IntraMed - Noticias médicas - Tomografía de baja dosis es útil para diagnosticar apendicitis
Menos radiación | 02 MAY 12
Tomografía de baja dosis es útil para diagnosticar apendicitis
"Ni la tasa de perforación del apéndice ni la efectividad diagnóstica de la TC en los casos con apendicitis varió significativamente entre los dos grupos estudiados".
Fuente: Reuters 

Por Gene Emery

NUEVA YORK (Reuters Health) - Un equipo de médicos de Corea del Sur asegura que la tomografía computarizada (TC) de baja dosis detecta la apendicitis en los adultos jóvenes con la eficacia de la TC común, que emite una dosis de radiación cuatro veces y media más alta.

El estudio, publicado en New England Journal of Medicine, es especialmente importante para los pacientes más jóvenes, que serían más vulnerables a la exposición a los rayos X. Cada año, en Estados Unidos se realizan más de 250.000 apendicectomías.

"Ni la tasa de perforación del apéndice ni la efectividad diagnóstica de la TC en los casos con apendicitis varió significativamente entre los dos grupos estudiados", escribe el equipo de Kyuseok Kim, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl.

Y agrega: "Utilizar la TC de baja dosis en lugar de la TC con la dosis habitual en unos 330 pacientes daría como resultado una apendicectomía negativa (innecesaria) extra. Esto se podría comparar con la incidencia potencialmente mayor de cáncer debido al uso de la TC de dosis habitual en lugar de la TC de basa dosis".

En el estudio aleatorizado, realizado en un solo centro, participaron 891 pacientes entre septiembre del 2009 y enero del 2011. Durante el seguimiento, en cada grupo se perdieron seis pacientes, todos con alta sin una apendicectomía.

El estudio no fue a ciego porque las diferencias en las imágenes tomográficas eran obvias.

El 3,2 por ciento del grupo evaluado con baja dosis de radiación y el 1,6 por ciento del grupo evaluado con la dosis habitual necesitaron nuevas imágenes.

A partir de los resultados, se les realizó una apendicectomía a 172 de los 444 pacientes evaluados con baja dosis de radiación y 186 de los 447 pacientes evaluados con la radiación habitual.

El equipo determinó que seis pacientes (el 3,5 por ciento) del grupo evaluado con TC de baja dosis y seis (el 3,2 por ciento) del otro grupo no necesitaban que se les extirpara el apéndice.

En el resto de los casos en los que se realizó la cirugía, los resultados patológicos confirmaron la apendicitis.

La tasa de perforación del apéndice en los participantes operados por apendicitis fue del 26,5 por ciento en el grupo expuesto a la TC de baja dosis y del 23,3 por ciento en la otra cohorte.

No hubo diferencias significativas en la duración de la hospitalización de los pacientes operados.

Mientras que los pacientes que no necesitaban una apendicectomía recibieron el alta rápidamente, independientemente de la TC utilizada, la realización de la cirugía demoró un poco más en las personas evaluadas con la técnica de baja dosis (7,1 versus 5,6 horas).

El coautor del estudio, doctor Kyoung Ho Lee, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl, comentó: "Comenzamos a aplicar el protocolo con TC de baja dosis inmediatamente después de publicar el estudio (...) Se necesita un estudio multicéntrico para demostrar si (los resultados) se pueden generalizar".

El doctor David Ross, portavoz del Colegio Estadounidense de Especialistas en Emergencias, opinó que el estudio "podría modificar la práctica o, por lo menos, empezar a trabajar en esa dirección. También considero que habrá cierta resistencia".

Una limitación del estudio es que sólo incluyó pacientes de entre 15 y 44 años. Y aunque en esa población ocurre la mayoría de las apendicitis, se desconoce si el diagnóstico sería tan sencillo en pacientes de otras edades.

"Definitivamente, es la tendencia del futuro. Aun así, hay que reforzar la idea antes de implementarla en la práctica diaria. Pero estamos avanzando en esa dirección", finalizó Ross, del Sistema de Salud del Hospital Penrose y el Centro Médico St. Francis, en Colorado Springs, Estados Unidos.

FUENTE: New England Journal of Medicine, 26 de abril del 2012

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014