Enfermedades de la piel | 17 ENE 07

Pitiriasis rosada

La pitiriasis rosada (PR) es una enfermedad aguda, autolimitada, pápuloescamosa comúnmente observada en niños sanos y adultos jóvenes, aunque puede desarrollarse a cualquier edad.
2
Autor: González L; Allen R; y col. Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dra. Geraldina Rodriguez International Journal of Dermatology. Volúmen 44 I: 9 Página 757- Septiembre 2005.

Aproximadamente el 75% de los casos se observan entre los 10 y 35 años de edad. No obstante el rango etáreo es de 3 meses a los 83 años. Ocurre típicamente durante la primavera. Se estima que involucra el 2 % de las consultas dermatológicas. La enfermedad desaparece usualmente luego de 6 a 8 semanas.
La etiología es probablemente viral, aunque no se aislaron organismos específicos. La placa heráldica inicial puede aparecer en sitios de trauma, como picaduras de insecto. Esto puede representar una puerta de entrada para un agente infeccioso. La resolución espontánea, y la recurrencia en aproximadamente el 3 % de los pacientes presumen una etiología viral.

Estudios recientes focalizaron en el rol del herpes virus 6 y 7. En trabajos actuales se encontró evidencia de infección activa sistémica por ambos herpes virus 6 y 7, en piel lesionada, no lesionada, saliva, células mononucleares en sangre periférica, y en suero de pacientes con PR.  Estos virus pueden adquirirse  en la infancia temprana y permanecer latentes en mononucleares de sangre periférica, principalmente CD4 y saliva.  Muchas drogas pueden causar una erupción tipo pitiriasis rosada (tabla 1).  En la mayoría de éstos casos la enfermedad en extendida y prolongada. También se propone una etiología psicosomática, donde la PR tiende a presentarse en personas con estrés elevado.

El signo inicial más común de la enfermedad es la aparición de una mácula o pápula rosada, usualmente en el tronco o cuello, que se expande hasta medir aproximadamente 2-10 cm., se la denomina placa heráldica.  Típicamente es de color eritematoso en el centro, rodeada por un borde rosado elevado, con escamas finas. Se la encuentra aproximadamente en el 80% de los casos.  Aproximadamente el 5% de las PR típicas son precedidas de cefalea, malestar abdominal, fiebre, decaimiento y artralgias.  Días o semanas posteriores a la aparición de la placa heráldica, aparecen máculas diseminadas, esto puede variar desde horas hasta 3 meses.  Esta erupción pápuloescamosa aparece en zonas del cuerpo cubiertas por ropa, son múltiples, ovales, de 0.5-1.5 cm., máculas, pápulas, placas y ocasionalmente vesículas. Son bilaterales y simétricas, configurando la distribución en árbol de Navidad. Las máculas tienen una región central rosada con finas escamas, rodeado de un borde más oscuro con escamas que se llama collarete.  La distribución típica es el tronco, abdomen, y parte proximal de extremidades.  No obstante las lesiones pueden aparecen en cualquier parte del cuerpo hasta en las palmas.  El prurito es relativamente común, y es severo en el 25 % de los pacientes.

La PR se desarrolla en 2 semanas, momento en el cuál alcanza su mayor intensidad. Esta etapa de diseminación resuelve lentamente en las siguientes 2-4 semanas.  El compromiso oral es poco común.
Existen variantes atípicas de PR, la localizada se limita a la parte inferior del abdomen, pecho, cuello, axila, cuero cabelludo o ingle.  También pueden ubicarse en palmas y plantas. La variante inversa, las lesiones están concentradas en la cara, y parte distal de extremidades, con mínimo compromiso del tronco.  Es más frecuente en niños.  En casos severos, la PR puede acompañarse de fiebre, mal estado general, anorexia y linfoadenopatía localizada en región cervical anterior. Una variante rara llamada unilateral, no pasa la línea media.  Cuando se encuentran pocas pápulas o placas grandes, puede corresponder a la pitiriasis gigante.  Si éstas placas coalescen, la enfermedad se llama pitiriasis circinada y marginada de Vidal.  La pitiriasis rosada irritada es una variante compuesta por máculas típicas en localizaciones atípicas (muñecas y pies), que experimentan cambios por excesiva irritación y humedad.

La apariencia de las lesiones también pueden ser atípicas, PR papular, PR vesicular, PR pustular; PR urticaria, Y PR purpúrica. Pueden carecer de escamas. La PR vesicular es más frecuente en niños y jóvenes.

La biopsia de piel ayuda a confirmar el diagnóstico. Muestra un patrón de dermatitis perivascular superficial. Los criterios diagnósticos incluyen tres características: máculas discretas circulares u ovales, escamas en la mayoría de las lesiones y collarete periférico de escamas. El diagnóstico diferencial debe realizarse con sífilis secundaria, psoriasis guttata, liquen plano, eccema numular, parapsoriasis, pitiriasis alba, dermatitis seborreica, tinea corporis, y tinea versicolor.
El tratamiento de PR es sintomático. Para mejorar el prurito se pueden administrar corticoesteroides tópicos y antihistamínicos.

¿Qué se sabe sobre el tema?
La pitiriasis rosada es una enfermedad de la piel autolimitada. Agentes virales como el Herpes virus tipo 6 y 7 pueden considerarse como posibles causas, aunque su etiología permanece desconocida. Afecta típicamente a niños y adultos jóvenes. Se caracteriza por presentar una placa heráldica inicial, seguida de máculas color asalmonadas con escamas. Varias medicaciones pueden provocar una erupción símil PR ocasionando un cuadro más extendido y duradero.

¿Qué aporta a la práctica dermatológica?
Es importante tener en cuenta ésta enfermedad como diagnóstico diferencial de otras patologías, ya que como lo detalla éste trabajo, la PR puede presentar diversas variantes que tenemos que conocer para poder realizar un diagnóstico correcto.
 
Tabla 1 Drogas asociadas a erupción pitiriasis rosada-like
 
Barbitúricos
Bismuto
Captopril
Clonidina
Toxoide diftérico
D-penicilamina
Oro
Imatinib (Gleevec)
Isotretinoína
Ketotifeno(Zaditor)
Levamisol
Metopromazina
Metronidazol
Omeprazol
Terbinafina
Hidroxicloroquina

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

 
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2017