IntraMed - Noticias médicas - Un cielo para las enfermeras
¡Feliz día de la enfermería! | 21 NOV 14
Un cielo para las enfermeras
Acerca de las deudas y la gratitud.
Fuente: IntraMed 


“...no quiero ver al doctor
sólo quiero ver al enfermero”.
Charly García

Guardo una cantidad de secretos que no estoy dispuesto a revelar, anécdotas que no voy a contar. Vergüenzas inconfesables y arrebatos de niño malcriado de las que hoy me arrepiento. Tengo una deuda que alguna vez debería comenzar a pagar. Cuentas pendientes y un afecto maduro que ahora me permito sentir. Abrazos que jamás les he dado y la incómoda sensación de que no las he merecido.

Establecemos con las enfermeras una relación estrecha y contradictoria desde muy temprano en la carrera de Medicina. Allí, en el preciso lugar en que los enfermos dejan de ser páginas de un libro para encarnarse en personas ante quienes no sabemos qué hacer. Allí, en el espacio en que lo que creíamos conocer debe hacerse acto y nos damos cuenta de que ese paso es arduo y atemorizante. Que nos deja solos frente a lo que nadie nos dijo. Allí, aparece una enfermera para ofrecernos su mano solidaria y acompañarnos. Para enseñarnos sin exhibicionismos, sin cátedras ni reconocimientos. Entonces -aunque muchos jamás se molesten en registrarlo- recibimos de ellas algunas de las lecciones más valiosas que nadie se preocupó en darnos antes.

Las he visto dormirse sobre un libro muchas madrugadas intentando terminar sus estudios secundarios mientras doblaban gasas, esterilizaban instrumental y escribían en un papelito la lista de compras del supermercado. Las he visto sostener con dedicación un tratamiento complejo, advertir con una sensibilidad exquisita las más sutiles modificaciones en un paciente que a mí me pasaban desapercibidas y, minutos más tarde, hacer con una tijera, papel de colores y goma de pegar el disfraz de soldado para que su hijo actúe en la fiesta de la escuela vestido de granadero a la mañana siguiente.

Hay crepúsculos sombríos que nos clavan al piso. Atardeceres que muerden como dentaduras y te sangran el cuello. Uno se hace preguntas. Recapitula las horas pasadas y sigue las huellas de la muerte rondándote los talones. ¿Habré hecho lo suficiente? ¿Habré hecho lo correcto? Te abraza una angustia compacta y el ácido reflujo de la derrota te sube hasta la garganta. Acribillado de recuerdos, estás atrapado en un laberinto de preguntas sin respuesta. Entonces, el humo caliente que sube desde una taza te lleva hasta la mano que la sostiene. Y ella hasta esa mujer que no habla porque conoce los límites del lenguaje pero que sabe leer las secretas señales del desasosiego. Esa mujer te frota la espalda. Entonces te crecen alas, te ponés de pié y los cadáveres regresan a su sepultura. Y gracias, muchas gracias. Aunque nunca te lo haya dicho.

La Medicina es una boca inmensa que te devora todos los días. Una enorme ballena que te atrapa en la oscuridad de su esófago insaciable mientras el exterior se apaga como una llama agónica en una tormenta. Los rumores del mundo se atenúan y ya no existe nada más allá de esa caverna. Ese agujero es tu mundo y todo lo demás se desvanece hasta desaparecer. Pero allí afuera aún te esperan. Te necesitan y te reclaman. Aunque vos ya no puedas escucharlos. Hasta que alguien abre la boca voraz de esa ballena y te busca a tientas en la oscuridad con la luz frágil de una vela. Y te saca a empujones. Y te deja a las puertas de tus afectos. Y te dice: “basta por hoy”. Y gracias, muchas gracias. Aunque nunca te lo haya dicho.

Cuando alguien supone que sabe se convierte en una arma mortal. En una pistola manejada por un idiota. Nada es más ridículo ni menos justo que un fanfarrón. Sólo la conciencia de lo que se ignora nos acerca a la sabiduría. Aunque casi siempre cuando ya es tarde, cuando ya hemos hecho daño, cuando la disculpa o la retractación no resuelven nada. Mientras alguien cree que él sabe y los demás no, se hace ciego a su propio desconocimiento, se imbeciliza con empeño y dedicación. Nosotros podemos sospechar que tal cosa existe, pero las enfermeras tienen una multitud de pruebas para demostrarlo.

Educados en un modelo profesional centrado en la figura del médico, a menudo nos vemos impelidos a la soberbia y a la satelización de todo cuanto nos rodea. La complejidad del padecimiento de las personas no podría nunca reducirse a un abordaje restringido ni a una función excluyente y todopoderosa. Las dimensiones de aquello que a diario enfrentamos reclaman a gritos la articulación de perspectivas diversas y la renuncia a la hegemonía o al despotismo ilustrado.

Uno crece a fuerza de fracasos, de latigazos sobre la imagen de lo que creíamos ser pero no somos. Hasta que una mañana cualquiera me encontré llamando a Manuela para que hable con mi paciente y averigue lo que a mí me ocultaba o para que autorice aquello a lo que se negaba porque no comprendía las razones y yo no lograba explicárselas. Manuela llegaba y me pedía que la dejara a solas. Yo me retiraba obediente y me disponía a esperar. Bastaban cinco o diez minutos para que el obstáculo se disolviera. Después, el enfermo me recriminaba: ¿Por qué no me lo dijo usted así, clarito…, como ella?    

¿Qué sabía Manuela que yo aún desconozco? ¿Qué resortes de la comunicación humana ella podía tensar y yo no? ¿Qué oscuras dimensiones de lo que las personas dicen y de lo que ocultan a ella se le revelaban y a mí no?

Mucho tiempo después advertí que conocer las enfermedades tenía poco que ver con comprender a quienes las padecen. Que “curar” y “cuidar” no son sinónimos. Aunque no es posible acceder a lo primero ignorando lo segundo. Éstas, como tantas otras cosas, las aprendí de ellas. Supe que les debía una solidaridad que me habían regalado cuando no la merecía. Una tolerancia que no me había ganado. No he conocido a nadie capaz de protegerme tanto y tan bien, especialmente de mí mismo.

En la vida personal de casi todos quienes compartimos con ellas tantos años, esas mujeres cubrieron nuestras travesuras como hermanas fieles y nos advirtieron de los riesgos cuando el descontrol nos amenazaba. Identificaban el preciso momento en que lo que hacíamos ponía en peligro lo que queríamos y nos señalaban la diferencia. Sin sermones, sin amenazas. La mano firme de Manuela me tomaba del brazo y yo entendía que ya era suficiente. Que me había acercado más de lo prudente al límite de lo posible. Que era el momento de volver a casa como si nada hubiese ocurrido. Aún hoy, en la desmantelada intemperie de la memoria, siento la su mano apretándome el brazo cuando me acerco a algunos abismos.

Hay una dimensión devaluada de la asistencia en la enfermedad. Un territorio silenciado por el que las enfermeras transitan con una habilidad extraordinaria y una tenacidad que pocos reconocen. Alguien tendrá que decirlo. Alguien tendrá que devolverles lo que nunca les hemos dado. Un espacio del que nos hemos apropiado pero que no nos pertenece.

En secreto, todos sabemos que un hospital podría sostenerse sin mayores esfuerzos sin médicos pero naufragaría apenas en un instante sin enfermeras. Ahora que se han profesionalizado, ahora que tienen títulos e incumbencias universitarias. Ahora que sus diplomas las legitiman en el patético mundo académico. También ahora nos enseñan que la perseverancia y la humildad son atributos que la universidad no da, pero que tampoco es obligatorio que quite. Mientras continúan siendo maltratadas en las relaciones personales y en la injusticia de las retribuciones que reciben, ellas aprenden, ejercen lo que saben y reclaman lo que es justo con la dignidad de quien no necesita subordinar a nadie para ser lo que siempre fueron.

Les debo más de lo que podría devolverles. Un aprendizaje cotidiano que nadie contabiliza. Un curso prolongado de relaciones humanas y un largo entrenamiento en sensatez y entrega silenciosa en el que recién ahora comienzo a graduarme. Cuando el dolor me inyecte sus venenos y ya no pueda vencerlo. Cuando sienta que estoy a merced de lo que ya no puedo manejar. Cuando sufra. Entonces, por favor, tráiganme a Manuela.

Daniel Flichtentrei

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Lic. Ana Cristina Quesada Placeres   Hace 26 días
Gracias Dr. Daniel
Soy enfermera con 30 años de experiencia y creame que a pesar de mis reconocimientos alcanzados en esta prefeción nunca habia visto tan perfectamente retratada mi imagen , recorde algunos medicos que tuve a mi lado en situaciones dificiles y que me pidieron mi criterio ante una conducta a tomar, la humanidad, comprención, la confianza y el Amor que trasmitimos es parte del sacerdocio de amar lo que hacemos con el proposito de recibir a cambio la recuperación de nuestros pasientes . Aunque nunca me hayan referido........
FELICIDADES COLEGAS. Y A USTED Dr. Mli Gracias.
Lic. ANA LUCIA ORJUELA MARTINEZ   Hace 7 meses
Soy enfermera, vivo en Bogota Colombia y les agradezco mucho por esa bella publicación. La verdad describe eso que somos las enfermeras, creo que no solo nos debian graduar como enfermeras, tambien como psicologas, administradoras de empresas, consejeras espirituales y demas.... Mil gracias.
Sra. Ana Manuela Villalba   Hace 7 meses
Simplemente gracias por tan bellas, afectuosas y sinceras palabras...
Lic. Teresa González Querol   Hace 7 meses
Hola, me emocionó tanto poder leer este artículo precisamente hoy que es un día especial para todos los enfermeros que decidi copiaralo para darselo a conocer a mis estudiantes y asi comiencen a valorarse y no piensen que solo hay personas detractoras de nuestra hermosa profesión pero por suerte en Cuba tenemos muchos médicos como el Dr. del atículo que nos valoran tanto que para ellos somos casi indespesables.Muchas felicidades a todos los colegas suscritos a esta hermosa revista, en este glorioso dia de la enfermería.
Enf. María Mónica Pereyra   Hace 7 meses
En nombre de mis colegas (hombres y mujeres) profesionales de la ENFERMERIA, le agradezco de todo corazón sus palabras. Cada párrafo, sentía que me lo leía un médico diferente de los tantos con los que he tenido la suerte de trabajar. Entonces, GRACIAS DR!!! De corazón, GRACIAS
Téc. Computer God   Hace 11 meses
Que falta total de reconocimiento para los hombres que también con mucho esfuerzo ejercen la profesión, según tu texto parece que todo lo que haga una mujer es sagrado y se desprecia el resto, estarás buscando novia probablemente. En mis apuntes de estudio también siempre se hablaba de -enfermerAs- como si no corresponde que un hombre asista a enfermos. En ese aspecto es necesario cambiar la mentalidad de la gente, para que los futuros estudiantes a enfermería no sientan que están entrando en un terreno que es exclusivo para mujeres. Saludos
Sra. Maria Teresa Recondo   Hace 1 año
Exelente Publicaciòn !!!!!
Muchisimas Gracias, jamas leì algo tan autentico del trabajo de la Enfermera.... de esta profesiòn que ejerzo hace 25 años y que despues de mi secundario no hice otra cosa que esto..
Gracias por su reconocimiento !!! Seguramente no le va a faltar Manuela..
Besos
Lic. Silvia Patricia Banegas   Hace 1 año
Gracias doctor Daniel por su reconocimiento!!!!!
Lic. Margarita Meinardo   Hace 1 año
Soy enfermera y me emocionó hasta las lágrimas el reconocimiento de Daniel.
Dr. Alonso Verdugo   Hace 1 año
Reconozco que dependo,, mi amada esposa es Enfermera.
Dr. Alonso Verdugo   Hace 1 año
Excelente reconocimiento a esos angeles de blanco que atienden con paciencia a cada paciente en el turno. Y toleran la soberbia medica en el mejor de lo casos. Tambien vivi y vivo lo mismo en mi practica. Sin los profesionales de enfermeria que tanto realmente hacemos los medicos para sacar adelante nuestros pacientes?. El equipo humano en salud deberia tener ese reconocimiento en las bases de la atención de enfermeria.
Lic. R. Hidalgo Artiga   Hace 1 año
Que bueno que alguien sabe dar valor a queines somos ay una frace anonima que dice lo sigueinte .
no hay nada mas lindo y hermoso que ver la sonrisa de tu paciente satisfecho de tu labor y tu mano.
Lic. Rhina Orantes Franco de de León   Hace más de un año
es un momento especial, agradezco ese digno comentario, lucho por mi gremio, trabajo en la docencia y cada dìa comparto la felicidad de ser enfermera, mi realización profesional la he logrado, socializarè este mensaje tan especial y gracias
Dr. Lázaro Michel Ibañez Miranda   Hace más de un año
Realmente es una vendicion contar con profesionales que nos ayuden a realizar nuestro trabajo cada dia mejor NO siendo ellas segundas de nadie ellas brillan con luz propia : Les comento tengo el privilegio de contar con dos enfermeras en mi famila mi madre MERCEDES (J de Sala de servicio de respiratorio hospital WILLIAN SOLER) en estos momentos brindando sus servicios en la Hermana Republica Bolivariana de VENEZUELA (Caracas UD 4) y mi esposa Lic.Miyelkis(VERTICALIZADA EN ANESTESIA Y REANIMACION) Hosp WILLIAN SOLER .Todos los comentarios tocan el corazon de los profesionales que no hayamos diferencias entre su labor y la nuestra .vivan enfermeras.Son seres admirables,ángeles vestidos de blanco que engalanan nuestros centros .hagase extensivo estos comentarios a las personas del equipo de salud y en la comunidad este pensamiento y reconocimiento hacia la profesión de enfermería como lo que es hoy: una ciencia.
Lic. Miyelkis Cuello Acuña   Hace más de un año
llevo 9 años de graduada de enfermera y de licenciada 2 años para mi la enfermería es mi vida,ya que ayudar al projimo es lo mejor que me ha podido suceder siendo el eslabon fundamental,me enorgullese saber que somo importantes ,que gratificante sería poder incorporar pensamientos como estos para que desde la formación se enseñe al médico a reconocer lo importante que es complementar su trabajo con los profesionales en enfermería, nosotros como ellos asistimos a congresos seminarios y otros, pero más allá de eso, tenemos una formación holística, y somos capaces no sólo de atender a los pacientes con alto profesionalismo, sino también de apoyar a los miembros del equipo de trabajo, independientemente del área en que nos desempeñemos siendo esto una verdadera realidad nosotras no soegundas de nadie somos las primeras en nuestra trinchera(puesto de trabajo) saludos colegas Lic.Miyelkis(VERTICALIZADA EN ANESTESIA Y REANIMACION)
Lic. Maria Soledad Hernandez Parraguez   Hace más de un año
Prof. Lic. Maria Soledad Hernandez Parraguez. un gran articulo, por mostrar el dia a dia de una enfermera de cualquier institución. Muchas gracias estoy mas que identificada. felicitaciones por lo escrito.
Lic. Monica Cristina Mendez   Hace más de un año
Muy hermoso!!!!!Conmovedor,que mas decir a todo lo expresado.Gracias por palabras que llegan al alma.
Srta. Patricia Ines Chisty   Hace más de un año
Tengo muy buenos recuerdos dela s enfermeras del Sanatorio Adventista en Entre Ríos,mi última cirugía fue reconstructiva de mamas,yo estaba bien,podía deambular,a las 18 se sirve la cena,cené,dormí varias horas y me desperté a la madrugada con hambre y sin poder seguir acostada ni dormir,aparece en la penunmbra una enfermera,gordita ella,le digo que no podía dormir y que tenía hambre. Se va al rato aparece con un vaso descartable con agua caliente,sobrecitos de malta,leche y edulcorante y un pan,que era parte de su desayuno,cuando le digo que se quedaba sin él,contestó que no me preocupara que siempre tenían. Me desayuné y...me quedé dormida en la silla. No sé cómo se llamaba,y tampoco su cara sé cómo era pero debe haber sido la de ángel.
Como ellas tantas que me ayudaban a ir al baño,que incluso me bañaban,ayudaban a vestirme,bromeaban.
No es tarea fácil principalmente si los pacientes por ahí están mal o son terminales,o algunos de esos enojados o de mal talante y que hay que atender y de la mejor manera,venciendo el cansancio,dejando de lado sus problemas. Son seres admirables,ángeles vestidos de enfermeras.
Gracias!!!!!!!!!!!!
Sra. Vilma Quintana   Hace más de un año
ENFER. Vilma Quintana

Me encanto ese ARTICULO, TE TOCA EL CORAZON, y me dan mas fuerzas para seguir con este hermoso trabajo que empece hace 24 años, y nunca me arrepineto de esto, GRACIAS Dr. por este hermoso articulo donde nos describe a cada una de las enfermeras/os.
Lic. Maricela Gonzalez Reguera   Hace más de un año
Lic Maricela González Reguera llevo 13 años de graduada para mi la enfermería es mi vida,ya que ayudar al projimo es lo mejor que me ha podido suceder,me enorgullese saber que somo importantes para el mundo saludos de una colega
Enf. Susana Biava   Hace más de un año
me enorgullese leer el articulo es de una exquisita sensibilidad gracias por vernos asi DIOS quiera que logremos esa unidad con el medico ya que todos estamos por el bien del pte
Lic. Gennara Arce Figueredo   Hace más de un año
Gracias Dr por el reconocimiento valido, y por la oportunidad de expresarnos y poder aclarar que no somos manos derechas ni colaboradoras de nadie,somos parte de un equipo de trabajo con la misma importancia que el resto,algunas trabajamos arduamente para lograrlo y otros...no tanto...se quedan dormidos en los laureles y ahi es donde pasan a ser colaboradores de:
Srta. elba miranda   Hace más de un año

Me pareció excelente el artículo, reflejando tal como es nuestra realidad cotidiana,quiero mandar un afectuoso y fuerte! abrazo al dr.daniel que escribió estas maravillosas palabras de parte de las enfermeras de pediatria de san pedro de jujuy,argentina, y de todo el mundo. Ojalá se multiplique en las personas del equipo de salud y en la comunidad este pensamiento y reconocimiento hacia la profesión de enfermería como lo que es hoy: una ciencia.
enfermera Elba Miranda
Lic. María Raquel Rodriguez   Hace más de un año
Gracias Dr. Flichtentrei!! este maravilloso artículo, me ha reconfortado y me ha llevado a un viaje interminable por mis recuerdos. Gracias, simplemente muchas gracias por el sentido homenaje que nos ha hecho, sus palabras han incrementado aun mas el amor por mi profesión y como el egoismo no es una caracteristica nuestra, tenga por seguro que compartiré este articulo con todos mis colegas.

Cordialmente, Prof. Lic. María Raquel Rodriguez
Sra. Graciela Castán Leyva   Hace más de un año
Sólo el médico que entiende que su trabajo se complementa con el nuestro, es un médico exitoso, los demás no dejarán nunca la mediocridad de su soberbia, a la que sucumbirá más de un paciente, felicidades por su éxito, y por sus palabras gracias.
Dra. Luz aida Cruz Ramirez Enfermera   Hace más de un año
Excelente este artículo, que gratificante sería poder incorporar pensamientos como estos para que desde la formación se enseñe al médico a reconocer lo importaqnte que es complementarsu trabajo con los profesionales en enfermería, que como bién lo mencionó alguna colega, asistimos a congresos seminarios y otros, pero más allá de eso, tenemos una formación holística, y somos capaces no sólo de atender a los pacientes con alto profesionalismo, sino también de apoyar a los miembros del equipo de trabajo, independientemente del área en que nos desempeñemos, administrativa, docencia, atención directa, investiga ción, mil gracias por sus comentarios.
Lic. Luisa Lucía Waite   Hace más de un año
Realmente es hermoso y gratificante cuando un paciente o un familiar agradece, aunque más no sea la mínima palabra de aliento, ante la enfermedad, angustia, dolor, de todo el grupo familar.
Dr. Ricardo Carlos Mastandueno   Hace más de un año
Realmente me commueve poder leer algo escrito con tanta sensibilidad y pasion, que el correr de los años te ubiquen en ese lugar, y que uno a medida que incremente su experiencia comience a establecer una relacion inversa entre sus conocimientos y el desarrollo de su sensibilidad. Seguramente muchas de las que lo han leido estan orgullosas de vos, sobretodo Manuela. Un abrazo
Enf. Cristian Fabian Mustafa   Hace más de un año
Gracias!! es muy lindo y conmovedor ver que somos tan valorados, este tipo de palabras nos dan fuerza para seguir creciendo y brindar lo mejor de nosotros para quienes son delegado a nuestro cuidado,

Enf. Cristian F. Mustafá
Lic. Efrain Sosa Morfa   Hace más de un año
Gracias Dr. por tan maravillosas palabras, por reconocer que la enfermeria es mucho mas que ese enorme ejercito vestido de blanco, siempre al cañon de la cama de sus pacientes como trincheras, cuidando al ser humano en todas las etapas de su vida
Sra. Ana Karina Peret   Hace más de un año
Gracias doctor por esas palabras hacia nuestra profesion, no es habitual que el reconocimiento venga de un medico, me gustaron mucho sus palabras y es bueno darnos cuenta que no somos "invisibles" para todos como muchas veces nos hacen sentir.
Lic. Mirta Graciela Francovich   Hace más de un año
será éste el comienzo del cambio del viejo modelo médico egemónico ?, ojalá se multiplique para lograr un cambio de la imagen en la representación social de los enfermeros que , quienes elegimos ésta profesión es por un legítimo y verdadero amor pr ella pero fundamentalmente por el paciente alguien debe acercarse bien cerca para conocerlo y ayudarlo, es un paso mas el de éste artículo bien merecido para la profesión.
Sr. rosa maria cornejo ortiz   Hace más de un año
Gracias Dr. por sus palabras.
Si tan solo algunos médicos entendieran que las Enfermeras trabajamos con ellos y no para ellos, la relación Médico - Enfermera sería más provechosa...por el bien de los pacientes.
Srta. Samy. Aroza.   Hace más de un año
Sr. Daniel Flichtentrei:
También agradezco mucho este gesto para con nosotros. Soy enfermera y he conocido pocos médicos que reconocen este hecho, que sin "Manuelas" el objetivo sería mas bien lejano.
Gracias.
Samanta.
Lic. Marlene Beatriz Benitez Villarreal   Hace más de un año
Es realmente muy gratificante, leer un articulo que demuestra de una forma tan sincera la verdadera relacion que tienen los medicos y enfermeras, expresan las emociones que no todos son capaces de describir.
Lic. Laura Isabel Molina   Hace más de un año
A Daniel Flichtentrei: Pocas personas son capaces de retirar " la pajita del ojo" para ver y reconocer la realidad, somos resilentes, repetidas veces por circunstancias sociopolíticas, el legado de nuestra profesión es "cuidar" en todas las etapas de la vida al semejante y no dude que cuando nos necesite no solo estará "Manuela" tambien estará Laura y nos veremos en el cielo.
Dra. Sonia Poliani   Hace más de un año
Gracias Dr Flichtentrei por reconocer el esfuerzo de tantas mujeres, con las cuales comparto la misma profesión, que me permitió acceder a esta otra . Gracias al corazón gigante que algunas de esas mujeres tuvieron siendo compañeras de trabajo es que pude concretar mi sueño de ser médica. Hoy la vida me enfrenta al desafío de ser docente de los futuros enfermeros a los que siempre trato de inculcar que esta profesión más que ninguna requiere de la entrega permanente y que comparte con el médico el sacerdocio de acompañar al que sufre, tarea no tan sencilla y muchas veces poco reconocida. No obstante sigue siendo un privilegio recorrer el maravilloso y misterioso camino que compartimos médicos y enfermeros/as en el cuidado de aquellos que depositan su confianza en nosotros.
Sra. juliana elisabet iriarte   Hace más de un año
Juliana Iriarte.
muchisimas gracias Dr.Es habitual para nosotras,escuchar quejas,comentarios referentes a algun error sin intencion,perp son muy pocas veces,que tanto los medicos como algunos fliares de pctes,reconocen nuestro esfuerzo por curarlos,preocuparnos para que se puedan atender cuanto los recursos economicos le son bajos, que adquieran la medicacion,escucharlos sabiendo que se nos van los minutos y seguimos ahi,tal vez pensando en nuestra familia.
Yo hace poco me recibi,me falta mucho todavia hace poco fue mi cumple,un dia antes lo comente con una pcta,luego se retiro y aparecio con un regalo en agradecimiento a nuestro servicio.Era solo una taza de cafe,pero puedo jurar que fue el regalo que en estos 24 años,mas me llego al corazon ,me emociono mucho.muchas gracias.
Lic. Noemi Fabiana Maceiro   Hace más de un año
Muchisimas Gracias Dr, es reconfortante para el alma, escuchar a uno de los tantos profesionales con que trabajamos, el reconocimiento de lo vivido a diario, y que vean los esfuerzos que muchos realizamos para que seamos tratados como parte integrante del equipo de salud, que aun hoy en día les cuesta a muchos.
Sr. Adalberto Oscar Pizarro   Hace más de un año
Gracias Dr. por este relato. Ojalá se muevan muchas almas dormidas para comprender que somos un Equipo, en el que pateamos todos para el mismo arco: La atención de los seres humanos. Del equipo dependerá que "la hinchada" nos aplauda o nos abuchee.
Srta. Mabel Carrion   Hace más de un año
Siento tanto orgullo de ser enfermera, y estas palabras como a muchas de mis colega, me emocionaron. Tambien coincidir de que nadie es mejor o peor, simplemente somos un EQUIPO DE SALUD, que perseguimos un mismo objetivo.
Muchas gracias por el reconocimiento!!!
Sra. Desiree de Pérez   Hace más de un año
Licenciada Desiree de Pérez .enfermera
Que hermoso, gracias Dr, todos podemos ser como Manuela. Se trata de tomar conciencia de que todos somos vulnerable
Dr. Jose Maria Masotti   Hace más de un año
Solo cuando las necesité comprendí lo que la enfermera significa para el enfermo. El medico llega indica y se va, la enfermera es la que cura, ya que la curación es mucho más que un tratamiento. Lamenté, cuando comprendí los años que ejercí sin comprender cabalmente esta realidad. Perdónenme todas/os por esos años
Dr. Jose Maluendez   Hace más de un año
excelente,impresionante,la realidad revivida con poesia ,lo felicito ,merece el cielo¡¡
Dr. CÉSAR MUSTELIER FERNÁNDEZ   Hace más de un año
Como un surtidor de esperanza y optimismo. Leeré y comentaré con las enfermeras de la sala donde laboro absolutamente convencido de que les saturará de entusiasmo y agradecimiento cada uno de sus intersticios.
Sra. mabel patricia reyna alfaro   Hace más de un año
Muchas gracias por tan hermosos palabras hacia nuestra profesión y como dicen muchas de nuestras colegas somos un equipo de salud que trabajamos ambos hacia un fin pensando siempre que no debemos dejar de lado lo humano.
Lic. Angel Salvador Rojas   Hace más de un año
Durante la niñez nos surge que "cuando sea grande voy a ser medic@" esta idea perdura en el tiempo hasta que algunos pueden llevarla a cabo, otros se dan cuenta que no es lo que quieren y finalmente hay otros (entre los que me incluyo) que descubren que para estar junto al sujeto de cuidado no hay que ser medico.....hay que ser enfermer@, pues solo asi se puede estar junto a aquel que requiere del cuidado, la asistencia y el acompañamiento en la busqueda de la recuperacion de la Salud. quizas para lograr que los medicos recuperen esas cualidades perdidas....deberian empezar siendo enfermeros.....Gracias !!! Daniel Flichtentrei,
Lic. Yolanda Usteris   Hace más de un año
!POCOS COMO EL DR DANIEL REVALORIZA EL ROL DE LAS ENFERMERAS/OS ,SE CAPACITAN CON GRAN ESFUERZO Y TRABAJAN CON ESCASOS INSUMOS Y ENORME VOLUNTAD! PARA MEJORAR LA ATENCION EN SALUD PUBLICA ESTIMULEMOS SU JERARQUIZACION !
Dr. Santos Delgado Bonilla   Hace más de un año
Realmente es una tristeza ver como una relacion tan estrecha que se mantenia con nuestro personal de enfermeria se haya vuelto solo un hilo necesario para asistir a nuestros pacientes, generado por las displicencias de nosotros los medicos, es muy acertado el articulo, mi reconocimiento enorme a aquellos que saben reconocer nuestra dependencia a tan noble labor. El conocimiento necesita no solo manos, si no corazon y ello lo tienen las enfermeras, nosotros lo tenemos, pero con la tendencia a dar siempre a cuenta gotas.
Lic. Susana Spinelli   Hace más de un año
Maravilloso. Realmente un placer leer articulos como este. Llevo 26 años de profesión y hacia rato que no me sentia tan identificada con "Manuela".
Gracias por sus palabras!!!
Lic. Sofia Milanesio   Hace más de un año
Afortunadamente todavía existen médicos como el Dr Daniel,capaces de ver la diferencia entre el curar y el cuidar, después de 30 años de enfermería opino que en ocasiones es más terapéutico un apretón de manos,una sonrisa o una caricia que el más sofisticado de los antibióticos, espero que haya muchos médicos como él ,que reconozcan la labor de los profesionales enfermeros.
Lic. Sofía Milanesio
Dr. rolando pacheco zamorano   Hace más de un año
A los que vivimos en hospitales,el magnífico comentario nos reinserta en una realidad siempre implícita: tenemos a nuestro lado excelentes seres humanos y generalmente no les damos el valor adecuado. Gracias a ellas (os), desarrollamos nuestro trabajo y somos testigos del sacrificio cotidiano que desempeñan. Solidariamente: mi humilde reconocimiento y...¡GRACIAS!...
Téc. Paola Marina Cruz   Hace más de un año
Gracias Dr, gracias por su respeto y reconocimiento a nuestra profesión. Resulta extraña porque no es lo una habitualmente está habituada a escuchar... es maltrato hacia nosotras es lo normal.
Ojalá muchos y muchas piensen y actuen como usted.
un abrazo.

Srta. Beatriz Verónica Peláez   Hace más de un año
Solo agradecer al Dr Daniel por habernos pintado con los mejores colores que tenia en su paleta.
Creo que èl debe ser un gran hombre, porque solo un gran hombre puede llegar a ver con su vision aguda los pequenos y bellos detalles que supo visualizar de nosotras y màs aun, un gran hombre por no tener verguenza de contarlo y compartirlo con todos.
Y por ultimo decirle que sus palabras nos estimulan y nos fortalece. Muchas Gracias!
Dra. silvana maria di settimio   Hace más de un año
Es muy gratificante saber que hay colegas que piensan y sientan asi, sin ellas no podriamos ayudar a nuestros pacientes, son el engranaje necesario y preciso para hacercarnos a ellos, y nos demuestran que el conocimiento academico no alcanza, que si no abrimos nuestro corazon y tambien nuestra mente, no llegamos realmente a entender ese mundo que son nuestros pacientes. Muchas gracias es poco para todas nuestras Manuelas, espero siempre tener una a mi lado.
Sr. Jose Manuel Fernandez Siles   Hace más de un año
Estimado Doctor , solo le quiero decir " GRACIAS "
Dr. Jefferson Leonel Ojeda Reyes   Hace más de un año
Excelente comentario y muchas gracias por todo su apoyo y colaboracion, son un pilar indispensable en nuestra tarea de servir a la salud y por la salud
Dra. Deine Berta Gil   Hace más de un año
Espero no perder nunca la sensibilidad para con paciente, para con el ser humano que tenemos frente a nosotros en cada consulta, y doy gracias por haber sido enfermera antes que médica. Puedo asegurar que es una profesión inmensamente gratificante, no por el "gracias que podemos oir", sino por esa mirada agradecida de nuestros pacientes, aun cuando lo único y todo lo que pudieramos hacer por ellos, es sostenerles la mano, eso es lo que no nos ensenan en la facultad de medicina.
Lic. Enrique Mansilla   Hace más de un año
Lic Mansilla Enrique
La verdad agradezco sus palabras. mis lagrimas no pudieron contenerse mientras las leia. Gracias soy del sur de argentina y siento que esta es una realidad entodos los hospitales del mundo.
Gracias eternamente gracias a todos aquellos medicos con los que tuve la posibilidad de trabajar en noches dificiles como navidad y año nuevo, donde las tristezas y alegrias siempre estan presentes. Donde yo tuve la posibilidad de ser parte de un equipo de salud,donde las 12 de la noche nos encontro reanimando a una persona en paro. En fin muy lindos recuerdos, es gratificante ser escuchado, pero tambien es necesario que algunos de sus colegas entiendan que cada uno suma desde su rol,la enfermera jamas sera medico y el medico jamas sera enfermera. Tan simple como esos.
Dra. Stella Maris Palermo   Hace más de un año
Hermoso artículo, mas real imposible, aquel que no aprendio algo de una enfermera/o , nunca aprendio nada,creo que si alguíen en este planeta tiene vocación de servicio real y auténtica son las enfermeras/os,siempre recuerdo una frase que me dijo una enfermera en mis primeros años de médica "tráte a los pacientes como quisiera que lo traten a usted". gracias, muchas gracias por estar siempre.
Enf. Nilda beatriz tapia Tapia   Hace más de un año
Estimado Dr, su comentario me robo lágrimas de emoción e identificación ojala siempre seamos reconocidas tanto por los médicos como la sociedad misma, ya que no solo tomamos la presion o ponemos chatas como muchos creen, sino tambien que debemos esforzarnos en estudiar, capacitarnos participar de ateneos, jornadas etc. y sacrificamos el tiempo con nuestras familias, pero asi y todo lo que hay en nuestra labor , si naciera de nuevo elegiria mi amada profesión
Cordialmente Enf Tapia Nilda
Srta. Jimena Sampó   Hace más de un año
muy hermoso lo que ha escrito...
yo tengo poco tiempo de profesion, solo casi dos años de enfermera, hoy recorde algo que me preguntaron en el trabajo el domingo, algo que nunca me preguntaron antes.... te gusta lo que haces??? y dije que si...

tengo mucho que recorrer todavia en mi joven vida,... y espero con el tiempo juntar anecdotas que un dia se puedan comparar con lo que usted comenta en este texto....

saludos

Jimena
Dr. Cesar Alejandro Mejia   Hace más de un año
A lguien tenia que hacerlo y escibirlo como lo hizo el Dr.daniel flichtentrei;sus vivencias ,sus triunfos y derrotas en el hospital nos debemos a todas aquellas ""manuelas'" vestidas de blanco y lo que me gustaria agregar un versiculo de Proverbios 31:29 MUCHAS MUJERES HICIERON EL BIEN;MAS TU SOBREPASAS A TODAS.
Lic. Monica Mabel Rodriguez   Hace más de un año
Gracias por expresar su reconocimiento, me conmovio hasta las lagrimas. lo hare llegar a mis colegas. hay tantas cosas que se piensan pero no se dicen, importantes, constructivas, que pueden afianzar el espiritu de equipo construyendonos.
Muchisimas gracias
Dr. Ricardo Skilton   Hace más de un año
Quiero compartir mi agradecimiento, a todas aquellas que acompañaron los buenos y malos momentos de mi profesión; fundamentalmente a las que me protegieron como enfermo.-
Dra. Gisela Vanesa Valentini   Hace más de un año
dr, antes que nada debo decirle que me encanto haber tenido la oportunidad de escucharlo en persona, en el simposio de hta del litoral. Realmente me da ganas de seguir avanzado en esa dificil profesion, cuando me doy cuanta que todavia existe un medico de esta clase. un profesor de cirugia hace unos años me dijo que nosotros debemos intentar ser buenas personas, para que por fin cumplamos el objetivos de ser bueno medicos. con semejantes reflexiones que nos regala, no creo que venga de una pers diferente a la que ese querido prof nos queria transmitir.
desde ya muchas gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Sra. Maria Esther Campos Saldaña   Hace más de un año
Con todo respeto, es necesario comentar que ya tenemos tiempo de no ser la mano derecha del médico, la profeción de enfermería al igual que todas las profesiones no pueden ser la mano de nadie, somos colaboradoras de los medicos, estamos ocupando espacios importantes gracias a la preparación que dia a dia, lo anterior por el comentario del dr pino lerma.
gracias por el espacio
Srta. Blanca Leticia García González   Hace más de un año
Leticia García, soy enfermera.
Han sido muy pocos los médicos que he escuchado que reconocen el desempeño de nosotras las enfermeras y más que han aprendido algo de nosotras. Al leer este artículo, estoy segura que he cumplido no solo como los pacientes sino también con los compañeros de trabajo. Felicitaciones por este artículo que nos insta a seguir luchando por lo que nos gusta hacer servir a otros.
Sra. Gladys Beatriz Moyano   Hace más de un año
El artículo es muy emotivo y nos brinda el reconocimiento a todos los que desempeñamos nuestra profesión con empatía, haciendo lo que elegimos gustosamente1
Dr. dr roberto pino lema   Hace más de un año
que bueno que alguien se ocupe de nuestras manos derechas.que dificil es reconocer el valor de la gente que se dedica a prestar sus servicios con altruismo.para todas ellas me sumo a agradecer su labor ya veces su ensenanza o darnos el alerta
Sra. Adriana Molina   Hace más de un año
MUCHAS GRACIAS DR POR VALORAR NUESTRA TAREA DE ACOMPAÑAR A NUESTROS PACIENTES Y TAMBIEN ACOMPAÑARLOS A USTEDES LOS MEDICOS. GENERALMENTE NO ES RECONOCIDA NUSTRA LABOR Y MUCHO MENOS BIEN REMUNERADA, PERO LA MAYORIA DE TODOS NOSOTROS LO HACEMOS POR VOCACION Y CON GRAN DIGNIDAD. YO ME SIENTO ORGULLOSA DE SER ENFERMERA EN ESTE PAIS AUNQUE EN EL DIA A DIA ME DESTRATE. BESOS PARA TODOS LOS COLEGAS Y ENORMES ABRAZOS PARA UD DOCTOR
Lic. Angela Arias Medranda   Hace más de un año
Me hubiera gustado tener alas para llevar a cada una de mis colegas este articulo, por que se que de manera alguna ayudara a mantener ese don que muchas veces pensamos que ya no tenemos por las multiples funciones que se nos asignan.
Compartire esto con mis estudiantes de enfermeria para que noten cuanto bien pueden hacer estas/os profesionales en la vida de las personas y no escatimen esfuerzos en lograrlo.
Gracias a quien recordò nuestra labor.
Dr. jose fernando betancourth fernandez   Hace más de un año
realista ese articulo..sin la ayuda diaria de las enfermeras las instituciones hospitalarias,centros desalud no podrian seguir..
Lic. Betzaida Salomet Cerezo Leal   Hace más de un año
Lcda: Betzaida cerezo Leal (Ecuador)

Considero que no hay nada mas reconfortante, pero sobre todo alentador que las personas reconozcan nuestro trabajo
Sin desmerecer las otras profesiones creo que esta es la mas completa, dentro de un solo ser humano.
Donde no solo aplicamos lo fisico, espiritual, pero sobre todo la calidad humana.
Nuestra lucha es ardua pero no imposible gracias a los esfuerzos propios, y a personas de gran corazón como el Sr.Dr Flichtentrei vamos avanzando.
Compañeras si leen mi mensaje, la única forma de progresar es con CONOCIMIENTOS y un gran CORAZON en todo lo que hacemos, solo así estaremos donde queremos.
EL RETO ES GRANDE, pero ya habemos millones que pasamos el umbral que esperas para pasarlo.
Lic. Eloina Ruiz Sanchez   Hace más de un año
Gracias por sus comentarios. Enfermeria ha luchado dia con dia para erradicar la vision de ser solo la mujer "vestida de blanco, abnegada y sumisa" ha logrado niveles educativos a la par que toda profesion, es importante que en ese desarrollo no olvide la esencia, la razon de ser "el cuidado holistico" y que se visualice como la profesional integrante de un equipo de salud en la toma de decisiones, para lograr objetivos comunes que es el bienestar del usuario de un servicio. al reconocerse por si misma, es reconocida en su ambito laboral. seguimos con ese reto.
Sra. Maria Esther Campos Saldaña   Hace más de un año
Dr. sus comentarios hacen que mi espiritu se nutra, amo mi profesión y ademas de ella vivo,en el devenir de la profesión me toco vivir de manera intensa en trabajo en equipo, hombro con hombro junto al medico, en las buenas y en las no tan buenas, actualmente me entristece observar como existe una brecha en esta relación medico-enfermera que afecta de manera directa a nuestros pacientes.
gracias a nombre de todas las enfermeras de corazón
Lic. Damaris Morales Concepción   Hace más de un año
Gracias por reconocer nuestra labor y que al igaula que el medico somos parte importante , en la recuperación del paciente. Si todos pudieramos reconocer que somos un equipo que buscamos un solo objetivo, creo que podriasmos realizar una mejor labor, donde el paciente seria el mas beneficiado. Y las relaciones interpersonales mejorarian mucho creando un ambiente de trabajo, mas cordial.
Lic. Roberto Burgos   Hace más de un año
Estimado Dr. Daniel Flichtentrei:
Gracias, por quizás, plasmar sus pensamientos en ese articulo, nos hace sentir que somos valorados, como queremos, en estos momentos tan oscuros y desicivos, en los cuales, esta profesion esta atravesando
Un saludos cordial.
Lic. Mariana Vega   Hace más de un año
realmente se agradecen artículos expresados con tanto cariño, la vida nos lleva a compartir tantos momentos con colegas enfermeros, médicos, técnicos y tantos componentes del equipo de salud que se torna un segundo hogar el ámbito laboral, y nuestra carrera encierra tanto amor para brindar es tan amplia porque los que trabajamos en hospitales sabemos que hoy estamos con niños y mañana con abuelos, ojalá se respetase nuestra profesión y se le diera el lugar que merece sin dejar de tener el contacto con aquel que nos necesita, sinceramente muchas gracias .
vega mariana
enfermera
Lic. Silvia Zulema Calderon   Hace más de un año
La verdad esta nota me emocionó hasta las lágrimas, ojalá todos los médicos pensaran igual, y aunque a veces somos maltratadas e ignoradas por ellos, seguimos nuestra tarea silenciosamente, porque aunque no lo digan sabemos que también nos nesecitan, porque todo el mundo en algún punto nesecita ser cuidado y el cuidar es la esencia de nuestra profesión.
Dra. Patricia Martinez   Hace más de un año
Me encantó . Ojalá todos los médicos pudieramos lograr este crecimiento personal que le hace tanto bien a las Manuelas como a nosotros.
Lic. Elba Haydee Galvan   Hace más de un año
es un mensaje movilizante, comparto lo dicho por la colega virginia acuña
Dr. Karl Erwin Schweinfurth   Hace más de un año
Es importante que alguien escriba así. Y recordar lo que facil se nos olvida. Vale la pena, para compartir con mis colegas y mis Manuelas.

Sra. Elva Maidana   Hace más de un año
es reconfortante leer estas cosas,a veces pensamos que nadie reconoce la labor de la enfermera,pero hay gente que son pocas,que nos reconforta seguir adelante con un solo objetivo,la atencion de nuestros semejante impotente ante la enfermedad.
Dr. miguel oneto   Hace más de un año
El articulo es un magnifico relato de alguien que entiende al al projimo y los describe con calidad y altura.
El Dr. Flichtentrei hizo un gran aporte a la relacion con las enfermeras.
Se lo agradezco y lo felicito
Sra. Miriam Itati Coutinho Da Silva   Hace más de un año
Gracias Dr son muy pocos sus colegas que nos tienen de esa forma en cuenta llevo 25 años en la profesion, pero muy pocas veces valorada por Uds nuestra parte humana, ojalà existieran muchos como Ud. y no seriamos simplemente las personas que colocamos sueros, analgesicos y chatas, tambien somos profesionales que asistimos a jornadas, seminarios y congresos, y los que a veces le recordamos que se equivocvaron en la dosis de alguna medicacion dejando de lado nuestra flia, navidades, cumpleaños y como yo y otras compañeras que vimos crecer durmiendo a nuestros hijos , ya que la mayoria tenemos dos trabajos, por los magros sueldos que cobramos.
MILLONES DE GRACIAS DR POR PENSAR EN NOSOTRAS
Miriam Coutinho Da Silva
Dra. Susana Carina Barale   Hace más de un año
Dr.Daniel Flichtentrei:
Cuantas experiencias, matecitos,pena y alegrías,noches de tormenta y Navidades que pasan por nuestras vidas compartidas con muchas "Manuelas".
Realmente has pintado tu aldea y con ella al mundo.
Sra. Dolores Martinez Alaniz   Hace más de un año
Hola a todos. Que un médico realice esta reflexion, es gratificante, por varios motivos. uno, porque muchas veces el "modelo medico hegemónico", impide pensar que somos un EQUIPO DE SALUD, otro motivo, ese mismo paradigma biologista y tecnocrático, ubica al médico y su soberbia por encima de los demás profesionales y esto es una deformación académica. Podría seguir enumerando al respecto y no quiero agobiarlos. Muchas gracias por su reconocimento, aunque, disculpeme, esto debería ser lo común, en todos los profesionales.

Lic. es Enf. palmira dolores martinez
Sr. Fernando Carlos Rolando   Hace más de un año
Hola buen dia a todos el articulo me parecio muy bueno....ya que es una profesion que no tiene tanto reconocimiento social y de esta manera es un forma de aportar.muchas gracias.
Dr. Luis Alfonso Pinto Cruz   Hace más de un año
Muy buen artículo ellas se lo merecen
Lic. Virginia Rosana Acuña   Hace más de un año
Dr Flichtentrei:
Un gesto noble de su parte, es considerar a mis colegas y a mí de esta forma. Sus palabras expresan sensibilidad.
La mayor parte del tiempo estamos tan inmersos en nuestro trabajo cotidiano que nos olvidamos del rol que desempeñamos para muchos pacientes.
Me siento particularmente halagada...sus palabras reconfortan...refrescantes como un oasis!
Muchas gracias!
atte. Enf Acuña Virginia
Sra. Carmen Rosa Mázere   Hace más de un año
Excelente!!, me senti muy conmovida por el articulo, principalmente porque es todo verdad. las enfermeras que tenemos muchos años de trabajo sabemos de esto.
Srta. Cynhia Lorena Conde   Hace más de un año
Enfermera :Cynthia Conde
Realmente me conmovió este mensaje y si bien no somos lo mismo creo que perseguimos las mismas metas en todo lo relacionado con el paciente . Por lo tanto ambas profesiones deberian esforzarse en buscar ,el complementarse en el quehacer diario ;sin dejar de lado las demostraciones ,de solidaridad ,humildad y respeto que tanto bien hacen a todos
Lic. María Elena Paladines Parra   Hace más de un año
Es reconfortante leer este tipo de declaraciones, para una Enfermera/o,nos impulsa a seguir adelante, brindando ese apoyo emocional, que tanta falta hace para mitigar en algo el dolor y el desasosiego que sienten nuestros enfermos.
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014