IntraMed - Artículos - Alternativas en el tratamiento médico de enfermedades inflamatorias del intestino
Enfermedades inflamatorias intestinales | 17 SEP 01
Alternativas en el tratamiento médico de enfermedades inflamatorias del intestino
En los últimos tiempos han aparecido una serie de fármacos nuevos para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias intestinales que se suman al tratamiento standard.
(3)
Autor: Dra. Graciela Bohbouth * 
IL-10 (interleuquina-10) e IL-11 (interleuquina-11)

Esta citoquina Th2 clásica posee una multitud de efectos inmunológicos. La IL-10 suprime la producción de la IL-2 y la IFN- g  por parte de las células Th1. Y también inhibe una serie de funciones de los  macrófagos esenciales a su capacidad de activar células T.
Se han reportado tres estudios  de interleucina 10 humana recombinante (rhIL-10) en la enfermedad de Crohn. El primero de ellos reporta la administración de una dosis diaria intravenosa durante un período de una semana en pacientes con enfermedad refractaria a los esteroides. El índice de respuesta en la 3er semana  resultó ligeramente más alto entre los pacientes tratados con el fármaco respecto de los de placebo. Un segundo estudio analizó la eficacia de un tratamiento de 28 días consistente en inyecciones subcutáneas diarias en pacientes con un grado leve a moderado de actividad de la enfermedad que no recibían ninguna otra medicación (49-50). De acuerdo con un criterio estricto en cuanto a la respuesta, el mayor efecto pudo apreciarse cuando se administró una dosis media de  5mg/ kg/ día  (que dio una remisión del 29%, comparada con el 0% en el grupo con placebo). En dosis mayores no sólo resultó  menos efectiva sino que estuvo asociada a los efectos colaterales relacionados con las citoquinas, que incluyen dolor de cabeza, dolor de espalda y fiebre. El tercer estudio repitió el esquema de dosis del segundo, pero se aplicó solo a pacientes con enfermedad crónica activa resistente a esteroides. No se obtuvo un efecto beneficioso significativo. De igual manera, un cuarto estudio sobre colitis ulcerosa tampoco logró mostrar beneficios (51).
Aunque la IL-10 continúa siendo un objetivo valioso, el grado de beneficio que se observó no es suficiente para justificar el probable alto costo de este agente y el esfuerzo de la aplicación diaria de una dosis subcutánea. Los avances del futuro pueden apuntar a subgrupos específicos de pacientes y a otros medios de administración.

IL-11

La IL-11 es una citoquina nueva que deriva de las células mesenquimatosas. Inicialmente se observó que esta integrante de la familia de las IL-6 promueve una producción aumentada de plaquetas en la quimioterapia del cáncer, que es la indicación terapéutica para la cual se comercializa actualmente. Ciertos hallazgos fortuitos sobre la integridad mejorada de la mucosa intestinal en modelos de quimioterapia y daños producidos por radiación impulsaron estudios de la IL-11 en modelos animales de colitis, en donde se verificaron efectos beneficiosos. Un estudio piloto de la rhIL-11 en la enfermedad de Crohn activa arrojó evidencia de resultados beneficiosos con esquemas de dosificación que minimizan la producción de plaquetas y otras sustancias de fase aguda. Un ensayo sobre casos randomizados controlados de rhIL-11 en pacientes con la enfermedad de Crohn activa que no recibieron esteroides proporcionó mayor evidencia de los efectos benéficos (52).
Los pacientes tratados con 15 mg/kg de rhIL-11 una vez  por semana con inyección subcutánea mostraron un índice de remisión de 37% comparado con el 16% del grupo placebo ( P < 0,05) . El perfil de seguridad de este esquema parecía ser excelente, con una pequeña incidencia de reacciones locales a la inyección de las que hubo más casos entre los pacientes que fueron tratados.  Futuros estudios podrán determinar el lugar que le corresponde a este agente en el armamentarium (53).


ISIS-2302.

El ISIS-2302 es el primer ejemplo de oligonucleótido antisentido (antisense oligonucleotide) utilizado en  la enfermedad gastrointestinal. Este agente interfiere específica y eficazmente con la traducción de ICAM-1 (molécula de adhesión intracelular), de esa forma interfiriendo en el reclutamiento de monocitos y granulocitos dentro del tejido inflamado. En un pequeño estudio preliminar los pacientes con enfermedad de Crohn refractaria a esteroides recibieron una serie de 13 infusiones doble-ciego de ISIS-2302 o placebo durante 26 días. Este esquema dio como resultado un índice de respuesta del 47% al mes, comparado con el 20% de respuesta obtenida con placebo.  Seis de siete de los pacientes que respondieron mantuvieron su respuesta durante 6 meses, y los efectos adversos fueron mínimos (54).
Más estudios son necesarios para revelar su utilidad y efectos deletéreos.

Anticuerpo anti-a 4 

Un enfoque recientemente difundido hacia la interrupción del reclutamiento comprende el uso de el anticuerpo anti-a 4-integrin humanizado. Las integrinas a 4- pueden adquirir especial importancia en la EII. Pequeños ensayos clínicos en la enfermedad de Crohn y en la colitis ulcerosa han dado muestras iniciales de posibles beneficios con este agente y probablemente promueva a ensayos más exhaustivos (55-56).

 

(3)

Comentarios

Usted debe estar registrado para expresar su opinión. Si ya es usuario de IntraMed o desea registrase como nuevo usuario, ingrese aquí
Los más...
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2014