IntraMed - Artículos - Usted, ¿por qué es pediatra?
Las razones de una elección de vida | 17 DIC 12
Usted, ¿por qué es pediatra?
Los motivos que orientan la decisión suelen hundir sus raíces en la propia historia familiar así como en las experiencias que se han vivido a lo largo de la vida. Háganos conocer los suyos.,
(1)
Fuente: IntraMed 

En IntraMed queremos conocer los motivos de su elección.

La elección de una especialidad médica implica una serie de razones que incluyen aspectos racionales y una gran carga emocional y afectiva. Los motivos que orientan la decisión suelen hundir sus raíces en la propia historia familiar así como en las experiencias que se han vivido a lo largo de la vida. Este acto nunca es inocente y resulta determinante en el tipo de rol y el estilo de práctica que se desarrolla a lo largo de la vida profesional.

En el caso de la pediatría esta situación resulta particularmente interesante ya que se ponen en juego aspectos tan diferentes como la idea de infancia, los estilos de afrontamiento, los modelos de pediatra conocidos en su propia infancia o durante los años de su educación universitaria, la empatía y la imagen estereotipada de la figura del pediatra consagrada tanto dentro como fuera de la comunidad profesional.

Los modelos adquieren una importancia fundamental ya que operan como agentes identificadores a emular. Conocer los motivos biográficos que han determinado la elección de la pediatría como especialidad resulta entonces un tema cargado de resonancias que merecen ser indagadas.

Existen aspectos narrativos dignos de ser contados. Historias de vida que sus propios personajes pueden contar y que los lectores están interesados en conocer. Hacer visible este proceso interior puede producir identificación con otros colegas o servir de modelo para las nuevas generaciones de estudiantes que enfrentan ese momento decisivo.

  • Permítanos conocer cuáles han sido sus motivos personales para elegir a la pediatría como especialidad y modo de vida profesional. Deje sus comentarios al pie del artículo.
     
  • Los invitamos a proponer nombres de pediatras que sirvan como modelo o ejemplo a seguir para que desde IntraMed podamos entrevistarlos.

Gracias por su inestimable participación.

(1)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dra. Maria Antonia Florentin Melgarejo   Hace 1 año
Que buena pregunta! De pequeña he sido muy enfermiza, asmática y he pasado los 8 primeros años en hospitales viendo niños y niñas sufriendo mucho por la misma u otra causa. Cuando yo me sentía mejor, quería estar a lado de quien estaba peor...explicándoles los pasos del proceso...como una forma de darles fuerza y que conozcan a su enfermedad para sobrellevarla mejor. Les pedía que no tuvieran miedo, que no morirían por falta de aire si se daban cuenta de que se les iba cerrando el pecho"...Increíble...Era experta en asma...
Hoy día no soy neumologa....
Dr. Oscar Luis Pereira Márquez   Hace 1 año
Una pregunta interesante.
En Cuba antes del triunfo de la Revolucion (1959) muy pocos podiamos estudiar, y no solo medicina.
Cuando esto ocurrio, y todos tuvimos la posibilidad, sobre todo aquellos que siempre fuimos marginados por economia, sexo, procedencia social, raza y hasta de la procedencia provincial, unido todo al romanticismo propio de la niñez y juventud y por el ejemplo de profesores, dirigentes y necesidades sociales reales, primero pudimos hacernos medicos, luego la pediatria llego por el recuerdo imborrable de haber visto y vivido la muerte cercana de niños, familiares cercanos o no (primos, amigos, hermanos, vecinos) sin haber tenido posibilidad de atencion medica y quisimos en algo contribuir a que en nuestra tierra eso nunca jamas ocurriera, ¡Y lo hemos logrado!, hoy nuestra tasa de mortalidad infantil es la mas baja de toda America, los niños soñadores de ayer somos los abuelos que ayudamos a ese logro.
Dr. Jorge Adrian Chuck Sepulveda   Hace 1 año
Cuando tenia 7 años de edad tuve una hermanita que nació con un "quejidito" inconstante y puesto que soy de una ciudad pequeña de Mexico, los médicos de la época no supieron que tenía al grado de que a los 3 días de edad fallecio. Le preguntaba a mis padres que cual habia sido el motivo de la muerte de mi hermanita y la respuesta era, "los medicos no supieron de que fué", eso me quedo muy grabado al grado de que le preguntaba a m padre ¿Como puedo saber de que mueren los niños? y me contesdtaba, primero tienes que estudiar medicina y luego hacer una especialidad en Pediatria que es la rama de la medicina que estudia a los niños. Asi fue, entre a la Facultad de Medicina de la Universidad Autonoma de Guadalajara para después realizar los estudios correspondientes a la especialidad en Pediatria Clínica. Para mi el atender al os niños es mi pasión, nunca me he visto atendiendo adultos aunque cuando tuve que hacerlo lo hacia pero no encontraba un gusto real, sin embargo en pediatria todo es diferente.
Cuando se menciona que los niños pequeños no hablan, no dicen donde duele, etc siempre les digo; solo hay que aprender otro idioma, y claro que los niños nos dicen que sienten y donde duele, y nos lo dicen en la forma en que lloran, como se mueven, como actuan, etc. Considero que el ejercicio de la Pediatria es mucho más fácil que atender adultos. jorgechuck@terra.com.mx
Dra. Sonia Marquez   Hace 1 año
Realmente quería ser medico internista, pero tuve que pasar por pediatría, aunque no lo deseaba, creo que lo que mas temía era el llanto de los ninos, y allí ocurrió la magia, observe que cuando el tratamiento es el adecuado los ninos responden como las plantas les hechas agua y reverdecen, pero lo mas importante es que me di cuenta que tocaba el futuro con mis manos, y pienso que no pude escoger mejor especialidad, los ninos son la realidad mas hermosa que podamos contemplar
Dr. David Díaz del Portillo   Hace 1 año
CUANDO TENÍA 9 AÑOS DE EDAD, MI HERMANITA QUE CONTABA CON 6 AÑOS DE EDAD FALLECE AL PARECER POR UN ERROR MÉDICO EN LA APLICACIÓN DE UN MEDICAMENTO, ÉSTE HECHO MARCÓ MI INFANCIA Y ADOLESCENCIA CON LOS ¿PORQUÉ?, QUE HACER, COMO EVITAR EL SUFRIMIENTO DE UNOS PADRES QUE PIERDEN A SU HIJO, EN FIN, CON EL TRANSCURRIR DEL TIEMPO TUVE OPORTUNIDAD DE ENFRENTAR COMO INTERNO LA MUERTE DE UN PACIENTE Y MITIGAR Y COMPARTIR CON SUS FAMILIARES EL DOLOR.
EL AMOR, LA NOBLEZA, LA FELICIDAD DE UN HOGAR CON UN NIÑO ES ALGO IMBORRABLE . PERENNE E INOLVIDABLE,QUE DEJAN UNA MARCAN EN TU CORAZÓN PARA TODA LA ETERNIDAD DECIDÍ QUE SI ALGUN DIA ME ESPECIALIZABA LO HARÍA EN ESA AREA EN DONDE LO QUE SE RESPIRA ES AMOR ALEGRIA, TERNURA, SINCERIDAD,NOBLEZA.
CADA VEZ QUE TOCO UN NIÑO, SIENTO EN MI SER QUE ES MI PROPIO HIJO
Dra. Graciela Brachmann   Hace 1 año
Porque soy pediatra?. Ya estoy en edad de mi jubilacion y llevo 35 años en la especialidad. Lo elegi porque quizas de niña fui tan enfermiza que no habia semana que no tuvieran que llevarme al pediatra de cabecera que me bautizo " polilla" Quizas aqui empezo una escondida admiracion por la prfesion. Siempre desee tener una profesion de servicio, por ello elegi medicina, y a quien servir mejor , que a los mas necesitados de proteccion como los niños. Por ser mujer ademas hay un instinto maternal que nos hace sentir diferentes por el material humano con que trabajamos. Y en todos estos años despues de haber sido madre y criado a mis 2 hijos, comprendo aun mas la necesidad de estar cerca de ellos y de sus madres tratasndo de ofrecerles todo el apoyo y explicaciones que necesitan los padres cuando tienen a su hijo enfermo. He tenido muchas satisfacciones por parte de los pacientes y de sus padres, lo que me hace sentir que mi vida no fue inutil sino que puedo dejar una huella un recuerdo para cuando me haya ido. Hoy si tuviera que elegir , lo haria de nuevo, PEDIATRA.
Dr. José Alva   Hace 1 año
He tratado de leer la opinión de todos los colegas pediatras. Yo lo que más aprecio de las características de nuestros pacientes es que el niño que está enfermo, está enfermo, no inventa síntomas. El examen del paciente pediátrico es de lo más accesible por su tamaño, flexibilidad, gusto por colaborar. El niño siempre está alegre, activo, transmitiendo vida; salvo los casos verdaderamente graves. El niño por más desaseado que se encuentre, no tiene los olores del adulto. A los niños siempre se les está ocurriendo cosas agradables. Los niños son sinceros, transparentes. Corremos poco riesgo de ser agredidos por ellos. Y cómo no sentirse halagados cuando los niños ya desde pequeños le dicen a uno que también van a ser médicos y pediatras. Despues de más de 40 años de haber ejercido la especialidad, entre mis años de formación y luego de práctica, he llegado a considerar que los pediatras somos provilegiados por que al parecer les "robamos" a los niños parte de su energía, su vitalidad, su inocencia, lo que nos lleva a mantener una condición de salud envidiable. Mi niñez la pasé en el campo y por esos tiempos no existían médicos en el pueblo, menos pediatras, por lo tanto pienso que la vocación surgió al contacto con la especialidad, pues a pesar de que también hice la de cirugía, me quedé como pediatra y el tributo de la comunidad donde ejercí los últimos 30 años no pudo haber sido más elocuente, de que hice bien las cosas. Abrazos a todos los colegas de especialidad.
Dra. TORRES OGVALDA DEVAY DE SOUSA   Hace 1 año
Li com muito interesse as razões de pediatras terem escolhido sua especialidade. Em Salvador, Bahia, o Mestre de todos nós pediatras, ainda vivo, é o Dr. Nelson Barros, de quem, infelizmente, não tenho o endereço eletrônico para indicar.
Eu, pessoalmente, sou filha de advogado que depois de casado, e por ter deparado com casos de saúde na família, resolveu graduar-se em medicina e escolheu a pediatria por especialidade. Ao graduar-se, eu estava com 4 anos de idade e guardei a imagem do pai entrando de beca para uma cerimônia belissima, em ambiente iluminado e musical. A memoria não guardou nada mais da cerimmônia de formatura, de cuja turma o meu pai foi o orador. No entanto, crescí e me criei sendo cuidada, na saúde, por êle, que, raramente solicitava ajuda de colegas. Morávamos em bairro suburbano de Salvador, em Periper, enseada na Bahia de Todos os Santos, região inicialmente habitada por operários da Viação Férrea Federal Leste Brasileira, e, pelas belas praias no local, região utilizada para veraneio. Havia algumas chácaras, uma das quais do meu avô, onde residíamos. A assistência médica era precária, na época (décadas de 40 a 60), limitando-se a um posto médico sem presença diária de medico que vinha de Salvador e retornava, distante cerca de 20 kilometros, por estrada acidentada, não asfaltada, cheia de curvas perigosas, ou distância menor por via férrea, sendo o tren o único transporte coletivo disponível. que circulava das 6 horas às 22 h. oras. Em Periperi havia uma farmácia, e o proprietário, farmacêutico, atendia os problemas de saúde do local, por necessidade. Meu pai foi o primeiro médico residente neste subúrbio, pediatra, mas depois de encerrada a circulação dos trens, era o pronto socorro local, atendia todo e qualquer caso, fazia partos, pequena cirurgia, por necessidade. Crescí assistindo o trabalho dedicado do meu pai, sua preocupação com os pacientes, a dispensa que fazia dos honorários diante da situação sócioeconômica de seus pacientes, e, varias vezes presenciei êle dando dinheiro para que a familia do paciente comprasse a medicação necessaria. Assim, decidí ser médica e ser pediatra. Aprendi muito com o meu pai, e, depois de graduada, continuei o trabalho dêle no mesmo local, evidente que já em melhores condições. Graduei-me em 1961 e exercí a profissão durante 50 anos no mesmo local onde meu pai trabalhou. e transformamos o imóvel que foi dele em uma clínica onde trabalhamos eu, o esposo, a irmã, a filha, o genro e outros colegas, todos médicos.
Foi muito gratificante exercer minha profissão liberal no subúrbio, e sentir comn um pediatra é capaz de tranquilizar pais aflitos e devolver à criança o sorriso perdido por uma doença. Paralelamente fui funcionaria pública na secretaria de Saúde do Estado da Bahia e trabalhei como neonatologista em maternidade. Outra grande recompensa, estar presente nas primeiras horas de vida de um ser humano, acompanhar as alegrias de uma mãe ao receber um filho, e depois da família. Ainda complementei minha atividade profissional como funcionaria pública nacional, sendo docente de Universidade Federal da Bahia, oportunidade que me deu acesso, também, à Escola Baiana de Medicina e Faculdade de Enfermagem da Universidade Católica do Salvador. Sempre procurei estender minha experiência profissional aos alunos, e, o qunto pude, aproveitei para que conhecessem as necessidades de uma população suburbana em saúde. Hoje, completo meu doutorado e busco contribuir com informações sobre a assistência médica recebida pelas famílias de Periperi nas décadas de 60 a 2000 e me empenho em registrar a historia da medicina naquele subúrbio desde a época em que posso contar.,
Dr. wilmer antonio carcamo   Hace 1 año
porque pediatra: creo q es una vocacion de servicio y trabajo en lo personal desde muy pequeño me gusto la medicina vengo de una familia humilde que no habian profesionales en el area de salud creo q estoy fue un don que desde pequeño me gustaba el vestirme de medico en kindergarden y era un sueño el ser medico algun dia mis padres me apoyaron en esa decision y al final porq me decidi por pediatria se me hacia facil trabajar con niños y adolescentes creo q el pediatra tiene un sexto sentido de comunicacion con los niños estos hacen que uno logre una empatia perfecta el hecho que un niño no te hable pero q con solo ver la expresion hace que uno se de cuenta q hay un problema y cada medico pediatra nace con un sentido mas desarrollado para identificar el problema en el salvador existen muchos problemas de salud en niños y sabemos q con este sentido de humildad y comunicacion con los niños nos hace nuestro trabajo diferente y asi poder brindar una calidad de atencion y un diagnostico oportuno y tratamiento adecuado muchas gracias y saludos colegas de latinoamerica.. DR. WILMER ANTONIO CARCAMO , EL SALVADOR.
Dra. Ruth Adela Habergryc   Hace 1 año
soy pediatra y neonatologa, esta ultima especialidad es mi dedicación diaria :medica por mi padre me crie casi en el consultorio, y respecto a los niños y sobretodo recien nacidos , creo que despues de mucho tiempo seguro tiene que ver con mi historia personal( mi primera hija viva muy esperada y con problemas en la lactancia segun relatan¡¡¡ muy freudiano lo mio) Amo lo que hago diariamente el contacto con los bebes me da energia y creo que es una bendición de Ds poder ayudarlos
Dra. Susana Maria Rivkin   Hace 1 año
Llevo 40 años de pediatra, sigo tan entusiasmada como cuando comencè.Creo que el motivo de mi elecciòn tiene que ver con mi padre, èl era mèdico en un pueblo de la pcia de bs as y cuando nacian bebès en el hospital lo acompañaba a verlos. Luego cursè pediatria con el Dr. Florencio Escardò, experiencia maravillosa ya que me abriò un mundo diferente en la medicina con la cual acordè por esa visiòn tan humana que estaba necesitando para tomar la decisiòn.
Dra. Mariel de los Angeles Escher   Hace 1 año
Desde pequeña quise ser "Médica de Niños" porque quería ser igual que el pediatra que por fortuna y Gracias a Dios me tocó... y ahora no sabria hacer nada tan bueno, gratificante y maravilloso como ser PEDIATRA.
Dra. Patricia Susana Pelaez   Hace 1 año
DRA PATRICIA S. PELAEZ.-ARGENTINA-
CUANDO DECIDI ESTUDIAR MEDICINA ERA PORQUE ME ATRAIA MUCHO LA IDEA DE HACER ALGO POR AYUDAR AL PROJIMO, COMPRENDER, ACOMPAÑAR, ESCUCHAR, TENER PACIENCIA, TAMBIEN ME GUSTABA ESTAR CERCA DE LOS NIÑOS, SENTIA QUE ME ENCONTRABA MAS CERCA DE ELLOS. LA PEDIATRIA ES ALGO QUE FORMA PARTE DE UNO AUN NO TRABAJANDO, UNO SIENTE ESE AMOR ESPECIAL POR LOS NIÑOS QUE NO LO SIENTE OTRO MEDICO DE OTRA ESPECIALIDAD,UN PEDIATRA ADEMAS SIEMPRE SIENTE QUE TIENE UN NIÑO DENTRO SUYO. CUANDO ESTOY ATENDIENDO SIENTO QUE LE TENGO QUE BRINDAR TODO A ESA MADRE QUE VIENE A PEDIR AYUDA PARA QUE SU HIJO SE SIENTA MEJOR, Y ME GUSTA VER LAS CARITAS SONRIENTES Y CONTENTAS CUANDO LAS ESTOY ATENDIENDO O CUANDO MEJORAN . AUN CUANDO ATIENDO A LA MADRUGADA EN UNA GUARDIA SIENTO QUE AUNQUE A UNA HORA INADECUADA DEBO HACER QUE ESA FIEBRE BAJE O ESE NIÑO NO LLORE MAS POR DOLOR.
Dra. Alejandra Reinhardt   Hace 1 año
debo reconocer que la pediatria no fue mi primera eleccion ya que queria ser psiquiatra infantil.Tuve la suerte de tener un pediatra maravilloso, conocer a la pediatra de mis hijos, que fue la que me apuntalo en momentos dificiles de la carrera. Senti que podia ayudar en parte con consejos o guias a las familias y sus niños. Es increible lo que se puede descubrir de estas personitas tan inquietas y tan llenas de ganas de hablar y sobre todo que los escuchen...
Dra. Marcela Ortega López   Hace 1 año
Me gustaria escribir como muchos arriba lo han hecho que estudie pediatria por que estaba destinada para eso pero no es asi. Yo tambien dije que queria ser medico desde mi infancia, la verdad primero dije que enfermera pero mi mama me dijo: "NO, mejor se doctora para que TU mandes" y entonces pense a mi corta edad (5 o 6 tal vez) que sonaba logico. Siempre me incline por el area biologica y despues de terminar la prepa me matricule en la UNAM para la carrera de medicina con una vaga idea de lo que realmente significaba. Al comenzar a ver ya directamente de lo que se trataba comenzo entonces a surgir mi vocacion. Comence en pensar ser pediatra cuando me di cuenta lo diferente que era tratar niños y la complejidad que esto llevaba con sigo, las dosis, el calcular solciones, interpretar sintomas, signos con poca participacion y muchas veces entre intensos llantos y alarmantes berrinches. La organizacion que siempre se podia ver en las salas pediatricas me hizo pensar que se trataba incluso de una raza distinta de medicos y yo, queria pertenecer a ella. Siempre intente llevarme bien con los niños, pero la verdad me costò trabajo; yo pienso que poco a poco fui adquiriendo ese don e incluso algunas veces no lo he logrado, de hecho considero que no logre entender a las madres al 100% hasta que yo tube hijos. En fin, dedicarme a ver niños me ha hecho aprender muchisimo de la medicina y de mi misma. El agradecimiento mas sincero, la angustia mas genuina al sentir que un extraño y muchas veces mas, lo tocan y miran en sintiendose indefenso y alejado de el rostro mas querido que es el de su madre estando en una cama fria de hospital. Etc. Etc. ¿Destinada para ser pediatra? no lo se, pero estoy segfura que mi vida cambio cuando estudie medicina y despues al ser pediatra fue aun mejor.
Gracias.
Dra. Ismary Sanchez Suso   Hace 1 año
Por que pediatra??? Porque no recuerdo haber querido otra opcion desde niña.Nunca senti dudas en que seria profesionalmente,desde niña lo soñe y estudie dedicandole cada minuto de esfuerzo en ser medico para ser pediatra.
Cuando termine la carrera de medicina fueron muchos los consejos para especialidades un poco menos consagradas,pero no.Yo habia estudiado medicina porque seria pediatra.
Ya ahora luego de unos cuantos años de experiencia y de estar bien cerca de la muerte como intensivista,creo que no hay mayor recompensacion profesional que despues de recibir un niño critico y derramar adrenalina a chorros por apartarlo de la muerte,este logre salir y se sonria dulce e ingenuamente como solo ellos saben hacerlo.
Creo que los que amamos nuestra profesion nacimos para ello.
Dra. Doménica Denisse Villacís Ponce   Hace 1 año
No puede verme en otra profesión que no sea la Medicina (lo sé desde antes de los cinco años) y por supuesto, con ningún otro paciente que no sean los niños. Amo la Pediatría, porque no hay nada mejor que ver la sonrisa de un niño cuando se logra la empatía en la consulta o cuando mejora luego de un tratamiento a tiempo; pero también es maravilloso que te reconozcan en la calle, ya de civil "sin el disfraz de doctor" y te saluden, te abracen y demuestren su cariño. Soy Pediatra porque los niños son los mejores pacientes (¡a pesar de los padres!) y realmente se trata de tener paciencia y ponerse en el lugar de cada padre que ve a su hijo sufrir, de explicarles, darles aliento y por supuesto, dar lo mejor de uno en pro de la recuperación y curación de cada paciente... Soy ecuatoriana y trabajo acá, pero me formé en el Hospital Pediátrico de Centro Habana (La Habana - Cuba), por lo que no puedo pedir mejor escuela que esa, nombrar médicos importantes, tendría que copiar la nómina de pediatras del centro... Un saludo a todos los Pediatras, que han decidido dedicar sus días a esta maravillosa labor.
Dr. Enrique Rodolfo Ansaldi Garro   Hace 1 año
Me motivaron especialmente los ejemplos de vida de algunos médicos que fueron determinantes: un rural, un pediatra que no quiso título de tal, otro rural, un actor de novela que encarnaba a un clínico, varios profesores de la facultad y del hospital de niños,... el estímulo de mis colegas de concurrencia que me animaban a la pediatría ambulatoria, hasta la anécdota y profecía de un compañero de facultad, hoy neurólogo, que para mi cumpleaños en 6o. año me obsequió una tarjeta con la imagen de un pediatra asistiendo a un niño... y apenas recibido me vinieron a buscar de un hospital rural porque necesitaban personal para inaugurar la APS (1983) en el lugar -cercano a mi domicilio- y con eso debí resignar clínica de adultos para iniciar pediatría formalmente...

En el fondo de la cuestión considero que hay una vocación a tal estado, tal profesión, tal aspecto de la profesión, en tal lugar y en tal tiempo...
La pediatría que hoy ejerzo es una mezcla de la pediatría formal con examen por el colegio de médicos, más la APS, más la medicina familiar, más la mediación, más la docencia, más la salud social y comunitaria, más la psicología de los vínculos familiares... casi no han variado el consultorio ni sus elementos del comienzo (otoscopio, balanzas, pediómetro, nebulizador, etc.)... hace 30 años.

Felicito especialmente a cuantos colegas mayores me animan con sus testimonios a afrontar los próximos 20 !! y a mis pares y a los menores les agradezco proporcionalmente el estímulo para seguir estudiando y antendiendo... ¡ustedes son responsables de mi stress!
Dra. Sonia Luisa Tapia Velasquez   Hace 1 año
Soy Pediatra por que los niños son sinceros en sus sintomas y signos, los padres siguen las instruccionaes al pie de la letra y las satisfacciones que se logran al ver recuperarse a un niño enfermo, no tienen precio.
Los niños nos enseñan paciencia y constancia dos armas poderosas para salir adelante. A travès de los ojos infantiles se ve la vida de otro modo, se recupera la inocencia y el candor.
NO me veo haciento otra cosa en la vida. me encanta ser Pediatra.
Dra. Maria Concepcion Vazquez Sandoval   Hace 1 año
LA ESPECIALIDAD DE PEDIATRIA , OPINO QUE TENEMOS EMPATIA CON LOS NIÑOS. EN GENERAL PATOLOGIA DE LOS NIÑOS ES AGUDA , Y SE OBSERVA EN ELLOS LA VITALIDAD , LA SONRISA ,SU INOCENCIA . EN LOS CASOS CRONICOS COMO IRC O CANCER , LOS NIÑOS MADURAN MAS QUE LOS NIÑOS DE SU EDAD , NOS ENSEÑAN TANTO DE LA VIDA EN HORAS, DIAS Y MESES. COMO SERES HUMANOS NOS HACE MAS VALORAR NUESTRA FAMILIA . LA VIDA EN SI .... QUE PARA ELLOS ES TAN CORTA.

SI PUDIERA ELEGIR NUEVAMENTE MI PREPARACION , NO DUDARIA EN SER PEDIATRA.
HAY MEDICOS PEDIATRAS BRILLANTES EN MEXICO , POR DECIR ALGUNOS . DR. LUIS JASSO , DR. LOREDO ABDALA , ENTRE OTROS.

MARIA CONCHITA VAZQUEZ S.

SALUDOS .
Dra. Aida Maria Cara   Hace 1 año
LLEVO 32 AÑOS DE PEDIÁTRA, CUANDO ESTABA EN 5° AÑO DE LA CARRERA QUE REALICÉ EN LA PLATA, CURSAMOS LA MATERIA Y ADEMÁS DEL HOSPITAL ZOR MARIA LUDOVICA HACÍAMOS CONSULTORIO EN LA CASA DEL NIÑO, Y OBSERVÉ QUE NUESTRA ESPECIALIDAD, TENÍA LA BENDICIÓN DE ""TRABAJAR " CON LA FAMILIA , LA NIÑEZ, QUE AFORTUNADAMENTE SUFREN MENOS PATOLOGÍAS GRAVES QUE LOS ADULTOS, CON LA ALEGRÍA DE RECIBIR RECIEN NACIDOS, MILAGRO DE LA VIDA.
CUANDO ME RECIBO , OBVIAMENTE YA TENÍA ELEGIDA LA ESPECIALIDAD REALIZANDO LA RESIDENCIA EN LA EX CASA CUNA , HOSPITAL DE NIÑOS PEDRO DE ELIZALDE.
Dr. Gustavo Alberto Pascuas   Hace 1 año
Perdón el colega sugerido es el Dr. Roberto Mateos, ex dfirector del Hospital Dr. Noel Sbarra de La Plata
Dr. Gustavo Alberto Pascuas   Hace 1 año
Propongo para entrevistar a dos pediatras: El Dr. Robgerto Marcos, ex director del Hsopital Dr. Noel Sbarra de La Plata y la Dra. Marita Marini, actual directora de la misma institución
Dr. David Ornelas González   Hace 1 año
Me pareció más desafiante y más metodologíca al tener que tomar decisiones con la clínica y los apoyos de laboratorio y de gabinete
Dra. Soraya Elizabeth Rocafuerte Rosero   Hace 1 año
Un cordial saludo para todos los colegas a través de este portal, bueno en mi caso mi decisión para seguir la especialidad de Pediatría viene desde la infancia, a los 6 años cuando se tiene uso de razón yo les decía a mis padres que quiero ser Pediatra como lo era en ese entonces el Pediatra de la familia el Dr. Jorge Sierra Segura, lo queriamos y lo queremos porque nos tuvo paciencia y nos ayudó cuando lo necesitamos y fue el pediatra de toda la familia, entonces siempre quise ser Pediatra, luché por alcanzar mi meta, no importó las adversidades del tiempo, las malas noches, mi meta estaba trazada y gracias a Dios que me dio la fuerza necesaria para salir es que estoy disfrutando del esfuerzo realizado, los niños para mi además de ser el futuro de la patria son lo más tierno de la casa, sus risas, sus ocurrencias que hasta nos hacen sonrojar, sus juegos divertidos que hacen que dejemos de lado el mal genio y nos volvamos niños como ellos y que decir de los pacientes cuando entran al consultorio todos tan serios y con una sonrisa te dicen: Hola dra. Sory vengo a que me examines pero no me vacunes porque me duele mucho, solo ponme gotitas en la boca, verás que te digo que no me vacunes, pero es la seriedad con la que te dicen que caes rendido a sus pies, mis niños y niñas queridos que seríamos los pediatras sin ustedes, los queremos y haremos todo lo posible por curar sus dolencias. Un besito para todos ustedes niños y niñas.
Dra. Mirta Guelman   Hace 1 año
La toma de decisión de ejercer la pediatría fue tomada en la infancia, mis neuronas espejo, se identificaron con el Dr. Francisco Celoria, quien luego fue mi profesor y mentor. Venía personalmente a casa, aunque vivíamos en un barrio marginal; la Sexta (Rosario), detrás de las vías, por donde pocas personas se atrevían a ingresar. Recuerdo su cabeza rala apoyada en mi pecho (no utilizaban estetóscopo en esa época) y me enseñó a abrir bien la boca, porque odiaba el bajalengua de metal. Todavía recuerdo su dulzura a la hora de explicar a mi madre lo que padecíamos con mis hermanos. No había casi vacunas y transitamos todas las enfermedades infecciosas que existían. Mis padres no pudieron hacer ni el secundario pero tenían una cultura increíble y solían decir: nuestro sueño es tener un hijo médico. Llegué a Medicina y en cuarto año rendí el ingreso al "practicanato " (era como la residencia actual). Por supuesto el Dr. Celoria me pidió que haga pediatría y no dudé. Incluso me tocó rentada en otra Cátedra pero preferí hacer tres años ad-honorem y seguir a su lado. Apenas finalicé me nombró médica concurrente y llegué a Jefa de Trabajos prácticos hasta que el proceso me alejó... En 1978 fui convocada por la A.A. para Unicef (dependía de Suiza), por el año internacional del niño (1979) y comencé a trabajar en "agresión infantil", incluí la formación en "terapia familiar" y nunca abandoné la defensa de los Derechos del niño (actualmente participo en la Secretaría de Derechos Humanos del Rectorado). Cuando volvió la democracia, elegí ser Profesora en la Facultad de Psicología. Escribí libros y cientos de artículos El Dr. Gianantonio también me ayudó (hasta me prologó una de las publicaciones), pero a mis ex profesores les costaba entender que la transdisciplina podía ser llevada a la práctica y muchas veces fui cuestionada...Disculpen la catarsis pero me enganché con la convocatoria. Gracias
Mirta Guelman de Javkin
Dr. Esteban Eduardo Pagés   Hace 1 año
Yo soy pediatra por que descubri que "la felicidad está en la sonrisa de un niño".
Desde los 16 años trabajo para los niños, desde aquel momento y durante mi carrera universitaria, divertia a los niños con juegos de magia, con ello aprendí a tratar con ellos, conocerlos y ver que en sus sonrisas esta la felicidad, por ello una vez con mi titulo de médico en la mano, decidí seguir trabajando por y para ellos, viendo en cada niño/a, que viene con sus temores, es un niño que debo hacer sonreir, para mi lo primordial es que el niño se sienta bien en la consulta, si logro que descubra que quien está en esa habitacion (consultorio), es un "amigo", un adulto con corazón de niño, mi objetivo está cumplido.
En mis antecedentes familiares, no hay ningun médico, ni ninguna actividad realacionada con la salud, por eso al final, yo termino siendo "la oveja negra de la familia" :-)
Pero no importa, tantos niños/as, que he hecho sonreir, con mi magia y ahora con mi afecto y atención, llena mi corazón de orgullo y felicidad.
Dra. Veronica Soledad Olmedo   Hace 1 año
Mi camino hacia la medicina fue desde muy chica.... y eso que no tengo familia universitaria. Durante la cursada de pediatria y el curso para la residencia realizando practicas..descubri que los niños son los mas nobles q existen sobre la tierra,son lo que mas debemos cuidar ya q ellos son muestros legados mas premiados.Su nobleza y esa inocencia es lo que dentro de otras cosas me decio a que estaba en el camino correcto.
Luego llego mi hija y en ese momento deje por sentado mi verdadera profesion y el amor hacia la misma.
Recuerdo con mucho amor a mi pediatra la doctora delia Cha que tanto me cuido hasta mis 18 años..este es mi pequeño homenaje doc desde donde quiere que me este mirando!!!!!
Dr. Sergio Alberro   Hace 1 año
Nunca pense en mi infancia ser medico y mucho menos pediatra. Recuerdo el día que fuimos con mis compañero de la secundaria a inscribirnos en la facultad, sali con la idea de ser ingeniero, el tema medicina me sonaba mucho pero el medio que te condiciona me hacia decir que queria ser ingeniero"nuclear", ni sabia lo que era, pero cuando lo decia todos me miraban sorprendidos.
cuando llegue a La Plata , me decidi, me voy a anotar en medicina (mi conciencia la tenia clara) , asi fue como empezo mi camino.
Durante la carrera me gustaba cirugia, en las practicas hospitalarias siempre me tentaba el corte, hasta que en esa guardia que hacia semanalmente no podia hacer nada de cirugia por que era practicante nuevo y los mas viejos eran los que hacian las practicas, entonces me incline con los que hacian pediatria por que los pediatras estaban siempre solos, ahi tuve una participacian muy activa y a los 4 m ya atendia solo evacuando las dudas con los medicos. Asi transcurrio mi carrera hasta que llegue a pasar a realizar guardias en el Hospital que termine realizando la residencia. Mis dos ultimos años fueron pediatria, en La Plata estaba en el H. Sbarra y en el Sor Ludovica haciendo practicas y aprendiendo de humildes maestros en ambos lados.
El día 3 de diciembre de 1992 me recibi de medico con l materia PEDIATRIA, en el H. Sbarra, en la Catedra de Pediatria B, en aquel tiempo era titular el Dr. Cumisky junto al Dr }Matheo junto a un grupo excelente de pediatras. Estoy muy orgulloso de haberme formado en el Hospital Sor Ludovica de La Plata, aprendiendo de maestros de la pediatria y compañeros de residencia que nunca olvidare. GRACIAS
Dr. José Iván Acuña   Hace 1 año
Cuando inicié mi internado rotatorio en primera instancia pensé que me gustaba la ortopedia, pero luego conocí a mi maestro de pediatría un neonatólogo DR. Edmundo Miranda, enamorado de su profesión y de todo lo que hacía estaba en un hospital donde carecía se carecía de muchas cosas mas sin embargo Dr. Miranda llevaba a cavo investigaciones, sacaba adelantes a los niños y tenía una mortalidad que era la mas baja de todo el país en ese tiempo, en ese servicio y en esos momentos decidí que era lo mejor que había visto hasta entonces en la medicina por lo que me dedique a buscar como especialidad Pediatría y no lo cambiaría por nada y si volviera a nacer y ser nuevamente médico sería pediatra.
Dra. Maria Alejandra Martinez   Hace 1 año
Me dijo mi padre que le dije que queria ser pediatra a los 5 años...luego me gusto la especialidad porque me gustan las enfermedades infecciosas Ahora adoro la inocencia de los niños , verlos crecer esta bueno.
Dr. Ernesto Zavarce   Hace 1 año
Mi decision de ser pediatra fue desde pequeño aun sin tener ningun familiar directo en la carrera, mi madre es docente jubilada y cuando veia a uno de sus alumnos enfermos que se ausentaba de clases sentia la necesidad de poder tener la opcion de curarlo yo siempre decia que con agua de azucar se curaban los males, luego de graduarme de medico general, se me presentaron innumerables oportunidades de trabajo en areas dismilies de la pediatria, empezaba y al cabo rato desertaba, y mis colegas y familiares me reclamaban el porque lo hacia? y yo les respondia que lo mio era la Pediatria, hoy en dia a 20 años de carrera y con la subespecialidad de neumologia pediatrica, esa agua de azucar la he cambiado por sonrisas y chupetas (paletas), esos juegos en los que me sumerjo en el fascinante mundo de ser niño otra vez, y que asi puedo hablar ese "lenguaje" que solo los niños entienden y que hace que los padres a veces se queden atonitos del porque sus niños cuando se sienten mal piden siempre ir con su médico de los juguetes a pesar de las vacunas (que les dan superpoderes) para luchar contra los malvados germenes, ver esos primeros pasos al entrar al consultorio, ver aquellos que fueron desauciados, y que con constancia se pudieron operar y que ahora cuantan sus logros universitarios, ver que de ser otrora pacienticos, ahora son padres de mis nuevo pacientes, eso te llena como persona y como profesional, y el personaje a emular es el Dr Patch Adams, mejor ejemplo a seguir pese a lo que puedan pensar los demas, siempre uno debe ser como su corazon dicta que uno sea. Saludos Cordiales. Ernesto Zavarce. Caracas Venezuela
Dra. Priscila Esthefany Arévalo Sandoya   Hace 1 año
Por qué elegí la Pediatría?... Aunque aún estoy estudiando para ello, cada día confirmo más que me encanta el mundo de los niños. Desde niña siempre me gustó la medicina. Siempre "curaba" los moretones de mi hermana menor, incluso mi salón de juegos tenía un pequeño consultorio, lleno de implementos médicos de juguetes. Los niños por otro lado, simpre me han gustado, y he tenido mucha afinidad con ellos. En la secundaria, hice 3 tres años de voluntariado en un albergue de niños, de cero a tres años, y muchas veces acompañaba a las religiosas encargadas de aquel lugar a los controles médicos de los niños con su Pediatra. Después de esa experiencia, supe definitivamente que tendría que ser pediatra, de lo contrario no me sentiría bien en ninguna otra especialidad. Me gradué de médica general y apenas salí de la medicatura rural ingresé al postgrado de Pediatría,no podía esperar más, tenía que empezar ya con los niños!!!... Ahora luego de un año de haber compartido a diario con ellos, cada día estoy más segura que tomé la mejor decisión, en ningún otro lado estaría tan feliz... definitivamente los bebés me encantan y no hay palabras para describir las grandes satisfacciones que se tiene al recibir sonrisas, besos y gracias sinceras de nuestros pequeños pacientitos. Cada día me gusta más lo que hago, estoy feliz de haber elegido la Pediatría, y le doy gracias a Dios por haberme permitido encontrar mi vocación!!! =)
Dra. Laura Ester Comba   Hace 1 año
Tengo una Tía que es Pastora Evangélica en Río IV y ella me dijo cierto día :"seguì Pediatrìa, porque los papás necesitan de mucha ayuda para criar a
sus hijos". Yo tenía pensado hacer "Dermatología" como especialidad.
Ya en Córdoba, ni me acordè de lo que me dijo mi tía, pero se fueron dando
diversas situaciones que me dí cuenta (con el tiempo) que eran "de ablande". Fui perdiendo el miedo a los niños. Ya saben, ellos se encargan de "patear tus estructuras y se sientan arriba" (ja,ja).- Como todo estudian-
te, "bolsillo flaco", comencé a cuidar niños los fines de semana y víspera de feriados. También me reunía con 2 adolescentes y concurríamos a un
Barrio humilde detrás del Cerro de las Rosas (Cdba) y les enseñaba el Evangelio según San Juan. Todo este contacto, hizo que "mirara" "les prestara atención" y no me parecieron que "esto de los niños era tan terri-
ble", al contrario, comencé a "ser niña" otra vez, fue un reencuentro conmi-
go misma.- Gracias a las oraciones de mi tía y a que Dios confió en mí
para ayudar a sus pequeños, acá estoy, pediatra desde hace 21 años, ¡Felíz! disfrutando de los chicos, ayudando a los papis y muy contenta con la decisión tomada, que se confirma con cada niño que ingresa al Consul-
torio, con la relación con ellos y lo que puedo transmitirle a los Alumnos que rotan conmigo. y Felíz cuando alguno llegó a decirme: gracias a Ud. sigo Pediatría.- Estoy muy agradecida a Dios porque elegí Pediatría.-
Dr. Luis Mariano Ruiz Martinez   Hace 1 año
Al ir a la fiesta de mi hijo mayor que culmino su bachillerato, pasaron videos de cuando era mas pequeño y el comentaba que deseaba ser pediatra como yo. Ahora ya inicio su carrera de medico, y al igual que el desde pequeño deseaba ser medico pediatra. Recuerdo algo que lei en un periodico amarillista siendo aun pequeño, donde se referian a una clinica donde habian realizado una cesarea y por no poder pagar la cirugia, le habian vuelto a colocar al bebe en el utero. Por supuesto esto no era cierto, pero fue mas el impacto en mi desicion para no cambiarla, pese a que los hermanos maristas y combonianos me querian en sus filas. Mi vocacion era ser medico. Y los soy, ahora que tengo 18 años como pediatra me doy cuenta que mis verdaderos maestros son mis pacientes, por eso les digo a los papas primerizos que ellos son sus verdaderos maestros y que deben hacerles caso.
Y solo recordar que no es necesario que los pacientes te admiren, aunque es muy recomendable que te quieran.
Saludos desde Irapuato, Gto Mexico,.y feliz navidad a todos los colegas de intramed.
Dra. Maria Alejandra Garcia   Hace 1 año
Qué fué lo que hizo que eligiera la Pediatría como mi especialidad?En verdad es que desde muy chiquita tuve muy claro,que iba a ser ´médica y pediatra,nunca tuve dudas en mi elección,y debo reconocer que a veinticinco años de ejercerla,me sigue divirtiendo el poder estar en contacto diario con los niños,y todo lo que trae aparejado el poderlo hacer...En mi caso,tuve la suerte de tener un maravilloso pediatra,el doctor Armando Cattaneo,quien hacía que cada vez que debíamos ir a la consulta por alguna causa,fuera una fiesta para mi hermana ,o para mí,pues su afecto y su buena onda,hacía que se pasaran los dolores o los problemas.Es más, él me había recibido cuando nací y quiso la suerte que la residencia,la hiciera en él hospital donde él ejercia ,desde hacía muchísimos años,y no sólo fue un maestro y guía,sino alguien que me tomaba del hombro y me enseñba los secretos de esta fantástica área de la medicina,recorriendo los pasillos del hospital...A tantos años de profesión,me sigue alegrando el hecho de recibir un beso o un dibujito con tdo el afecto de mis pacientitos,y me confirma diariamente que tengo le enorme suerte de hacer lo que me gusta,con la energía y la alegría del primer día,y que no me equiviqué en nada con mi elección
Dra. Marianela Betsabe Cartagena   Hace 1 año
yo estoy en carrera para ser pediatra! amo a los niños! y me llenan de alegria el corazon! no hay nada mas hermoso de que un niño te sonria o te balbucee o te de un dibujito cuando se recuperó. Dios me usa como su instrumento para poder ayudar a estos niños, angelitos, y estoy feliz por eso y no me arrepiento! amo la pediatria!
Dr. Ernesto Angel Calderon   Hace 1 año
Desde mi infancia siempre pensaba que queria seguir el modelo de un tio ,hermano de mi madre al que admiraba y muchas veces acompañaba a hacer las visitas que él hacia en la zona de San Fernando.Con los años mas de una vez lo remplace en su consultorio cuando el viajaba y estoy muy feliz de la elección tomada hace ya 39 años.A veces me parece mentira el tiempo trancurrido ,seguramente no me dí cuenta que ya pasó tanto tiempo porque hasta el día de hoy me siento pleno de hacer lo que me gusta cada día que entro a mi consultorio .
Dr. Fabian Pardo Cruz   Hace 1 año
Sinceramente estudie medicina para ser cirujano... es algo típico o quiza hasta chic pero es la pura realidad. En el año 1996 al graduarme después de habaer sido por 5 años ayudante de cirugia y 1 año de instructor no graduado, en Cuba era casi imposible ser cirujano sin haber hecho la especialidad de Medicina General Integral... entonces, me decidí ha hacer la especialidad clínica que, por la calidad de los profesores que me impartieron la docencia de pregrado, y por la sensibilidad que entraña era mi preferida. Una decisión quiza no esperada en aquel momento pero a la que hoy le debo la vida y el ser un mejor ser humano. Creo que no hay motivos para arrepentimientos... Aunque aun me siento un cirujano frustrado...
Nombre de pediatras dedicados... sobrarian... en Cuba mis profesores... Dra. Silvia Justi, la Dra Martha Blanch, los difuntos Dr. Guillermo Vaillan y Dr. Balon... la lista sería interminable pues precisamente los pediatras tenemos como hábito necesario ser dedicados y sacrificados en servicio de ese Grano de Oro que es... la sonrisa de un niño.
En Hoduras... la Dra. Claudia Calix y Dra. Yadira Carcamo quienes sin su ayuda no hubiera podido creser como pediatra y como persona.
Dr. Héctor Pereda Serna   Hace 1 año
Desde que inicié los estudios Universitarios de Medicina, pensé que mi destino era ser Pediatra ("Médico de Niños")... siempre me dijeron que era una especialidad difícil ("los niños no hablan, solo lloran" me decían), pero ese tipo de comentarios me plantearon un reto: si los niños no hablan y solo lloran, hay que entenderlos y apoyarlos en sus problemas... En mi infancia tuve contacto con una niñez pobre y casi sin ninguna oportunidad de educación y salud... eso aumentó mis deseos de ser PEDIATRA, así con mayúsculas...
Hoy, casi 40 años después, soy un convencido que escogí la Especialidad correcta y perfecta. Correcta ya que era mi vocación, no eran los argumentos que recibía... me siento totalmente realizado cuando tengo al frente a un niño que "no dice nada y solo llora"... Es la Especialidad perfecta ya que reune en una sola, Ciencia, Arte, Técnica y mucho de psicología (sobre todo con los padres).
Atender a un niño es abrirle las posibilidades de crecer con todas sus potencialidades y que sepa aprovechar las oportunidades que le da la vida.
No hay mejor recompensa que ver a un niño que nos sonríe cuando lo atendemos y que, según dicen los padres, insiste en "llévame al doctor" cuando sienten alguna molestia. Eso es confianza y eso me llena de orgullo y satifacción del deber cumplido.
Héctor Pereda Serna
PEDIATRA
Lima, Perú
Dr. Juan Alfonso Zaplana Ramirez   Hace 1 año
No hay nada mas motivador para escoger la especialidad que el reclamo del rictus de dolor de un niño, ante una agresion externa, dolor que en su mas tierna edad no puede exteriorizar con palabras, solo su llanto y manifestaciones gestuales nos indican de su sufrimiento.
Su sonrrisa es la mejor gratificacion que se nos hace llegar, cuando con la ayuda Divina y la ciencia, logramos aliviarlo.

Esas sonrrisas y la gratitud de los padres, abuelos y hermanos, es el combustible que aviva la fogata de nuestras vidas y nos hacen sentir útiles.

Motivos mas que suficientes para sentirnos felices y satisfechos de la especialidad que escogimos, o tal vez, ella nos escogió a nosotros

Juan Zaplana
Dra. Juana Isabel Huezo de Guardado   Hace 1 año
Dra. Juanita Huezo de Guardado
Porque soy pediatra?...Ahora puedo responder porque me encantan y amo a los niños. Veo en cada uno de ellos una oportunidad de contribuirle a Dios, para tratar que el mundo sea mejor, viviendo en armonia, paz y amor. En la sonrisa de un niño, hay tanta virtud, que por sí sola explica la razón por la cual el Maestro, dijo "Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos"...Cómo no trabajar para ello? Entonces es alcanzar esa sonrisa, lo que me motiva a ayudar a los pequeñitos que la han perdido por diferentes razones. Además en algunos casos los niños no son el único motivo de consulta, sino que también sus padres que pasan dificultades encuentran en su pediatra un apoyo, y a veces con solo dar una palabra de aliento o un consejo oportuno,se obtiene un buen fruto.
Tengo 11 años de ser médico y 8 años de ser pediatra...y desde que soy además mamá, con las diferentes dificultades que he afrontado con mis hijas, me he enamorado más de mi profesión y me siento muy feliz de la bendición que Dios ha dado a mi vida y le pido que me ayude a ser bendición para otros, incluyendo amigos y colegas.
Dios bendiga a cada uno de ustedes colegas Pediatras en su admirable labor!!!
A quién entrevistar?Es una lista innumerable de todos los excelentes pediatras y maestros que he tenido la dicha de encontrarme en el camino, y aprovecho para agradecer a todos mis maestros del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, Hospital Nacional Zacamil e ISSS 1o de Mayo, sin embargo respeto, admiro y recuerdo a mi pediatra de niña, el Dr. Jaime Castro Morán de quién doy fe de su abnegada labor.
Gracias por la oportunidad de escribir estas líneas a INTRAMED y bendiciones para todos.
Dra. Juanita Huezo de Guardado,
El Salvador, Centroamérica.
Dra. Margoht Guanoluisa Cedillo   Hace 1 año
Dra Margot Guanoluisa Cedillo BAÑOS - TUNGURAHUA-ECUADOR
Bueno yo fui madre muy jovencita y mi bebe por negligencia tuvo Asfixia y sufria convulsiones y en mi epoca los papas nos "escogian"la carrera que teniamos que seguir Papa queria que fuera maestra pero el viajaba mucho y yo que era en mi familia la primera que iba a ser universitaria me atrevi a escribirle que queria ser Neurocirujana o Neuropediatra como los Drs que le curaban a mi bebe Papa enseguida regreso a casa a enfrentarme si estaba hablando en serio y le dije que si que nunca me iba a casar me gradue de medico y como era de esperarse me case no ejerci mi profesion tuve 2 hijos mas y mientras mis hijos crecian mis padres me preguntaban hasta cuando Margot vas a cumplir con tu sueño Según yo cuando considere que ya eran independientes decidi optar por la especialidad pero los sueños de nosotros terminan donde empiezan los sueños de los hijos no tuve corazon para eejarlos para viajar a otro pais opte por aplicar en mi propio pais a la PEDIATRIA CLINICA que me daba mas tiempo para los niños La recompensa ha sido enorme y muy gratificante mi hijo mayor es MAESTRO de Fisica y Matematicas muy querido y apreciado y entregado totalmente a su profesion mi otro hijo esta en Comunicacion Social y mi nena quiere ser medico Que les puedo decir de mis otros hijos sufro y me alegro con los triunfos y fracasos de todos mis pequeños pacientes y sus padres me cuentan sus cosas y ellos saben de las mias los consejos van y vienen el mayor reconocimiento es la sonrisa y limpiarse su carita llena de lagrimas cuando ya termino el dolor , bajo la fiebre nos dan un beso y nos dicen adios .Yo me siento muy feliz y no termino de agradecer a DIOS por la profesion que escogi me ha permitido vivir una vida plena cuando me piden un consejo los jovenes medicos de mi hospital les digo que no hay especialidad mas placentera que ser PEDIATRA .RESPECTO A ENTREVISTAR la Dr Piedad Cedeño Pediatra Neonatologa del Hospital Gineco Obstetrico Enrique C. sotomayor de la ciudad de Guayaquil Excelente maestra y amiga o la Dra Raquel Moran Medico Pediatra de Emergencias Hospital Enrique Gilbert Elizalde en la ciudad de Guayaquil Son Hospitales de la Junta de Beneficencia de Guayaquil Que Dios Todopoderoso los bendiga en su caminar y que esta Navidad nos traiga mas amor y paciencia hacia nuestro projimo como Jesus nos enseño.
Dr. Franklin Fernández Torres   Hace 1 año
Colegas:
Esperé más de 10 años después de graduado de médico para hacerme pediatra. Aún cuando tuve oportunidad de cursar otra especialidad, que pudiera parecerle a otros más “atractiva”, opte por el maravilloso mundo de la salud infantil y de sus momentos bellos y otros no tan hermosos. Creo que en ninguna otra especialidad me hubiera sentido como me siento siendo pediatra. Amo los niños, los entiendo, me reconforta cuando los veo restablecerse de sus dolencias. Comprendo que tenemos que ser un poco el médico del niño, psicólogo de los padres y psiquiatras de los abuelos y lo aplico en mi práctica diaria. Solo hoy comprendo porque muchos de los jóvenes médicos no se inclinan por la pediatría, porque hay que tener una vocación muy grande para estar listo con una sonrisa a atender un pequeño paciente y a su familia atormentada las 24 horas del día, todo el año, que te invadan tu privacidad, que te interrumpan un paseo, que restrinjan el tiempo de tu familia, tu tiempo y me alegro, porque solo así es que puedo sentirme orgulloso de contar con colegas en Cuba y el resto del mundo que sienten día a día la satisfacción de haberse convertido en pediatras de corazón. Llegue a todos los pediatras de Cuba y amigos de Intramed los deseos de un fin de año lleno, paz, esperanza, libertad y amor. Un saludo especial al Dr. Ismael Glez Torres por su testimonio de vida tan ejemplar.
Dr. Ismael Alipio Gonzalez Torres   Hace 1 año
¿Por qué me hice Pediatra?...Pues fue por muchos motivos, fui un niño que se enfermo mucho, me dio la tosferina, el sarampio, padecia mucho de amigdalitis y mi madre, que Dios la tenga en la gloria, siempre me llevaba al mismo pediatra, el Dr. Alonso, al que ya despues de ser medico, lo volvi a ver trabajando ya muy mayor en un policlinico...Tambien de niño me gustaba curar animales, y tambien disecar lagartijas y guardarlas en alohol en pomos...Pero cuando me hice medico general y me dieron a escoger, la especialidad, marque sin dudarlo Pediatria...Pues queria atender a los pequeños , que sus madres iban a llevarme a la consulta enfermos y tratar de ser como aquel Dr. Alonso que siempre me curaba...Por eso trate de prepararme lo mas apto posible en esa especialidad, aunque aun creo que me falto y me falto mucho por aprender, pero tengo la tranquilidad de que nunca se me murio un pequeño paciente. Ya tengo 63 años y todavia acuden a mi muchas madres para que les siga tratando a sus hijos y abuelas a sus nietos...no me arrepiento de haber escogido esa especialidad y doy gracias a Dios por darme esa facultad de haber logrado las curas de muchos, muchisimo pequeños pacientes....Que Dios los Bendiga a todos los pediatras y a todo el colectivo de INTRAMED,...gracias Dr. Ismael.
Dr. Clemente Mario Berardi   Hace 1 año
Ser pediatra es trabajar con la etapa mas linda de la vida que es la infancia,creo que todos o casi todos los pediatras tenemos ese "payaso" dentro nuestro que nos reconforta día a día.
Como maestros de la pediatría tengo que citar al Dr. Ricardo De Rosa, al Dr. Horacio Repetto a la Dra Margarita Ramonet y otros que quisiera citar aquí y que por causa de espacio no podría.
Dra. Alicia Del Carmen Deguer   Hace 1 año
Creo que desde chica ,inconscientemente sabía que seria pediátra .me encantaba jugar a la dra ,con mi muñeca hecha por mi abuela , más tarde fuí maestra ,y luego pediatra.
Es maravillosa la conección que se establece entre el pacientito y yo,cuando hacemos contacto visual ó cuando les tomo la manito, la felicidad cuando se recuperan ,la entrega desinteresada y sin reservas.
He cumplido 35 años ,recibiendo bebes, curandolos y enriqueciendome con cada uno de ellos .
Agradezco a esta maravillosa especialidad que tanto me ha brindado ,actualmente me visitan los hijos de mis pacientes ,y se repite el ciclo.....
Dr. Oscar Emilio Lazzuri   Hace 1 año
La verdad es que cuando me gradué, mi decisión de empezar en una residencia estaba repartida entre medicina generalista y la pediatría. Hoy con casi 26 años de graduado, creo que elgí el camino correcto...
Con el pasar de los años, fui descubriendo en el diario ejercicio profesional, que la problematica de salud de los niños es compleja, delicada y que hay que ser sensible y la la vez sagaz para entenderla y actuar.
A veces se deterioran rapidamente, pero al tiempo mejoran de forma impredecible. No solo son ellos los que enferman, su familia padece por entero y hasta enloquece frente a las desgraciadas pèrdidas.
Esos "seres en miniatura" encierran en su alquimia una mezcla de complejos y profundos, interrogantes, dificiles de desenmascarar si uno no analiza toda su biografìa.
Con ellos es posible jugar, hablar, dibujar, sentir y sobre todo a mirar el mundo con ojos de asombro y siceridad...
Son trasparentes, únicos,creativos, que fatigan hasta cansarnos...
Son fràgiles y capaz de quebrantarnos con una sonrisa o con una palabra o con una lágrima cirstalina emergente de sus tiernos ojos...
Necesitan que los defendamos y que luchemos por ellos para brindarles un futuro y un mundo saludable y mejor.
Quizas en la elección de vida inicial no estaban contemplados o analizados todos estos aspectos y consideraciones, pero retrospectivamente son elementos de peso significativo que sostienen la selección realizada.
Dra. Claudia Margarita Valenti   Hace 1 año
Amo la Pediatría!!!! Desde los 5 años elegí ser "Médica de Niños", porque los médicos tienen que saber jugar( qué apreciación la mía!). Las satisfacciones obtenidas son impagables: una carcajada por tocar una panza, el llanto que se transforma en abrazo porque se fue el dolor, miles de"que linda manito", la canción del jardín, entrar al consultorio con los primeros pasos, el primer baile, pijama party, campamento, viaje de egresados....tenemos en nuestras manos la salud psico-física de nuestros"bebotes"........somos en padre/madre por arriba de los padres.....se han dado cuenta de eso?? Nuestra palabra es contención, aliento, esperanza....Ya soy abuela de pacientes!! Cómo ha pasado el tiempo.....y sigo jugando!!.
Saludos !!
Dr. Juan Carlos Paludi   Hace 1 año
Primero pensè que era queria ser pediatra, porque fue una cursada que me "gustò" mucho, y la unica que me saquè 10.
Luego , con la practica, sentì que era muy reconfortante ayudar a los padres a criar a sus hijos (ademas de criar los mios), y mas allà de cualquier fe religiosa o posicion ultra humanista, comprendì que ayudar , aliviar, consolar, era muy bueno para los otros y para mi tambien.
Finalmente ,una vez, una psicologa, "descubriò" que yo habia tenido un hermanito, que muriò de bronconeumonia alla por el año 49,con 2 añitos de vida, cuando recien empezaban a conocerse los antibioticos.
Ella interpretò que tal vez mi vocaciòn tenia un aspecto "reparatorio".
Como sea, es dificil saber cual de todos los motivos tuvo mas peso, o si todos tuvieron su propio peso.
Hoy despues de 35 años de profesion , estoy muy satisfecho de hacer lo que hago
Saludos
juan carlos paludi
Dr. Jorge Humberto Nespolo   Hace 1 año
Proximo a cumplir mis bodas de oro con la graduacion,cada vez estoy mas agradecido a la vocacion del servicio que es el fruto del amor,que a su vez es el fruto de la fe ,que tienen todos los padres del mundo que no nos consultan si deseamos el regalo de la vida.
Por ello servir para guiar el camino de esos seres humanos que son instrumentos de Dios para dar la vida,es una de las razones por las cuales mi mama y mi papa estan siempre presente,lo mismo que mi maestros.
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014