Incontinencia urinaria en mujeres de edad mediana - IntraMed - Artículos
IntraMed
 
INGRESAR
¿Olvidó su contraseña?
Regístrese ahora
Contáctenos
Centro de ayuda
  Inicio
 Artículos
 Puntos de vista
 Entrevistas
 Noticias médicas
 Campus Virtual
 Journal
 Biblioteca Virtual
 Investigaciones
 Foros
 Eventos
 Vademécum
 Arte & Cultura
 Tecnología
 » Enlaces
 » Encuestas
 » Clasificados
 » Pág. Profesionales
 » Tarjetas Virtuales
Artículos
          
  
05 ABR 06 | Factores de riesgo
Incontinencia urinaria en mujeres de edad mediana
Existen pocos estudios sobre la incontinencia urinaria en mujeres de edad mediana. Este trabajo demuestra su elevada prevalencia en esa franja etaria

Dres. Danforth KN, Townsend MK, Lifford K, Curhan GC, Resnick NM, Grodstein F.
Comentario y resumen objetivo: Dra. Marta Papponetti
Am J Obstet Gynecol. 2006 Feb;194(2):339-45.
 

La incontinencia urinaria afecta a mujeres de todas las edades. En las mujeres de edad mediana, se estima que la prevalencia oscila entre el 30 y el 40%, alcanzando el 50% en las ancianas. La incontinencia se asocia con sentimiento de vergüenza y ansiedad, lo que puede afectar la participación en la vida social de la paciente, la relación con sus familiares y su autoestima. En general, el impacto económico de la incontinencia es importante. Existen muchos estudios a gran escala sobre los factores de riesgo de incontinencia urinaria en ancianas, pero los datos referidos a mujeres en la edad media de la vida son pocos. Los factores de riesgo pueden variar a lo largo de la vida. Existen predictores potencialmente importantes de incontinencia que no han sido investigados en forma suficiente en cualquier grupo etario. Por ejemplo, dicen los autores, aunque se hay signos que indican una asociación positiva, la relación entre la incontinencia y el tabaquismo no ha sido del todo investigada. Algunos estudios demostraron diferencias raciales en la prevalencia y otros, su relación con la histerectomía. Por último, aunque se ha comprobado que el índice de masa corporal elevado influye en la aparición de la incontinencia urinaria, todavía falta estudiar una de las causas más comunes de ese índice elevado como es la diabetes mellitus de tipo 2. Por lo tanto, los autores estudiaron los factores de riesgo potenciales de incontinencia urinaria en una cohorte grande de mujeres de 37 a 54 años, provenientes del Nurses´s Health Study II.

Objetivo

El propósito de este estudio fue identificar los factores de riesgo de incontinencia urinaria en mujeres de edad mediana.

Material y métodos

Se realizó el análisis de sección cruzada de 83.355 participantes del Nurses´s Health Study II. Desde 1989 las mujeres comenzaron a brindar información en cuestionarios enviados por correo. Las participantes, provenientes de 14 estados de Estados Unidos, tenían entre 24 y 42 años. En 2001, se solicitó a las mujeres de 37 a 54 años que informaran sobre la presencia y frecuencia de incontinencia urinaria en los 12 meses previos. Se analizó el riesgo relativo (RR) de incontinencia urinaria ajustado a la edad mediante la aplicación de la regresión logística. El estudio fue aprobado por el titutional Review Board of Brigham y el Women’s Hospital.

Resultados

El 43% de las mujeres reportó incontinencia urinaria. Luego del ajuste, se comprobó que las mujeres de origen asiático (RR,  0,57) y de raza negra (0,49) tenían un riesgo reducido de incontinencia grave, en comparación con las mujeres de raza blanca.

Los factores asociados positivamente con la incontinencia urinaria fueron:

· Mayor edad
· Mayor índice de masa corporal
· Multiparidad
· Consumo de cigarrillos
· Diabetes mellitus de tipo 2
· Histerectomía

Las mujeres entre 50 y 54 años mostraron un riesgo 1,81 veces mayor de incontinencia urinaria que las mujeres menores de 40 años. Las mujeres con índices de masa corporal ³30 kg/m2 tuvieron un RR 3,10 veces mayor de incontinencia urinaria, comparadas con las mujeres con índices de masa corporal de 22 a 24 kg/m2 .
 
Comentarios

De todas las participantes del Nurses’ Health Study II con edades entre 37 y 54 años, el 43% informó incontinencia urinaria al menos una vez por mes durante los 12 meses previos. Luego del ajuste multivariado, la prevalencia de la incontinencia fue superior en las mujeres de raza blanca que en las de origen asiático o raza negra. Por otra parte, dicen los autores, la prevalencia de incontinencia aumentó con el aumento de la edad, el índice de masa corporal, y la multiparidad, comparado con las nulíparas. Los investigadores comprobaron que el tabaquismo, la diabetes mellitus y la histerectomía se asociaron con una elevación escasa del RR de frecuencia o incontinencia grave en las mujeres de edad mediana.

Los autores sostienen que los resultados de este estudio coinciden con los hallados en la literatura, los cuales muestran que la prevalencia de incontinencia urinaria tiene un pico en la edad mediana de la vida, para luego disminuir y volver a ascender en edades más tardías de la vida. “La explicación de este comportamiento de la curva de prevalencia no es claro,” dicen, “puede ser fisiológico o estar relacionado con las características de la cohorte.” Por ejemplo, acotan, es posible que las generaciones más jóvenes tengan más interés en discutir ciertos problemas de salud y por lo tanto, informan su incontinencia con más frecuencia que las mujeres mayores.

Con respecto a la menor prevalencia de la frecuencia de incontinencia urinaria en mujeres asiáticas o de raza negra, comparada con las mujeres de raza blanca, los autores consideran que la escasez de datos relacionando los grupos raciales y la heterogeneidad que puede existir dentro de cada raza podrían limitar la validez de la comparación entre los estudios. Sin embargo, citan 2 trabajos que informaron mayor prevalencia en mujeres de raza blanca y edad mediana, comparadas con mujeres de raza negra.

En el Study Women’s Health Across the Nation (SWAN), el informe de cualquier tipo de incontinencia entre las mujeres de raza negra mostró una prevalencia 70% menor (RR, 0,31). Burgio y colaboradores hallaron una prevalencia más elevada de incontinencia en el grupo de 45 a 53 años en un grupo de 486 mujeres de raza blanca, comparado con las mujeres de raza negra (32% vs 17,9%). Por otra parte, los responsables del presente estudio informan que en los estudios que realizaron previamente en mujeres de 50 a 75 años también comprobaron una prevalencia significativamente menor en las mujeres de raza negra. “Debido a que el informe de incontinencia provino directamente de las mujeres, es posible que las diferencias observadas en la prevalencia estén relacionadas con las diferencias en el reporte de los síntomas urinarios de cada grupo racial.”  Sin embargo, creen que esta circunstancia estaría equilibrada por la incorporación en la cohorte de profesionales de la salud con niveles educativos y socioeconómicos similares. Se han demostrado diferencias estructurales y funcionales en la uretra y sus sistemas de sostén entre las mujeres de las razas negra y blanca. No se observaron diferencias significativas entre las mujeres hispanas y otras de raza blanca, como sucedió en otros trabajos. “Debido a la escasez de datos sobre este tema, los autores consideran difícil llegar a establecer la razón de la diferencia entre etnias y razas existente entre los diferentes trabajos.”

Los hallazgos relacionados con el índice de masa corporal coinciden con los del proyecto Women’s Health
Australia y el estudio SWAN. Es posible, dicen, que los episodios de incontinencia favorezcan el sedentarismo en las mujeres que los sufren, pero hay datos que indican que el índice de masa corporal tienen efectos crónicos y agudos sobre la función urinaria. Por el contrario, la pérdida masiva de peso en las obesas mórbidas se ha asociado a un descenso de la incontinencia de esfuerzo (61,2% antes de la cirugía bariátrica vs 11,6% posterior a la estabilización de la pérdida de peso).

La diabetes mellitus de tipo 2 no ha sido bien estudiada como factor de riesgo de incontinencia urinaria. Sin embargo, en el estudio SWAN, en 9 de las mujeres con diabetes mellitus el riesgo fue 53% más elevado para cualquier tipo de incontinencia; en las mayores de 60 años, esta enfermedad se asoció con una 30 a 70% de aumento del riesgo de incontinencia. La hiperglucemia ha sido relacionada con un aumento del volumen urinario e hiperactividad del músculo detrusor; las complicaciones microvasculares pueden dañar la inervación de la vejiga, alterar la función del detrusor o predisponer a una alteración de la sensibilidad vesical con incontinencia por hiperflujo.

La prevalencia de incontinencia urinaria en mujeres histerectomizadas coincide con un grupo de trabajos publicados y no con otros, ya que los resultados suelen ser contradictorios. Los autores creen que la histerectomía podría ser un marcador de disfunción del piso pélvico. Dos estudios prospectivos informaron no haber hallado asociación entre la histerectomía y la incontinencia en las mujeres menores de 60 años pero, a veces, la histerectomía fue realizada antes de los 2 años y no se hicieron estudios controlados para los posibles factores de error. Un metaanálisis de 11 estudios de observación realizado por Brown y colaboradores concluye que la histerectomía puede tener efectos a largo plazo sobre la incontinencia, pero no a corto plazo.

Los partos son un factor de riesgo de incontinencia ya establecido. En el presente estudio, el mayor efecto fue observado en los 2 primeros partos. El RR de 3 o más partos, comparado con ningún parto, fue casi igual que el RR dado por 2 partos. Los autores comparan estos resultados con los obtenidos en el estudio SWAN, en el cual hubo un aumento del riesgo del 62% comparado con las nulíparas de 42 a 52 años. Los resultados también fueron concordantes con los del proyecto Women’s Health Australia. No se recabaron datos sobre el tipo de parto, pero los investigadores afirman que la cesárea puede evitar el trauma de los músculos y el tejido conectivo del piso pélvico y el daño de los nervios pudendos y pélvicos que se produce durante el parto vaginal. En consecuencia, dicen, los riesgos observados por ellos pueden subestimar las relaciones verdaderas.

El tabaquismo actual demostró aumentar la frecuencia o la gravedad de la incontinencia en un 20 y un 34%, respectivamente. Se mencionan diferentes mecanismos por los cuales el cigarrillo puede afectar la continencia: la tos del fumador puede provocar un daño en el mecanismos del esfínter uretral; la disminución de la síntesis de colágeno (como se observa en el tabaquismo) que debilitaría las estructuras de soporte de la pelvis; la aparición de enfermedades relacionadas con el tabaco (enfermedad vascular, asma, enfermedad pulmonar obstructiva).

Entre las limitaciones a considerar, los investigadores mencionan las siguientes: la información de la incontinencia está dada por el encuestado (aunque por los resultados de varios estudios, se considera que dicha información tiene una validez elevada, comparada con la evaluación clínica); no hubo información sobre el tipo de incontinencia (de esfuerzo, de urgencia o mixta) pero se considera que los RR hallados representan los efectos promedio de los factores de riesgo sospechados en relación con el incontinencia por esfuerzo y de urgencia, y por lo tanto tiene una importancia significativa en la salud pública. Tampoco en este estudio se tiene información sobre la incontinencia ocasional, lo cual impidió establecer las relaciones temporales entre los factores de riesgo potenciales y la incontinencia. A este respecto, los autores sostienen que es más probable que la incontinencia favorezca el aumento del índice de masa corporal por inducir el sendentarismo en la mujer afectada, que el índice de masa corporal provoque incontinencia.

Conclusiones

La incontinencia urinaria es altamente prevalente entre las mujeres de edad mediana. Los factores de riesgo potenciales incluyen la edad, la raza, la etnia, el índice de masa corporal, la paridad, el tabaquismo, la diabetes mellitus y la histerectomía.

 


 
          
  

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
» Uso de estrógeno, ligado a problemas de incontinencia urinaria (Noticias médicas)


 Comentarios de los lectores
 

Usted debe estar registrado para expresar su opinión.
Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo
usuario, ingrese aquí

 

Contenidos relacionados:
Uso de estrógeno, ligado a problemas de incontinencia urinaria (Noticias médicas)
 


Eventos

» XIV Congreso SADI 2014 - Rosario, Argentina
» VIII Congreso Argentino de Zoonosis - La Plata, Argentina
» Abordaje Integral del Adolescente - A distancia
» V Congreso Interamericano de Medicina de Emergencias - Buenos Aires, Argentina
» 15° Congreso Internacional de Medicina Interna del Hospital - Buenos Aires, Argentina
» Máster en Gestión de Centros y Servicios de Salud - A distancia
» Máster en Medicina Antienvejecimiento y Longevidad - A distancia
» VII Simposio Internacional de HTA-Rosario - Rosario, Argentina
» X Simposio Internacional de CIDEMO 2014 - Mar del Plata, Argentina
» Residencia de Emergencias - Pilar, Argentina

Foros

» Narativa y Medicina
» Kinesiología y Fisioterapia
» Prevención Cardiovascular
» Medicina Legal
» Médicos Residentes
» Enfermería
» Bioética
» Neurología
» Jerga Médica
» Estudiantes
» Salud Mental
» Tocoginecología
» Clínica Médica
» Cirugía
» Pediatría
» Cardiología
» Búsqueda Bibliográfica

Más comentados
1. Curso Virtual de Electrocardiografía Clínica IntraMed
2. Diagnóstico diferencial del ojo rojo
3. "La medicina no se puede hacer bien si uno escucha a un paciente diez minutos"
4. Alzheimer en atención primaria
5. Manejo inicial de las enfermedades agudas
Más visitados
1. Diagnóstico diferencial del ojo rojo
2. Puesta al día: Mal de Chagas
3. Semana Mundial de la Inmunización
4. Manejo actual del trauma esplénico
5. Los tablas de cocina para cortar


Quiénes somos | Contáctenos | Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014