Igualdades y desigualdades sexuales - Artículos - IntraMed
   
Escepticemia, por Gonzalo Casino | 01 ENE 12

Igualdades y desigualdades sexuales

Sobre la supuesta disparidad de aptitudes entre hombres y mujeres para las matemáticas, la medicina y otros estudios y profesiones
9
18

Las cuestiones sobre la igualdad sexual están sobrecargas de prejuicios y son de lo más pantanosas. ¿Por qué hay más hombres o mujeres en determinadas profesiones? ¿Están igualmente dotados unos y otras para las matemáticas o el ejercicio de la medicina? ¿Existe alguna predisposición biológica? El debate puede ser muy entretenido en una conversación distendida, pero también muy virulento cuando entran en juego cuestiones laborales o se invocan argumentos científicos. ¿Dónde está la neutralidad y la objetividad en estos temas? Los llamados estudios de género están en auge, pero sus conclusiones tienen siempre un aura de provisionalidad ante los vertiginosos cambios sociales y la creciente feminización de prácticamente todos los estudios y profesiones, incluidas las típicamente masculinas como las altas finanzas o el ejército.

La supuesta inferioridad de las mujeres respecto a los hombres en matemáticas ya no se sostiene. Los hechos están desmintiendo todo tipo de hipótesis sobre la mejor aptitud masculina para los números y las abstracciones matemáticas, según un estudio (Debunking Myths about Gender and Mathematics Performance) que se publicará en el número de enero de 2012 de la revista Notices of the American Mathematical Society. Los autores del trabajo, la oncóloga Janet Mertz y el matemático Jonathan Kane, ambos de la University of Wisconsin (EE UU), han comprobado con nuevos datos de 86 países que las desigualdades históricas se están difuminando a pasos agigantados.

En Estados Unidos, por ejemplo, la relación entre los estudiantes que destacan en los test de matemáticas ha pasado en cuatro décadas de 13 a 1 a sólo 3 a 1 a favor de los varones. Y el porcentaje de mujeres que se doctoran en matemáticas ha crecido del 5% al 30% en el último medio siglo. Estos cambios tan acelerados no podrían encontrarse si realmente existiera alguna base biológica a favor de los hombres o lo que podría caricaturizarse como la ausencia del “gen de las matemáticas” en las mujeres.

Los datos internacionales manejados por Mertz y Kane, que incluyen los de muchos países no desarrollados que antes no participaban en estudios sobre aptitudes para las matemáticas, ofrecen una novedosa información transcultural. Y ninguno de sus hallazgos indica que existan diferencias innatas entre hombres y mujeres en el rendimiento matemático a cualquier nivel. En muchos países hay importantes brechas de género, pero parecen deberse a factores socioculturales y, por tanto, modificables.

La feminización de la medicina es otro buen ejemplo de las influencias socioculturales. La escasez de médicas hace apenas medio siglo ha dado tal vuelco que en muchos países el porcentaje de mujeres que estudian medicina es ahora muy superior al de hombres. Algunas especialidades como pediatría o medicina general ya son mayoritariamente femeninas, y en algunos países pronto habrá más médicas que médicos en ejercicio.

Tanto es así que ya empieza a hablarse incluso de una “sobrefeminización” de la profesión médica (Medicine: Sexist or over-feminised? era el título de un reciente debate en la Royal Society of Medicine). Como bien recordaba un artículo publicado el 29 de noviembre en la revista BMJ Student (Is medicine a woman’s world?) la feminización de la medicina todavía no es completa ya que las mujeres siguen ganando menos y ocupando puestos de menor responsabilidad que los hombres.

Porcentualmente, cada vez hay más mujeres y menos hombres en medicina. Pero tratar de explicar este fenómeno con la hipótesis de que es una profesión que alienta los valores femeninos sería, de entrada, un error histórico. Muchos jóvenes varones parecen descartar ahora la medicina por otras opciones profesionales más lucrativas o de mayor prestigio social, pero esto obedece claramente a factores coyunturales.

Las explicaciones biodeterministas de las desigualdades sexuales como consecuencia de la evolución del cerebro humano resultan poco convincentes teniendo en cuenta el peso de la cultura y la complejidad de las sociedades humanas. Los datos sobre las diferentes aptitudes de hombres y mujeres en un grupo humano concreto no permiten demostrar ninguna base biológica. Para ello habría que despejar antes todas las variables culturales, lo cual sería realmente complicado. Más bien, lo que parece revelar la presencia creciente de las mujeres en ámbitos considerados antes exclusivos de los hombres es que no hay profesiones masculinas o femeninas innatas.
 
Gonzalo Casino (Vigo, España, 1961) es periodista y pintor. Su curiosidad se enfoca hacia las confluencias del arte y la ciencia, el lenguaje y la salud, la neurobiología y la imaginación, la imagen y la palabra. Licenciado en Medicina, con postgrados en edición y bioestadística, trabaja en Barcelona como periodista científico e investigador y docente de comunicación biomédica, además de realizar proyectos individuales y colectivos como artista visual. Ha sido coordinador de las páginas de salud del diario El País y director editorial de Ediciones Doyma (después Elsevier), donde ha escrito desde 1999 y durante 11 años la columna semanal Escepticemia, con el lema “la medicina vista desde Internet y pasada por el saludable filtro del escepticismo”. Ahora ha reanudado esta mirada sobre la salud y sus intersecciones con la biomedicina, la ciencia, el arte, el lenguaje y otros artefactos en Escepticemia.com y en el portal IntraMed.
* Archivo completo de Escepticemia desde 1999


 

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. Jorge Fabian Busto   Hace más de un año
Creo que las mujeres nos superaron en muchas actividades, y que las diferencias son puramente culturales, lamentablemente muchos hombres nos encargamos de bajarle el estima a ellas y lo peor de todo es que en la mayoria de los casos se logra, es hora de que veamos la igualdad, sin perder la vision real de FAMILIA, ante todo y no perderse grandes cosas de la vida, como el tener un hijo o una hermosa familia, solo por lograr ese deseo personal de superarse!!!!
Dr. Elias Baracat   Hace más de un año
La mujer debe ser para lograrse en la vida, una madre ejemplar y dedicar demasiado tiempo a la crianza de los hijos ,( embarazo , lactancia, preparación para la escolaridad, concurrencia a reuniónes de padres, atención de las enfermedades de los hijos ) lo que le resta tiempo al estudio y dedicacion ¡¡ hasta tienen un día femenino en el que no pueden trabajar ¡¡ Los hombres en cambio disponen de todo el dia, todos los días, su ausentismo es menor y los horarios nocturnos son más facilmente cumplidos .
Habrá que deyerminarv en cuales especialidades la presencia masculina es mas relevante y en cuales la femenina es mas adecuada .
Eminencia puede haber en todos los sexos.
Pero hasta ahora la unica gran mujer fué Madame Curie. No he sabido de otras notables o que hayan merecido el Nobel. Ojalá puedan progresar y tener dedicción y tiempo - E. Baracat
Dr. Juan Mariano Valdez Olvera   Hace más de un año
Interesante artículo: Como médico me dedico también a dar clases en la escuela de Medicina y, efectivamente se ha incrementado la pñroporción de mujeres que estudian Medicina. Hasta hace algunos años las estudiantes del sexo femenino representaban el 20% y actualmente el 80% del total de un grupo. También me atravo a afirmar que, en general, son mejores las mujeres que los varones: Son mas cuidadosas y mejor hechas. Aunque en mis pláticas con los pacientes, me comentan que prefieren a los varones porque tienen un caracter mas "plano", predicible, mientras que las mujeres son cambiantes "volubles".
Dr. Alex Javier Montes Tizka   Hace más de un año
Hola... Me voy a referir a un punto que por ahí se nos pasa inadvertido y es consecuencia del cambio de mentalidad en el que estamos sumergidos. No se han dado cuenta que la mujer ahora se "siente capaz" de dominar ocupaciones, profesiones y oficios que eran predominantemente masculinos? Yo pienso que es más un proceso de "masculinización de la mujer" y de "feminización del hombre". No en vano he escuchado tantas veces decir "los hombres cocinan más o mejor que las mujeres ahora" o que "las mujeres manejan mucho mejor que los hombres", frases que hace 20 años eran casi un tabú. Ayúdenme a decir si estoy en lo correcto, porque veo y siento que, las mujeres ponen mucho más esfuerzo en esos nichos que son dominados por hombres y salen airosas, no sin perder su lado "femenino" y a veces nosotros nos quedamos mirándonos perplejos de cómo nos sobrepasan, y con méritos!!! Un abrazo a todos, me gusta que se abra este espacio de debate!
Dr. higinio malave de la esporiella   Hace más de un año
HE TENIDO JEFES QUE ME DAN ORDENES MUJERES TODA MI VIDA Y NUNCA ME HA IDO MAL ESTOY DE LO MAS CONTENTO CON ESO AHORA MI JEFE ES MUJER Y ME GUSTA
Dra. Lissette Vanegas   Hace más de un año
Estimadas y estimados amigos, saludos!! en este tema en el marco de las ciencias de la salud, me parece trascendental comentar que, la temática de género, hace diferencias en el marco de los determinantes sociales de la salud, entre ellos los factores culturales, sociales, políticos, la clase, el género y la etnia, todos ellos marcando la salud individual y colectiva y con ellos a los imaginarios de las poblaciones. Sería interesante seguir investigando al respecto, sabemos de la decada del cerebro, que marco estas diferencias biológicas, ahora sabemos que la construcción social sigue siendo parte importante del problema, pero debemos integrarnos en la parte de la solución, así que les invito a seguir profundizando en la temática de género en salud integral y diferenciada.
Sra. Elizabeth Herrera   Hace más de un año
Este artículo me parece de mucha importancia para avanzar en la desmitificación de "lo masculino" y "lo femenino". Es increíble el avance que vamos logrando las mujeres en materias que hasta hace solamente muy pocos años eran ejecutadas de manera exclusiva por los varones. Que viva la diferencia sexual que nos hace seres complementarios en la reproducción y el disfrute de nuestros cuerpos, pero igualmente que viva la igualdad en las oportunidades para desarrollarnos, que sin duda favorecerá el surgimiento de una sociedad mas justa y equitativa, con menores prejuicios.

Srta. Patricia Mariana Gomez   Hace más de un año
Yo le cambiaria el titulo por "igualdades y desigualdades de genero" me parece mas apropiado porque no encontre nada sobre sexualidad en el texto. Igual muy bueno, Gracias
Lic. Isabel Angelica Artero   Hace más de un año
HOLA GONZALO ME LLAMO ISABEL, Y SOY FONOAUDIOLOGA. ME AGRADA TU FORMA OBJETIVA ,Y NO MASCULINA DE VER LAS DESIGUALDADES EN LAS PROFESIONES DEL HOMBRE Y LA MUJER. SI ESTOY DE ACUERDO QUE EXISTEN TODAVIA FACTORES SOCIOCULTURALES QUE INFLUYEN EN LA ELECCION DE UNA PROFESION. PERO YO SI CREO QUE HAY DIFERENCIAS ANTROPOLOGICAS. LO OBSERVO DIARIAMENTE EN MI PROFESION. SI SOSTENGO QUE EL HOMBRE ES MUCHO MAS ABSTRACTO QUE LA MUJER. POR NATURALEZA TENEMOS DESDE PEQUEÑAS EL INSTINTO MATERNAL.
EL HOMBRE ES FUERTE POR LA RAZON, Y CONVENCE. LA MUJER TAMBIEN, PERO ADEMAS CONMUEVE CON LAGRIMAS. SU SENSIBILIDAD LLEGA A UNA FORTALEZA QUE LA ENALTECE.
MUCHAS DE LAS QUE TRABAJAMOS EN REHABILITACION, NECESITAMOS MUCHO DE LA RAZON, PERO TAMBIEN DEL CORAZON.

DEBERIAN CAMBIAR ESOS FACTORES SOCIALES Y CULTURALES PARA QUE HOMBRES Y MUJERES TRABAJEN JUNTOS SIN DISCRIMINACIONES.
SALUDOS. LIC.ISABEL ARTERO
SERA POR ESTA CAUSA QUE LA MUJER Y EL HOMBRE DEBEN ESTAR JUNTOS?
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017