IntraMed - Artículos - Exposición a la radiación con el uso de la técnica del arco en C invertido
Cirugía de miembros superiores | 10 NOV 01
Exposición a la radiación con el uso de la técnica del arco en C invertido
El uso de la técnica del arco en C invertido con el intensificador de imágenes como mesa de operaciones puede reducir significativamente la exposición del cirujano y el paciente a la radiación durante procedimientos quirúrgicos.
(1)
Autor: Dr. M.R. Tremains, Dr. G.M. Georgiadis y Dr. M.J. Dennis Fuente: Investigación realizada en el departamento de Cirugía Ortopédica y Radiología, Medical College of Ohio, Toledo, Ohio. The Journal of Bone and Joint Surgery (American) 83:674-678 (2001)

Antecedentes:

La fluoroscopia intraoperatoria se usa comúnmente en los procedimientos quirúrgicos de extremidades superiores. Comparamos la exposición a la radiación usando dos posibles posiciones de la unidad móvil de fluoroscopia digital (arco en C): 1- La técnica convencional con el tubo de rayos X bajo ( al ras del suelo) y 2- la posición invertida, en donde el intensificador de la imagen se utiliza como mesa y el tubo de rayos X está arriba.

Métodos:

Se utilizó un arco en C comercialmente disponible para irradiar una mano fantasma en una de tres configuraciones. En la primera, la mano fantasma fue colocada sobre un soporte para brazos, equidistante entre el tubo de rayos X y el intensificador de imágenes con el haz dirigido hacia arriba. En la segunda, el arco en C fue invertido con el haz dirigido hacia abajo y se utilizó el intensificador como mesa. La tercera configuración fue idéntica a la segunda, excepto que se utilizó una imagen magnificada. La exposición a la radiación fue medida en cuatro lugares correspondientes a la posición aproximada de la cabeza, el pecho y la ingle del cirujano y la mano del paciente.

Resultados:

La magnitud de la exposición a la radiación, tanto para el cirujano como para el paciente, fue mucho menor cuando se usó el arco en C en posición invertida (P menor 0,0001). La dosis unitaria a que se expuso la mano del paciente se redujo en 59%. Con la técnica del arco en C invertido, la exposición a radiación de la cabeza, el cuerpo y la ingle del cirujano fue del 67, 45 y 15% de las dosis medidas con la configuración del tubo de rayos bajo. Cuando utilizamos la modalidad de magnificación del intensificador de imágenes, con el tamaño de campo menor correspondientemente, las dosis se redujeron todavía más al 46, 32 y 11% de los valores de la configuración convencional.

Conclusiones:

Nuestro estudio posee varias limitaciones. Esto incluye la naturaleza no clínica y el uso de blancos sintéticos. Como resultado, no podemos documentar disminuciones en el tiempo quirúrgico, que puede reducir más la exposición a la radiación cuando el arco en C invertido es usado. Nuestros resultados no fueron comparados con estudios previos. Esto se debe a la gran variabilidad de los mismos. Otra limitación de nuestro estudio fue que, como usamos una unidad fluoroscópica del tipo simple, no tuvimos en cuenta los diferentes tipos de tamaño de otras unidades. La cobertura del aparato varía en los distintos quirófanos, pero no consideramos esto significativo.
En resumen, comparamos el uso en dos posiciones. Nuestros resultados se contraponen a los anteriores, que dicen que el arco en C invertido aumenta la exposición del cirujano a la radiación. Si bien el uso del arco en C invertido puede aumentar la exposición en cirugías de miembros inferiores, el uso del intensificador como mesa en cirugías de miembros superiores reduce la exposición a la radiación del paciente. Esta configuración y el uso de magnificación y colimador pueden reducir dramáticamente el riesgo de radiación tanto del paciente como del cirujano. Nosotros creemos que el  uso de la técnica del arco en C invertido con el intensificador de imágenes como mesa de operaciones puede reducir significativamente la exposición del cirujano y el paciente a la radiación durante procedimientos quirúrgicos de las extremidades superiores

Artículo comentado por el Dr. Guillermo Arrondo.

(1)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014