Dr. Francisco Paco Maglio | 02 DIC 09

¿Y si al interrogatorio le sumamos el “escuchatorio”?

Un texto y un video para no perderse. ¿Qué nos está sucediendo en la relación médico-paciente? ¿Qué cambia? ¿Qué se pierde, qué se gana? ¿Quién se anima a escuchar "historias de vida" y no sólo "hisotrias clínicas"?
82
87
Fuente: IntraMed 
INDICE:  1. El escuchatorio | 2. Carta al lector desprevenido
El escuchatorio

Un texto y un video para que usted distribuya entre todos sus colegas, amigos, pacientes. El autor de un libro imprescindible, "La necesidad del “otro” - Francisco "Paco" Maglio - nos acompaña a reflexionar sobre el tema. Entre tanta información impersonal y ajena IntraMed le ofrece una isla repleta de afecto y pasiones humanas que rescatan los motivos que justifican ser médico, incluso hoy, inclusa acá. ¡No se lo pierda!

Por Dr. Francisco Paco Maglio 

Decía Lain Entralgo que la relación médico-paciente (RMP) es el encuentro entre dos menesterosos, dos necesitados, uno que quiere curar y otro que quiere que lo curen (1)

Enfocada esta relación solamente en la necesidad del “curar” obviando el “cuidar” (socráticamente la “tekné” y el “medeos” respectivamente), resulta alienante tanto para el médico como para el paciente.La RMP se “tecnologiza” y se “despersonaliza”, por eso es alienante, desparece el “otro” como persona.Para el paciente, el médico es un técnico con guardapolvo que extiende recetas y para el médico, el enfermo es un “libro de texto”, con signos y síntomas que hay que interpretar y codificar

En este tipo de RMP desaparece la “otredad” humanizada, son dos “yoidades" despersonalizadas, un (des)encuentro. Desaparece aquel concepto de enfermo de Miguel de Unamuno(2): “un ser humano de carne y hueso que sufre, piensa, ama y sueña". Esta despersonalización lleva al desgaste, al desánimo y a la desesperanza, tríada característica del burnout.

Esta “medicina basada en la evidencia”(3) en la que el paciente es un dato estadístico y el médico un administrador, más allá de su eventual valor técnico-científico, la debemos “des-alienar” con una “medicina basada en la narrativa” (MBN) que no se opone a la visión médico-técnica sino que la enriquece con la visión desde el paciente(4).

La MBN consiste básicamente en las subjetividades dolientes (  más que en las objetividades medibles), esto es, lo que el enfermo siente qué es su enfermedad, la representación de su padecimiento, la experiencia social de lo vivido human como enfermo.

A  un adolescente con granos en la cara le decimos: “vos tenés acné” pero él siente vergüenza.

Cuando le decimos a un paciente, “vos tenés sida”, el siente discriminación.

Para la medicina basada en la narrativa, más que en el interrogatorio se necesita un “escuchatorio”, más que un “dígame” y un oir es un “cuénteme” y escuchar.

Un aforismo hipocrático ya lo manifestaba hace 2500 años: “Muchos pacientes se curan con la satisfacción que le produce un médico que los escucha” (5)

Con la MBN podemos desentrañar el verdadero proyecto de vida del paciente y esto es trascendental porque constituye el “motor” para vivir tanto en la salud como en la enfermedad.

En palabras de Nietzsche: “cuando se tiene un por qué vivir, se tolera cualquier cómo vivir(5)

La narrativa en sí misma es terapéutica no sólo para el paciente sino también para el médico, porque al “re-personalizar” esa relación la “des-alieniza”, vuelven a ser dos personas, dos seres humanos en un encuentro de  “inter-fecundadidad”.

Es la “yoidad” a través de la “otredad”. Como decía Levinas: “yo no soy el otro, pero necesito al otro para ser yo” (6)

Ya no serán “médico-robot” y “enfermo robot”, sino médico-persona y enfermo-persona. Renacerá el ánimo y la esperanza, desaparecerá el desgaste y en consecuencia también el burnout.Pacientes y médicos se sentirán útiles entre sí: RMP será una relación solidaria y “des-medicalizante”.Al sentirse kantianemente personas, tendrán dignidad y no precio, serán sujetos y no objetos, se convertirán en fines en sí mismos y no en medios.

“En los hospitales hay gente que se muere con hambre de piel”

Relataré algunas experiencias personales con la MBN:


“Me siento leproso”


Un paciente afectado de Estafilodermia Psoriasiforme (el enfermo tiene profusión de escamas en todo el cuerpo) era rechazado ( debido a su aspecto) por familiares y amigos. Al preguntarle cómo se siente, me dijo: “me siento leproso”. Esa era la experiencia social de su padecimiento, más allá de lo  biológico.

Al conocer esa narrativa me expliqué por qué la cortisona (medicación electiva) que estaba tomando hacia un mes, no surtía efecto.Una persona desafectivizada, excluida es un inmuno deprimido  (la psicoinmunología lo ha demostrado) y con la cortisona se estaba deprimiendo más.Hablé con la familia y los amigos y les expliqué que hasta que no volvieran a comportarse con él como antes, con afecto y respeto, sobreponiéndose a la impresión de su aspecto, no se iba a curar. Así lo entendieron y actuaron.

A los diez días se había curado, manteniendo la cortisona. A la eficacia biológica se había agregado la eficacia simbólica, que la  psicoinmunología ha demostrado que actúa por los mismos intermediarios inmuno-cito-químicos; no es simplemente sugestión.


“Doctor, me toma el pulso”

En una oportunidad una viejita (el diminutivo es cariñoso) me pidió que le tomara el pulso. Miré el cardioscopio y sin acceder a su pedido, le dije: “tranquila abuela, tiene 80, está muy bien”. Pero me seguía pidiendo que le tomara el pulso y ante su insistencia le pregunto por qué, ya que la máquina era muy confiable y me contestó: “es que aquí nadie me toca”. La palpábamos pero no la tocábamos.

Razón tenía Benjamin cuando dijo: “en los hospitales hay gente que se muere con hambre de piel”. En nosotros está saciarla.

Los proyectos de vida son fundamentales, a tal punto, que podemos afirmar que más allá del comienzo biológico de la enfermedad (el día que aparecen los primeros síntomas), en sentido antropológico nos enfrentamos el día en que debido a esos síntomas, se ve interrumpido nuestro proyecto de vida. Por el contrario, empezamos a “sanarnos” el día en que a pesar de esos síntomas podamos reiniciar dicho proyecto.

“Doctor, ¿me puede abrazar?”

Relataré algunas experiencias que avalan estas posturas

“Eto non é vita”

Don Antonio (italiano, 75 años) era un hombre sano, pero a requerimiento de su familia le hago un “chequeo”. Dada su edad los valores de laboratorio estaban un poco por encima de los normales, nada significativo. Como médico recién recibido y con poca experiencia, le indiqué un estricto “régimen higiénico-dietético” dentro del cual estaba la prohibición absoluta del alcohol.

A la semana, la familia me llama porque Don Antonio estaba enfermo y al revisarlo, realmente no estaba bien: hipotenso, adinámico, asténico. Cuando le pregunto cómo se sentía, me dice en un enternecedor cocoliche: “eto non é vita”. Como no le encontraba explicación, le pregunto a la familia si en esa semana había pasado algo que lo pusiera mal. Me dicen que desde que le instalé ese régimen no salía, y a dónde salía? pregunté. Me explicaron que todos los días invariablemente iba al bar de la esquina a tomar un “vermutino” con unos amigos veteranos de la guerra en Abisinia.Entonces comprendí: ese “vermutino” con los amigos era su proyecto de vida y al desconocerlo, mi prescripción se había convertido en una “proscripción”. Fue suficiente que volviera a esas salidas para que desaparecieran los antes mencionados síntomas.


“Ese es mi proyecto de vida”

A veces los pryectos de vida no son tan obvios y se necesita profundizar en la narrativa. Una buena estrategia es pedirle al paciente que nos relate un día habitual de su vida cuando estaba sano.

Un pastor protestante estaba en una unidad coronaria por un infarto agudo de miocardio con un angor inestable, asociación de gravísimo pronóstico.

En el relato a que nos referimos manifiesta lo siguiente: “Me levanto muy temprano, rezo, estudio, ordeno el templo (hablaba muy nervioso y angustiado, lo que se reflejaba en el cardioscopio por su gran inestabilidad eléctrica), y por la tarde vienen unos feligreses con los que tenemos un grupo de reflexión (a esta altura del relato se va calmando, no estaba tan nervioso, lo que se refleja también en el trazado elctrocardiográfico), y si viera, doctor, qué bien nos hacemos, yo a ellos y ellos a mí, pero ahora vaya a saber dónde están y yo aquí rodeado de tubos y aparatos” (vuelve a ponerse nervioso y también su co-relato en el cardioscopio). Le pregunto si ese grupo de reflexión era muy importante para él y después de pensar un poco me dice: “ahora que no lo puedo hacer me doy cuenta que ese es mi proyecto de vida

Se localizó a ese grupo y dos veces por día, media hora, concurrían a la unidad coronaria y restablecieron aquel contacto. A los 3 días seguía el infarto pero había desparecido el angor inestable: Se había reintegrado a su proyecto de vida.


“No me dejen morir”

Teresita era una joven que a la mañana siguiente de su fiesta de 15   años amanece con una cuadriplejía por una poliomielitis. Estuvo once años en un pulmotor moviendo nada más que la cabeza. Nunca en mi vida profesional conocí a alguien tan aferrado a la vida. Había aprendido a dibujar con la boca y hacía tarjetas de Navidad que las mandaba al Hospital de Niños: era su proyecto de vida.

Un día se complicó con un cuadro abdominal agudo por una apendicitis. En esa época no existían los respiradores modernos que permiten que el paciente esté afuera del aparato; en el pulmotor estaba adentro y para revisar al enfermo se le ponía una campana con aire a presión cubriendo la cabeza. Este procedimiento permitía abrir el pulmotor pero por un lapso de no más de 15 á 20 minutos.

En esta situación la revisamos comprobando el abdomen agudo y ante la imposibilidad de la cirugía ( dado el escasísimo tiempo disponible) cruzamos nuestras miradas como diciendo: “Dios se apiadó de ella”. Cuando sacamos la campana y volvimos a  poner a Teresita dentro del pulmotor me dijo (como adivinando nuestro pensamiento): “Paco, háganme todo, hasta lo imposible, pero no me dejen morir, mirá que los chicos del Hospital de Niños esperan mis tarjetas”.

Ante ese pedido, un cirujano, uno de los más brillantes que he conocido, se animó y la operó fuera del pulmotor (dentro era imposible) con la mencionada campana. La operación duró exactamente 12 minutos y Teresita vivió 7 años más, mandando sus tarjetas al Hospital de Niños.


“Doctor, ¿me puede abrazar?”

Tenía que dar la tristísima noticia a una mamá que su hijito de 7 años con un sida terminal (post-transfusional, al comienzo de la epidemia), se iba a morir. Dije la consabida frase “ya no hay nada que hacer” a lo que la mamá me contestó: “sí hay por hacer”. “Qué puedo hacer?” le pregunté y con lágrimas en los ojos me dijo: Doctor, ¿me puede abrazar?

Nunca volví a decir “no hay nada que hacer”, sino “ya no hay nada que tratar, como médico ya no puedo hacer nada, pero como persona, ¿puedo hacer algo por usted?” Y siempre se puede hacer algo. Cuando ya no hay “tekné”, siempre hay “medeos”.

Estamos (mal) acostumbrados a decidir por el paciente pensando que nuestras decisiones son las mejores, pero éstas pertenecen siempre al enfermo y no a nosotros, por mejor intencionados que estemos.

Ante un paciente terminal frecuentemente (y muchas veces a pedido de la familia) aumentamos la dosis de sedantes para que no sufra, para que “no se de cuenta”. Pero, ¿siempre es así?. En muchas ocasiones debemos tener el coraje (porque no es fácil) de avisarle al enfermo de sus últimos momentos.

En la Edad Media la gente elegía a un amigo que tenía la obligación de anunciarle su final. Le llamaban el “nuncius mortis”.

¿Por qué debemos proceder así?Porque la inminencia de la muerte es el momento reflexivo más trascendente de la vida, el momento de las grandes decisiones y no me refiero solamente a las testamentarias sino, más importante aún, las afectivas. En mi experiencia de  años en terapia intensiva fueron muchos los pacientes que me decían: “cuando llegue el momento, no quiero sufrir pero quiero estar lúcido”

Relataré algunas de ellas:


“Llamen a un juez”

Un paciente en esas condiciones pidió: “llamen a un juez”. Vivía en concubinato hacía 10 años. Llegó el juez, llamó a su concubina y… se casó!!!!  Me dijo: “recién ahora me atrevo”.

Falleció al día siguiente.


“Doctor, llame a este teléfono”

En similares circunstancias, un paciente me dio un nº de teléfono y me pidió que llamara y a la persona que atendiera le dijera que él estaba internado y quería verlo.

Cumplí su deseo y al rato llegó un señor corriendo preguntando dónde estaba el paciente. Fue a su cama, quedó inmóvil unos segundos y se entrelazaron en un estremecedor abrazo y lloraron un largo rato.. Cuando se fue, el paciente me llamó y me dijo: “Doctor, gracias por la gauchada de llamar por teléfono. El que se fue es mi hermano. Hace 15 años lo eché de mi casa, lo eché mal, yo tenía la culpa. Nunca tuve el coraje de pedirle perdón, ahora que sé que voy a morir, recién ahora me atreví a pedirle perdón y me perdonó”

Tuvo un gesto que nunca voy a olvidar. Me tomó las manos y me dijo: “Gracias por dejarme morir en paz”

Volví a la mañana siguiente, se había muerto la noche anterior.

Le pregunto a la enfermera de ese turno (para no inducirle la respuesta): “vos estuviste cuando se murió ese enfermo, notaste algo diferente?”. Me respondió: “Mira, Paco , en años de terapia intensiva nunca vi morir a alguien con tanta paz, aún muerto parecía que estaba  sonriendo”

En conclusión y volviendo a las fuentes, uno de los aforismos de Hipócrates lo revela con claridad meridian: “muchos enfermos se curan solamente con la satisfacción de un médico que los escucha”, (se adelantó 2.500 años a Freud)

Dentro de una formación biologicista-positivista nos enseñan en la Facultad de Medicina a interrogar y no a escuchar.

Con el interrogatorio estamos al lado del enfermo pero con el “escuchatorio” estamos del lado del enfermo.

Ni más ni menos es la narrativa y lo más importante es que es terapéutica.


Referencias:

* "La dignidad del otro", Francisco Maglio, editorial Libros del Zorzal 2009.

Bibliografía

1.- Lain Entralgo: “La relación médico-enfermo”.Acento, Madrid,1990
2.- Unamuno M de: “El sentido trágico de la vida”. Espasa-Calpe, Madrid, 1961.
3.-Feinstein A R: “Problems in the “Evidence” of “Evidence Based Medicine”. A J of Med, Diciembre, 1997.
4.- Greenhalgh T: “Narrative Based Medicine”. BMJ.January, 1999
5.- “Hipócrates, Aforismos y sentencias” Ed. Del Zorzal, BsAs, 2009

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dra. Adriana Farquharson   Hace 4 meses
buenisimo
Dr. Maximiliano Pedro Hernàn Clemente - Otorrinolaringòlogo   Hace 11 meses
un lujo
esto debe ser materia en la facultad de medicina
Lic. Gabriela Estefania Molina Ochoa   Hace más de un año
Muchisimas gracias por su aporte, ya que en la actualidad la mayoría nos dedicamos a la productividad y no a escuchar a nuestros pacientes, sus vivencias me han conmovido y enseñado mucho.

Saludos
Dr. Juan Arnulfo Duarte Mendoza   Hace más de un año
Dr. Juan Arnulfo Duarte.
Ojalá que éste tipo de temas se enseñara desde los primeros años en las escuelas de medicina, algo tan fundamental y que se ha olvidado. Gracias por compartirlo.
Dra. Ana Matilde Israel   Hace más de un año
Estimado Paco: te agradezco ,poder rememorar lo que hemos jurado: a hipócrates. Matilde
Dra. Ismar Jeniree Marte Colina   Hace más de un año
realmente cierto!! me conmovio mucho es una verdadera reflexion, esto es lo q se ve a diario en los hospitales..!
Srta. Marietta Milagros Robles Hernández   Hace más de un año
Excelente .... nos saca de la monotonía de ver al paciente como si fuera un libro de signos y síntomas... es realmente frío pensar así, pero de esa manera nos enseñan.... AÚN ASÍ DEBEMOS HACER LA DIFERENCIA =) ... Muchísmas gracias por el artículo =).
Dr. Fernando José Arnedo   Hace más de un año
Gracias Dr., una clase como pocas.
Lo que me llama poderosamente la atención son las repetidas exclamaciones en todos los comentarios (realizados todos por profesionales de la salud) sobre un tema que debiera orgullecernos y distinguirnos permanentemente. Me resulta increíble y nefasto leer que EL NUEVO SISTEMA IMPERANTE, LAS OBRAS SOCIALES, ETC modifican la relación del Médico y su escucha (PORQUE MÉDICO NO SOLO SE ES FRENTE A UN PACIENTE SEÑORES, MÉDICO SE ES HASTA EN LOS SUEÑOS).

El médico supera ampliamente al técnico
en seres humanos. Para esto primero hay
que ser un excelente ser humano, luego
un riguroso y ascético en el estudio y por
último el más valiente de los luchadores
por un mundo mejor.

Ser ESCLAVO no es parte de la vida del médico,
asi queridos y respetados lectores, quien no esté
dispuesto a dar su vida por una medicina
humanisada, ya sabe... desde fiambrero,
pasando por plomero hasta gerente, tiene un
espectro laboral amplio para hacer dinero pero
por favor, lejos de las ciencias humanas.

Si les sirve de anécdota:

Un día noto que se peleaban entre las enfermeros/as de la UCO donde yo vivía cama adentro por hacer guardias los días que yo estaba de guardia y le pregunto el porqué a una de ellas a lo que me responde que justamente los días que yo estaba se trabajaba menos porque los pacientes se descompensaban muy poco, lo cual yo mismo no había objetivado. Simplemente tenía que ver con que los trataba no como enfermos sino como lo que eran, seres humanos llenos de anécdotas, de emocionantes vivencias por relatar y de una vida entera por enseñar, además de un muy buen humor (muchas veces con el dx ominoso y en la espera del final ) para aceptar que quien los cuidaba esa noche, en la penumbra les cantaba una canción con guitarra en mano; tal vez la última de su existencia.
Dr. Carlos Reyes   Hace más de un año
Hay que bajar al médico del caballo de un estetoscopiazo
Dra. graciela camila trungelliti   Hace más de un año
PALABRAS-ACCIONES-HECHOS , TODOS PARA SACARLES EL JUGO Y HACERLOS RODAR A TRAVES DE NUESTRA COMUNIDAD DE IN-SALUD. QUE SEAMOS CADA VEZ MAS LOS QUE USEMOS EL ESCUCHATORIO.
GRACIAS DOC.
Dra. Graciela Trungelliti
Dr. Héctor Horacio Zorrilla   Hace más de un año
Es muy reconfortante que se recuerde la esencia misma de la Medicina. Mi padre me transmitió el propósito y en la facultad, me recuerdo bien, siempre hubo quien lo sacó a la luz con palabras.

¿Qué pasó después? porque los médicos no somos más ricos, más influyentes o materialistas y si hay médicos poco ilustrados es porque no tienen con que refrescar su espíritu leyendo libros y puliendo su alma médica.

El escuchatorio es muy útil pero el interrogatorio es también primario, porque hay que saber ver, escuchar, percibir, interrogar y escuchar más.

Muchas veces me pregunto si fue el ero_ismo de los setenta o el sindicalismo de los ochenta quienes asestaron pesadas masas en las cabezas de muchos médicos que hoy no tienen ánimo ni para recoger las heces de sus maltratados cerebros y apuntalar al menos sus atribulados espíritus.
Sr. fausto castañeira   Hace más de un año
Lic. Fausto Castañeira
Querido "PACO" brillante como de costumbre. Desde un abordaje tan humanizado efciente y eficaz, los pacientes, ¡¡muy agradecidos¡¡¡¡ ah... LOS COLEGAS TAMBIÉN¡¡¡¡¡ un abrazo.
Dra. sonia estela ruiz   Hace más de un año
Quisiera expresar la alegria que senti al leer la nota
del dr MAGLIO , es realmente reconfortante saber que
hay muchos profesionales que entieden la medicina de esa manera tan servicial y de oreja dispuesta a escuchar para cuidar siempre y curar solo cuando se pueda. Muchas veces me he planteado la relacion medico paciente y a la vista de otros colegas siempre
quedaban mis reflexiones como una utopia pasada de moda. Desde la residencia nos forman para ser practicos y para saber sacar ventaja a la especialidad
para ganar mas que otros Terrible creerselo. Estoy contenta de veras ahora lodice el dr Maglio y toma mas forma mas consistencia esta forma de hacer medicina.
Muchas gracias
Dra. Carolina Reinhardt   Hace más de un año
Hola Dr! solo tengo para usted un GRACIAS enorme… siempre escucharlo o leerlo es un inmenso placer, tuve la oportunidad de conocerlo en septiembre de 2009 en Bahía Blanca, durante el Congreso Interdisciplinario en Salud, en un momento muy especial y difícil de mi vida.
Me estoy formando como médica en la UNS, que bien la conoce, y espero no olvidar nunca sus palabras, nunca cometer ningún crimen afectivo con los pacientes que me elijan (o les toque en suerte!)…
Muchas gracias Francisco!
Carolina.
Dr. Pedro Ignacio Gonzalez Barbieri   Hace más de un año
Estimado dr.Maglio.
Es conocido que no hay nada nuevo bajo el sol (nihil novi sub sole. eclesiastes 1:9), lo unico nuevo somos nosotros que re-hacemos lo ya hecho. Alfonso X "el sabio" tenia un aforismo que decia: leed viejos libros, tomad viejos vinos, tened viejos amigos. Todo lo viejo se hace nuevo en nosotros y nuestro devenir constante, usted toma lo viejo y lo hace nuevo al traerlo para todos nosotros, esa es la novedad!
Ama a tu projimo como a ti mismo, es parte de la tradicion judia, jesus trae algo nuevo a esa tradicion, el sube la apuesta diciendo: ama a tu projimo como yo te he amado. Ojala nos encontremos siempre renovando lo viejo y aumentando la apuesta.
Muchas gracias
Dra. Maria Cristina Bonfante   Hace más de un año
Exelente Dr. Me siento identificada con usted soy Medica hace muchos años, y lo que falta hoy en nuestros medicos son las manos y los oidos. Ellos curan muchos mas que muchas medicinas. Gracias por mantener vivo nuestro juramento Hipocratico.
Sra. Claudia Patricia Serrano   Hace más de un año
que placer el artículo... que ejemplo de Doctor!!!

Yo como docente trato que los alumnos sepan que un paciente es una persona que siente, que sufre, que sueña, que espera... de hecho comienzo cada clase presentando un caso clínico y relatando el contexto afectivo del mismo... me parece crucial sentirnos parte de un equipo que cuida por vocacion ...

una vez mas: Espectacular!
Dra. Cristina Vollenweider   Hace más de un año
Estimado Dr Maglio
Estimados Intramed
Gracias por este articulo!!!
He comprado el libro del Dr.Maglio que creo que deberia leerlo cada profesional del arte de curar y practicarlo
Las instituciones que evaluan nuestros conocimientos para darnos nuestra recertificacion en cada especialidad deberian asimismo evaluar como tratamos , como cuidamos a nuestros enfermos.
Gracias por la oportunidad de conocer este articulo y el libro del Dr Maglio
Dr. Domingo Ameri   Hace más de un año
Dr.Maglio: si no me equivoco lo conocí en Resistencia, Chaco, escuchando sus comentarios Compartro plenamente sus expresiones, tanto que mis charlas terminan diciendo que muchísimas veces el diagnostico y tratamiento está en el oido que escucha, en los ojos que observan y en los dedos que palpan y que el caso no es patrimonio del robot que no tiene corazón ni sentimiento humano. Valga recordar Odisea 2001 en el que el Robot, sin alma, desconecta la Hibernación de los astronautas porque se enojó. Gracias.. Dr.Ameri Ex Prof. Titular de Neurología, UNNE. . .
Dr. Jorge Alberto Carrazzoni   Hace más de un año
Como hacer en Buenos Aires, (al menos) para "atender" a un paciente, sobretodo en Clínica , cuando los colegas para poder sobrevivir deben asignarle a cada uno, a lo sumo 15 minutos, pues si no reciben una "cantidad" determinada al mes, no les alcanza para mantenerse?
Es terrible que el sistema de organización de las atenciones esté armado de manera que aquella sea la única salida!
A uno mismo como Médico, puede ocurrirle no poder encontrar facilmente a un colega que "le pueda prestar su oido" y por el contrario parezca que esté estructurado como una serie de reflejos que cuando oye, por ejemplo la palabra "acidez" toma su recetario y escribe "Gastroscopia ".
Es necesario que esos Médicos se replanteen su función, aquella que los hizo ingresar y completar la carrera de Medicina.
Creo que sería bueno que se implementara la obligatoriedad de la realización, por periódos previamente establecidos, de Cursos de la Especialidad ejercida, que incluyeran materias específicas sobre la calidad imprescindible que debe tener la relacion médico paciente y tambien, por supuesto, la inclusión en los curriculums de estudios de las Facultades de Medicina del tratamiento de los aspectos interhumanos de la profesión en todas las materias para que los futuros profesionales mantengan en sus mentes. siempre, que tratan a personas.
Sr. Patricio Silva Rodriguez   Hace más de un año
Creo fervientemente que la existencia de un profesional medico que conozca a todo un nucleo familiar es fundamental, no solo por la prevencion que ayuda terriblemente en los esfuerzos de bajar los costos de saud, de los que tanto se habla en este mundo actual, sino tambien porque el medico de familia esta completamente involucrado e interactua en la realidad psicosocial de este nucleo. El paciente, el ser humano, muchas veces necesita ser solamente escuchado a conciencia, sabiendo de lo que habla y de quien habla. Tambien creo que debemos volver a la semiologia de: claude bernard, rokitansky, dassen, fustinoni, cossio,bare. No nos olvidemos que nuestro procer argentino Dr Rene Favoloro, antes de ser un pope de la cardiocirugia mundial en la Mayo Clinic, anduvo por el campo pisando barro. Seamos humildes, volvamos a las bases. No pensemos que la ultraespecializacion es el cielo y andar de puerta preguntando como esta una familia es el infierno o un desmerito. yo estudio medicina porque creo en lo que les digo. no solo somos cientificos, sino tambien humanistas. Feliz Año para toda la comunidad intramed. Gracias.
Dra. Cristina Presno   Hace más de un año
Dr. Paco Maglio: Como siempre , es un placer escucharlo ó leer sus artículos, que siempre nos enriquecen..... de la misma forma que su brillante respuesta a la Licenciada!.....
A través de Intramed,a quien agradezco estas oportunidades que nos ofrece, deseo saludar a tres colegas que ( por suerte ) compartieron este Artículo:
Dra. Silvia LaRosa, Dr. Eugenio Zerba, y Dr. Sergio Ramaglia. Saludos cordiales, y Feliz Año 2010 para todos!
Dr. Norberto Recalde   Hace más de un año
Gracias Paco:
Siempre aprenderemos de tu sabiduría extremadamente compleja y simple a la vez.
Estos comentarios llenan el alma.
Lo de la MBN me parece decididamente genial, prometo difundirlo, con cita de la fuente por supuesto.
Creo que cuando los médicos tomemos real dimensión de tu mensaje seremos mejores médicos quizas, pero fundamentalmente mejores personas, que de eso de trata.
Nuevamente gracias.
Lic. Jessica Catalano   Hace más de un año
Dr. Maglio: un placer enorme escuchar sus palabras que llenan mi alma, y permite reencontrarme en historias vividas, tengo la suerte de compartir semanalmente encuentros con mis pacientes y en esa escucha y feed back los dos aprendemos y eso es grandioso . Gracias a ello, mi quehacer es muy rico, productivo, y me da como profesional mucha satisfaccion. Mas alla de mi labor como kinesiologa especializada en RPG (Reeducacion postural global), al tocar el cuerpo del paciente el se encuentra en su momento para decir que le sucede. Aunque no tengamos la formaciòn, por supuesto de un psicoanalista, entiendo el objetivo momentos de escucha y bienestar: (igual) momentos de un sistema inmune reconfortable, totalmente de acuerdo!!!!!!!!! mente y emociones saludables, biologicamente en equilibrio.
voy por mas ya lei otro articulo en SAMA y voy a ver si consigo uno de sus libros.
GRACIAS!!!!!!!!!!!
Lic. Jessica Catalano
Dr. Santos C Gonzalez   Hace más de un año
Como no estudié en Argentina sino en el otro lado del charco, conocí al profe Maglio, a través de artículos que escribió en colecciones editadas por la Sociedad Argentina de Medicina allá por los finales del siglo pasado.
Me lo reencuentro acá en Intramed y como coincido con él (y no se me malentienda, no él conmigo) casi de manera plena, quisiera dejar dos comentarios.
Omito otros que no conozco o no recuerdo, pero pertenece a esas personas (pocas ya que los años ven mellando las idolatrías) que marcan hitos en la historia de nuestra profesión.. y a los que uno se aferra para pensar que en determinados contenidos del pensamiento no se encuentra solo..Carrillo, Maglio, J.C.Escudero, mis profesores R.C.Negro y A.Morquio en Uruguay, y aunque él no lo acepte D.Flichtrentei.

Quizás en un arranque descontextualizado hubiera concordado con la Licenciada en algunos aspectos de sus comentarios, pero lo más pedagógico es la forma y contenido de la respuesta del profesor Maglio.
Permitaseme aprovechar esta anécdota para recordar que el valor fundamental del intercambio de ideas es la convicción de los argumentos, la no agresión gtratuita, tan frecuente por desgracia en estos foros, y porque no también en esta sociedad tan crispada
Dr. Francisco Maglio   Hace más de un año
Este comentario es en respuesta a la Lic.María Odelsia Guanciarrosa. Estimada Lic: Mucho le agradezco que haya dedicado parte de su valioso tiempo para reflexionar sobre mis trabajos. Sus comentarios son muy oportunos y me han enriquecido en mi quehacer médico.También mucho le agradezco su comentario respecto a que a mis conceptos "no son ninguna novedad" porque realmente no me había dado cuenta, pensando como decía Azorín "para novedades los clásicos", lástima que a veces dejan de ser novedad. Hace 2000 años alguien dijo "Ama a tu prójimo como a tí mismo", lástima grande que ya no sea una novedad. También mucho le agradecería que me envíe trabajos suyos para seguir entiqueciéndome. La saludo con toda cordialidad Francisco Maglio.
Lic. Alejandra Szir   Hace más de un año

Dr. Ud. practica admirablemente la escucha activa y la empatía, que no es mas ni menos que la capacidad de ponerse en el lugar del otro.

gracias por compartir las experiencias de vida y profesión trayendo las voces de quienes a acompañado a lo largo de su carrera.
Dr. Mario Oscar Michetti   Hace más de un año
Dr. Maglio Paco (el Pibe Ernesto, también Betinotti, Greco, Contursi con su arrabal, Magaldi el sentimental, todos iremos al centro...) Esta era una letra de tango que cantábamos los que fuimos sus alumnos cuando Ud.era ayudante de cátedra en el Tisiología en el Muñiz, tuvimos la enorme suerte de ser sus discípulos. Fué por los años 1962 ó 63... la fecha se me "borronea" pero su imagen y sus charlas quedaron en nuestro cerebro y mucho más en nuestro corazón. Permítame luego de tantos años agradecerle sus charlas, que nos enseñaron tanto y tan bueno. Con algunos con los que mantengo contacto nos acordamos siempre de Ud.
Ejercí medicina general en un pueblo de la Prov. de Bs. As. (Clínica, cirugía, obstetricia... y todo lo sabía y podía hacer). Y tal como lo había programado Hace unos años dejé el ejercicio activo... (Aunque siempre algunos paciente vienen a comentarme cosas de su vida o a pedirme una opinión. Espero que lea este, mi agradecimiento y reciba este respetuoso saludo y un afectuoso abrazo.
Dr. Mario Oscar Michetti. Médico emérito (Queda mejor que decir jubilado)
Dr. Ricardo Antonio Castello   Hace más de un año
Tengo 45 años de ejercicio como medico de familia,
realizados en el mismo consultorio,de un barrio peri-ferico de la Ciudad de BuenosAires(Bajo Flores).Sus-
cribo cada uno de los conceptos del colega Maglio.
Creo firmemente que al paciente hay que escucharlo,luego interrogarlo minuciosamente,y a
continuacion,REVISARLO.Sea cual sea la dolencia
por la que se me consulta,realizo un examen fisico
cuidadoso,de la cabeza a los pies.Dicha practica me
permitio descubrir anormalidades asintomaticas,pero
lo mas importante,siempre me ha servido para que
mi paciente se SINTIERA ATENDIDO.Los que tenemos una vasta experiencia sabemos que todo
esto requiere que podamos dedicarle TIEMPO al
paciente.Sera tarea de futuros sanitaristas idear sis-
temas de atencion masiva que permitan a los medi-
cos dedicar todo el tiempo necesario a la consulta y
no los 10-15 minutos actuales.
Dr. Nicolás Fernández   Hace más de un año
La medicina no va a cambiar hasta que MAESTROS como el el Dr. Maglio puedan ser accesibles a todos los estudiantes.
Hoy más que nunca, NECESITAMOS MAESTROS.
Lic. Monica Cristina Mendez   Hace más de un año
Excelente el articulo!Es para reflexionar.Desear que un profesional nos vea como persona,y no como un organo,es la meta a la que aspiramos.No vamos por mal camino,si algunos lo estamos considerando y vemos que es la gran carencia de los consultorios y hospitales en estos días.GRACIAS POR SU APORTE.MUY FELICES FIESTAS PARA TODOS LOS LECTORES.Monica Méndez
Lic. Romina Mabel Gamboa   Hace más de un año
Felicitaciones Dr. Maglio!, para los profesionales jóvenes que a pesar de habernos formado bajo esta modalidad ("el interrogatorio"), pero que siempre hemos sentido la necesidad de poder no solo entender a nuestros pacientes sino tambien ponernos en su lugar para intentar al menos poder comprender sus comportamientos frente a un determinado tratamiento (la dietoterapia en mi caso), es muy importante conocer y poder leer artículos y experiencias de vida tan valiosas como las suyas...
Creo que debemos empatizar mas con nuestros pacientes, es la mejor forma de llevar adelante nuestra profesion, con vocacion, compromiso pero sobre todas las cosas mucho respeto por la persona que tenemos en frente.
Nuevamente, lo felicito por su artículo.
Lic. Romina Gamboa
Nutricionista
Lic. Maria Odelsia Guanciarrosa   Hace más de un año
Lic. Maria O. Guanciarrosa.

Dr. Maglio:
soy psicoanalista , leí su artículo, no completo, y lo escuché en el video.
Lo que ud. propone para su quehacer médico , para nuestros tiempos es un avance. Sin embargo creo que la Medicna fue perdiendo contacto con el paciente a traveés del poder económico, y mediante el paradigma científco del positivismo. El tema es profundo y nos excede. Lo que ud. propone no es novedad ninguna . Ya en el siglo pasado se escribió y ahondó el tema. El médico desea seguir conservando en sus manos TODO. cREO QUE ESTO ES UNA ILUSIÓN.
Uds. deben ser más humanos , es indudable pero también más humildes. El ejercicio del psicoanálisis ha sido muy desmerecido por los médicos. La escucha es algo aún más antiguoo como recurso terapéutico. Ud. no se lleva laureles, sino que esto es una obviedad. El médico para saber escuchar
debe profundizar en otros aspectos. Qué escuchar? como diferenciarse del curandero, del cura, del analista, del amigo, O el médico es TODO ESO?.
La invención freudiana fue la existencia de lo inconciente, lo cuál opera en la la enfermedad física. Cuál es el saber médico?.
Entiendo su objetivo , pero.....no se olvide ....dejen el poder a un costado....hay que ser humildes y dar lugar a quienes sí se han formado con los autores que ud. tan brillantemente cita.

Dr. Orlando Martin Alvarez   Hace más de un año
una sola vez lo escuche en bahia blanca dr maglio y dejo una huella abierta en mi cuerpo y alma ,los sentimientos son lo ultimo que perdemos lastima que cada dia lo tenemos mas profundo
Lic. Patricia Alejandra Di Paolo   Hace más de un año
Estimado Dr. lo FELICITO, no soy colega pero estoy en la rama de la medicina, y el ser audióloga me permitió saber escuchar y no oír.
Por que podemos oír al paciente que tenemos enfrente, pero hay que saber escuchar lo que se oye.
Así que yo siempre que logro hacer oír, le pregunto: quiere escuchar? y si me dice que sí .. que alegría !!!! por que debe tener a quien escuchar.

Mis más cordiales saludos
Patricia
Lic. Matias Mackinlay Zapiola   Hace más de un año
Gracias !!! Paco por reafirmarnos el camino a seguir por aquellos que creemos que el desarrollo de la ciencia no necesariamente implica la deshunanizacion de las relaciones profesionales.
Gran abrazo,
Matias
Counselor en Pscicologia
Dra. laura teresa wasinger   Hace más de un año
DR. PACO!!!! GRACIAS....
NO OLVIDAR QUERIDOS COLEGAS, QUE CADA ENFERMO ES UN HIJO DE DIOS , QUE EL NOS CONFIA PARA QUE LO CUIDEMOS EN SU CUERPO, EN SU ALMA Y...EN SU ESPIRITU...POR TAL MOTIVO NOSOTROS DEBEMOS SER LIMPIOS Y PUROS PARA PODER PARTICIPAR DE ESA CREACION DEL TODO PODEROSO...Y SE NOS PEDIRA SEVERA CUENTA EL DIA DEL JUICIO FINAL, Y ESTO ES BIBLICO DE CADA SER HUMANO QUE FELIZMENTE TOCARON NUESTRAS MANOS...CAP. 38 ECLESIASTICO.....FELIZ DIA QUERIDOS COLEGAS OFTALMOLOGOS.MIREMOS MAS CON LOS OJOS DEL CORAZON.... GRACIAS!!! LAURA....
Dra. Julia Elena Scocco   Hace más de un año
muy buen articulo! gracias Paco!!! lo envié a todos mis colegas...
Dra. Selva Acosta   Hace más de un año
EXCELENTE ARTICULO,ESCUCHATORIO TAN CARENTE EN NUESTROS TIEMPOS
Dra. Flor Liliana Tobar   Hace más de un año
Es un gusto y una alegría encontrar gente(como bien lo dice) como Usted que buscamos volver a humanizar la profesión que, paradójicamente, no parecería ser el tratar entre seres humanos, no? Gracias por el compartir del que seguimos a aprendiendo muchos.
Flor
Srta. Patricia Ines Chisty   Hace más de un año
Soy paciente, y he tenido la suerte de conocer a una execlente profesional médica clínica y nutricionista, que se toma el tiempo de escuchar a sus pacientes en sus proyectos,sus temores, sus alegrías y que aún toca a sus pacientes y nos revisa, y siempre tiene la palabra justa y optimista, y como ella dice: "siempre estoy" y es cierto, nunca deja de atender el teléfono, una urgencia, a pesar que también como cualquier ser humano tiene problemas y se enferma. Nobleza obliga esa profesional es la Dra Sandra Grippo de la ciudad de Paraná, nunca terminaré de agradecerle todo el bien, la buena onda y el cuidado que ha puesto en mí.
Dra. Rosa Maria Sanguinetti   Hace más de un año
Quisiera aclarar que el libro de Paco que leí se llama: La dignidad del otro. (supongo por error se lo menciona como La necesidad del otro)

Tengo 34 años de profesión. Ya en los 70 como estudiante, admiraba al Dr. Maglio porque trasmitia su compromiso social, más allá de su prestigio como infectólogo.
Hoy como colega, lo sigo admirando por su coherencia, por sus autocríticas, por su capacidad docente y porque pudo plasmar en un libro, el pensamiento de tantos que intentamos siempre ejercer esta magnífica profesión con humanismo.
Estoy convencida que "La dignidad del otro" debe ser material de la currícula de grado para que podamos revertir algunas falencias que la formación académica tiene como asignaturas pendientes.
Gracias Paco!! por este "escuchatorio" que tanto necesitamos.

Rosa Maria Sanguinetti
Médica
Sra. Adriana Spinedi   Hace más de un año
Gracias DOCTOR por poner en palabras lo que necesito como profesional y como paciente.
Los que fuimos formados y educados con los valores del humanismo lo sabemos y sentimos desde siempre.
Hasta cuando vamos a tolerar que el sistema de salud nos maltrate y maltrate a los pacientes? Qué vamos a hacer? Cómo lo vamos a hacer?
Yo decidí en mi desempeño profesional hablar con mis pacientes, esclarecerlas, informarlas para que puedan ELEGIR con LIBERTAD.
Gracias por sus palabras que hacen que todavía haya esperanzas para los hambrientos de piel, oreja, calor...
Un cálido y respetuoso saludo.

Lic. Patricia Marchesano   Hace más de un año
Buen día Dr. le doy la gracias por intermedio de Intramed, decirle que tengo su libro, que somos varios los soldaditos distribuidos en estos Hopitales argentinos manteniendo ese humanismo y luchando con " la tecnología robótica" que si bien es maravillosa no nos termine robotizando a nosotros.
Soy Licenciada en Instrumentación Quirúrgica y desde mi humilde sector contribuyo a ser la persona que le falte en ese momento a ese paciente, relajándolo aunque sea un minuto ante tanto estrés reinante en el espacio.
Nuevamente muchísimas gracias Dr. Paco.
Dr. Guillermo Ricardo Lossa   Hace más de un año
Paco es un maestro!!!!
Grade como siempre.
Gracias por compartir con nosotros estas cosas tan importantes en la vida de los seres humanos.
Un fuerte abrazo
Guillermo Lossa
Dra. Carla Luciana Tonetti   Hace más de un año
Gracias Paco por tanta sabiduría que nos compartis...
Tus vivencias nos ayudan, a quienes estamos dando nuestros primeros pasos en este camino, a no perder la humanidad de la medicina.
A Escuchar, además de interrogar y a poner el corazón en cada paciente.
"Con Razón y Sentimiento" podremos algun día llegar a ser excelentes profesionales y sobretodo, excelentes personas.
C. Luciana Tonetti
6to Año. Medicina, UBA
Sra. Liliana Hendi   Hace más de un año
ES EL ARTICULO QUE ESTABA ESPERANDO LEER.LOS MEDICOS BAJO SU OMNIPOTENCIA SE OLVIDAN DE QUE SUS PACIENTES ESTAN ESPERANDO ESE FEED-BACK NECESARIO PARA CONTINUAR SU TRATAMIENTO.NO SUS GRITOS NI MALOS TRATOS,NI EL MALTRATO A SU FLIA.PORQUE SE CANSAN DEL PACIENTE O NO SABEN RESOLVERLO.SRES.MEDICOS A LOS LIBROS,A LAS INTERCONSULTAS,A LAS RELACIONES HUMANAS Y SOCIALES,ASIGNATURAS PENDIENTES EN LA MAYORIA DE LOS MEDICOS JOVENES DE ESTA EPOCA.HACEN TANTO DANO!!!!!!


DRA.LILIANA HENDI
MEDICA PSIQUIATRA
Lic. leticia Karina Colonna   Hace más de un año
Sinceramente estoy de acuerdo con la nota, estoy pronta a recibirme de Lic. en Psicologia, soy tca en intervencion psicosocial, y al haber laborado con medicos,he visto en demasia la falta de escucha. no se trata, como decia un comentario anterior, que la "no escucha" es culpa de la tecnologia, no lo pienso asi, la escucha, la relacion M-P, se trata del SER HUMANO., de tener capacidad de registro a un Otro, asi como el paciente registra a un Otro medico, porque el medico esta incapacitado para esta accion?.
He trabajado con "viejos" medicos, (con todo respeto lo digo) y con "jovenes" medicos. no hay diferencias entre ellos, ni los de mas trayectorias ni los mas nuevos, es una cuestion de Humanidad, de como cada Ser Humano se compromete con su Profesion, o sea, el compromiso de Profesar sus saberes, no solo academicos, sino del profesar conocimientos de Ser persona, humano, de ser un Otro con empatia.
Sr. jorge hugo bertran vall   Hace más de un año
creo que la tecnologia , ayudo a alejar al medico de paciente , esta relacion , se presenta cuando , el medico se transfoma en un robot , o una computadora,mientras el paciente queda relegado de su papel de humano, el medico mas que como excelente , debe ser recordado com un buen ser humano.///
lic. jorge hugo bertran vall (bertranvall)
Dr. Boris German Decima   Hace más de un año
paco:
estoy en 3º año de medicina... ahora estamos viendo anamnesis y examen fisico... y veo la gran importancia de saber preguntar... pero mas que nada veo la real importancia de saber escuchar y comprender lo que realmente pasa a nuestros pacientes.. ya sean enfermos o no...

un abrazo.. y feliz dia de la medicina latinoamericana...
Dra. Alejandra Fontenla   Hace más de un año
Dr Maglio
Que alegria , sentir , y saber que somos muchos los que estamos humanizando la profesion , tengo 30 años de medica , y fue mucho , lo que padeci , por mi etrna tendencia a amar intensamente los pacientes , abrazarlos , ayudarlos en el camino del buen morir,
Le dire que siempre era mal visto , por mis colegas cientificistas estos acercamientos . Muchos creian que "esos " pacientes , eran para la Dra Alejandra . esos , eran lo que necesitaban el plus de humanidad , los otros soportaban estoicamente , que realizaran , la pruebas , y diagnosticos , que muchas veces mudos y aterrados no sabia de que se tartaba.
En fin , hoy me especialidad , es casi como la suya ...realializo terapia , "del alma " y escucho , todoooo , lo que mis colegas , no tuvieron tiempo de escuchar. Hoy siento que sano mas que en mis mejores tiempos de clincia . Un orgullo leerlo
Saludo Dra Alejandra Fontenla Neuquen Capital
Lic. Margarita Moretti   Hace más de un año
gracias DOC!!
y FELCIIDADES A TODO LOS MÉDICOS!!
Q PASEN EXCELENTE DIA!
cariños,

Lic. Nutrición. Margarita Moretti
Dra. Silvia Angelica La Rosa   Hace más de un año

Querido Dr. Paco Maglio : su sensibilidad , su humildad , son de los grandes , como Ud. , ¡ qué gusto da escucharlo y leerlo ! , siempre sus palabras son un remanso en este mundo complicado , nos impulsa a seguir adelante , con más fuerza , a pesar de las piedras en el camino . ¡ QUÉ SUERTE QUE TUVE AL COMPARTIR MI TRABAJO EN EL HOSPITAL MUÑIZ , CUANDO UD. TRABAJABA EN TERAPIA INTENSIVA ! , TODOS LO SEGUÍAMOS PARA ESCUCHARLO , PARA HACERLE PREGUNTAS , O , SIMPLEMENTE , DARLE UN BESO . uN ABRAZO ENORME . Dra. Silvia La Rosa .
Dra. Angela del Rocio Bravo Cedeño   Hace más de un año
Muy oportuno este articulo en tiempos en que la tecnologia ha desplazado hasta los afectos familiares, la frialdad nos ha invadido, la premura del tiempo que nos vuelve esclavos y nos ha convertido en automatas. Impongamos el "escuchatorio" como un habito para que mejore nuestro entorno familiar, laboral y por ende nuestra actitud personal.
La calidez, el contacto fisico, el mirar a los ojos, el llamar por su nombre, el contestar el saludo, resultan vitales a la hora de iniciar la RMP y esto hara que el resto fluya y sin duda que se notarà.
Con mucha pena debo decir que he visto colegas cuya arrogancia no tiene limites y piensan y hacen sentir esa superioridad absurda a sus pacientes, pero en lo personal me sirve para saber que no es la postura correcta por que desde luego a mi no me gustaría que me traten asi y esa debe ser la norma.
No tengo riquezas materiales pero si una satisfaccion enorme ya que mi profesion me ha permitido que algunos de los que entraron a mi consulta como pacientes luego regresen como amigos "simplemente " a comentarme sus problemas que al ser escuchados sienten que de alguna manera se està ya resolviendo....ESO NO TIENE PRECIO. Hago votos por que seamos màs humanos cada día y MIL GRACIAS Dr Maglio por tocar temas con tanta trascendencia.
Lic. Maria del Cielo Fernandez   Hace más de un año
Termino de leer el articulo muy emocionada...Sabe porque? Porque mientras lo escuchaba , pude ir disfrutando , saboreando, y agradeciendo a Dios que no me equivoque cuando elegi mi profesion.
No soy medica, soy Licenciada en nutricion, y cuando me entregaron mi diploma en la Facultad de medicina de la UBA , hace 10 años , me jure a mi misma atender al otro , COMO PERSONA( como me gusta que me atiendan a mi) , y si en algun momento esto no pasara ..pensaria que seria el tiempo de dejar esto y dedicarme a otra cosa.
Con respecto al tiempo actual que lei en otros comentarios...uno se da cuenta ,cuanto tiempo es necesario dedicarle a cada paciente ...y algo importante..PARA MI TODOS SON IGUALES ...desde mis pacientes de PAMI(que me cuentan porque no pueden comprarse los alimentos de los planes alimentarios) hasta los de la mejor PREPAGA ( que se esta separando y su angustia pasa por la comida)
lo Felicito, Lic Maria del cielo Fernandez
Dr. Arturo Antonio Porcelli Piussi   Hace más de un año
Impecable, la sencillez de los grandes, hace poco tuve la suerte de escucharlo personalmente.
Quiero agradecerle que -casi 30 años despues de escribir mi tesis doctoral- es la primera vez que me veo reflejado humildemente, y vuelvo a escuchar un comentario negativo acerca del dualismo cartesiano, que tanto daño hizo al pensamiento médico y a la salud en general.
Dr. Hildebrando Romero Sandoval   Hace más de un año
Excelente disertación; nada está mas lejos que lo expuesto en este opúsculo. Cuan efectivo y terapeútico es solamente el saludar un paciente con su propio nombre, mas no por un número asignado en su historial clínico, ya desde ahi comienza el estado alienante. ¡ Existe mas sabiduría el saber escuchar que el hablar , y mas egolatría el saber hablar que el escuchar! romersando
Dr. Rodrigo Lopez   Hace más de un año
Felicidaded paco, la verdad q tu ered lo maximo compadre, yo también opino lo mismo y esa mentalidad debería forjarse mád a todod lod estudianted de medicinad pa q ya desde lad facultaded se formen médicod humanistad y con ansiad de escuchar y estar al lado del paciente y sobre todo compartir su dolor y preocupación... en fin muchad felicidaded por el libro te quedo bello
Dr. Miguel Amor   Hace más de un año
Dr Francisco Maglio, siempre marco caminos a seguir. Maestro en la Catedra pero sobre todo de la Vida.
Un abrazo y Gracias
Dr. Hugo Alberto Steinsleger   Hace más de un año
Un articulo lleno de verdades que no por sabidas son puestas en practica. Siempre se puede actuar bien, no le echemos la culpa al sistema de lo que no hacemos nosotros mismos. Solo se necesita invertir tiempo y desplegar el alma
Dra. Alicia del Cisne Sarmiento Salcedo   Hace más de un año
Muchas gracias estimado Dr. Paco Maglio, en verdad este artículo es una isla repleta de afecto y pasiones humanas que rescatan los motivos que justifican ser médico....
Actualmente los profesionales de la salud han dejado muy lejos este aspecto importantísimo en la relación con el paciente.... personalmente conozco poquísimos colegas que cumplen este requisito indispensable en el quehacer de la medicina, en la mayoría de casos se ha comercializado tanto esta profesión que ni siquiera se dan tiempo para mirar a los ojos al paciente, peor aún para escucharlo y ni pensar en que pudieran abrazarlo..... viven tan de prisa que se han deshumanizado por completo, qué pena verdad???
Pero en fin este artículo me ha llenado de satisfacción y ojalá la RMP sea el inicio de una nueva era en la relación médico paciente!!!
Un abrazote con inmenso afecto
Dra. Alicia Sarmiento
Dra. Patricia Cintia Leon Paoletti   Hace más de un año
SIN PALABRAS

COMO UD DICE DR PACO, EN LA DISTANCIA LO ABRAZO FUERTE Y CALIDAMENTE

GRACIAS
Dra. Estela Maria Malatesta   Hace más de un año


Estimado Dr Maglio

Creo, como Usted, que la verdadera posibilidad de ayudar a una persona desde el lugar de médico pasa por la empatía y no por la omnipotencia.
Hasta que no podamos sensibilizarnos con las reales necesidades del otro y anteponerlas a las nuestras, seguiremos siendo solo "mezquinos profesionales robotizados" .

Gracias por mantener vivo el ideal.

Dra Estela M Malatesta
Psicodermatología
MN 84736
Dra. Vilma Oreiro   Hace más de un año
Guauuuu! gracias por subir este "punto de vista" Voy a compartirlo con los de "mi generación" y con los más jovenes...
Vilma
Dr. Roberto Rafael Perez Moreno   Hace más de un año
Se siente uno optimista cuando se empieza a leer este articulo, lo que se tiene y debe hacerse es como bien se dice en el es DEDICARSE al paciente, tambien Peabody en su tiempo nos dio la clave no es solo ocuparse cuidar que esta bien, sino preocuparse tambien en el sentido plenamente humanistico de la palabra. Saludos
Roberto
Dr. Eugenio Albino Zerba   Hace más de un año
Quiero aclarar, desde el principio, que estoy en un todo de acuerdo con los conceptos del dr. Maglio Como médico jubilado de la actividad pública, puedo hacer la medicina que me gusta y escuchar al paciente todo el tiempo que lo desee. Pero las nuevas generaciones de colegas, inmersos en un sitema médico perverso, no tienen esa posibilidad. Desde los hospitales desbordados, las obras sociales requíticas en personal, las prepagas apurando al profesional para que el negocio rinda, los bonos de pago, con aranceles ridículos ¿Alguien me puede explicar como pueden hacer las nuevas generaciones para tener un nivel de vida digno y a su ves darle al paciente el tiempo que se merece? Personalmente, no tengo respuesta.
Dra. Leonor Moro   Hace más de un año
Excelente Paco. Brillante como siempre.
Voy a cumplir 40 años de médica y tengo muchas experiencias similares y todo lo que decis es la realidad de nuestra profesión que hoy en día cada vez más se ve desde más lejos.
Sr. Luis Herrera   Hace más de un año
mi nombre en Luis , alumno de la Facultad de Medician de la UNT. Tuve la oportunidad de leerlo al articulo dias atras a traves de una profesora, realmente me parecio de gran utilidad teniendo en cuenta que la mayoria de las facultades solo nos enseña al paciente como enfermo y no como persona. personalmente considero muy enriquesedor el articulo, asi mismo remarco que el que yo leí tenia mas informacion, nose si esta es una procion de ese o solo resumen. existe la posiblidad de conseguir el atriculo completo??'
Dr. Roberto Suarez Bergado   Hace más de un año
Un comentario genial.
La medicina moderna ha alejado al médico del paciente. Ya dijo Hinich ´´la relación médico paciente tiene el riesgo de convertirse en una relación médico aparato o aparato paciente altamente tecnificada pero sin atributo humano alguno´´ La Revolución científico técnica si bien ha sido un progreso muy valioso ha deteriorado esa relación médico paciente. La informática, la MBE y hasta las cuestiones legales que pesan sobre las cabezas de los médicos ha contribuído también a este divorcio médico paciente. Es loable que existan artículos como estos. Solo que espero que cada vez sean más los médicos jóvenes recién formados los que integren este grupo de defensores a ultranza de esa RMP. Si esto es un problema de la medicina actual en los especialistas de MInterna resulta un hecho de mucha más trascendencia en otras especialidades. Un premio Nobel de medicina dijo en una ocasión ´´ en muchas ocasiones la sangre del enfermo va camino al laboratorio antes de terminar de escucharlo, y mucho antes de ponerle la mano encima´´
Muy gratificante de veras estos criterios
Que sirvan para mejorar nuestro quehacer diario
Dr. Sergio Ramaglia   Hace más de un año
Exactamente, querido e irremplazable Paco.
Como siempre estoy en un todo de acuerdo con vos, no tenemos que ser tan autómatas y "bestias".
Te mando un abrazo con el cariño de siempre.
Sergio.
Dr. Dario Alvaro Rueda   Hace más de un año
simplemente gracias doctor Paco.
Dr. Federico Paniego   Hace más de un año
Brillante paco... un verdadero maestro!!
Dra. ana veras   Hace más de un año
GRACIAS Doc. Paco Maglio, excelente, espero poner en practica el escuchatorio y ponerme del lado del paciente. Sabemos que es dificil con el nuevo orden mundial pero no imposible y si no lo proponemos lo lograremos. ...ADELANTE COLEGAS no dejemos que nuestro pacientes tengan hambre de piel.
Dra. Diana Cristina Rodriguez   Hace más de un año
Pedro y si te comunicas con:

Teléfono: (005411)-4864-4150

Fax: (005411)-4116-2082

Email: info@delzorzal.com.ar
Dr. Pedro Serrano   Hace más de un año
Me ha emocionado este artículo y he intentado sin éxito conseguir este libro desde España. ¿Conocen algún medio de conseguirlo? En amazon.com lo tienen pero no distribuyen en España, y en amazon.com.uk directamente no lo tienen.

Un salidico desde España
Dr. Miguel Benítez Pérez   Hace más de un año

Como expresaba Don Gregorio Marañon:
...Si ser medico es no cansarse nunca de estudiar y tener todos los dias la humildad de aprender la nueva leccion de cada dia...
Hoy que recibi una gran catedra de humanismo no me queda mas que agradecerla inmensamente.
Dra. Yeni Beatriz Bustamante García   Hace más de un año
Me parece muy importante el artículo, es un desafió para quienes estamos trabajando en la docencia de las carreras de Medicina, introducir la Medicina basada en la narrativa como parte consustancial de la formación delos profesionales de salud. El cambio de paradigma en la formación es un reto , pero debemos intentarlo.
Gracias .
Dr. Clemente Mario Berardi   Hace más de un año
Gracias PACO por enseñarnos lo que la facultad no nos enseño.Escuchar o leer a Maglio te hace mas derecho y humano.
Gracias por compartir la foto en el conarpe de Rosario.

Dr. Clemente Berardi
Dra. claudia babich   Hace más de un año
Estoy completamente de acuerdo con el articulo.
Pero en este "sistema" en que vivimos, me parece imposible de ejercitar.
Tengo muchas historias tambien ,como Diana.
Me dio resultado con los pacientes pero no con los compañeros de trabajo.
Dra. claudia babich   Hace más de un año
Excelente.
Hay un riesgo.Se puede perder el trabajo en la nuevo orden mundial.
Dra. Diana Cristina Rodriguez   Hace más de un año
Impresionate....

Que bueno esto!

Cuanto por aprender. Lo compartire con lagente jove....y no tan joven que trabaja conmigo en el día a día.....

Gracias!
Dra. Sonia Lima Gutierrez   Hace más de un año
Emocionada.... es como termino de leer el articulo, pasaron por mi mente algunos nombres (de pacientes), historias, anecdotas, y la alegría de saber que no perdemos tiempo en la consulta cuando cierta anciana nos relata su juventud o algun recuerdo, muchas veces acuden solo para hablar, y no solo para recibir medicación...
excelente articulo...
Gracias....
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017