IntraMed - Artículos - Sindromes poliposos gastrointestinales no hereditarios
Revisión de una patología poco frecuente | 31 JUL 02
Sindromes poliposos gastrointestinales no hereditarios
A pesar de su poca frecuencia, es importante distinguirlos de la poliposis hereditaria, pues el retardo en su diagnóstico y tratamiento provoca consecuencias desvastadores.
Autor: Dres. Ward EM, Wolfsen HC. Fuente: Department of Internal Medicine and Division of Gastroenterology and Hepatology, Mayo Clinic, Jacksonville, FL, USA. Aliment Pharmacol Ther 2002 Mar;16(3):333-42
Hiperplasia linfoide nodular

La hiperplasia linfoide nodular se refiere a una condición con numerosos nódulos linfoides que protruyen de la mucosa del intestino delgado, el colon o raramente del estómago. Histológicamente, los nódulos están compuestos por grupos linfoides agrandados con centros germinales prominentes en la lámina propia y la submucosa superficial. Hay casos que se asocia con deficiencias inmunes y otros sin ellas.

Los autores hallaron numerosos informes con esta patología en pacientes con deficiencias inmunes, especialmente con inmunodeficiencia variable, en la cual los pólipos se ubican mayormente en el intestino delgado . De hecho, el 20% de los pacientes con inmunodeficiencia variable presentan hiperplasia linfoide nodular. También se han comunicado hallazgos similares en la deficiencia de IgA y la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. Hay una disminución de la deposición de células plasmática en la lámina propia. En el grupo con inmunodeficiencia variable, aclaran, los pacientes con antecedentes de infecciones sinopulmonares recurrentes y otras manifestaciones de la deficiencia inmune pueden desarrollar síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, esteatorrea y otras evidencia de malabsorción, incluyendo el desarrollo de cálculos renales de oxalato de calcio. A veces se asocia además con giardiasis, cuyo tratamiento exitoso  a menudo mejora la sintomatología.

En los pacientes sin trastornos autoinmunes, los nódulos están en el intestino delgado y grueso mientras que en el grupo con dichos trastornos, los nódulos suelen quedar limitados al intestino delgado. Son asintomáticos y se descubren muchas veces en las radiografías del tracto gastrointestinal o las autopsias. Algunos casos raros sintomáticos se presentaron en niños de hasta 18 meses; ocurren comúnmente en el íleon terminal o el colon.

Se desconoce cuál es el riesgo de malignización.

 

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014