IntraMed - Artículos - El arte de la medicina y el sufrimiento de los médicos
Burnout, relación médico paciente | 02 DIC 09
El arte de la medicina y el sufrimiento de los médicos
Las escuelas de medicina enseñan la ciencia, pero ignoran el arte de la medicina, la tecnología superó a la comprensión moral y los hospitales se transformaron en laberintos fríos e impersonales
Autor: Dres. Cole TR, Carlin N. The Lancet 2009;374:1414-1415.

Durante los últimos 40 años, nos familiarizamos demasiado con la deshumanización de la medicina moderna: nuevas tecnologías alteraron la relación médico-paciente, los especialistas conocen cada vez más de cada vez menos y los médicos tratan enfermedades y no pacientes. A esto hay que agregar que las escuelas de medicina enseñan la ciencia, pero ignoran el arte de la medicina, la tecnología superó a la comprensión moral y los hospitales se transformaron en laberintos fríos e impersonales.

Como atenuante de esta deshumanización resurgió la bioética y las humanidades en medicina. El propósito es que el paciente sea tratado como una persona respetable, se la escuche, se la comprenda y se la ayude en la toma de decisiones.

Las evidencias también señalan que los médicos también sufren la deshumanización de la medicina moderna. Existen varios signos que muestran que ser médico hoy no es bueno para la salud por la creciente ansiedad y la depresión. La tasa de suicidios es mayor entre los médicos que en la población general. En Estados Unidos, alrededor del 15% de los médicos van a estar dañados o perjudicados en algún momento de sus carreras, lo que indica que no podrán cumplir con sus actividades profesionales por enfermedad mental, adicciones o alcoholismo. El llamado “burnout” o agotamiento psicofísico tiene tasas de alarmante crecimiento entre los estudiantes, residentes y médicos. El burnout es un problema generalizado en la mayoría de los países incluyendo Argentina.

El burnout se identifica mediante 3 síntomas principales: agotamiento emocional, despersonalización y sensación decreciente de auto eficacia. Una comprensión más profunda del burnout de los médicos es analizando el entorno en que se desempeñan: ambientes tecnocéntricos, deshumanizados con objetivos donde predomina la rentabilidad y con un sistema de salud injusto y burocrático. Estas condiciones se acentúan más en los países subdesarrollados por la falta de recursos materiales y humanos y deficientes sistemas de salud.

Existe una excelente definición dada por Christina Maslach and Michael Leiter: “El burnout es un índice de la disociación entre lo que una persona es y lo que debería ser. Representa una erosión en los valores, la dignidad, el espíritu y los deseos, un deterioro del alma humana”.

Una forma de indagar sobre el burnout de los médicos es la noción de Theodor Adorno de “violencia ética”. En su tratado Problems of Moral Philosophy, Adorno llamó la atención sobre un aspecto cruel de la moral colectiva forzada. Cuando una norma ética se torna imposible de aplicar dentro de una condición social existente, el resultado es la violencia ética. Las instituciones que ignoran las condiciones sociales existentes y presionan rígidamente reglas de mercado, ejercen violencia sobre aquellos de quienes se espera que hagan lo imposible.

La medicina está llena de muchas personas con buenas intenciones, con integridad moral y que pretenden ofrecer atención espiritual y física adecuada. Mantienen adecuados niveles de práctica médica, actualizan permanentemente sus conocimientos y hasta realizan investigación. Sin embargo, las condiciones actuales limitan la capacidad de los médicos de alcanzar y desarrollar estos objetivos. En algunos profesionales esto lleva a un grado de cinismo, decepción, pérdida de la autoestima y seguridad en sí mismos, enfermedades y abandono de los ideales.

Las instituciones en general no toman en cuenta el abismo formado entre los ideales del profesional y las condiciones limitantes de su trabajo.

¿Como en este contexto podemos humanizar la práctica médica? Una respuesta apunta a la necesidad de cambios estructurales y culturales en grandes instituciones donde los médicos trabajan.

La otra respuesta incluye actividades que estimulen el auto cuidado, la reflexión y el desarrollo. Las instituciones académicas y de prestaciones de servicios deben generar oportunidades que respalden y guíen al médico en la búsqueda bienestar y satisfacción.

Existen áreas de trabajo particularmente insalubres para el médico como las unidades de cuidados intensivos y las instituciones de pacientes terminales. Nuestro trabajo en estos ambientes mostró que las experiencias y relatos personales de los profesionales de estas áreas revela algunos temas importantes que merecen una seria atención: pérdidas sin duelo, expectativas irreales, incertidumbre a relacionarse con el paciente, preguntas no efectuadas y un sufrimiento y muerte inexplicado. Las pérdidas sin duelo ocurren al cuidar pacientes muy graves que están muriendo. No es ningún secreto que los médicos tratan de suprimir sus sentimientos para mantener su compostura y la capacidad de atender al siguiente enfermo.

Pero la acumulación de no hablar con nadie ni permitirse a uno mismo sentir el impacto de estas experiencias, a menudo resulta en una acumulación de emociones no resueltas y de tristeza por duelo no elaborado.

En su libro Just Here Trying to Save a Few Lives la médica de urgencias Pamela Grim destaca que cuando se le informa a una familia de la muerte de su ser amado: “Este es el momento en que la gente odia al médico. Uno ha fracasado, ha dejado caer los brazos, puede ser demandado, da imagen de incapaz, y una parte de uno cree todo esto, porque no importa cuanto haya hecho por salvar al paciente, se espera que pueda realizar milagros”. 

No hay soluciones fáciles para el sufrimiento de los médicos ni para el de los pacientes, pero sugerimos que la atención, la compasión y la conversación son importantes en ambos contextos. Para evitar el burnout en los médicos vulnerables se requiere respeto por los relatos de los médicos lo que a su vez requiere que los propios médicos se puedan expresar y relatar sus angustias y problemas.

¿Pero quienes serán los confidentes de los médicos? Además de recurrir a métodos de terapia, los médicos deben buscar y las instituciones proveer senderos de diálogo que permitan renovación, auto cuidado, apoyo mutuo y reflexión.

Las asociaciones profesionales y las instituciones deben crear mejores condiciones de trabajo y aportar programas que promuevan la reducción del estrés, mejor calidad de vida, reflexión personal y auto protección. Esto último no se debe considerar como una opción sino como una obligación.

Estamos empezando a darnos cuenta que la humanización de la medicina depende en parte de la recuperación del humanismo de los médicos.

♦ Comentario y resumen objetivo: Dr. Ricardo Ferreira.

 

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Enf. Javier Ernesto Valladares De la cruz   Hace más de un año
Exelente Investigacion!
Dra. Indira Martinez Collazos   Hace más de un año
Me pareceria muy bueno un programa que despierte en los medicos de hoy dia esa enfermedad moral que muchos padecemos y que por desgracia se ignora... "tal ves por el hecho de suprimir todos esos sentimientos, y tener la capacidad de atender al siguiente enfermo", cuando en realidad es una espada de doble filo, ya que se manifiesta con la depresion, la adiccion y sentido de culpabilidad por parte del personal medico.
Dr. LUIS EDUARDO GUZMAN GAMARRA   Hace más de un año
que bien, me parece exelente que se este rescatando lo que ayer era y que hoy deberia seguir siendo un ARTE... por que si bien sabemos antes de ser MEDICOS somos ARTISTAS designdos por DIOS, cuya mayor obra es la prolongacion de la vida...
Dr. Juan Carlos Sian Rodriguez   Hace más de un año
Excelente nota. Vivimos tiempos cada vez más complejos por lo que significa el respeto , la dignidad, solidaridad , comprensión entre nosotros seres humanos. Un mundo donde la "comunicación" aumenta vertiginosamente, no así el entendimiento, parece que tenemos dialogo de "sordos". La educación pilar fundamental para que todo pueda marchar , está siendo poco valorada , y los resultados lo vemos en la practica diaria de nuestra profesión. Ser médico hace 20 o 30 años atrás seguramente generaba otra relación médico paciente que hoy no está más, y dificilmente vuelva.
Me gusta lo que hago y más me satisface cuando veo resultados positivos, eso me hace creer que no me equivoque cuando opte por ser médico.
Gracias una vez más a INTRAMED.
Dr. Juan C. Sian
Dr. Javier Alberto Arias FAjardo   Hace más de un año
Ser médico más que ser una profesión es una vocación para lo cual no está hecho cualquiera ,muchos de nosotros nos quejamos que ganamos mal , que estamos sometidos a extenuantes jornadas de trabajo para recibir una remuneracíon "digna" ,todo eso es cierto,pero nos olvidamos muchas veces de la "actitud" que tenemos que tener ante los pacientes y de la "motivación" que tenemos de tener para el buen ejercicio de la medicina , esto es la etica , las buenas maneras ,la tolerancia ,la escucha,el respeto, el deseo permanente por actualizarse, por aprender ,por tener inquietudes ;no es el dinero lo unico en la vida, tambien es el " gusto" por el ejercicio de la profesión lo que cuenta a pesar de las dificultades.
Lic. norma angelica contreras   Hace más de un año
CREO QUE LA DESHUMANIZACION EN MEDICINA SE DEBE A QUE ACTUALMENTE ESTA PROFESION , COMO LA MAYORIA DE LAS RELACIONADAS CON EL TRATO CON PERSONA S NO SE TOMA COMO UNA PROFESION DE SERVICIO AL PROJIMO ,NUESTRO HERMANO Y NO SE TIENE EN CUENTA EL MANDAMIENTO QUE DICE ; *AMARAS AL TU PROJIMO COMO A TI MISMO* EMPECEMOS POR AHI LUEGO NOS HAGAMOS ESTA PREGUNTA REALMENTE TENGO VOCACION DE SERVICIO?
Dr. Rosendo Rivero Melgar   Hace más de un año
Baling, el gran psiquiatra ingles decia, que la unica medicina que no se puede comprar es el amor, el afecto, la ternura por lo demas
deberiamos trabajar en esta tematica, sociologos, psicologos y publico, en esta caso pacientes, alguna vez estuve en reuniones de padres de familila y pude comprobar el poco carino que la gente siente por nosotros, no se ,si no los ganamos o es asi nuestra profesion ,que lidiamos a veces con lo imposible que es devolver la vida, de alguien que se nos fue, pero hicimos lo imposible por que pueda permanecer con nosotros.Es harto dificil, pero la elegimos, hay que sonreirle a la vida y a nuestros semejantes.
Dr. Rosendo Rivero Melgar
Profesor Titular de la UAGRM de Boliviia.
Te; 3330517
Tte. vega 149
Santa Cruz-Bolivia
Dr. Edwin Yucra Solano   Hace más de un año
Muy intersante articulo,lo ideal seria a mi sugerencia que se pueda motivar al personal de salud,para asi evitar entrar o caer en el Burnout.Y los médicos cada dia estamos sometidos a un tipo de estres sea tanto del paciente como de su enfermedad y porque no de su familia.Dios nos ayude en nuestro trabajo como médicos.
Srta. Graciela Betancur   Hace más de un año
Creo que es un problema creciente, y que a medida que pasen los años va a ser cada vez peor. El sistema de salud esta diseñado de forma incorrecta. Las guardias de 24 hs son inhumanas y no se puede atender de forma correcta luego de 12 hs de trabajo exhaustivo. Como médica recién recibida espero en algun momento poder ver algún cambio en la forma d ejercer la medicina y una reestauración de los valores éticos y morales en nuestra profesión, que podamos volver a ser respetados en la sociedad como supimos ser.
Sr. César Augusto Prieto Salazar   Hace más de un año
Excelente artículo. Lo expresado por muchos profesionales de la salud de los diversos países aquí participantes son una pequeña radiografía en lo que día a día está quedando tan bella profesión que no sólo involucra la parte "visible y tangible del individuo", sino al individuo como tal. Me gustaría leer una opinión de mis compatriotas Colombianos, afectados por una Ley que MANIATA Y AMORDAZA al profesional a un plan obligatorio de medicamentos, exámenes y remisión a otros profesionales, teniendo que recurrir los pacientes a invocar la Carta Magna de una Nación para que no sean pisoteados sus derechos.
"Profesional de la Salud, recuerda que tu también eres un ser humano, con familia, que en cualquier momento será y exigirás igual respeto como paciente-usuario".
Bendita sea tu humildad en la prestación de tu servicio.
Dr. Juri Francisco Sanchez Arroyo   Hace más de un año
QUE EXECELENTE ARTICULO, CONCUERDO CON LAS OPINIONES DE LOS COLEGAS DEL FORO. REALMENTE TENEMOS QUE REFLEXIONAR:
HOY SOY MEDICO MAÑANA UN PACIENTE, QUE REQUERIRE SER ESCUCHADO , ATENDIDO Y TRATADO CON CANDIDEZ Y CALIDAD HUMANA.
Dra. María Francisca Ledesma   Hace más de un año
Queridos amigos del foro: realmente estoy agotada. Nadie lo afronta: trabajar 36 hs seguidas por 25 pesos la hora, si faltás por enfermedad, embarazo nadie te contiene. Es una vergüenza que esto suceda.
Dr. Ney Alfonso Dolberg Carrera   Hace más de un año
Hay además una hipótesis que deberíamos tratarlo en otro capítulo. La empatía médico-paciente, permite estimular y desencadenar la cascada psiconeuro- inmuno-endócrina que va estimular los procesos autopoyéticos (autocurativos), lo cual hace que un tratamiento clínico alcance una gran eficacia. En otras palabras podemos usar el 'efecto placebo' para potenciar la intervención clínica, lo cual implica que un médico sea más efectivo que otro y explica las diferencias en los estudios clínicos.
Dra. Marcela Ortega López   Hace más de un año
El sistema ciertamente no ayuda , y nosotros traemos una formación de servicio que nos ha orillado a creer que no importa las condiciones en las que estemos, ni el exceso de trabajo ni el abuso de algunos de nuestros compañeros médicos y enfermeras, nada, nada es más importante que dar todo lo que tenemos para combatir la enfermedad y salvar vidas. Pero... al salir a nuestras casas, a veces, ya no nos queda nada para nosotros mismos, para nuestra familia y la gente a la que queremos y nos quiere. Creemos que así deben ser las cosas por que somos médicos y el sacrificio va implícito. Las cosas deben cambiar institucionalmente está claro, pero, a nosotros¿quien nos va a cambiar?, creo que debemos empezar por cambiar nuestras propias actitudes hacia nuestra profeción.
Solo una reflexión, gracias por leerla.
Dr. Antonio Cesar Consoli   Hace más de un año
En el foro "Trabajo insalubre" dejé planteada la barbaridad de la guardia de 24 hs. No hubo casi eco. En que actividad humana se puede pretender como natural mantener la atención y la tensión durante 24 hs.?. Porque en la guardia hay tensión, aunque no se esté atendiendo en ese momento. Si cometemos un error a las 5 de la mañana, después de 23 hs. de guardia seremos juzgados si atenuantes. Los Colegios Médicos, Asociaciones Médicas... silencio. El asunto ni se menciona.
Sra. mercedes saltos   Hace más de un año
La verdad es que en este tiempo el medico a dejado de lado el humanismo la concideraciòn y el amor a nuestro paciente , que prefiere el dinero que el bienestar del paciente ,se han olvidado que lo importante es aquel que sufre, que necesita de nuestra labor
Espero que todos reflexionemos y volvamos a ver al paciente como un ente que nos necesita que espera no solo que lo salve de su dolor si no tambien que le demos fortaleza espiritual para la gran lucha por la vida
Acordemonos que tambien el que atiende necesita ser atendido, por que nosotros no somos maquina sino seres que tambien sentimos y nos agobiamos por los demas cuando nuestra labor es hecha de corazon, asi que todos necesitamos de todos para contruir todos junto la armonia de nuestro espiritu mente cuerpo y alma y el de nuestro paciente
Dr. José Astul Barahona Portillo   Hace más de un año
Muy acertado articulo, es un sindrome de nuestro siglo xxl, esto muestra la decadencia en que han llevado a la profesión médica actual en la cual solo hay espacio para unos pocos galenos privilegiados y la mayoria somos tratados como entes de maquila y tratar a cada paciente como un cliente vip el cual debemos complacerle en todo ... en fin la medicina se ha deshumanizado y la relación intima y de admiración y respeto por el médico se ha perdido; perdón si soy fatalista pero asi veo el porvenir.
Dr. xavier molina   Hace más de un año
Excelente articulo. Este sindrome muy frecuente en la actualidad ,entre todos los colegas es poco detectado por nosotros mismos .
Pero sugiero una forma de combatirlo a mi me ha dado buen resultado : practico mucho deporte todos los dias Tenis,natación y ciclismo matizo toda la semana con estos tres sobre todo el Tenis . En suma es un desfogue de nuestras actividades cuotidianas . mejora nuestra calidad de vida . hay que darse tiempo nada mas .
XMN.
Dr. Jorge Rodolfo Velich   Hace más de un año
Tanto asi las cosas, que si uno de mis hijos pretende seguir la carrera de Medicina, lo hecho de casa...
Hablando en serio, nos han "cosificado". No los pacientes, el sistema de salud en general. Nosotros mismos colaboramos a ello. No se si esto es reversible... pero si lo fuera, llevaria dos o tres generaciones de profesionales que retomen los canones historicos de la Medicina.
JRV
Dr. Eduardo Alberto Zurita Olan   Hace más de un año
aqui en mexico estamos igual la mayoria trabaja en varios lugares estan muy estresados se da una mala atencion a los pacientes y ademas los salarios son muy bajos pagan como si fueramos obreros aqui gana mas un policia que un medico
Dr. Carlos Aguirre Castro   Hace más de un año
De pleno y absoluto acuerdo, cuando las condiciones de trabajo no son buenas corremos el riesgo de cometer errores en un porcentaje mayor que en condiciones adecuadas.
A eso le añadimos la "negligencia" de los pacientes, que no siguen las indicaciones terapeúticas, de cambio de hábitos, etc..... y luego la culpa la tenemos nosotros.
Finalmente, se imagina trbajar como médico de guardia del servicio de emergencias en la ciudad de La Paz, con un salario que no llega a los 270 dólares mensuales?
Dra. Edith Cruz   Hace más de un año
Buen artículo,
Hace unos meses pensaba que la medicina era solo el saber qué enfermedad era, Cuale serán los síntomas, signos, Cuale son los exámenes a pedir, tratamiento, entre otras cosas,
me toco pasar por el área de medicina paliativa y me sorprendí el trato que tenían los médicos con los pacientes, los trataban como personas, se preocupaban con su bienestar, por su calidad de vida, les explicaban su proceso, y entre los mismos médicos el trato era distinto al que se ve siempre,
Juntos medios, enfermeras servicio social, psicólogos, por mencionar algunos, se sentaban a discutir los casos, la forma de manejo, la forma de como los ayudarían, me quede encantada, me abrió los ojos y agrando mas mi visión.
Con todo esto voy a que el médico debe tener siempre un equipo con el que se pueda apoyar, en que deben de tener comunicación con todos a su alrededor. Y pues que los médicos deberían tener un asesoramiento para canalizar los problemas que enfrentan.... para aprender poner el límite hasta donde involucrarse emocionalmente con los pacientes, y como sobrellevar las perdidas, las sentimiento s de hicimos lo que pudimos, no hay nada que hacer...
Pues hay que recordar que esta carrera aunque es muy dura nosotros seguimos siendo humanos y los sentimientos siguen ahí.
Srta. Fanny Patricia cordova Gonzalez   Hace más de un año
Agotamiento emocional, despersonalización y sensación decreciente de auto eficacia, Totalmente de acuerdo, el humanismo se de trabajar desde uno mismo, en el aqui y en ahora mediante un proceso de conciencia desde el ser. Estamos dados de alguna u otra manera a condicionarnos todo el tiempo, creo que eso enferma y nos imposibilita a seguir caminando libremente.
Dr. Rafael Rivera Herrera   Hace más de un año
Si bien es cierto mucho de lo expresado en el artículo, nos olvidamos que en gran medida, nosotros propiciamos esto, porque ¿Cuántos de nosotros somos docentes y cuánto invertimos del tiempo de docencia en reforzar el humanismo de nuestros alumnos?
¿No estaremos cayendo en la rutina autodestructiva de perpetuar las condiciones que a la larga nos perjudicará?.
Si bien es cierto el sistema nos va imponiendo condiciones, cada vez más adversas, nosotros también contribuimos a mantener y muchas veces a empeorar dichas condiciones
Dra. Fanny Germania Cuadrado Idrovo   Hace más de un año
buen artículo muy pocas personas saben o están concientes del trabbajo del médico, en paises subdesarrollados casi es una explotación
Dr. Evaristo Ivan Gonzalez Urriola   Hace más de un año
Por desgracia, las conductas humanas relacionadas con hacer lo mas facil, lo mas rapido, lo que mas me conviene como persona,lo que me menos me compromete, entre otros, ha proliferado una serie de profesionales tecnicamente buenos en medicina, pero poco convincentes como sensibles ante el projimo, ya que se ubica primordialemente la razón lucrativa.
Si alguna vez has tenido que estar del otro lado del escritorio, sentirás (a pesar que sabes mucho) una dependencia de lo que dice el médico, por lo tanto ansiedad. que a menos que conozcas tu colega, no deja ser inquietante.
Quedan una serie de inquietudes: ¿has visto tu expresión facial en un espejo al momento que estás atendiendo la consulta?,¿porqué la gente cree en tí?.
Mi experiencia de interactuar jocosamente con los clientes; de explicar con analogías de la vida diaria adecuadas al paciente y simplemente "examinarlo", me ha ayudado a manejar el burnout.
Dr. Villacorta Bardales R.A   Hace más de un año
UN ARTICULO MAS QUE INTERESANTE...LO QUE ME DOY CUENTA ES QUE LA PROFESION HA DEJADO DE SER UN APOSTOLADO,SE HA DESHUMANIZADO.....DIME CUANTO TENES Y...SE ENTIENDE NO?
Dra. Paula PINTO SANDIN   Hace más de un año
Si bien esta es una hermosa profesión, el mercado laboral, el multi-empleo, el tratar con personas enfermas (porque estamos acostumbrados a una medicina curativa y no preventiva) hace que cada vez más médicos (y más rápido en el tiempo) tengamos que hace una pausa y repensar que queremos de nosotros mismos y de nuestra profesión.
Dra. María de Belén López Colín   Hace más de un año
Me gusto mucho el artículo; esta descripción de cada uno de nosotros que nos identificamos con cada parrafo. Y si bien no esta tan difundido, es tiempo de comunicarlo y expresarlo abiertamente
Dr. Luis Daniel Valdespino Sigler   Hace más de un año
Pienso que la intención es buena de proponer programas institucionales obligatorios para auto cuidado, apoyo mutuo y reflexión, pero tambien es cierto que este tema no esta muy difundido y apesar de que se padece y es un problema actual, pocos médicos estamos concientes de este problema.
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014