpo sano ; mente sana)
2. -En cuanto al tabaquismo es realmente INCLEIBLE: recientemente un paciente me refirió que le fue diagnosticado un problemita en un pulmón, pero que para nada dejaría de fumar porque el Dr. que le atendió en el Hospital Oncológico, además especialista en pulmón fumaba como una primavera así que…Y es ahí realmente donde es de lo peor porque conozco un gran número de estomatólogos que fuman (ellos que están en contacto directo con las lesiones que día a día presentan estos en la boca).
3.-Y la tapa al pomo como decimos acá la constituyen los directivos de Hospitales a cuyas oficinas es imposible entrar por el desagradable olor a .. No logro definir la palabra que califica la peste acumulada como resultado de fumar cigarros en locales climatizados de modo que solo de asomarse a las puertas se adhiere a todo nuestro organismo.
Bueno, en fin podría poner miles de ejemplos pero todos con el mismo mensaje: los ejemplos hablan más que las palabras.

Dr. Jose Felix Alva Angulo   Hace más de un año
Hay actividades humanas donde este aspecto del sobrepeso y la obesidad se ven como contraproducentes: un militar, un policía, un presidente, alguna autoridad importante. Es común ver en las series de TV americana, personal de salud francamente obeso, los mismo que policías, etc. Si la obesidad es considerada una patología cómo se puede pedir a un paciente que omita esta connotación al elegir a su médico tratante?. ¿Quién iría a misa si el sacerdote habla vulgaridades?. Creo que cada cosa tiene su lugar, y por más que la sociedad se haya vuelto tolerante, creo que en demasía, nuestro compromiso con nuestra profesión y nuestro paciente es que debemos ser un ejemplo tanto por nuestro comportamiento, nuestro aspecto, nuestro respeto, descontándose que todos debemos estar muy capacitados en nuestra especialidad. Se educa con el ejemplo. Cordialmente.
Dr. Humberto Boscán   Hace más de un año
Decididamente, hay que predicar con el ejemplo, los pacientes no son tontos, aunque muchos de nosotros los consideren así.
Dra. Maria Cristina Cervantes Fuentes   Hace más de un año
Excelente artículo hoy en día el paciente esta más informado y aunque aún nos falta mucho para dar una buena educación en la salud, si es de importancia que el médico en principio por su propia salud siempre este a su cuidado, para así mostrar al paciente que ¡¡¡¡¡¡ siempre se puede si se quiere !!!!!!
ya que si influye mucho en la confianza del paciente para continuar un tratamiento y prevenir enfermedades como diabetes hipertensión, enfermedades cardiovasculares, digestivas respiratorias, musculoesqueléticas y dermatoloógicas.Y para lograr UNA BUENA CALIDAD DE VIDA CON SALUD no se necesita dinero únicamente fuerza de voluntad.
Dra. Rosa Eugenia Salvio Aranza   Hace más de un año
excelente estudio, creo que puede servir de base para disminuir los efectos adversos sobre estos prejuicios y estigmas sociales que dañan mucho no solo a la salud del individuo y su familia sino a la sociedad en general, asi como para tomar en cuenta que la relacion medico-paciente es crucial en la toma de desiciones que implican la confianza y cohesion en el logro de objetivos comunes.
Lic. GLORIA CHAMORRO ORO   Hace más de un año
INTERESANTE ESTUDIO DE INVESTIGACION EXPERIMENTAL POR INTERNET
Dr. René Enrique Apolo Ronquillo   Hace más de un año
QUE MANERA DE JUSTIFICARSE.
NO HAY PEOR CONSEJO QUE UN BUEN CONSEJO CON UN MAL EJEMPLO.............
Dr. Alfredo Nohara   Hace más de un año
Felicitaciones a la Dra. Ojer!
y paso a otro tema, en realidad una consulta a mis colegas: alguien tiene conocimiento del programa de alimentación Ysonut ( aparentemente un laboratorio francés ), dado que se han contactado conmigo y nunca escuché nada de ellos.
Saludos!
Dra. Maria Elena Perez Martin   Hace más de un año
Absolutamente de acuerdo con mi colega en sus comentarios,los profesionales que vivimos en paises como el nuestro que trabajamos en nuestro pais y en muchos mas de todo el mundo donde la imagen mas importante a nuestro modo de ver no es la nuestra,sino la razon de nuestro trabajo,hemos constatado en todo el mundo imagenes tan deprimentes,tan precarias y dolorosas que siempre hemos puesto a un lado la nuestra,claro la higiene,,el vestir sencillo pero apropiado y el no practicar habitos nocivos los llevamos siempre,reitero las buenas practicas son importantes ,pero no determinan en la competencia profesional ,siempre que el paciente sienta respeto,preocupacion y conocimiento ,en cuanto a que la obesidad pudiera compararse con falta de sabiduria,estamos francamente negando la mitologia,recordemos que el Dios de la sabiduria es GORDITO.buen dia a todos.
Dra. Oresia Gonzalez Perez   Hace más de un año
Creo cierto el contenido del artículo para la obesidad extrema, no así para el sobrepeso, no creo tan importante la imagen en ese sentido, no somos modelos ni bailarines, no vivimos de la figura sino del conocimiento cientifico que roba bastante tiempo a otras actividades, dentro de ellas al ejercicio fisico, al salon de belleza, etc............es dificil orientarle a otro lo que uno no hace y que nos tome en serio como es el caso del tabaquismo, alcoholismo y otros habitos nocivos pero hay que recordar que la obesidad es multifactorial y en ella interviene además de los habitos y modo de vida hasta la genética y ahí tenemos lo que nos tocó en nuestros genes.........por tanto como tambien estoy pasadita siempre recuerdo las cartas de nuestro apostol a Maria Mantilla en que expresaba tan sabiamente..........." mucha tienda poca alma, quien lleva mucho afuera tiene poco adentro y quiere disimular lo poco...........la imagen que de uno mismo perciben los demás es importante pero lo más importante lo llevamos por dentro y la imagen de una persona limpia, honesta, profesionalmente preparada, vestida acorde al momento, las costumbres, la edad y la actividad que se encuentra realizando no tiene que estar tan indisolublemente ligada con su cuerpo...........y IMC
Dra. Mariela Soledad Ojer   Hace más de un año
Buen día a todos..me toca muy de cerca esta temática, ya que hace un año que me he sometido a una cirugía de By Pass gátrico, gracias a Dios con óptimos resultados en todos los aspectos!!..creo que antes de la imágen que ahora tengo, constataba el apego a mis instrucciones, de los pacientes..pero debo decir que el haber podido lograr estos avances en mi vida me da muchisima mas confianza para dar ciertas indicaciones médicas, claro está, las que versan sobre hábitos saludables a seguir, y mis pacientes ahora me hacen mas caso por que están VIENDO QUE SI SE PUEDEN LOGRAR CAMBIOS. Genero una ola de bienestar y confianza que se nota..ademas he duplicado el aflujo de pacientes a mi consultorio, tanto en el ámbito público como en el privado..no se si son prejuicios, aunque el el fondo seguro que si..lo que si se es que se ha incrementado la confianza!!
Dra. Maria Elena Perez Martin   Hace más de un año
Realmente concuerdo que la imagen es sumamente importante,mas posible que el paciente imite nuestras buenas practicas,pero recordar tambien que muchas personas y nosotros profesionales de la salud incluidos pretenden en muchas ocaciones vivir mas de la imagen que del conocimiento,en pais tengo pocas posibilidades por el ritmo de la vida de hacer ejercicios fisicos,tampoco constato que el paciente le disguste esta condicion a la hora de indicaciones medicas,aunque reitero seria muy bueno unir lo util a lo agradable sobre todo por nuestra salud,saludos buen dia.
Dr. Jorge Beleño Parra   Hace más de un año
La imagen es el reflejo del alma, la verdad total acuerdo con este articulo , ademas de sobrepeso la imagen personal general ,(vestimenta ,peinado y forma de expresar ) hay que tenerlo muy presente y que no se use mas el dicho
"en casa de herrero ,cuchillo de palo "
saludos..
Dr. Ernesto Cupido   Hace más de un año

El paciente debe sentirse que la protección es total,seguro,que confía sin dudarlo,ya tenemos medio enfermo "curado".
Téc. Juan Manuel Sánchez Jiménez   Hace más de un año
Totalmente de acuerdo con este artículo. Vivo , cada día, en el Hospital, cada frase que se escribe en él.
Enhorabuena por el artículo.
Un saludo a todos.
Dra. Maria Graciela Alvarez   Hace más de un año
Busqué la cita como Int J obes 2013: 1-7 y no concuerda, puede ser que haya habido un error? Gracias
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017