IntraMed - Noticias médicas - Durmiendo con el enemigo
Es mejor discutir con la pareja que reprimir el enojo | 17 MAY 08
Durmiendo con el enemigo
Contener la ira aumenta la mortalidad.
Fuente: La Nación 

Estudio en EE.UU.

Hace tiempo que el estado civil se coló en las historias clínicas y el estrés conyugal se convirtió en un factor de riesgo de numerosas enfermedades. La novedad, esta vez, proviene del Departamento de Psicología de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, donde el profesor Ernest Harburg estudió durante 17 años los códigos de interacción de 192 parejas.

La búsqueda se circunscribió a un dato puntual: cómo reaccionaba cada uno frente a una agresión verbal considerada injusta. La cuestión era si reprimía o no la ira.

Las conclusiones fueron terminantes: en las parejas cuyos integrantes suprimían sistemáticamente los enojos, el índice de mortalidad temprana, principalmente por factores cardiovasculares, fue del 23%. Pero entre los miembros de parejas capaces de enfrentar el conflicto, consensuar diferencias y resolver las crisis, fue de sólo el 6 por ciento.

En diálogo con LA NACION, el profesor Harburg agrega: “En una persona que se siente atacada injustamente se dispara un sentimiento automático de ira. Si la suprime, la ira se internaliza y comienza un proceso rumiante de repetición mental de las imágenes de la pelea, que finalmente se convierte en resentimiento. Si esta conducta persiste, desequilibra todo el funcionamiento corporal".

Durmiendo con el enemigo

La expresión química del enojo fue objeto de numerosas investigaciones; entre ellas, varias realizadas por el equipo de Janice Kiecolt Glaser y Ronald Glaser en la Universidad de Ohio, Estados Unidos. Un estudio comparó el funcionamiento neuroendocrino de 90 parejas durante el primer año de matrimonio y diez años más tarde: las concentraciones sanguíneas de las hormonas del estrés habían trepado considerablemente en las parejas en crisis.

Otro estudio, publicado en la revista Archives of General Psychiatry , demostró cómo las relaciones hostiles modulan la producción de ciertas sustancias corporales que intervienen en el proceso de cicatrización.

"La ira reprimida, la imposibilidad de canalizar adecuadamente el enojo y las interacciones hostiles dentro de la pareja son fuentes de estrés con un poder devastador, que se refleja en una variada gama de síntomas físicos y psíquicos", dice Patricia Faur, coordinadora del posgrado de psiconeuroinmunoendocrinología de la Universidad Favaloro.

Esta psicóloga, que sintetizó su trabajo clínico sobre relaciones afectivas tóxicas en su libro Amores que matan (Ediciones B.), define el estrés conyugal como un proceso de desgaste de la comunicación, que se mide a través de la presencia de ciertos indicadores de hostilidad explícita o implícita en los gestos cotidianos: violencia verbal y no verbal, descalificación, sarcasmo, burlas, ironía, silencios, manejo y control del dinero y la sexualidad.

Estos rasgos, que inicialmente pueden estar presentes en discusiones abiertas, se van convirtiendo en rasgos estables de la relación y van instalando el maltrato psicológico como algo natural e invisible. De eso no se habla.

La palabra es salud

El resentimiento tiene un poder demoledor y, si queda dentro del cuerpo, lo enferma. Pero el antídoto no parece consistir en liberar abiertamente los rencores y lanzarse a la pelea. "No se trata de expulsar la ira como sea", alerta la psicoterapeuta.

La hostilidad en los vínculos tiene una historia. Para desandarla y convertir una relación tóxica en otra saludable, los profesionales consultados coinciden en la necesidad de construir un nuevo esquema de comunicación, capaz de atravesar el silencio, enfrentar el conflicto y resolverlo consensuando las diferencias.

"Reprimir la ira es impedir la resolución del problema, pero la forma de expresarla tiene sus límites", aconseja Ernest Harburg. Y especifica algunas reglas de comunicación que ayudan a manejar los conflictos dentro de la pareja:

    * Desarrollar una escucha saludable: no pensar en otra cosa mientras el otro está hablando; no interrumpirlo (solamente puede hablar uno por vez); calmar los sentimientos negativos enfocando la mente en el contenido intelectual de la conversación; tratar de ignorar transitoriamente aquellos rasgos del otro que resultan molestos, y abrir la agenda de temas hasta consensuar algún acuerdo que restaure el sentimiento de justicia.

  * Expresar la ira en el momento de la discusión, evitando toda conducta violenta, que sólo exacerba el problema en lugar de ayudar a resolverlo. 

"Es más saludable hablar que no hablar", define Patricia Faur, pero aclara que cómo decir es tan importante como qué decir.

Sin lastimar

"Si bien la comunicación tiene que ser honesta y directa, sin ambigüedades, no tiene que lastimar. A veces, es eficaz acercarse al dolor del otro y tratar de entenderlo, en lugar de utilizar el conocimiento sobre sus debilidades para golpear justo ahí, donde se sabe que más duele", alerta, y realza el potencial no sólo de las palabras, sino también de los silencios, de convertirse en sustitutos de la acción.

"Callarse es una forma de mantener el control; es un gesto de violencia emocional, que no sólo evita la discusión, sino que simbólicamente está demostrando una falta de registro del otro, porque una cosa es el silencio del que está escuchando participativamente y otra muy distinta el silencio controlador o evitativo, que reprime en el otro una necesidad de hablar y ser escuchado, con efectos muy tóxicos."

Y concluye describiendo el escenario que se despliega al cruzar la frontera entre la discordia conyugal y un buen vínculo de pareja: "En las relaciones sanas, se puede opinar sin temor de herir ni de ser herido; no hay descalificaciones ni críticas veladas; la comunicación es directa y franca. No se calla nada porque no se le teme al trabajo emocional y se aceptan las discusiones y los desacuerdos porque se toleran las diferencias".

Por Tesy De Biase
Para LA NACION

Sin consenso a la vista

El consenso no figura en el diccionario conyugal de Berta Hernández. Ella es mexicana, educadora, autora teatral y "una apasionada de la vida: me gusta toda la literatura, cuanto más ficcional mejor, cualquier tipo de música, soy chismosa y desestructurada".

El es argentino, ingeniero. "Sólo se interesa por los textos científicos, no escucha otra música que la clásica, es discreto y estructurado." Sin embargo, hace 18 años que conviven satisfactoriamente.

¿Discuten? "¡Discutimos todo! ¡Y todo el tiempo! Cuando éramos jóvenes nos pasábamos discutiendo si era más importante la filosofía o la ciencia y jamás llegábamos a un acuerdo, pero esto nunca me preocupó, porque en las cosas importantes sí estábamos de acuerdo, sin necesidad de pelear para alcanzar un consenso."

Sin embargo, en un tema, Berta es intransigente con las diferencias: los hijos (un varón de 16 y una niña de 11).

"Soy una madre leona y no estoy de acuerdo con la forma en que mi marido entiende la adolescencia. El quiere niños perfectos y tiene críticas y exigencias hacia nuestro hijo mayor que yo considero injustas. En este punto estamos peleados y no hay acuerdo posible. No sé si esto es tener una pareja sana o no y si mi forma de encarar las diferencias alargará o acortará nuestras vidas, pero creo que si él no modifica este aspecto no estoy segura de que la pareja sobrevivirá la adolescencia de nuestros hijos."

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Dr. alex augusto navarrete montero   Hace más de un año
AHORA YA LO ENTIENDO, LUEGO DE UNA LARGA LUCHA CONTRA UNO MISMO, EN VERDAD QUE LO MEJOR PARA LA PAREJA ES CONVERSAR, EVITAR QUE EL ENOJO LLEGUE A LA IRA, O PEOR QUE LA IRA SE ACUMULE Y CONLLEVE A REACCIONES MÁS FUNESTAS. MI CASO EN ESPECIAL, YO ME HICE ADICTO A LA IRA, Y CLARO QUE ME DA VERGUENZA EN DECIRLO, PERO GRACIAS A DIOS Y LUEGO DE MUCHAS PRUEBAS Y PENAS HE SALIDO ADELANTE, AHORA PUEDO DECIR, QUE LO MEJOR DE MI VIDA HA SIDO ESTAR CASADO, PODER COMPARTIR CON ALGUIEN MIS PENAS MIS ALEGRIAS, MIS FRACASOS Y FRUSTRACIONES, DIOS ME DIO LA MEJOR MUJER DEL MUNDO, CON LA QUE PIENSO VIVIR HASTA CUANDO ME MUERA, Y AUN MÁS SI ES QUE ELLAS LLEGA A IRSE PRIMERO O SI YO ME VOY ANTES SIEMPRE LA CUIDARE DESDE LO MÁS ALTO. LA IRA ES LO PEOR NO SOLO PARA LA PAREJA SINO PARA LA PERSONA, SE CONVIERTE IGUAL QUE UN ADICTO A LAS DROGAS O AL ALCOHOL EN LO PEOR DE LA SOCIEDAD, LO PRIMERO ES ACEPTAR QUE SE TIENE UN PROBLEMA Y YO LO ACEPTE Y ESTOY EN PROCESO DE CURACIÓN, AL IGUAL QUE TODAS ESTAS ADICCIONES LAS ENSEÑANZAS Y REMEDIOS SON PARA TODA LA VIDA. DE IGUAL FORMA ME FALTARA TIEMPO Y VIDA PARA AGRADECERLE Y DEMOSTRAR A LA PERSONA MÁS BELLA QUE DIOS ME ENTREGÓ QUE LA AMO CON TODA MI ALMA.
LA FAMILIA ES LO UNICO QUE DIOS PIDE QUE CONSERVEMOS, QUE LUCHEMOS POR UNIRLA Y FORTALECERLA A PESAR DE TODO, PUES ES EL QUIEN NOS BENDICE Y AYUDA.
LA COMPRENSIÓN, EL RESPETO, LA SYUDA AL PROJIMO, HACEN QUE EL HOGAR SE FORME Y MÁS QUE TODO EL EJEMPLO QUE DEMOS A NUESTROS HIJOS ES LO QUE NOS VA A DAR EN EL FUTURO MUCHAS SATISFACCIONES.
CUANDO TENGAN IRA ACUDAN A DIOS Y A USTEDES MISMOS, Y LES PROMETO QUE EL HARÁ DE USTEDES LO REALMENTE SON GRANDES Y BUENAS PERSONAS.
GRACIAS MI DIOS POR RESCATARME
GRACIAS AMADA ESPOSA POR ESTAR CONMIGO
TE AMO, TE AME Y TE AMARÉ POR SIEMPRE. TU M AMADO ESPOSO
Sra. Flor Celeste Medina Langarica   Hace más de un año
es dificil una vida asi, en lo personal estoy pasando exactamente lo que trata el documento. mi ira esta reprimida y cai en depresion. me siento muy mal y no quiero que repercuta o afecte mi vida, mi relacion social y mi mente. DESEO QUE NINGUN SER HUMANO PASE POR ESTA SITUACION... y si tienen la felicidad a su lado no la dejen ir. LUCHEN POR ELLA!!!
Dra. Sandra Ivett Villa Blancas   Hace más de un año
WOW...Alex pues si que te enojaste...y como dices, al parecer estas viviendo un infierno. Creo que te proyectaste sin necesidad. Yo me refería a que las tareas de crianza están primordialmente desarrolladas por la mujer, y en eso me parece que estaremos de acuerdo. No sé porque tenías que sacar temas como terceros en discordia, humillaciones, etc. Por lo que veo, no estas nada contento con tu matrimonio y eso provoca infelicidad en muchas otras áreas. Como comentario adicional....ni siquiera estoy casada, y estoy muy feliz.
Dr. alex augusto navarrete montero   Hace más de un año
NO ESTOY DE ACUERDO CON ESO. CUALES ROLES, QUE LES PASA, DE IGUAL FORMA QUE LOS HOMBRES TRABAJAMOS LAS MUJERES TRABAJAN, Y POR TAL MOTIVO SE DEBEN DIVIDIR Y COMPARTIR QUE ES LO FUNDAMENTAL LAS TAREAS, PERO NO ES JUSTO QUE EL UNO DISFRUTE MIENTRAS EL OTRO SE SACRIFICA, ADUCIENDO QUE ESO ES LO LEGAL Y QUE ES OBLIGACIÒN. PERDONEN CUAL OBLIGACIÓN, QUE LES ESTAMOS ENSEÑANDO A NUESTROS HIJOS, QUE TODO LO QUE ELLOS PIDEN SE LES ENTREGUEMOS, MAL, ENTONCES ELLOS NO RECONOCERÁN NADA, SERÁN DESAGRADECIDOS, NO CONSIDERÁN A NADIE Y PEOR A ALGUIEN QUE LES QUIERA, Y SI SE ATREVEN A CASAR CON ESTE TIPO DE GENTE, SI UNO NO ESTÁ DE ACUERDO CON LO QUE DICEN, LE ENFRENTAN, BUSCAN LA FORMA DE HACERLE SENTIR MAL, LE HUMILLAN, O SIMPLEMENTE SE CIERRAN EN UN FRASCO QUE NADIE LES PUEDE SACAR, ENTONCES COMO PUEDE SER LA COMUNICACIÓN FACTIBLE CON ESTAS PERSONAS. QUE LO ÚNICO QUE ENTIENDEN ES CUANDO SE LES CONSIENTE TODO SE ESTÁ BIEN , Y CUANDO NO, RESULTA QUE SOMOS LOS ENEMIGOS O LOS MALOS DE LA PELÍCULA. EXPLÍQUENME ENTONCES CUALES SON LOS ROLES, PARA VER SI YO PUEDO TOMAR UNO. POR QUE ME IMAGINO QUE EL ROL QUE SE REFIEREN LAS COLEGAS ES QUE EL MARIDO ES EL QUE SE VA CON SUS AMIGOS, EL QUE NO CUIDA A SUS HIJOS Y DELEGA TODO TIPO DE RESPONSABILIDAD A SU ESPOSA, JA JA, ENTONCES PORQUE ESTAS MUJERES NO SE PONEN A PENSAR POR QUE ES ESTO. SERÀ QUE SUS ESPOSOS SIEMPRE FUERON ASÍ, O ES QUE EN LA CASA DE ELLAS NO EXISTEN LÍMITES QUE SE DEBEN RESPETAR, O ES QUE DE PARTE Y PARTE NO ENCUENTRAN ACUERDOS Y DEJAN TODO SOBRE ENTENDIDO, O QUE TAL SI ENTRE ELLOS EXISTE UN TERCERO MÁS. POR FAVOR RESPONDAN. DE MI PARTE YO NO ESTOY TAN FELIZ CON EL MATRIMONIO, Y ESPERO QUE MI TIEMPO DE VIDA SEA AÚN MAS CORTO PARA QUE ME SAQUE DE ESTE INFIERNO
Dra. Sandra Ivett Villa Blancas   Hace más de un año
Analia es la historia sin fin. En la teoria los concejos de dialogo suenan muy bien, pero en la práctica es siempre la mujer quien lleva la carga de la crianza, y sí, aún los fines de semana, aún cuando tengas 2 o 3 trabajos. En latinoamérica es así. Por supuesto que mereces descanso los fines de semana. Cuando baje el enojo estarán mejor. pero desgraciadamente los roles aún estan bien delimitados.....y como dice el texto...habrá que sobrevivir a las diferencias.
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014