La pregabalina es un tratamiento eficaz de la lumbalgia y la cervicalgia - Artículos - IntraMed
   
Atención primaria de la salud | 16 MAY 11

La pregabalina es un tratamiento eficaz de la lumbalgia y la cervicalgia

La terapia con pregabalina, ya sea como monoterapia o asociada con otros analgésicos, se asocia con la disminución del dolor y de los síntomas comórbidos en los sujetos con cervicalgia o lumbalgia con componente neuropático
5
9
Autor: Dres. Saldaña M, Navarro A, Rejas J y colaboradores Fuente: SIIC Rheumatol Int. 2010 Jun;30(8):1005-15. Epub 2009 Oct 2.

Introducción

Entre las formas más comunes de dolor crónico se destacan la lumbalgia y la cervicalgia, con un prevalencia en la población general del 15% al 45% y del 13% al 22%, en orden respectivo. Se ha demostrado la presencia de mecanismos neuropáticos involucrados en la patogenia de estos procesos. Asimismo, como ocurre con otras enfermedades asociadas con dolor crónico, la lumbalgia se vincula con alteraciones del sueño, ansiedad y trastornos anímicos.

A pesar de los nuevos medicamentos disponibles, el tratamiento de estos trastornos aún resulta difícil. Muchos de estos pacientes reciben terapias inadecuadas con antiinflamatorios no esteroides, que se caracterizan por baja eficacia en presencia de dolor neuropático. Por el contrario, el gabapentín y la pregabalina se consideran los esquemas terapéuticos de primera elección para el tratamiento del dolor periférico con componente neuropático. Al igual que los antidepresivos, estos medicamentos no sólo reducen el dolor sino que actúan sobre otros síntomas psicológicos asociados que se vinculan con la exacerbación del dolor y la discapacidad.

La pregabalina es un análogo estructural del ácido gamma aminobutírico (GABA) que interactúa de modo selectivo sobre la subunidad alfa2-delta de los canales de calcio dependientes de voltaje. Este fármaco se asocia con efectos analgésicos, ansiolíticos y anticonvulsivos y su eficacia se ha demostrado en la mejoría del dolor y el componente afectivo de la neuropatía diabética, la neuralgia postherpética y en modelos de dolor neuropático central, como las lesiones de la médula espinal.

En este estudio, los autores evaluaron la utilidad de la pregabalina en individuos con radiculopatía cervical o lumbosacra en el nivel de atención primaria de la salud.

Pacientes y métodos

Se presenta un análisis secundario del protocolo LIRA, un ensayo de observación, prospectivo y multicéntrico, cuyo objetivo inicial fue el estudio de los costos de la radiculopatía cervical o lumbosacra para el modelo de atención primaria. En la presente evaluación se compararon los efectos ya sea de la monoterapia con pregabalina o bien de su incorporación a un esquema terapéutico previo, en relación con una terapia en la que no se incluyó el uso de este medicamento. Se consideraron tanto el alivio del dolor como los síntomas asociados como la depresión, la ansiedad, el sueño, la discapacidad y la calidad de vida.

Los participantes habían sido controlados durante 12 semanas tanto por medio de registros personales diarios con escalas visuales analógicas de dolor como mediante el uso de cuestionarios validados, con la inclusión de la escala Douleur Neuropathique 4 Questions (DN4), el Short-Form McGill Pain Questionnaire (SF-MPQ), la Medical Outcomes Study Sleep Scale (MOS) y la Hospital Anxiety and Depression Scale (HADS), entre otros.

Resultados

Participaron del estudio LIRA un total de 1 879 pacientes, de los cuales 1 351 no habían recibido pregabalina con anterioridad y se incluyeron en este modelo de análisis. La localización del dolor era lumbar (86.9%) o cervical (13.1%), sin diferencias significativas en la distribución en relación con los esquemas de tratamiento.

Los autores señalan que el grupo de estudio se caracterizó por un predominio de pacientes de sexo femenino y agregan que más de la mitad de los pacientes habían abandonado sus actividades laborales. En total, 159 sujetos no recibieron pregabalina (grupo control [GC]), otras 490 personas fueron tratadas sólo con este medicamento (grupo de monoterapia [GM]) y otros 702 participantes agregaron pregabalina a su esquema de tratamiento previo (grupo de tratamiento adicional [GTA]).
 
Los expertos señalan que los integrantes del GTA tenían mayores niveles de ansiedad y peores condiciones clínicas que los demás pacientes. Por otra parte, la mayor parte de los miembros del GC recibían al menos 2 fármacos para el tratamiento del dolor, con predominio de la utilización de paracetamol (2 144 ± 1 010 mg diarios), metamizol (1 087 ± 455 mg/día), tramadol (157 ± 60 mg diarios) e ibuprofeno (1 094 ± 451 mg/día). Por otra parte, señalan que la media de la dosis diaria de pregabalina en el GM se estimó en 191 ± 107 mg/día.

En los tres grupos se observó una disminución del dolor de relevancia clínica y significación estadística después de 12 semanas de tratamiento. Este alivio sintomático adquirió mayor significación en el GM y el GTA respecto del GC, con índices respectivos del 56%, 51% y 36% (p < 0.0001). Estas diferencias se iniciaron hacia la cuarta semana del tratamiento y se mantuvieron hasta el final del estudio. En el control efectuado a las 12 semanas, la reducción del dolor en un 50% se verificó en el 63% de los miembros del GM y en el 56% de los integrantes del GTA, en relación con el 33% de los sujetos del GC (p < 0.0001).

Asimismo, se describió una mejoría significativa de otras comorbilidades en los individuos que recibieron pregabalina, entre las que se destacan las alteraciones del sueño, la depresión y la ansiedad.

Del mismo modo, en todos los grupos de tratamiento los pacientes reconocieron una optimización de la repercusión del dolor sobre el estrés y las actividades sociales y laborales. Tanto estas variaciones como el incremento de los años de vida ajustados con la calidad se caracterizaron por una mayor significación estadística en las cohortes de tratamiento con pregabalina.

Discusión

De acuerdo con los expertos, en este ensayo se presenta por primera vez una casuística de tratamiento con pregabalina en sujetos con cervicalgia o lumbalgia en la práctica cotidiana de la atención primaria de la salud. En función de los resultados obtenidos, aseguran que este fármaco es una alternativa eficaz para la terapia de estas afecciones dolorosas que se acompaña de la optimización relevante de otros síntomas como la ansiedad, el dolor, la depresión y la discapacidad funcional.

Tanto la monoterapia con pregabalina como su incorporación a un esquema terapéutico previo se vincularon con una disminución importante del dolor, similar a la descrita en los estudios que incluyeron pacientes con neuropatía diabética, neuralgia postherpética e incluso superior a la mencionada en individuos con dolor neuropático central asociado con lesiones de la médula espinal. Las acciones de la pregabalina sobre los síntomas vinculados con el dolor permiten suponer que este fármaco puede ser especialmente útil en los pacientes con alteraciones del sueño, depresión y ansiedad. En comparación, los opiáceos constituyen una alternativa terapéutica eficaz para la disminución del dolor neuropático, pero no se demostraron efectos definidos de estos fármacos sobre el estado anímico, la discapacidad y la calidad de vida de estos pacientes. Por otra parte, las acciones beneficiosas de la pregabalina en relación con los síntomas asociados pueden vincularse con una reducción de la utilización de recursos y de los costos. Así, los autores fundamentan la optimización de la calidad de vida y de las variables laborales y sociales de estos pacientes en la eficacia superior de la pregabalina para el control tanto del dolor como de las comorbilidades.

Además, señalan que la media de la dosis del medicamento empleada en este estudio, estimada en alrededor de 190 mg diarios, se encuentra en el límite inferior del intervalo de referencia para el tratamiento del dolor neuropático (150 a 600 mg/día). Sin embargo, plantean las dificultades para efectuar una comparación con otros ensayos similares en los que en general se utilizaron dosis fijas del fármaco.

En otro orden, a pesar de la ausencia de datos obtenidos de estudios clínicos aleatorizados, resulta frecuente la administración de esquemas terapéuticos combinados para el tratamiento del dolor con componente neuropático en la práctica médica cotidiana. En este análisis, se observó que el agregado de pregabalina al tratamiento analgésico que recibían los pacientes se asoció con mejores resultados en comparación con otros esquemas terapéuticos. De todos modos, recomiendan la realización de estudios controlados para determinar la eventual mayor eficacia del tratamiento combinado con pregabalina y analgésicos en individuos con radiculopatías de origen mixto.

Conclusiones

Si bien reconocen la presencia de limitaciones metodológicas en este modelo de análisis, los investigadores aseguran que la pregabalina constituye un tratamiento eficaz de las radiculopatías dolorosas cervicales y lumbosacras con componente neuropático. Asimismo, agregan que estos cambios positivos se asocian con la reducción de los síntomas vinculados con el dolor en la práctica médica, con una disminución de la discapacidad y la optimización de la calidad de vida.

De este modo, concluyen que la terapia con pregabalina, ya sea como monoterapia o asociada con otros analgésicos, se relaciona con la disminución del dolor, los trastornos del sueño, las manifestaciones afectivas, la ansiedad y la discapacidad en esta población.
 

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Srta. Giovana Cotelesso   Hace 9 meses
Si la causa no se tiene en cuenta el síntoma persiste y al dejar los tratamientos es obvio que los dolores vuelven. Así solo se mejora pero no se arregla el problema. Habría que educar con posturas ergonométricas a la poblacion como medidas de prevención. En mi opinión la pregabalina es uno de los mejores tratamientos junto a la kinesiología. También ayudan a mejorar la calidad de vida junto a miorrelajantes como el tiocolchicosido en casos donde el dolor es muy agudo, pero hay que tener en cuenta la protección del estómago y no abusar.
Dra. Gisela Moron   Hace más de un año
ME PARECE MUY INTERESANTE EL ARTULO DE LA REFERENCIA..
Dr. Hernan Javier Galizzi   Hace más de un año
Hola a todos en mi humilde practica ,he notado que usando una terapia en combinacion de antiflamatorios del tipo no esterideo y pregabalina han evolucionado muy bien los pacientes.es verdad muchas veces es dificil y controvertido el tema de los pacintes fibromialgicos,aunque segun mi experiencia y basandome en la anamnesis y diagnostico radiograficos,un fibromialgico es un paciente con una carga psiquica digamos tipica,con un pasado de antecedentes de rigidez muscular y articular y daria la impresion que no sigue con el patron usual de una lumbociatalgia tipica.de todas formas he notado mejoria usando tratamiento combinado,aunque muchas veces es dificil por parte del medico tratar a este tipo de pacientes devido a que tan solo sienten una mejoria vuelven a realizar el gesto del movimiento que los llevo a la consullta.Es importante tambien la combinacion con fisiatria y ktr.Sin dudas es un flagelo social,cultural y medico.muchas gracias por este espacio.
Sr. Oscar Godoy Beaudout   Hace más de un año
La Pregabalina, al igual que otros medicamentos analgésicos actúan principalmente a nivel de la percepción del dolor, nunca a nivel de la génesis del dolor.
Trabajo exclusivamente en el tratamiento del dolor crónico, y he tenido la oportunidad de tratar médicos que usaban este y otros medicamentos analgésicos, uno de ellos, (oncólogo) que por más de un año lo aquejaba un síndrome lumbociático, y tratado en la más exclusiva clínica del país, me expresó que lo tomaba casi por el efecto placebo, por saber que estaba tomando algo, pero que nunca en ese lapso de tiempo le quitaron el dolor.
Al examinarlo, presentaba una lumbalgia secundaria a subluxación de una sacroilíaca (jugaba basquetball) y la ciatalgia la producía un quiste periapical de un molar superior con endodoncia y corona. La reducción de la subluxación terminó con la lumbalgia.
Al hacer el bloqueo anestésico selectivo de esa pieza, se terminó la pseudo ciática. La cirugía del quiste terminó en definitiva con el dolor. Lo lógico era sacar esa pieza, pero por ahora se transó en eso solamente.
Casos como este se repiten por millones, no son casos aislados, por eso el negocio de los analgésicos es tan rentable, atacan el síntoma, nunca la causa.
Saludos a todos.

Dr. Carlos Ambrosio Uboldi Rivadavia   Hace más de un año
Es bastante frecuente en la práctica clínica diaria, ver pacientes con cervicalgia y/o lumbalgia, que en realidad son fibromialgicos, ya que pueden ser una forma de presentación de la fibromialgia. Hay que estar seguro en descartar que no sean fibromialgias. Tal vez el buen resultado de la pregabalina sea por ese hecho que constatamos a diario.
Dr. Carlos Uboldi
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017